lunes, 26 de enero de 2015

“Caso Twitterleaks”. Las filtraciones que afectan a Naciones Unidas destapan la corrupción entre funcionarios de la organización

*Fuente: Inner City Press - Periodismo de Investigación De las Naciones Unidas. Por Matthew Russell Lee, 23 de enero de 2015
*Traducción no oficial: EIC Poemario por un Sahara Libre
Con Marruecos bloqueando a que Kim Bolduc de la ONU encabece la misión de paz de la MINURSO en el Sáhara Occidental, en medio de la controversia sobre la actuación del jefe de mantenimiento de la paz de la ONU, Herve Ladsous, Inner City Press el pasado 21 de noviembre preguntó al portavoz en Nueva York del Alto Comisionado para los Derechos Humanos, el Príncipe Zeid [Zeid Ra'ad Zeid al-Hussein] por:
"La actualización de las medidas sobre los cables filtrados, relacionados con el Sáhara Occidental, que implican a un funcionario del ACNUDH (Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos), Anders Kompass, y a otro, ex jefe de la oficina del ACNUDH en Nueva York, puesto que ya abandonó. ¿Qué medidas ha tomado el ACNUDH tras la filtración de los cables?"
Dos meses después, no hemos obtenido respuesta del portavoz del ACNUDH en Nueva York. Pero publicamos esta respuesta del portavoz del ACNUDH en Ginebra, Rupert Colville, a una pregunta similar:
Desde: Rupert Colville [arroba] ohchr.org
Fecha: Viernes 12 de diciembre 2014
Asun: Investigación sobre filtración de cables Sahara Occidental y del ACNUDH
La investigación se está llevando a cabo, a petición nuestra, por la Oficina de Servicios de Supervisión Interna (OSSI) en Nueva York, que es una oficina operativamente independiente que asiste al Secretario General en el cumplimiento de sus responsabilidades de supervisión interna. Mientras que la investigación está en curso, no hay nada más que pueda decir sobre el asunto.
¿Así que más de un mes después, la investigación aún está "en curso"? ¿O es una tapadera?
Mientras tanto, el 23 de enero, la ONU publicó:
"El Secretario General habló con Su Majestad el Rey Mohammed VI de Marruecos el jueves 22 de enero. Expresó su agradecimiento por el valioso apoyo de Marruecos de las actividades de las Naciones Unidas, en particular en el mantenimiento y en una serie de temas críticos en África y Oriente Medio.
"Sobre el Sáhara Occidental, el Secretario General reconoció las preocupaciones de Marruecos sobre las negociaciones auspiciadas por la ONU entre el Reino de Marruecos y el Frente Polisario. Confirmó que los informes al Consejo sobre este tema seguirán siendo objetivos y reflejarán los hechos. También reiteró que la Misión de la ONU en el Sáhara Occidental, MINURSO, continuará ejerciendo su mandato actual según lo establecido por el Consejo de Seguridad.
"En respuesta, Su Majestad indicó que Marruecos espera poder avanzar en la colaboración con las Naciones Unidas y que el Representante Permanente de Marruecos ante las Naciones Unidas va a trabajar con el Enviado Personal del Secretario General, Christopher Ross, para organizar su próxima visita a Marruecos tan pronto como sea posible, así como con la Representante Especial del Secretario General y Jefa de la MINURSO, Kim Bolduc, para facilitar su pronto desplazamiento a la región”.
¿Cuánto tiempo habrá que esperar?
El sistema que utiliza la ONU a menudo es dejar en suspenso una investigación como forma de esperar a que el "problema" desaparezca. Como la publicación Tel Quel ha señalado, muchos medios de comunicación no están informando sobre las filtraciones.
En relación con esto, las filtraciones están siendo encubiertas o censuradas. Dos filtraciones subidas recientemente, sobre Marruecos y el Grupo Africano en la ONU, fueron puestos en "filefactory.com", siendo denunciado posteriormente por la US Digital Millennium Copyright Act.. [Nota: el archivo aparece actualmente como eliminado]
Esta es una nueva maniobra, utilizar la ley de derechos de autor (copyright) para eliminar los documentos filtrados. Reuters, por ejemplo, filtró una queja "publicable" a la ONU tratando de que se expulsara a Inner City Press; después, cuando la queja " publicable" fue filtrada y publicada, engañó a Google bloqueándola de las búsquedas, invocando a los derechos de autor.
Así que los medios de comunicación usan o abusan de los derechos de autor para censurar su propia denuncia "publicable" presentada ante la ONU, y no informar de las nuevas filtraciones sobre el Sáhara Occidental, Marruecos y la ONU. Se trata de una nueva maniobra.
El anteriormente mencionado ex jefe de la oficina del ACNUDH en Nueva York es el senegalés Bacre Waly Ndiaye, notable de la Tijania Sufi. Los cables revelan un escándalo de gran calado en los mecanismos de la ONU. Ahora el ACNUDH en Ginebra afirma que no hará comentarios hasta que haya una investigación. Inner City Press entiende ha sido completada por la Oficina de Servicios de Supervisión Interna de la ONU. Pero no hay ningún indicio de que se vaya a publicar. Esta es una de las formas de encubrimiento en el seno de la ONU.
Y hay más, más allá del Sahara Occidental. En relación a las violaciones en la República Democrática del Congo por parte de unidades del contingente de la ONU, Ladsous [Nota: el jefe del Departamento de Operaciones de mantenimiento de la paz, Hervé Ladsous] se negó a responder a las preguntas de la prensa durante meses. Existe un vídeo del entonces y actual portavoz tirando el micrófono de Inner City Press. Estas prácticas son denunciadas por la FUNCA, Free UN Coalition for Access. [Nota: FUNCA tiene el objetico de que la ONU mantenga su declaración de principios, de forma transparente y accesible, sin discriminación].
Tras una nota de prensa el 9 de noviembre que destapa el encubrimiento de violaciones masivas en Thabit en Darfur por fuerzas de Mantenimiento de la Paz de la ONU, Ladsous no ha respondido a ninguna pregunta; el Portavoz de la ONU Stephane Dujarric dijo a Inner City Press el 21 de noviembre que la ONU no hará comentarios sobre las filtraciones. Las filtraciones sobre el Sahara Occidental son tan extensas que a pesar del aparente bloqueo informativo por las agencias occidentales de noticias, no van a cesar.
Aunque Ladsous no es el único responsable de la ONU afectado por los cables, su extraordinaria campaña de negarse a responder preguntas de prensa, hasta el punto de bloquear físicamente la filmación de los medios, así como su conexión con el DPKO (Departamento de Operaciones de Mantenimiento de la Paz) de la OACDH (Oficina del Alto Comisionado de Derechos Humanos), le convierten en clave en este caso. En cuanto a la MINURSO, Ladsous es culpado del bloqueo de Kim Bolduc, nueva jefa de la MINURSO.
El pasado 14 de noviembre Inner City Press preguntó al Portavoz adjunto de la ONU Farhan Haq sobre Bolduc y la investigación sobre las filtraciones en Ginebra y lo que dicen las fuentes.
El 5 de noviembre Inner City Press informó que los cables filtrados muestran entre otras cosas que Ladsous, de la ONU, socaba la actuación de la MINURSO en el tema de derechos humanos, y se hace un servicio inapropiado a Marruecos por parte de los integrantes de la Oficina del Alto Comisionado de los Derechos Humanos, Anders Kompass y Bacre Waly Ndiaye.
Desde entonces, junto con amenazas de muerte anónimas, Inner City Press ha recibido información adicional que incluye una investigación de la UN Office of Internal Oversight Services, sobre Anders Kompass y Bacre Waly Ndiaye.
El 14 de noviembre Inner City Press preguntó a Haq, de la ONU, por los cables sobre Naciones Unidas:
Portavoz Adjunto Haq: ¿has preguntado sobre el Sáhara Occidental?
Inner City Press: Es una pregunta con dos partes. Lo que Stéphane [Dujarric] dijo a principios de semana sobre Kim Bolduc, la nueva Representante Especial [del Secretario General]. Sólo quería confirmarla. Tras leerlo, ¿significa eso que ella nunca ha sido aceptada? Y, si es así, ¿dónde está ella desde agosto? ¿Cuál es el plan para resolver esto? Y también quería preguntarle, con respecto a los cables, en los que baso mi pregunta inicial. ¿Puede confirmar que la OSSI [Oficina de Servicios de Supervisión Interna] está llevando a cabo una investigación en la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos sobre al menos dos miembros del personal que aparentemente filtraron información al Gobierno de Marruecos?
Portavoz Adjunto Haq: Sobre eso, no puedo confirmarlo. Como usted sabe, la OSSI lleva a cabo su trabajo de forma independiente. En algún momento, una vez que han terminado su trabajo, ellos nos reportan a nosotros [inaudible]. Pero yo no estoy al tanto de cualquier trabajo que esté en curso. Más allá de eso, en cuanto a Kim Bolduc, como usted sabe, tanto Christopher Ross como Kim Bolduc informaron al Consejo de Seguridad el 27 de octubre. Y en ese punto, el Consejo de Seguridad reiteró su deseo, en primer lugar, para que se facilite la reanudación de la misión del Embajador Ross y reiteró su deseo de que Kim Bolduc pueda asumir sus funciones al frente de la MINURSO [Misión de las Naciones Unidas para el Referéndum Sáhara Occidental] tan pronto como sea posible. Y esperamos con interés la reanudación de la visita del Sr. Ross a la región y también la instalación de Kim Bolduc [en el territorio].
Inner City Press: ¿Pero es que actualmente ella es la representante especial?
Portavoz Adjunto Haq: Ella es la representante especial, pero ella no ha sido capaz de desarrollar sus funciones dentro de la MINURSO en el país.
¿En el país, eh? Tenemos más sobre esto. Y sobre esto: Inner City Press fue informado de que mientras Ladsous afirma haber reclamado, como se requiere, sobre el nombramiento de Bolduc, se le acusa de no haber cumplido con su deber, como en muchas otras tareas de su trabajo.
Documentos filtrados desde el interior de la ONU han identificado un servicio inapropiado a Marruecos en la cuestión del Sáhara Occidental por parte de un miembro del personal de la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos, Anders Kompass.
Inner City Press ha esperado antes de informar sobre ello; el portavoz del Alto Comisionado ha dicho hoy que su oficina está al tanto de los cables filtrados, que contienen el punto de vista de algunos diplomáticos, y que la situación se está investigando para esclarecer los hechos".
Haga lo que haga la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos, ahora bajo el Príncipe jordano Zeid, sobre el contenido de las filtraciones, será requerido en la Secretaría de la ONU en Nueva York - sobre todo en la cúpula del Departamento de Operaciones de Mantenimiento de la Paz, del que depende la misión de la MINURSO en el Sáhara Occidental.
Los cables muestran que Herve Ladsous, un diplomático francés de larga carrera y ahora jefe del DPKO (Departamento de Operaciones de Mantenimiento de la Paz) y por lo tanto de la MINURSO, fue criticado por Marruecos sobre la supuesta idoneidad de sus mecanismos de vigilancia de derechos humanos. Esto socaba directamente la misión de la MINURSO, para la que se supone que trabaja Ladsous.
Miembros de la Unión Africana del Consejo de Seguridad, de Uganda, Sudáfrica o Nigeria, han exigido que la MINURSO tenga el mismo tipo de mecanismo de vigilancia de los derechos humanos que las misiones de paz de la ONU en la República Democrática del Congo, Malí y la República Centroafricana.
Ahora la socavación de Ladsous tras su exposición [por los cables] se extiende a la política de su país, Francia, sobre el Sáhara Occidental, y al descrédito del DPKO (Departamento de Operaciones de Mantenimiento de la Paz).
Durante el debate de la Asamblea General en septiembre de 2014, Ladsous se negó a responder preguntas de los medios y terminó bloqueando las cámaras de la prensa, Ver aquí el video. https://www.youtube.com/watch?v=UlBOC2tCp40&feature=youtu.be
Esto es un escándalo. Y puesto que Ladsous se había negado a responder a las preguntas de la prensa, sobre las violaciones de los miembros de su misión en la República Democrática del Congo, sobre las fuerzas de Paz trasmitiendo el cólera en Haití, sobre que no hayan denunciado los ataques contra civiles e incluso contra las fuerzas de paz en Darfur y ahora en la República Centroafricana, es hora de que las preguntas sean respondidas.

El Gobierno saharaui insta a la Unión Africana evitar que se organice el Foro de Crans Montana en territorios Ocupados del Sahara Occidental

Bir Lehlu (Territorios Liberados) 26/01/2015 (SPS) - El Gobierno saharaui ha pedido a la Presidenta de la Comision de la Unión Africana, Sra Ankozazana Dlamini-Zuma “ tomar todas las medidas pertinentes a nivel de la Unión Africana, para evitar que se organice la próxima sesión del Foro de Crans Montana en los territorios ocupados del Sahara Occidental”.
En una carta enviada el sábado a Dlamini-ZumA, el Ministro de asuntos exteriores de la RASD, Mohamed Salem Uld Salek   instó  a la UA a tomar todas las medidas pertinentes e interceder ante el Presidente del Foro de Crans Montana, sus socios y patrocinadores, para evitar que se organice la próxima sesión del Foro sobre partes ocupadas de un Estado africano, que es la República Saharaui”.
 “La comunidad internacional no puede permanecer impasible e indiferente ante conductas extremadamente provocadoras que socavan los continuos esfuerzos onusinos-africanos; y alientan a Marruecos a una mayor intransigencia”, señaló Uld Salek.
El Ministro saharaui en su carta ha indicado que “tal decisión es sin duda una violación flagrante de la Carta y de las resoluciones de las Naciones Unidas y de la Unión Africana”.
El ministro saharaui recordó que  “el Reino de Marruecos que no tiene  ninguna soberanía sobre el territorio del Sahara Occidental ni tan siquiera se le reconoce como potencia administradora en esa parte que ocupa de los territorios de la República Saharaui”
Uld Salek condenó enérgicamente esta decisión tomada por parte del Presidente de Crans Montana considerándola como “un claro desprecio a la legalidad internacional al ignorar el estatus jurídico del Sahara Occidental, lo que contribuye a generar sobre el terreno una nueva escalada y una mayor inestabilidad en la región”.
Texto integral de la carta del Ministro de Asuntos Exteriores de la RASD a la Presidenta de la UA
Bir Lehlu, 24 de enero de 2015
Excma. Dra. Nkozama Diamini Zuma,
Presidenta de la Comisión de la Unión Africana (UA)
Addis Abeba (Etiopía)
Excma. Presidenta de la Comisión de la UA,
El Reino de Marruecos no cesa en la práctica de violaciones flagrantes del derecho internacional y el derecho internacional humanitario empezando por su ocupación militar ilegal a parte de los territorios de la República Saharaui; y su empeño en involucrar a partes extranjeras con ánimo de invocar una legitimidad inexistente a su ocupación. Además del saqueo masivo e incesante de los recursos naturales de mi país, todo ello bajo una brutal represión y un estado de sitio impuesto a nuestro inerme pueblo.
En este contexto, ante una posición tan incomprensible como injustificable, que ha contado no solo con la colaboración, que también, sino con el patrocinio personal de la máxima autoridad dentro del Estado ocupante marroquí, fue lo que alentó al Sr. Jean-Paul Carteron, Presidente del Foro de Crans Montana a tomar la decisión de organizar la sesión de este foro, para este año 2015, el próximo mes de marzo en la ciudad de Dajla, que se halla en la parte meridional de los territorios ocupados de la República Saharaui.
Condenamos enérgicamente esta posición peligrosa y aberrante tomada por parte del Presidente de esta conocida organización que no solo constituye una clamorosa burla sino un claro desprecio a los preceptos de la legalidad internacional en su afán de ignorar el estatus jurídico del Sahara Occidental, lo que contribuye a generar sobre el terreno una nueva escalada y una mayor inestabilidad en la región.
Semejante decisión constituye sin lugar a dudas una violación flagrante a la Carta y Resoluciones de Naciones Unidas y la Unión Africana, al afectar a un Estado miembro de la Unión Africana y, por consiguiente, constituye una flagrante transgresión contra los derechos de un pueblo indefenso y una lamentable contribución que apoya y alienta la lógica del expansionismo, la ocupación, la anexión por la fuerza de territorios ajenos y la violación de las fronteras heredadas del colonialismo.
El Reino de Marruecos, que no solo no ejerce ninguna soberanía sino que ni tan siquiera se le reconoce como potencia administradora en esa parte que ocupa de los territorios de la República Saharaui, recurre a este tipo de artimañas ilegales e inmorales, actuando en connivencia con determinadas partes, como es el caso del Presidente del Foro de Crans Montana, en el marco de una política sistemática tendente a generar confusión en medio de la opinión pública internacional y de paso divulgar sus tesis coloniales.
La República Saharaui, Miembro Fundador de la Unión Africana, recuerda que el conflicto del Sahara Occidental es un asunto internacional que se enmarca dentro del contexto de la descolonización inconclusa en el continente africano, reitera una vez más la necesidad de que la ONU y la UA asuman sus respectivas responsabilidades y sus compromisos para que se logre una rápida solución justa y democrática acorde con el Plan de Arreglo onusiano-africano del año 1991, que preconiza la organización de un referéndum de autodeterminación para el pueblo saharaui.
Excma. Presidenta de la Comisión de la UA,
La comunidad internacional no puede permanecer impasible, indiferente y en silencio ante conductas extremadamente provocadoras que socavan los continuos esfuerzos onusianos-africanos; y alientan a la parte marroquí ocupante a una mayor intransigencia y a que ponga más obstáculos, a desacatar todo, a violar flagrantemente los derechos humanos y continuar con el saqueo masivo e incesante de los recursos naturales en esa parte de los territorios que ocupa de la República Saharaui.
La tentativa del Estado ocupante marroquí a involucrar a representantes de la comunidad internacional de diferentes continentes, entre estos el continente africano, ha de afrontarse mediante la condena y el rechazo claro y rotundo además de abstenerse de cualquier participación en la transgresión de la Carta  y las Resoluciones de la Unión Africana y Naciones Unidas.
Desde aquí, le instamos a tomar todas medidas pertinentes a nivel de la Unión Africana, incluida la de interceder ante el Presidente del Foro de Crans Montana, sus socios y patrocinadores, para evitar que se organice la próxima sesión del Foro sobre partes ocupadas de un Estado africano, que es la República Saharaui.
Reciba, Excma. Presidenta de la Comisión de la UA, mi más alta y distinguida consideración.
Mohamed Salem Ould Salek,
Ministro de Asuntos Exteriores
Gobierno de la República Saharaui (SPS)

El Frente Polisario pide al Consejo de Seguridad intervenir para detener perforación petrolera en costas del Sahara Occidental

Bir Lehlu, (Territorios Liberados) 26/01/2015 (SPS) - El  SG del Frente Polisario y Presidente de la RASD, Mohamed Abdelaziz, ha pedido al Consejo de Seguridad de la ONU intervenir para detener  las actividades de perforación en las costas del Sahara Occidental ocupado llevadas a cabo por parte de la compañía petrolera norteamericana Kosmos Energy.
En una carta enviada hoy lunes  al Secretario General de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon, el Presidente M Abdeaziz ha considerado la actual actividad de perforación en el Sáhara Occidental como "una grave provocación y una amenaza real para la paz y la estabilidad en el Sáhara Occidental y en toda la región del Magreb".
El Gobierno saharaui reitera que la actividad petrolera actual es ilegal y obstaculiza el progreso hacia la organización de un "referéndum libre y justo", según lo acordado por las partes. (Véase el informe del Secretario General de fecha 18 de junio de 1990 Doc. No. S / 21360, el párrafo 47 (g).
Para el pueblo saharaui, "esta acción es una violación del derecho internacional", reiteró el Presidente, pidiendo  a la comunidad internacional que asuma sus responsabilidades en la autodeterminación del pueblo del Sáhara Occidental, la última colonia en África.
En 2002, la Oficina Legal de las Naciones Unidas declaró que la exploración en busca de petróleo o su explotación en el territorio saharaui sería ilegal si se emprendía “sin tener en cuenta los deseos y los intereses de la población del Sahara Occidental. (SPS)

El Parlamento de Navarra manifiesta su apoyo y solidaridad con Hassanna Aalia

La Mesa y la Junta de Portavoces del Parlamento de Navarra ha manifestado su apoyo y solidaridad con el activista saharaui Hassanna Aalia, condenado por un tribunal militar de Marruecos a cadena perpetua, y ha instado a que se reconsidere el rechazo a su petición de asilo político.
En una declaración institucional aprobada hoy por la Mesa y Junta de Portavoces, la Cámara expresa su preocupación por "la vulneración de los Derechos Humanos en el Sahara Occidental por parte del Gobierno de Marruecos" y exige "el final de esta situación de represión y la puesta en libertad a todos los presos políticos saharauis".
Asimismo, solicita la celebración del referéndum de autodeterminación en el Sahara Occidental, acordado por la ONU, como "única forma de resolver este largo conflicto de manera duradera, pacífica y estable para la región".
Ver Parlamento de Navarra

Delegación saharaui presente en la Convención Nacional del Partido Popular

*Fuente: Delegación Saharaui para España. 26 de enero.
Los días 23,24 y 25 se celebró la Convención Nacional del Partido Popular. A este evento se invitó a la Delegación Saharaui a participar junto a otras delegaciones extranjeras.
Una representación de la Misión Saharaui en España compuesta por Bucharaya Hamudi Beyun, Miembro del Secretariado Nacional y Delegado Saharaui para España y Mohamed Alí Alí salem Responsable de Asuntos Políticos en esta Misión, asistió a esta Conferencia del partido que  gobierna en España.
Durante este evento, además de asistir a algunas sesiones, la delegación saharaui mantuvo encuentros con responsables del Partido Popular. Una de las reuniones se mantuvo con el Sr. Alejandro Muñoz-Alonso Ledo, Presidente de la Comisión de Exteriores del Senado Español. También se realizaron reuniones con Diputados del Congreso y Senadores.
En estos encuentros la parte saharaui ha informado de los últimos acontecimientos, ha explicado la posición saharaui en lo relativo a las negociaciones y el plan de NNUU y ha solicitado de España cumplir con sus responsabilidades para con los saharauis y con la legalidad internacional. También se les recordó a los responsables españoles que España debe aprovechar su presencia en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas para  saldar su deuda con el pueblo saharaui y favorecer la descolonización del Sáhara Occidental mediante la celebración de un referéndum de autodeterminación.

Hassanna Aalia: «En Marruecos solo me esperan la cárcel de por vida y la tortura»

Condenado por Marruecos a cadena perpetua por su participación en el campamento de Gdeim Izik en un juicio calificado de «farsa» por organizaciones como Amnistía Internacional, espera que España revoque la decisión de denegarle el asilo político
A. B. | CASTELLÓ Aunque apenas tiene 26 años, las cicatrices que tatúan su cuerpo revelan que su vida no ha sido precisamente como la de otros jóvenes de su edad. La cárcel, la tortura y el exilio han sido el precio que ha tenido que pagar por su activismo pacífico en favor de los derechos del pueblo saharaui. Lleva la arena en la piel, el desierto en el alma y en los ojos la firmeza de quien cree en la justicia de una causa que antepone a su propia vida. El pasado 19 de enero el Ministerio del Interior le comunicó que se le denegaba el asilo político y le dieron un plazo de 15 días para abandonar el país. Organizaciones de toda España han convocado movilizaciones para exigir al Gobierno que revoque su decisión.
¿Cómo llegaste a esta situación? ¿Por qué te condenaron?
Nací en 1988 en la zona ocupada del Sáhara Occidental y desde que cumplí 17 años he participado en diversos actos en favor de los derechos humanos y en defensa de la autodeterminación del pueblo saharaui. Desde que era menor de edad he sido encarcelado y torturado en diversas ocasiones. En octubre de 2010 participé en el campamento de Gdeim Izik, que fue brutalmente desmantelado por los militares marroquíes un mes después. Me detuvieron y en 2011 fui condenado a cuatro meses de cárcel sin ejecución. Vine a España a través de un programa para formar a jóvenes activistas en derechos humanos y cuando ya estaba aquí salió una orden de busca y captura contra mí. En 2013 fui juzgado en rebeldía por un tribunal militar de Rabat y condenado a cadena perpetua por los mismos hechos por los que ya había sido juzgado y condenado en 2011. En 2012 inicié los trámites para solicitar asilo político al Gobierno de España.
Un asilo que te han denegado...
El pasado 19 de enero me comunicaron que el Ministerio del Interior decidía no concederme el asilo político y me dieron un plazo de 15 días para salir de España.
¿Por qué razones?
Dan como válidos los argumentos del juicio del tribunal militar de Marruecos en el que fui condenado a cadena perpetua a pesar de que organizaciones internacionales como Amnistía Internacional o Human Rights Watch, parlamentos autonómicos e incluso organizaciones marroquíes han confirmado que ese juicio fue una farsa, porque se me condenó sin pruebas y con acusaciones falsas. A pesar de que en principio cumplo los requisitos para que se me conceda el asilo político, el Ministerio del Interior por ahora ha descartado investigar mi caso y no ha tenido en cuenta los argumentos que han aportado diferentes organizaciones que avalan la labor de activismo pacífico que he desarrollado durante todos estos años. Marruecos me acusa de haber organizado las manifestaciones de Gdeim Izik y de haber provocado la muerte de 11 policías marroquíes, lo cual es falso. La denegación del asilo está relacionada con los intereses económicos de España y Marruecos, intereses que al parecer están por encima de los derechos humanos y de los del pueblo saharaui.
¿Qué pasará si ratifican la denegación del asilo político y te extraditan a Marruecos?
En Marruecos sólo me esperan la cárcel de por vida y la tortura. Varios de los compañeros que también han sido condenados por los mismos hechos han sido sometidos a todo tipo de torturas que te puedas imaginar. Los han violado con botellas de cristal, les han arrancado las uñas de las manos y de los pies, los han golpeado brutalmente... Mi destino no sería muy diferente. Mis abogados trabajan en la presentación de un recurso para que se revise mi caso y se me conceda el asilo político.
¿Qué muestras de apoyo estás recibiendo estos días?
A través de internet han iniciado una campaña de recogida de firmas y se han celebrado y organizado movilizaciones pacíficas en varias ciudades españolas para visibilizar mi caso y pedir al Gobierno de España que reconsidere su decisión. Estoy muy agradecido. Todo lo que se pueda hacer para dar a conocer mi caso supone una gran ayuda en estos momentos.

Aminetu Haidar: “Temo mucho que el frente Polisario tome la decisión del retomar las armas”

Aminetu Haidar ha visitado Jaén para clausurar un curso sobre cooperación internacional. En su breve encuentro con los periodistas, antes de esta entrevista, ha dicho que no entiende “qué miedo tienen los gobiernos de España a Marruecos” y que espera que las relaciones entre Andalucía y Marruecos no se mantengan a costa del “sufrimiento” de los saharauis. Haidar protagonizó una huelga de hambre en 2009 en el aeropuerto de Lanzarote, a donde fue enviada por el Gobierno marroquí tras ser expulsada de El Aaiun. Su lucha por los derechos humanos en el Sahara le ha valido diversos reconocimientos internacionales.
-¿Qué le parece la reacción de la presidenta de la Junta de Andalucía a la visita anunciada por el vicepresidente a los campos de refugiados saharauis?
-Es algo que no podemos entender. Inaceptable. Es una visita humanitaria a los refugiados saharauis, a los campamentos a los que Andalucía ofrece ayuda humanitaria. Es algo contradictorio, que no tiene sentido para nosotros. Ella misma acaba de visitar Marruecos que es un país que reprime, que viola sistemáticamente los Derechos Humanos y no deja a su vicepresidente visitar los campamentos donde hay víctimas de la ocupación marroquí y de la no responsabilidad del Gobierno de España hacia el pueblo saharaui. Hay que ser justo.
-¿Por qué cree que se produce esa especie de doble rasero: por un lado tienden la mano al pueblo saharaui y por otro evitan situaciones como la visita?
-Lamentablemente España todavía no ha podido estar al nivel de su responsabilidad hacia el pueblo saharaui. Tiene que reconocer el derecho a la autodeterminación del pueblo saharaui, tiene que reconocer que ha sido responsable de este sufrimiento y que se ha retirado del territorio del Sahara Occidental antes de cumplir el proceso de descolonización. Entonces creo que es el momento, ya son 40 años, y España tiene que reconocer su deuda y hacer lo que hizo Portugal con Timor del Este. Esperamos que España esté al nivel de su ciudadanía, que apoya al pueblo saharaui, un apoyo de alto nivel. Pero hay una ruptura entre la ciudadanía y la postura del Gobierno de España.
-¿Cree que han perjudicado, a la lucha del pueblo saharaui, situaciones de conflictos internacionales en los que Marruecos se ha posicionado del lado de Occidente?
-Esto no tiene por qué perjudicar al pueblo saharaui. El pueblo saharaui, que es portador de un mensaje de paz y de una lucha pacífica y limpia, tiene que ser indemnizado por parte de la comunidad internacional por su lucha pacífica y no violenta. Además, la mayoría de los que están con las acciones terroristas son marroquíes. Marruecos no ha frenado el terrorismo, al contrario.
-¿Por qué cree que Naciones Unidas no es más activa para forzar la convocatoria del referéndum y cerrar definitivamente el conflicto?
-Hasta el momento, no hay una verdadera voluntad para resolver el conflicto del Sahara Occidental y creo que Naciones Unidas tiene que actuar de una forma más avanzada y cambiar el conflicto del artículo 6 al 7 para que el Consejo de Seguridad pueda obligar a las dos partes a aceptar una solución a favor del derecho a la autodeterminación del pueblo saharaui.
-¿A quién no le interesa ese paso? Aparte de Marruecos.
-Marruecos sigue negando todos los derechos fundamentales del pueblo saharaui pero tampoco Naciones Unidas está al nivel de sus principios. De un lado, hay derecho internacional que está a favor de la causa justa del pueblo saharaui. Están los informes que reiteran el derecho de autodeterminación del pueblo saharaui pero no hay acciones, no hay acciones. Últimamente a través de las negociaciones, el asunto del Sahara Occidental ha avanzado un poco, pero hace casi un año que Marruecos sigue negando la visita del enviado personal de Naciones Unidas, el embajador Cristopher Ross, para avanzar las negociaciones. Yo personalmente estoy a favor de las negociaciones y a favor de una solución pacífica, no a la guerra. Pero temo mucho que el frente Polisario tome la decisión del retomar las armas. De otro lado, temo una reacción violenta de parte de los jóvenes saharauis que están frustrados y que siguen viendo sus derechos violados. Sufren la represión y sufren el empeoramiento de sus condiciones precarias de vida. Hay un saqueo, un viaje ilegal de la riqueza saharaui y ellos viven en la pobreza. Entonces, la pobreza, la represión, la tortura son elementos que pueden empujar a los jóvenes a reaccionar de una forma violenta.
-¿Se dan las condiciones, como años atrás, para una situación de conflicto, de violencia?
-Es lo que temo, que el Polisario retome las armas para reivindicar.
-¿Hay algún colectivo que sea más vulnerable a la represión en el pueblo saharaui o se está repartiendo por igual entre toda la población?
-Por igual. Cualquier persona que tenga el coraje de levantar la voz para reivindicar el respeto de sus derechos o el derecho de su pueblo está reprimido. Toda persona que tiene el coraje de participar en una manifestación se ve reprimida.
-¿Se siente un símbolo en la lucha por los Derechos Humanos?
-Me llaman así, pero nunca lo he sentido. Siento que soy una ciudadana saharaui, una víctima de la represión y tengo el deber de defender los derechos de mi pueblo. Y estoy muy tranquila porque estoy defendiendo una causa justa.
Fuente:

domingo, 25 de enero de 2015

Reclaman en Santiago asilo político para el activista saharaui Hassana Aalia


Cerca de medio centenar de personas reclamó en Santiago la concesión de asilo político al activista saharaui Hassanna Aalia, condenado por un tribunal de Marruecos a cadena perpetua en un polémico juicio cuyo proceso fue denunciado por distintos organismos internacionales. La concentración fue convocada por la Delegación Saharaui para Galicia y Solidariedade Galega co Pobo Saharaui.
La presidenta de esta última asociación, Maite Isla, lamentó que el Ministerio de Asuntos Exteriores denegara asilo al joven de padres españoles y calificó como «un acto político grave» la falta de asistencia por parte del Gobierno. La movilización contó con el respaldo de distintos colectivos sociales y de formaciones políticas como AGE, BNG o compromiso por Galicia.
Los convocantes de la concentración explicaron que Hassana Aalia fue detenido en 2010 por participar en el campamento Gdeim Izik, instalado como protesta pacífica para demandar derechos sociales y políticos a Marruecos. A raíz de ello, fue juzgado en dos ocasiones por un tribunal militar y absuelto. El activista se trasladó en 2011 a Bilbao con una beca de estudios para la formación en derechos humanos y fue allí en donde se enteró que estaba condenado a cadena perpetua tras celebrarse un nuevo juicio en el que no se contó con su presencia.
El pasado lunes, día 19, la policía española le entregó el auto de resolución de su solicitud de asilo político, en el que se exigía su salida obligatoria del país en quince días.

Valladolid pide asilo político para el activista saharaui Hassanna Aalia

La Asociación de Amigos del Pueblo Saharaui de Castilla y León se ha concentrado en Fuente Dorada para exigir que el Gobierno reconsidere su decisión de expulsión
Hassana Aalia es el nombre del joven saharaui que está condenado a cadena perpetua por el Gobierno de Marruecos. En 2010 participó junto a otros activistas en el campamento de la dignidad (Gdeim Izik). Fue juzgado por un tribunal militar. El pasado 19 de enero, el Gobierno español denegó su petición de asilo y le ha dado 15 días para que abandone el país. Su regreso a Marruecos se traducirá en un encarcelamiento de por vida no exento de torturas.
Así lo han explicado esta tarde en la Plaza de la Fuente Dorada de Valladolid los integrantes de la Asociación de Amigos del Pueblo Saharaui de Castilla y León en el transcurso de una concentración a las que han asistido varias decenas de personas para mostrar su solidaridad con Hassanna “que nunca ha dejado de luchar pacíficamente por el derecho a la autodeterminación de su pueblo, una lucha que ya le ha costado detenciones y torturas en numerosas ocasiones”.
A la espera de conocer si da o no resultado la petición de asilo que en solidaridad ha tramitado el Gobierno Vasco, los concentrados esta tarde noche en Valladolid han exigido a la autoridad competente que reconsidere su última decisión para que “las oscuras cárceles marroquíes” no acaban tragándose a “la cara visible de los activistas saharauis que organizaron el campamento de la dignidad”.
Durante la concentración de esta tarde se han podido escuchar distintas consignas. “¡Sáhara libertad, Polisario vencerá!”; “No es un delincuente, es un luchador!”; “Marruecos culpable, España responsable”; “España las vente, Marruecos las dispara”; “No más muertes en el Sáhara” o “Que viva la lucha del pueblo saharaui”.

Rechazan el asilo a un saharaui. Posicionamiento sospechoso de España

Fuente: Equipo Mediático / Por un Sahara Libre, 24 de enero de 2015
España acaba de rechazar el asilo a Hassana Aalia. Hassana es un periodista saharaui. Su país, el Sahara Occidental, es una antigua colonia española, invadida en 1975 sobre todo por Marruecos cuando España salió del territorio, firmando con los dos nuevos colonizadores (Marruecos y Mauritania –que se retiró en 1979) unos acuerdos tripartitos ilegales.
Hassana Aalia es periodista de Équipe Média y activista saharaui por la independencia del Sahara Occidental. Nació en 1989 en El Aaiún ocupada. Se comprometió con la resistencia saharaui desde la Intifada del 21 de mayo de 2005. Ha sido detenido y torturado –sin comparecer ante el juez- en siete ocasiones tras haber participado en manifestaciones pacíficas, la primera vez en 2007 con Mohamed Hali, otro activista que también se ha convertido en corresponsal.
Hassana Aalia es cofundador de Équipe Média, agencia de prensa saharaui creada en 2009 en los territorios ocupados del Sahara Occidental. Al comprobarse la aparición del campamento de Gdeim Izik y que el número de tiendas que se montaban iba en aumento, Équipe Média encargó a Hassana que siguiera los acontecimientos que dieron lugar a la gran manifestación popular que, durante todo el mes de octubre de 2010, aglutinó a 20.000 saharauis en el desierto, cerca de El Aaiún ocupado. Hassana filmó la organización de los saharauis en el campamento, sus reacciones y protestas contra la ocupación marroquí, los movimientos de la policía y los militares marroquíes que rodeaban el campamento, la violencia y las maniobras discriminatorias.
Tras el desmantelamiento del campamento por las autoridades de ocupación, estas procedieron a una gran campaña de detenciones. Más de 300 saharauis fueron detenidos. Hassana fue detenido dos veces en enero 2011. En ambas ocasiones fue puesto en libertad tras dos días de detención, por no poder reunir cargos contra él, a falta de pruebas.
Participó después en el 11 Foro Social Mundial que tuvo lugar del 6 al 11 de febrero de 2011, en Dakar. Y, más tarde, en septiembre, salió de los territorios ocupados con un visado para seguir un curso de perfeccionamiento de la lengua española en el País Vasco, y para participar en coloquios sobre el conflicto del Sahara Occidental.
Fue en esos momentos cuando tuvo conocimiento de que una orden de detención se había emitido contra él por “atentar contra la seguridad interior y exterior del Estado, formación de banda criminal y ataque a los funcionarios públicos en el marco del ejercicio de sus funciones”.
En octubre de 2012, tras haber reunido los documentos necesarios, Hassana solicitó el asilo ante las autoridades españolas en el País Vasco. Está convencido de que volver a su país ocupado para reencontrarse con su familia entraña un riesgo demasiado grande para su vida y su libertad. Teme que le torturen como ocurrió con los demás del grupo con los que ha sido juzgado, y tantos colegas activistas o periodistas, algunos desaparecidos.
Paralelamente, mientras que esperaba la respuesta a su solicitud de asilo, Hassana ha continuado, desde España, militando y colaborando como periodista con Équipe Média.
En Marruecos, el 17 de febrero de 2013, el Tribunal Militar le condenó a cadena perpetua sin ninguna prueba que sustentase las acusaciones que se le imputaban. Según Hassana, ha sido condenado como los otros presos del grupo llamado de Gdeim Izik, por sus convicciones políticas, por “ser periodista y activista al servicio de la independencia de su país”.
El viernes 16 de enero de 2015, Hassana recibió una convocatoria de la policía nacional española requiriéndole que se presentase el lunes siguiente, 19 de enero, en la comisaría de San Sebastián. Ahí se le notificó el rechazo a su solicitud de asilo. Su tarjeta de residencia le ha sido confiscada, y las autoridades le han dado un plazo de 15 días para abandonar el territorio español.
Hassana y su abogado ven que el rechazo al asilo por parte de España radica en la calificación de equitativo por parte de España al proceso de los saharauis civiles juzgados y condenados por el Tribunal Militar marroquí tras la manifestación de Gdeim Izik. Esta calificación se opone a los informes de numerosos observadores internacionales, y se produce sin ninguna prueba producida por la acusación.
La asistencia jurídica que rodea a Hassana va a iniciar todas las gestiones posibles para anular el plazo de expulsión de 15 días y poder trabajar en el recurso contra la decisión del ministro del interior ante el Tribunal nacional de solicitud de asilo en los plazos que marca la ley.
Mientras el pueblo español se declara solidario y amigo de los saharauis, apoyándoles intensamente en los campos de refugiados o en otras partes, esta decisión de su gobierno resulta especialmente paradójica.

Francia y ‘Twitterleaks’ acorralan la política exterior marroquí

Fracasa el intento de recomponer las relaciones rotas hace un año con el Gobierno francés
La política exterior del Gobierno de Marruecos, y su principal responsable, el ministro Salaheddine Mezouar, está en un momento crítico y casi bloqueada ante dos problemas que llevan creciendo en los últimos meses hasta amenazar con una situación de enquistamiento. Las pésimas relaciones de Marruecos con Francia, un país más que amigo y con el que están rotas desde hace un año las colaboraciones políticas, policiales y judiciales, no se han conseguido solventar pese a los últimos intentos tras los atentados contra la revista satírica Charlie Hebdo. El ministro de Exteriores, además, ha sido citado la semana que viene ante el Parlamento para comparecer y exponer por primera vez la versión de un alto cargo en público ante el caso Twitterleaks, un hacker que lleva desde octubre filtrando comprometidos papeles y documentos secretos sobre todo de su departamento.
Ni las estratégicas relaciones con Francia, un país clave para Marruecos en todos los sentidos, ni que un anónimo lleve goteando escritos de distintos organismos oficiales y confidenciales en las redes sociales hace meses sin que suceda nada son dos asuntos menores en un momento especialmente delicado y crítico. El ministro Mezouar, además, no es un político cualquiera en el gabinete que dirige el presidente Abdelilah Benkirane. Mezouar es el líder del partido Reagrupamiento Nacional de Independientes (RNI), integrado en la coalición que gobierna, y con claras aspiraciones en las próximas elecciones generales.
El propio ministro ha intentado y casi forzado un conato de arreglo en los últimos días del conflicto político que se mantiene desde hace un año con el Gobierno francés y del que él ha sido el máximo estandarte, pero ha sido imposible. A comienzos de esta semana se informó de que Salheddine Mezouar acudiría incluso a París para entrevistarse allí con su homólogo, Laurent Fabius, y dar así por superada esta crisis.
La semana anterior el portavoz del ministro francés Fabius había comunicado que estaban buscando una fecha para acudir "pronto" a Rabat para abordar todos los problemas y olvidar también el incidente protagonizado por Mezouar, cuando viajó a París para participar en la multitudinaria marcha de protesta contra los asesinatos de Charlie Hebdo y se retiró al final cuando observó en la concentración "caricaturas blasfematorias" contra Mahoma. El rey Mohamed VI y el jefe de Gobierno respaldaron la acción de Mezouar.
El comportamiento y la actitud de Mezouar durante todo este año de bloqueo con Francia ha sido determinante. Con los atentados de Francia aún calientes, el ministro concedió hace 10 días una entrevista al influyente semanario francófono Jeune Afrique en el que reafirmaba sus posiciones: "Los tiempos de la tutela francesa han pasado". En Marruecos está posición de firmeza frente a Francia ha sido muy bien acogida en los medios de comunicación y se ha comparado, en este caso para bien, con el excelente momento de las relaciones que se mantienen con España y con los frutos que da, por ejemplo, en materia de detención de células terroristas. El ministro, además, sufrió un incómodo registro policial en un aeropuerto francés en una de sus visitas oficiales.
Marruecos acaba de endurecer su legislación antiterrorista en el nuevo Código Penal, que el miércoles fue aprobado por la Cámara de Representantes, para perseguir con penas de cinco y hasta 15 años los delitos de apología del terrorismo, para castigar a cualquiera que haya recibido entrenamiento en uno de esos campos yihadistas y para juzgarles en el país si son detenidos en Marruecos aunque hayan cometido los delitos fuera. El ministro de Justicia aprovechó informar de que habían detenido a 242 personas hasta noviembre por actos terroristas e informó de que 1.210 marroquíes se habían sumado en Siria e Irak a la lucha del Estado Islámico.
Tras los atentados de París, varios dirigentes políticos franceses, como el expresidente Nicolás Sarkozy o el exministro del Interior Charles Pasqua, han señalado públicamente como urgente la necesidad de reparar la conexión con Marruecos para tener más y mejor información sobre la amenaza del terrorismo yihadista. El propio presidente François Hollande admitió esa prioridad. Fabius tomó nota y se aprestó a organizar la visita a Rabat. Pero ese desplazamiento ahora ni tiene fecha ni está claro cuándo se producirá.
Lo primero que se ha anulado ha sido el encuentro preparatorio de mañana viernes en París entre ambos ministros. El ministro portavoz del Ejecutivo, Mustafá Khalfi, solo ha explicado hoy tras el Consejo de Gobierno que se había decidido suspender esa cumbre "para dar más tiempo a las partes a reducir las tensiones". Sin más explicaciones. A comienzos de semana se informó del viaje y a finales de semana se ha aclarado que esa entrevista no se celebrará por ahora. En el medio no se sabe lo que pasó. Sí se conoce que un teletipo de una agencia informó de que Marruecos en el curso de las negociaciones secretas para restablecer los contactos había reclamado "inmunidad diplomática" para sus funcionarios destinados en Francia y el Ministerio reaccionó rápida e inusitadamente para emitir un comunicado desmintiendo esas demandas. A las pocas horas se suspendió el viaje.
Fuentes oficiales del Gobierno marroquí sostienen que esa filtración procedió de fuentes francesas próximas al Palacio de Orsay (sede del Ministerio de Exteriores) y concluyen que ese gesto tiene que ver con una supuesta estrategia para frustrar y hacer fracasar las negociaciones.
El Gobierno marroquí se ha reunido este jueves, como todas las semanas, y tras la cita se ha conocido que el mismo ministro Mezouar comparecerá el jueves de la semana que viene (29 de enero) ante la comisión de Exteriores del Parlamento para explicar en persona todo lo relacionado con el caso Twitterleaks, el escándalo que tiene en vilo a muchos dirigentes marroquíes porque un hacker se dedica desde octubre a publicar documentos oficiales en su cuenta bajo el pseudónimo de @Chris_coleman24. Hasta ahora apenas se habían dado explicaciones desde las autoridades sobre ese caso. Un diputado socialista del USPF en la oposición, Ali El Yazghi, había reclamado la presencia del ministro en diciembre y justo ahora se ha decidido que es oportuna.
Fuentes gubernamentales han avanzado que el ministro aprovechará la comparecencia para ofrecer la información que ha recabado y para culpar a Argelia, el gran enemigo del país por su posición con el Sáhara, de estar detrás de la cuenta de Chris Coleman y también de los ataques contra varios ordenadores de distintos dirigentes y cargos políticos marroquíes. La cuenta en Twitter de Coleman fue suspendida de nuevo hoy, aunque el hacker tiene también perfil en Facebook.
Marruecos determinó hace un año, el 27 de febrero de 2014, la ruptura de relaciones policiales y judiciales con Francia tras una actuación de la policía francesa al acudir a la sede de la embajada en Neuilly para requerir el interrogatorio contra el máximo responsable de los servicios de información marroquíes, Abdellatif Hammouchi. El patrón de la DST había sido denunciado en París por varios marroquíes que sostenían haber sido víctimas de torturas. Hammouchi ya no estaba en ese momento en la embajada y por tanto ni fue detenido ni interrogado, pero el intento sentó muy mal en Marruecos, que desde entonces ha suspendido desde una visita oficial del rey a Francia hasta todo tipo de actos. En Francia viven más de 1,3 millones de marroquíes y en Marruecos unos 80.000 franceses.

sábado, 24 de enero de 2015

El Parlamento vasco pide al Ministerio del Interior que dé asilo político al activista saharaui Hassanna Aalia

Rueda de prensa de CEA(R). | Foto: Ecuador Etxea
Mugalari, 23/01/2015
| Hassana ha declarado a este medio sentirse “más cansado que temeroso”
| “El PNV conoce mi caso, pero no dice nada”, lamenta
A iniciativa de EH Bildu, el Parlamento ha solicitado hoy al Ministerio del Interior que conceda el asilo político al activista saharaui Hassanna Aalia que estudia en Bilbao. En diferentes ciudades del Estado se están convocando encarteladas para exigir a Madrid que dé marcha atrás en su desamparo hacia el joven de 26 años que estudia en la capital vizcaina. Un ejemplo es en Jaén donde se concentraron ayer entre otros Aminetu Haidar. En Galiza, el BNG también apoya al activista pacifista. Ayer también lo hizo la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR-Euskadi). Y Resistencia Saharaui está haciendo todo lo que está en sus manos solidarias para que Madrid no entregue a Aalia a las cárceles marroquíes.
La parlamentaria de EH Bildu Diana Urrea ha recordado esta mañana que “Hassanna cumple todos los requisitos para obtener el estatuto de refugiado” y ha alertado de que “si vuelve a Marruecos su vida estará en peligro”. El Ministerio de Interior de España, sin embargo, le ha dado de plazo máximo el 3 de febrero para salir del Estado.
El joven saharaui Hassanna Aalia llegó en 2011 a Euskal Herria y ahora el Gobierno español le ha dado días para que salga del Estado por lo que entraría a una cárcel del país africano en el que le han condenado a cadena Perpetua por tomar parte en los campamentos de Gdeim Izik. El Gobierno ocupante de los territorios saharauis aseguran que él fue uno de los que supuestamente asesinó a policías que supuestamente -también- murieron. El estudiante residente en Bilbao aseguraba ayer a Mugalari sentirse “más cansado que temeroso” por lo que vaya a pasar sin concluye la cuenta atrás que el PP ha decretado. Hassana ha asegurado que partidos políticos como el PNV “conocen mi caso, pero no responden”.
Alertada por esta grave situación, la coalición EH Bildu solicitó una reunión urgente del Intergrupo del Sahara en el Parlamento, que esta mañana ha dado el visto bueno a la propuesta de la coalición abertzale. En concreto, la Cámara de Gasteiz ha solicitado al Ministerio del Interior español que revise y conceda la solicitud de asilo de Aalia porque “de lo contrario su vida estará en peligro, ya que debería afrontar en Marruecos una pena de cadena perpetua por su activismo pacífico en favor de los derechos del pueblo saharaui”, tal y como urge Urrea. El Intergrupo va a pedir asimismo una reunión con el ministro Fernández Díaz para interceder a favor de Aalia.
| PROTESTA PACÍFICA | Según explica la parlamentaria de EH Bildu, Hassana Aalia participó en 2010 en el campamento de protesta pacífico Gdeim Izik y en 2013 fue condenado por ello a cadena perpetua por un tribunal militar, “una injusticia que ha sido denunciada por organismos internacionales ya que el proceso judicial no cumplía las garantías mínimas para considerarlo un juicio justo, ya que en él mediaron acusaciones falsas y declaraciones obtenidas bajo tortura”, comunican desde EH Bildu.
El propio Gobierno español admite el carácter pacífico de la labor desarrollada por Aalia en favor de los derechos democráticos del Sahara Occidental y que, en consecuencia, cumple los requisitos necesarios para la concesión del estatus de refugiado. Sin embargo, el pasado día 19 denegó su solicitud de asilo y le dio 15 días para salir del Estado a sabiendas de que eso supone poner su vida en grave peligro.
En palabras de Diana Urrea, “una vez más, como es habitual en estas situaciones, también en el caso de Hassanna Aalia la actuación del Ejecutivo español es repugnante, porque repugnante es negarle el derecho de asilo sabiendo como saben que eso significa que Marruecos pueda vulnerar sus derechos humanos”.
EFE 23/01/2015
Vitoria, 23 ene (EFE).- El Parlamento Vasco ha acordado hoy pedir al Ministerio del Interior que revise la denegación de asilo al activista saharaui Hassanna Aalia, condenado por un tribunal militar de Marruecos a cadena perpetua, y que le conceda la condición de refugiado porque "de lo contrario su vida estaría en peligro".
El Parlamento de Vitoria se une así a la denuncia que ayer hizo en Bilbao la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR-Euskadi), que criticó la denegación de petición de asilo de este joven de 27 años, que fue condenado a cadena perpetua tras participar en 2010 en el campamento de protesta pacífico de Gdeim Izik, a 12 kilómetros de El Aaiún (Sahara Occidental),
Su solicitud de asilo estaba avalada por diferentes organismos internacionales, entre ellos Acnur, mientras que otras entidades como Amnistía Internacional y Human Rights Watch denunciaron que el juicio en el que se le condenó, y que se celebró sin su presencia, "ni fue justo ni cumplía las garantías mínimas", según CEAR.
Hoy, el Intergrupo del Sahara del Parlamento Vasco ha aprobado por unanimidad un texto de EH Bildu debatido de manera urgente porque el Gobierno ha dado al activista 15 días para que salga del Estado español.
La Cámara vasca ha solicitado concretamente al Ministerio del Interior que "revise y conceda" la solicitud de asilo a Aalia porque "de lo contrario su vida estará en peligro ya que debería afrontar en Marruecos una pena de cadena perpetua por su activismo pacífico en favor de los derechos del pueblo saharaui".
También el Intergrupo parlamentario vasco va a pedir una reunión con el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, para interceder a favor de este activista.
La parlamentaria de EH Bildu Diana Urrea ha dicho que su condena supone una "injusticia denunciada por organismos internacionales ya que el proceso judicial no cumplía las garantías mínimas para considerarlo un juicio justo, dado que en él mediaron acusaciones falsas y declaraciones obtenidas bajo tortura".
Urrea ha recordado que el propio Gobierno español ha admitido el carácter pacífico de la labor desarrollada por Aalia en favor de los derechos democráticos del Sahara Occidental y pese a ello, ha denunciado, le ha denegado el asilo.
La parlamentaria de EH Bildu ha tachado de "repugnante" que se le niegue el derecho de asilo "sabiendo como saben que eso significa que Marruecos pueda vulnerar sus derechos humanos". EFE

La activista saharaui Aminatu Haidar visita la Universidad de Jaén



La activista saharaui Aminatu Haidar visitó ayer la Universidad de Jaén (UJA), con el fin de continuar denunciando, entre otras cosas, la situación actual que vive Hassanna Aalia, un joven saharaui de 26 años obligado a abandonar España para ser condenado a cadena perpetua por el gobierno marroquí.
Amnistía Internacional Jaén, en colaboración con la Asociación de la Prensa de Jaén, celebró una rueda de prensa en la sede de la asociación previa al acto público que se celebró por la tarde en la Universidad de Jaén y que versó sobre los “Derechos Humanos en el Sáhara Occidental”, y que fue presentada por el periodista José Liébana. Por la mañana, la activista saharaui se reunió con el Rector Manuel Parras Rosa.
La dramática actualidad que sufren los activistas y cooperantes con el Sáhara Occidental obliga a que se visibilicen actos de injusticia en los medios de comunicación españoles. “Pese a que he sido víctima de la represión de Marruecos en el Sáhara, no puedo olvidar el acompañamiento de ONGs y activistas cuando estaba encerrada en la cárcel, ni tampoco durante mi estancia en Lanzarote”, afirmó Haidar para animar al activismo y exigir la libertad de presos políticos denunciando la tortura que sufren. Su experiencia es un ejemplo de ello. Aminatu ha sido una víctima de la represión marroquí por defender la libertad de pensamiento y, su castigo, los siete meses que pasó esposada por defender las libertades de su pueblo. Haidar aseguró que su caso no es el único. “Marruecos ha sembrado el terror en todo el Sáhara, especialmente en el sur, a través de desapariciones y encarcelamientos arbitrarios de hombres y mujeres. A todo eso hay que sumarle los bombardeos de napalm que arrasaron terrenos, condenando a muerte y a padecer graves secuelas a mujeres y niños”, denunció.
“Marruecos sigue reprimiendo a la población saharaui, negándole cualquier derecho, especialmente aquellos relacionados con la libertad de expresión, manifestación y asociación, con juicios injustos contra los activistas”, agregó, mientras denunció que las cárceles marroquíes están colapsadas por miles de jóvenes saharauis que se agolpan entre barrotes, víctimas de torturas policiales, para ser condenados a penas de cadena perpetua por tribunales militares.
El caso Hassana Aalia
De entre los muchos casos que actualmente se erigen en la lucha por los Derechos Humanos en el Sáhara Occidental, Aminatu quiso hacer una llamada de atención a la situación actual del joven Hassana Aalia, de 26 años, miembro de un equipo de prensa compuesto por voluntarios, cuyo objetivo es tomar imágenes e informaciones de la represión constante que sufren los manifestantes saharauis. El alto control policial obliga a que su trabajo se desarrolle de forma clandestina. Tras el desmantelamiento del campamento en el que vivía con su familia, Hassana fue torturado durante tres días para después ser liberado y puesto en libertad provisional durante cuatro meses. A finales de 2011, el joven vino a España durante un trimestre para estudiar el idioma; en noviembre de 2012 repitió la experiencia y fue entonces cuando las autoridades marroquíes emitieron una orden de busca y captura para condenarlo a cadena perpetua. El pasado 12 de enero, el Ministerio del Interior español denegó el asilo político al joven activista saharaui; una negativa a la que sigue la orden de abandonar el país en un plazo de quince días. Hassana reclama el asilo político y, con ello, la protección de su vida, mientras que Aminatu Haidar recuerda cómo, en 2009, el gobierno español le obligó a ella a aceptar el asilo político y la nacionalidad española, en un claro intento de, en sus propias palabras, “deportación maquillada de asilo político, mientras que ahora, cuando verdaderamente es necesario conceder el asilo para Aalia, el gobierno hace oídos sordos y niega la petición, condenándole a ser, de nuevo, víctima de las represalias marroquíes”.
Las redes sociales se alzan como apoyo idóneo para este tipo de situaciones ante la impasividad del gobierno y ya se han recolectado más de 6.000 firmas online para la petición de la concesión de asilo político para Aalia.
Acceso controlado al Sáhara
Además de poner de relieve la historia de Aalia, Haidar denunció que, desde el discurso que realizó el rey de Marruecos en 2003, el acceso de trabajadores internacionales a la zona ha estado restringido: periodistas, activistas, trabajadores y diplomáticos han visto cercenada su libertad de movimiento en el territorio saharaui.
Por otro lado, afirmó que “el gobierno español siempre ha tenido miedo de Marruecos, aunque no entiendo por qué. España sigue siendo la potencia administradora del Sáhara Occidental y mantiene una responsabilidad jurídica, pero hay presiones e intereses marroquíes que no le permiten actuar”. La solución, añadió, pasa por “seguir trabajando para la creación de un Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (ONU) que garantice la protección de los derechos humanos en el territorio, pero, desgraciadamente, en 2003, España y Francia vetaron la creación de este mecanismo de control”.