miércoles, 16 de enero de 2019

La extensión de las preferencias comerciales de la UE al Sahara Occidental


La ponente de la Comisión de Comercio del Parlamento Europeo, la holandesa Marietje Schaake, publico hoy 16/01/2019 en la web del Parlamento Europeo varias aclaraciones sobre los acuerdos (Unión Europea-Marruecos) en los que se está intentando incluir los territorios ocupados del Sahara Occidental e incumplir las sentencias del Tribunal de Justicia Europeo.
Marietje señala al respecto varios temas entre los que destaca “Hoy votaremos sobre las relaciones comerciales entre la UE y Marruecos, y si las preferencias comerciales también deberían extenderse al Sáhara Occidental. A continuación se muestra un breve resumen y una explicación de mi posición. Indicó la responsable europea.
El 10 de diciembre, mi colega de ALDE, Patricia Lalonde, renunció a su puesto como ponente del Parlamento Europeo en este dosier. Como coordinadora de INTA en nombre del grupo ALDE, se me asignó automáticamente como coordinadora del grupo ALDE, como lo haría normalmente en los casos en que un colega deba ser sustituido en el último momento. Como resultado, el texto del informe que tenemos programado para votar el miércoles no es uno que haya redactado o negociado yo misma”. Marietje aclara que “En la Comisión INTA, el informe de la francesa Patricia Lalonde fue modificado y adoptado con una gran mayoría.
En cuando la inclusion del Sahara Occidental, ocupado.
Marietje aclara sobre el tema y dice “La inclusión del Sahara Occidental en el acuerdo de liberalización firmado entre la UE y Marruecos en 2012 fue cuestionada por el Frente Polisario. En diciembre de 2016, el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJCE) dictaminó que "no se puede sostener que el término 'territorio del Reino de Marruecos', [...] abarque el Sáhara Occidental y, por lo tanto, que esos acuerdos sean aplicables a ese Territorio “y que en “el presente caso, no es evidente que esa población haya aceptado que el acuerdo se aplique al Sahara Occidental”.
Marietje respecto a Política comercial y exterior basada en normas y valores aclara su cometido.
Quienes hayan seguido mi trabajo sabrán que nunca he hablado específicamente sobre el Sahara Occidental. Sin embargo, una política exterior de la UE creíble y basada en valores, firmemente basados en el respeto al derecho internacional y con la promoción y defensa de los derechos humanos en su núcleo, siempre ha sido una de las principales prioridades en mi trabajo en el Parlamento Europeo. Así lo ha hecho el comercio basado en reglas”, afirma al responsable europea del comercio europeo.
Miro los votos sobre si las preferencias comerciales deben extenderse o no al Sahara Occidental a través de la misma lente. Los innumerables mensajes que he recibido, desde ambos lados, desde que he intervenido, enfatizan que la gente está muy involucrada emocionalmente. Nosotros, en el Parlamento Europeo, queremos contribuir al desarrollo económico tanto de Marruecos como del Sáhara Occidental y su pueblo. Sin embargo, esos beneficios económicos deben extenderse a todos, sin discriminación y sin perjuicio del derecho de la autodeterminación del pueblo saharaui. Es por eso que yo, en nombre de mi grupo, presenté una enmienda solicitando a la Comisión Europea que trabaje para extender también las preferencias comerciales a la parte del Sahara Occidental no administrada por Marruecos.
Consentimiento
Si bien el Consejo Europeo agregó el requisito de ver los beneficios económicos para el pueblo saharaui, la sentencia del TJCE de diciembre de 2016 es clara sobre la necesidad de que la población del Sáhara Occidental dé su consentimiento si se va a extender el acuerdo entre la UE y Marruecos al Sahara occidental. Sobre este asunto escuchamos afirmaciones diametralmente opuestas. Por un lado, la Comisión cree que ha hecho todo lo posible para obtener el 'consentimiento de la población local', entre otros, consultando a un gran número de partes interesadas, incluidos representantes electos de partes del Sahara Occidental. Por otro lado, varios representantes del pueblo saharaui afirman que no han sido consultados y que, por lo tanto, no se dio su consentimiento.
Al aprobar la extensión de las preferencias comerciales al Sahara Occidental, se le pide esencialmente al Parlamento Europeo que decida si se cumple o no el requisito de consentimiento establecido por el Tribunal de Justicia. Esto es principalmente una cuestión legal, y no hay duda de que el acuerdo se presentará nuevamente ante el Tribunal de Justicia. Para estar segura de que el acuerdo cumple con los criterios del ECJ, y no se anularán nuevamente, votaré a favor de la resolución presentada por un grupo multipartidista de eurodiputados para pedirle una opinión al ECJ. Esto no significa que le solicitemos al Tribunal de Justicia que decida por nosotros, sino que podremos votar más adelante con más seguridad jurídica.
Marietje al respecto afirma que “Pedir una opinión legal no significa que rechacemos implícitamente la decisión del Consejo o no deseamos apreciar y mantener los lazos que tenemos con nuestro socio Marruecos. En cambio, reafirma el valor que el Parlamento Europeo otorga a los principios fundamentales del derecho internacional”.
Sobre el Proceso de paz en el Sahara Occidental, la ponente europea matizó al respecto para aclarar la postura europea.
“El mes pasado no ha sido fácil. Me han dirigido reiteradamente en las redes sociales, con correos electrónicos, muchas visitas no anunciadas a mi oficina e incluso a personas de mi amplia red han sido contactadas acerca de mi posición en este dosier. Y con seguridad puedo decir que he escuchado de muchas partes interesadas, voces y opiniones.
Si bien aún no sabemos el resultado de la votación de hoy, una cosa esta clara: el Parlamento Europeo continuará brindando su apoyo incondicional al proceso de paz en curso dirigido por el Enviado Personal del Secretario General de la ONU. Es necesario encontrar una solución, en interés de los pueblos de Marruecos y del Sáhara Occidental. Espero que todos los interesados ​​en nuestro voto sobre las preferencias comerciales dediquen la misma energía a encontrar una solución al conflicto. Concluyó la responsable de la comisión de comercio europeo Marietje Schaake.

martes, 15 de enero de 2019

“Europa tenía un pie en la ilegalidad y ahora tiene dos”, Mhamed Jadad, responsable Comisión de Relaciones Exteriores del Frente Polisario


Fuente: Diario La Realidad Saharaui DLRS.
Frente Polisario: “Los países que firmaron el acuerdo con Marruecos incluyendo nuestros territorios tendrán que dar explicaciones ante la Corte de Justicia Europea”.  
El Frente Polisario y el gobierno Saharaui presentarán ante el Tribunal de Justicia Europeo, TJUE, a la UE por incluir a los territorios saharauis en sus acuerdos de pesca con Marruecos.
Mhamed Jadad, responsable de la Comisión de Relaciones Exteriores del Frente Polisario, en respuesta a DLRS sobre esta flagrante violación al derecho internacional que acaban de cometer los países europeos contra los territorios saharauis, afirma que “Europa tenía un pie en la ilegalidad ahora ha decidido poner los dos pies, (…) incluyendo ahora abiertamente al Sahara Occidental”.
El dirigente saharaui condena esta decisión europea de incluir los territorios del Sahara Occidental en sus acuerdos con Marruecos sin consultar al pueblo saharaui: “Cuando el TJUE ha sido muy claro pidiendo que para ese tipo de acuerdos había que tener el consentimiento del pueblo del Sahara Occidental”. Jadad lamenta que “la Unión Europea ha ignorado totalmente la sentencia de su tribunal”. Y advierte el responsable de la diplomacia del Frente Polisario que “Regresaremos a la Corte Superior de la Justicia Europea, que ha dictaminado que no pueden haber acuerdos que afecten al espacio aéreo, terrestre o marítimo del Sahara Occidental, sin que estos tomen en consideración el consentimiento del pueblo del Sahara Occidental”.
Jadad lamenta que “Europa desgraciadamente ha decidido ir nadando a contracorriente en vez de ayudar al presidente Köhler y al proceso de Naciones Unidas”. Considera el dirigente saharaui que “Esto irá en contra de la paz y de la estabilidad en el mundo”.
En esta misma línea el Frente Polisario en noviembre de 2018 a través del presidente de su parlamento y jefe negociador con Marruecos bajo los auspicios de la ONU, Jatri Aduh, afirmaba que “el Frente Polisario llevará al Tribunal de Justicia de la Unión Europea a los Gobiernos europeos que firmen el acuerdo comercial agrícola y el de pesca con Marruecos si incluyeran a los territorios ocupados del Sáhara Occidental”.

Las autoridades de ocupación marroquíes expulsan al jurista aragonés Luis Mangrane de El Aaiún ocupado


15/01/2019
Marruecos ha impedido la entrada en El Aaiún al jurista aragonés Luis Mangrane. El vuelo de La Palmas a El Aaiún ha trascurrido con normalidad, el problema ha surgido en el control de seguridad, ahí las autoridades ocupantes marroquís le han impedido la entrada en el territorio ocupado del Sahara Occidental, alegando que es una persona “non grata” para Marruecos.
El motivo del viaje era el de acudir como Jurista Observador Internacional de Derechos Humanos al Juicio que se va a celebrar mañana, día 16 de enero, contra el joven saharaui Brahim Dehani, miembro de la ASVDH (Asociación Saharaui de Víctimas de Violaciones Graves de los Derechos Humanos Comprometidos por el Estado Marroquí). Brahim fue detenido el pasado 4 de diciembre de 2018 mientras realizaba un reportaje informativo y gráfico de una manifestación pacífica saharaui que se celebró en El Aaiún con motivo de las conversaciones de Ginebra mantenidas entre el Frente Polisario y Marruecos. Brahim, debidamente identificado como fotógrafo de la ASVDH, fue detenido mientras realizaba fotografías a la violenta actuación de la policía marroquí hacia los manifestantes. Le confiscaron la cámara y fue trasladado a dependencias policiales. El 18 de diciembre fue puesto en libertad, bajo fianza, acusado de “difamación hacia las fuerzas policiales”.
El pasado 31 de diciembre también fueron expulsadas de El Aaiún dos activistas defensoras de los DDHH a quienes las Autoridades les dijeron que literalmente: “esto (el Sahara) es Marruecos y que aquí se viene a hacer turismo y no actividad política”. Esta práctica sólo ejemplifica el cómo Marruecos impide la Observación Internacional para silenciar las vulneraciones de los DDHH que comete Marruecos contra la población saharaui. 
Desde el Observatorio Aragonés para el Sahara Occidental, denunciamos esta práctica ilegal cada vez más habitual y más impune y que el Estado Español, lejos de denunciar esta práctica, con su silencio vuelve a ser cómplice de esta gravísima actuación.  El jurista aragonés no ha recibido asistencia consular.
Esta situación de incertidumbre en la que se deja a los defensores de los derechos humanos debe ser solventada. No puede ser que las autoridades españolas no hagan nada al respecto. Cada vez son más las declaradas “personas non gratas” por las autoridades marroquíes, personas que únicamente defienden los Derechos Humanos. Y es deber, entre otros, del Estado Español proteger, promover y hacer efectivos todos los derechos humanos así como proporcionar recursos eficaces a las personas que denuncien haber sido víctimas de una violación de los derechos humanos así como realizar una investigación rápida e imparcial sobre las presuntas violaciones de derechos humanos - Resolución A/RES/53/144 de la Asamblea General de las Naciones Unidas mediante la que se aprueba la Declaración sobre los defensores de los derechos humanos-.

La UE y Marruecos firman su nuevo pacto de pesca con las aguas del Sáhara


Bruselas pagará 52 millones al año para que pesquen 128 barcos europeos, 92 españoles
*Fuente: EUROPA PRESS a través de La Voz deGalicia . BRUSELAS 15/01/2019
La UE y Marruecos firmaron su nuevo acuerdo pesquero, que incluye aguas adyacentes al Sáhara occidental, y que beneficiará a unos 90 buques españoles, en una ceremonia que tuvo lugar ayer en Bruselas, según confirmaron fuentes comunitarias. No obstante, todavía hay que esperar a que el pleno del Parlamento Europeo dé su visto nuevo a la renovación del tratado antes de que este pueda entrar en vigor. Esta votación está prevista, de manera indicativa, para el 11 de febrero del 2019.
Bruselas y Rabat llegaron a un acuerdo el pasado 20 de julio para renovar su acuerdo pesquero, casi una semana después de que se extinguiera el anterior. Según el pacto, la UE pagará a Marruecos por el acceso a sus aguas una media anual de 52 millones de euros, de los que 12 millones deberán ser abonados por los armadores europeos. A cambio, el país africano permitirá faenar en sus aguas a 128 barcos europeos, entre ellos 92 españoles.
En concreto, podrán pescar en aguas marroquíes 22 cerqueros españoles de pesca artesanal pelágica en el norte, 25 palangreros de fondo de pesca artesanal en el norte, 10 embarcaciones de pesca artesanal en el sur, 12 buques de pesca demersal -5 gallegos- y 23 cañeros.
El acuerdo de pesca con Marruecos incluye caladeros que pertenecen al Sáhara occidental a pesar de la sentencia del Tribunal de Justicia de la UE (TJUE) que dictaminó que no podría aplicarse en su territorio por estar pendiente de descolonización. La Comisión Europea, sin embargo, cree que sí se pueden incluir si se consulta de manera «adecuada» a la población saharaui y se confirma que el acuerdo beneficia al Sáhara.

Hmad Hamad: Estamos en contra de los ilegales acuerdos con Marruecos, los saharauis no somos mercancías


Desde el Sáhara occidental ocupado y bajo la permanente opresión del invasor marroquí, nos dirigimos a ustedes, mujeres y hombres libres que componen el conjunto de la sociedad europea, para expresarles nuestra profunda repulsa y preocupación por la participación de los países europeos en la negociación del Acuerdo de Pesca con Marruecos que incluye las aguas del territorio del Sáhara Occidental ocupado ilegalmente por Marruecos. Dicho acuerdo, considerado ilegal por el Tribunal de Justicia Europeo en su última sentencia y por las leyes internacionales, nos perjudica gravemente a los saharauis y hace que la opresión aumente su ferocidad en contra de nosotros.
Por amor a la libertad y por creencia en la justicia pedimos a los parlamentarios y a los gobiernos europeos suspender de inmediato las negociaciones sobre nuestras aguas y demás recursos naturales usurpados y expoliados sin razón y a costa de un pueblo dividido entre el exilio y el infierno, bajo el pretexto de expoliar estos mismos recursos naturales. Seamos realistas, estamos hablando de un territorio que ha sido invadido a sangre y fuego, con tanta violencia y crueldad que dejan hasta hoy en día demasiado sufrimiento en la profundidad de los corazones del pueblo saharaui; un territorio donde existen presos políticos saharauis condenados a cadenas perpetuas y otras largas condenas por manifestar su deseo a la autodeterminación de manera pacífica; un territorio ocupado en el que la tortura y el maltrato la sufren a diario las mujeres y los niños, ancianos y jóvenes.
Esperamos que esta vez los gobiernos de la Unión Europea no caigan en el engaño marroquí, y crean que una minoría privilegiada nos representa. Esos señores ataviados con túnicas solo representan a sus intereses personales y los de la ocupación marroquí. Los saharauis nunca han sido consultados plenamente y no han podido opinar democráticamente sobre cualquier acuerdo de este tipo.
Nuestro único representante legítimo es el Frente Polisario quien garantiza que todos los saharauis puedan disfrutar de su derecho a la autodeterminación
Estamos en contra de los ilegales acuerdos con Marruecos. Los saharauis no somos mercancías.
Hmad Hamad/Aaiún, Sáhara Occidental ocupado. 15 de enero de 2019

¿Por qué viene migración? Porque, como en Sáhara, les robamos


*Fuente: Público. Por: David Bollero. 15/01/2019
La Unión Europea (UE) y Marruecos firmaron ayer una nueva tropelía: suscribieron un acuerdo de pesca que choca frontalmente con una sentencia del Tribunal de Justicia de la UE (TJUE). La UE y especialmente España, que es quien más se beneficia de este acuerdo, no pueden faenar en aguas del Sáhara Occidental contempladas en el acuerdo porque es un territorio pendiente de descolonización. A pesar de ello, ayer se firmó este golpe en el que los pesqueros españoles se convierten en ladrones. No es un acuerdo de pesca, es un acuerdo de ladrones.
En un momento, con las hordas de extrema-derecha ladrando rabiosas, en el que la migración está en el centro del debate, no deja de ser curioso que quienes le dan la espalda vuelvan a ser quienes la propician. España, todavía como potencia administradora del Sáhara Occidental, lleva más de cuatro décadas eludiendo su responsabilidad para todo un pueblo que un día fue español. No sólo eso, sino que una vez más, con el amparo de la UE y la complicidad de Marruecos, roba al Sáhara Occidental. Dicho en pocas palabras: se invade el territorio del pueblo saharaui y se esquilma sus recursos naturales, su sustento. ¿Y todavía nos preguntamos por qué llegan a nuestras costas cientos de personas migrantes?
No es el caso de los saharauis, que a pesar del maltrato por parte de España y el resto de la Comunidad Internacional, de la continua vulneración de Derechos Humanos (DDHH), aman su tierra y a los suyos y no abandonan los campamentos de refugiados que llevan habitando más de 40 años. Sin embargo, el modo en que la flota pesquera española roba al Sáhara Occidental ilustra perfectamente cómo Europa se cree con derecho sobre lo que no le pertenece, como si todo tuviera un precio, aunque sea a costa de vidas humanas. La patronal pesquera, sin conciencia, mira por los suyos aunque sus decisiones respaldadas por una clase política sin escrúpulos esté quitando el pan a todo un pueblo.
La Comisión Europea justifica este nuevo acuerdo asegurando que es posible eludir la sentencia del Tribunal porque se ha consultado de manera “adecuada” al pueblo saharaui y que beneficia al Sáhara. Sin embargo, ni siquiera ha tomado parte de esta consulta el gobierno legítimo del Sáhara Occidental, de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD) con el Frente Polisario a la cabeza. Imaginen cómo de “adecuada” ha sido la consulta… Se lo diré yo, tanto como beneficia al Sáhara Occidental, en el que las únicas medidas que ha implantado Marruecos es la construcción de un muro de más de 2.700 kilómetros con cerca de 10 millones de minas antipersona.
Mientras, la patronal pesquera española, en lugar de instar al Gobierno a que se negocie el acuerdo de pesca con el Frente Polisario en lugar de Marruecos, continúa el golpe. Ladrones.

Federica Morgherini responde a IU sobre la situación de los presos políticos saharauis


*Fuente: Por un Sahara Libre. 15 de enero de 2019
PUSL .- Federica Morgherini, Alta Representante de la UE para Política Exterior y Seguridad, respondió por escrito a las preguntas formuladas por la eurodiputada española, Paloma López, de Izquierda Unida sobre la situación de los presos políticos saharauis del Grupo de Gdeim Izik.
López había presentado en los últimos meses de 2018 dos preguntas sobre la situación de riesgo en que se encuentran los presos políticos saharauis detenidos en Tiflet2, Marruecos.
Los cuatro miembros de los grupos Gdeim Izik se encuentran en confinamiento prolongado hace más de un año y han sido víctimas de malos tratos y negligencia médica intencionada, han realizado varias huelgas de hambre y su caso ha sido ampliamente denunciado no sólo a la Unión Europea, también en los mecanismos de las Naciones Unidas.
Las dos preguntas presentadas sobre Sidi Abdallah Abbahah, Mohamed Bourial, Mohamed Lamin Haddi y El Bachir Khadda fueron:
Pregunta con solicitud de respuesta escrita E-005408/2018/rev.1
… “Sabiendo que el confinamiento en condiciones inhumanas de aislamiento es contrario a la legalidad internacional (Regla 17 de las Reglas de las Naciones Unidas para el Tratamiento de los Reclusos):
1) ¿Conoce la Vicepresidenta / Alta Representante estas prácticas con las que el Reino de Marruecos atenta contra los derechos humanos más básicos?
2) El Comité de las Naciones Unidas contra la Tortura ha notificado casos de tortura y violaciones del Derecho internacional. ¿Existe alguna excepción aplicable al Reino de Marruecos para que la Unión Europea no condene estas prácticas contra los presos saharauis?
Pregunta con solicitud de respuesta escrita E-005407/2018 / rev.1
1) ¿La Vicepresidenta / Alta Representante conoce estas prácticas con las que el Reino de Marruecos ataca los derechos humanos más básicos?
2) El Comité de las Naciones Unidas contra la Tortura ha informado casos de tortura y violaciones del derecho internacional. ¿Existen excepciones aplicables al Reino de Marruecos para que la Unión Europea no condene estas prácticas contra prisioneros saharauis?
Federica Morgherini respondió en dos cartas con una respuesta tipo que ha utilizado a lo largo de estos años publicadas al final de este artículo. Sin embargo, la segunda respuesta enviada el 7 de enero de este año indica que:
De conformidad con el artículo 2 del Acuerdo de Asociación UE-Marruecos, el respeto de los principios democráticos y de los derechos humanos es un elemento esencial del Acuerdo. Por consiguiente, la UE manifiesta periódicamente sus preocupaciones en materia de derechos humanos, en particular en las reuniones del subcomité de derechos humanos y de los principios democráticos establecidos en el marco del Acuerdo.
Marruecos está en violación clara con los derechos humanos en lo que concierne a los presos políticos saharauis, pero sólo es “informado de las preocupaciones” sin sufrir ningún tipo de consecuencia y, aún es más, disfruta de grandes sumas, “A través del presupuesto de la UE, la Unión apoya instituciones y organizaciones de la sociedad civil, con el objetivo de reforzar el sistema judicial en Marruecos, de conformidad con la Constitución marroquí de 2011.”
Morgherini continúa diciendo que las informaciones sobre los presos llegan a través del CNDH (Consejo Nacional de Derechos Humanos de Marruecos) y de una asociación saharaui legalizada y reconocida por Marruecos. El CNDH es considerado por Amnistía Internacional un organismo con falta de independencia como se puede leer en el informe de 2018 “El hecho de que el presidente de la CNDH y al menos nueve de sus 27 miembros sean nombrados por el rey de Marruecos es una amenaza a su independencia y imparcialidad “.[1]
Por lo tanto, es sorprendente que Frederica Morgherini parece tener sólo información “reactiva” porque la situación de los presos políticos sólo se menciona cuando existen preguntas escritas u orales en el Parlamento Europeo presentadas por los eurodiputados y que las respuestas tardan meses, debido ciertamente al “seguimiento de la situación” por el CNDH y otras fuentes consultadas por Morgherini que son claramente deficientes.
ES E-005408/2018
Respuesta de la vicepresidenta Mogherini en nombre de la Comisión Europea
(22.12.2018)
La UE ha estado muy atenta a la situación de los presos de Gdeim Izik.
El seguimiento de esa situación ha incluido la presencia de la Delegación de la UE en Rabat en calidad de observadora en el proceso civil. Además, los representantes de la Delegación de la UE en Rabat se reúnen periódicamente con el Consejo Nacional de los Derechos Humanos para hablar de las condiciones sanitarias y generales de reclusión de los presos de Gdeim Izik. También se han celebrado reuniones sobre el tema con organizaciones de la sociedad civil, y en particular con la Asociación Saharaui de Víctimas de Graves Violaciones de los Derechos Humanos.
La democracia y los derechos humanos son elementos esenciales de la política exterior de la UE y de su diálogo con los países socios, incluido Marruecos. La prevención y erradicación de todas las formas de tortura y malos tratos en todo el mundo es uno de los principales objetivos de la política de derechos humanos de la UE. En el marco de su diálogo político periódico con las autoridades de Marruecos, la UE expresa sistemáticamente su preocupación por los presuntos casos de malos tratos e impunidad. A través de su presupuesto, la UE también presta apoyo a las instituciones y las organizaciones de la sociedad civil presentes en Marruecos con vistas a reforzar el sistema judicial, en consonancia con las ambiciosas normas establecidas en la Constitución marroquí de 2011.
La UE recuerda su apoyo a los esfuerzos del secretario general de las Naciones Unidas por alcanzar una solución política justa, duradera y aceptable para ambas partes, que contemple la autodeterminación del pueblo del Sáhara Occidental en el marco de acuerdos coherentes con los principios y objetivos de la Carta de las Naciones Unidas.
ES E-005407/2018
Respuesta de la vicepresidenta Mogherini en nombre de la Comisión Europea
(07/01/2019)
La Unión Europea está siguiendo de cerca la situación de los presos de “Gdeim Izik”.
La delegación de la UE en Rabat estuvo presente como observadora en el proceso civil y los representantes de la delegación celebran reuniones regulares con el Consejo Nacional de Derechos Humanos sobre la salud y las condiciones de detención de los presos de Gedeim Izik. También se realizaron reuniones con organizaciones de la sociedad civil, principalmente con la Asociación Saharaui de Violaciones Graves de los Derechos Humanos. En el caso del Sr. Khadda, los informes indican que suspendió la huelga de hambre que comenzó el 18 de septiembre de 2018.
La democracia y los derechos humanos son componentes esenciales de la política exterior de la UE. En sus contactos regulares con las autoridades marroquíes, la UE manifiesta constantemente su preocupación por los supuestos casos de malos tratos e impunidad. A través del presupuesto de la UE, la Unión apoya a instituciones y organizaciones de la sociedad civil con el objetivo de reforzar el sistema judicial en Marruecos, de conformidad con la Constitución marroquí de 2011.
La UE desea recordar su apoyo a los esfuerzos del Secretario General de las Naciones Unidas para llegar a una solución política justa, duradera y aceptable para ambas partes, que contemple la autodeterminación del pueblo del Sáhara Occidental en el marco de acuerdos compatibles con los principios y objetivos de la Carta de las Naciones Unidas.
De conformidad con el artículo 2 del Acuerdo de Asociación UE-Marruecos, el respeto de los principios democráticos y de los derechos humanos es un elemento esencial del Acuerdo. Por consiguiente, la UE manifiesta periódicamente sus preocupaciones en materia de derechos humanos, en particular en las reuniones del subcomité de derechos humanos y de los principios democráticos establecidos en el marco del Acuerdo.

El Frente Polisario destruye las últimas minas terrestres que almacenaba en una “clara muestra” a favor de desbloquear las negociaciones de paz


Desde el Frente Polisario han mostrado su esperanza de que la comunidad internacional ejerza presión sobre Marruecos para que firme la Convención de Ottawa sobre la prohibición del uso y almacenamiento de minas antipersona y bombas de racimo. Además, han trasladado a la ONU su preocupación por la situación de los presos saharauis en cárceles marroquíes.
*Fuente: Agencias / ARAINFO | 14 enero, 2019
El Frente Polisario destruye las últimas minas terrestres que almacenaba en una “clara muestra” a favor de desbloquear las negociaciones de paz
El secretario general del Frente Polisario, Brahim Ghali, ha informado al secretario general de la ONU, António Guterres, de la destrucción del último arsenal de minas terrestres almacenado por la milicia de la autoproclamada República Árabe Saharaui Independiente.
“La destrucción del arsenal de minas terrestres es una clara muestra de la voluntad del Frente Polisario de colaborar en la limpieza de las minas terrestres que siembran el terror, en especial en la parte liberada del Sáhara Occidental”, ha apuntado Ghali en una carta remitida a Guterres y recogida por la agencia de noticias saharaui SPS.
Asimismo, Ghali ha expresado su esperanza de que la comunidad internacional ejerza presión suficiente sobre Marruecos para que firme la Convención de Ottawa sobre la prohibición del uso y almacenamiento de minas antipersona y bombas de racimo.
Ghali ha aprovechado para trasladar a Guterres su preocupación por los presos saharauis en cárceles marroquíes, en particular los del grupo de Agdeim Izik, y denuncia malos tratos, torturas y vejaciones.
Además ha destacado la “colaboración constructiva” del Frente Polisario en la mesa redonda celebrada en diciembre en Ginebra con representantes de Maruecos con vistas a desbloquear unas negociaciones de paz estancadas desde hace años.

Actualidades saharauis. Desmentido ONU. Destrucción minas. Estudiante saharaui asesinado


*Fuente: Periodistas en español. Por Jesús Cabaleiro Larrán -13/01/2019
La última denuncia de Marruecos ante Naciones Unidas por supuestas violaciones del alto el fuego en el Sahara controlado por la República Árabe Saharaui Democrática (RASD) ha sido negada por la Misión de Naciones Unidas para el Referéndum del Sáhara Occidental (Minurso), que estuvo presente en los supuestos incidentes y “no observó nada que supusiese una violación bajo los términos de los acuerdos aplicables”, informó el portavoz Stéphane Dujarric.
Dujarric recordó que la Minurso tiene unos procedimientos establecidos para observar este tipo de situaciones y que, cuando identifica violaciones, las comparte inmediatamente con las partes para que respondan y las notifica al Consejo de Seguridad de la ONU.
El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas tiene previsto abordar la cuestión del Sáhara Occidental en una reunión a puerta cerrada el 29 de enero de 2019.
Conviene recordar la lista de violaciones del Acuerdo Militar Número 1 (firmado entre los beligerantes, Marruecos y Polisario, en 1991 como parte del alto el fuego), firmado y registrado durante los últimos diez años por Minurso y que ahora ha denunciado Marruecos.
Baste repasar los datos para conocer quién es realmente la parte que viola más dicho acuerdo.
Según las estadísticas de Minurso hasta julio de 2018 compiladas a partir de los informes anuales que la misión envía al secretario general de la ONU, Marruecos acumula más violaciones con 254 “nuevas violaciones” (es decir, movimientos de tropas no notificados anteriormente) y 76 “violaciones persistentes” (esta última relacionada con hechos y acciones duraderos, como la construcción de casamatas, o infraestructura de terraplenes, etc.), haciendo un total de 330.
Mientras tanto, el Frente Polisario, ha contravenido 76 “nuevas violaciones” y 25 “violaciones persistentes”, un total de 101.
A estos datos habría que añadir la expulsión, en marzo de 2016, de 73 empleados civiles de la Minurso que protagonizó Marruecos, tras la visita del entonces secretario general de la ONU, Ban Ki Moon a los campamentos de Tinduf y a la zona del Sahara controlada por el Polisario donde utilizó el término “ocupación”.
Minas terrestres
Por otra parte, el Frente Polisario anunció la destrucción del último arsenal de minas terrestres a la representación de Naciones Unidas, destacando la voluntad de limpiar la zona en la parte que controla la RASD.
El muro del Sahara es una de las zonas del mundo con mayor número de minas, se calcula que unos siete millones, sus efectos han producido daños a más de 300 personas, que han muerto o resultado heridas, la gran mayoría nómadas saharauis, además de miles de animales, en especial camellos, desde la firma del alto al fuego en 1991.
Cada año se producen entre veinte y treinta nuevas víctimas, los últimos incidentes fueron en diciembre de 2018 con el resultado de un muerto y varios heridos graves.
Mientras Argelia, el país vecino de Marruecos, anunció ya en 2017 que su país se encuentra libre de minas, cumpliendo así la Convención de Ottawa sobre la prohibición del uso y almacenamiento de minas antipersona y bombas de racimo. Es el segundo país norteafricano libre de minas antipersonas.
Estudiante saharaui asesinado
Finalmente, respecto a la situación de los estudiantes saharauis en Marruecos se ha hecho pública la muerte de Issam Lusfi de veintisiete años en Tánger tras un ataque a estudiantes saharauis el pasado diciembre en la zona cercana al distrito de Boukhalef.
Tras ser golpeado en la cabeza, en los siguientes días se encontraba mal, fue al hospital Mohamed V de Tánger donde después de un largo período de demora y falta de atención del personal médico fue ingresado en cuidados intensivos con un diagnóstico médico de hemorragia interna en el cerebro, falleciendo en los días posteriores.
Los estudiantes saharauis en Marruecos tras calificarlo de “asesinato político” informaron que Lusfi, nacido en la ciudad marroquí de Assa, cercana al Sahara, defendía los postulados del Frente Polisario y la autodeterminación del territorio saharaui. Estudió Derecho en Marraquech y era master en Derecho Constitucional y Ciencias Políticas por la Universidad de Agadir.
El movimiento de estudiantes saharauis cifra en cinco los estudiantes saharauis asesinados en campus marroquíes desde 2008, solicitando solidaridad internacional. “No es importante que una persona muera antes de lograr su noble idea. Pero es importante encontrarse a sí mismo como una idea noble antes de morir” señalan.

lunes, 14 de enero de 2019

El presidente sudafricano reafirma su apoyo al pueblo saharaui en su justa lucha por la libertad y la independencia


Durban (Sudáfrica), 13 de enero de 2019, (SPS)- El presidente sudafricano, Cyril Ramaphosa reafirmó, en su discurso con motivo de la celebración del 107 aniversario de la fundación del Congreso Nacional Africano (ANC), su apoyo al pueblo saharaui en su justa lucha por la libertad y la independencia.
El presidente sudafricano destacó, en su discurso, que La lucha del pueblo saharaui por la libertad y la independencia es la lucha del pueblo sudafricano y que el Congreso Nacional Africano continuara luchando junto al Frente Polisario hasta que el pueblo saharaui pueda ejercer su derecho a la autodeterminación y la independencia.
Cyril Ramaphosa subrayó la necesidad de continuar trabajando junto al Gobierno de la RASD en la Unión Africana y en la organización de Naciones Unidas para completar la soberanía del estado saharaui sobre todo el territorio del Sahara Occidental, la última colonia en África. SPS

Podemos lleva a la Mesa del Congreso al TC por impedir una reunión sobre el Sáhara


El recurso ha sido presentado por el diputado Sergio Pascual y el portavoz adjunto del grupo confederal Txema Guijarro
Pascual critica que se vulneran los derechos de los diputados a organizar una reunión de trabajo en sede parlamentaria
*Fuente: Cuarto Poder. Por Sato Díaz. 13 de enero de 2019
El portavoz adjunto del grupo confederal Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea, Txema Guijarro, y el diputado de Podemos, Sergio Pascual, presentaban el viernes de esta semana un recurso de amparo al Tribunal Constitucional contra la decisión de la Mesa del Congreso de los Diputados de no permitir una reunión de cargos electos de distintos parlamentos para debatir sobre la cuestión del Sáhara Occidental.
Esta decisión de la Mesa, tomada el día 31 de octubre, impedía que se celebrara este encuentro, un encuentro similar al que el año anterior había tenido lugar en la Asamblea Francesa, en París. Estos encuentros de cargos electos se celebran anualmente en el marco de la celebración de la Conferencia Europea de Apoyo al Sáhara (EUCOCO) que cada año se celebran en distintas ciudades europeas. En 2018 se celebraba en Madrid, el fin de semana del 17 y 18 de noviembre. La reunión en el Congreso pretendía celebrarse el viernes 16.
Una vez que la Mesa se negó a que se celebrara este encuentro, el intergrupo de diputados de distintos grupos parlamentarios que se encarga de debatir los asuntos saharauis solicitó a Mesa que reconsiderara su decisión. El día 15 de noviembre desestimaba esta solicitud de reconsideración. El recurso de amparo que presenta Unidos Podemos ante el Constitucional es, precisamente, contra la decisión de este 15 de noviembre.
“El recurso de amparo lo pedimos porque entendemos que la Mesa del Congreso se extralimitó en sus funciones impidiendo una reunión de cargos electos, parlamentarios europeos, de otras cámaras regionales y del propio Congreso, para hacer nuestro trabajo. Nuestro trabajo es deliberar y conformar opinión de cara a preparar el trabajo legislativo que nos corresponde como cargos electos”, explica el propio Pascual a cuartopoder.es. “Los derechos de los cargos electos están recogidos en la propia Constitución y creemos que se nos ha quitado el derecho, pero también la obligación, de deliberar, como parte trabajo legislativo y de control al Gobierno”, añade el diputado de Unidos Podemos.
“Nos parece un hecho extraordinario que en el Congreso no se pueda hablar del proceso de descolonización del Sáhara Occidental, hay que destacar que es la primera vez que diputados se encuentran con una negación de este tipo, una negación a algo tan básico como utilizar las instalaciones del Congreso para organizar una reunión de trabajo“.
Para Pascual, “el trasfondo era político”. “La negativa a que se celebrara el evento era específicamente a este evento, por tratarse de algo relacionado con el Sáhara Occidental, un asunto que pone muy nervioso a Marruecos”, asegura el diputado, que prosigue: “Tenemos una lista de eventos de todo tipo que se han celebrado, desde actos para hablar de la Hepatitis B, hasta para tratar la situación de Ucrania, y nunca ha habido ningún problema hasta que llegó el tema del Sáhara“.
El trasfondo político: “Básicamente, en lo que se refiere a las relaciones con Marruecos, el PP y PSOE están de acuerdo en llegar a lo que haga falta, incluso a pisotear cualquier principio básico de un estado de derecho, como la separación de poderes”. “Todo esto por la negación a la exigencia de respeto de los derechos humanos con los países con los que se llega a acuerdos, como es, concretamente, el caso de Marruecos”, concluye Pascual.

viernes, 11 de enero de 2019

La ONU niega las denuncias presentadas por Marruecos sobre violación de cese el fuego por la parte saharaui en El Guerguerat


Fuente: Agencia EFE 
ONU/11/01/2019 Naciones Unidas. Según la fuente que fue recogida por el Diario Vasco, la ONU confirmó hoy que ha recibido una carta de Marruecos con denuncias de varias acciones recientes por la parte saharaui, pero negó que ninguna de ellas supuso una violación de los acuerdos de alto el fuego.
La ONU dijo que “La misión de Naciones Unidas en la zona, Minurso, estuvo presente en los supuestos incidentes y no observó nada que supusiese una violación bajo los términos de los acuerdos aplicables", aclaró a los periodistas el portavoz del SG de la ONU el Sr. Stéphane Dujarric.
El portavoz recordó que la Minurso tiene unos procedimientos establecidos para observar este tipo de situaciones y que, cuando identifica violaciones, las comparte inmediatamente con las partes para que respondan y las notifica al Consejo de Seguridad de la ONU.
En los últimos días, las autoridades marroquíes han denunciado supuestas violaciones del alto el fuego por parte del Polisario, en concreto en el área de Guerguerat, en el extremo sur del Sáhara Occidental.
Las acusaciones se producen después de que la ONU consiguiese el pasado diciembre en Ginebra que las dos partes reanudasen el diálogo y a la espera de una nueva reunión durante el primer trimestre de este año.
El portavoz de la ONU dijo que “El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas tiene previsto abordar la cuestión del Sáhara Occidental en una reunión a puerta cerrada el próximo 29 de enero”.
En la cita se espera que participe el enviado de la ONU, el expresidente alemán Martin Khöler, que es el encargado de impulsar las conversaciones y mediar entre las dos partes.

jueves, 10 de enero de 2019

La Premio Pimentel Fonseca (Napoles Italia) Ghalia Djimi asediada su casa por la policía marroquí en la ciudad ocupada saharaui El Aaiun


EIC Poemario Sahara Libre
Fuente: Web Bentili
El Aaiun/Territorios ocupados/Sahara Occidental. El portal saharaui Bentili informó ayer miércoles 9 de enero que la familia de la defensora de los derechos humanos saharaui, El Ghalia Djimi, Premio Pimentel Fonseca, Napoles Italia vive desde el miércoles un asedio policial y de los servicios secretos marroquíes, sin saber las causas. Un atropello con su libertad que está asombrando a todo su vecindario de familias saharauis indignadas con esta actuación de la policía de la administración de ocupación marroquí.
Según la fuente y familiares los dispositivos impidieron cualquier acceso a la casa de Djmi, incluso los agentes intentaron evitar que sus dos hijas entraran en el domicilio. En un acto intimidatorio los agentes marroquíes tomaron fotografías de todas aquellas personas que pasaban cerca de la casa y les provocaron con insultos. Según la familia de la activista.
Los ciudadanos saharauis deploran este tipo de chantaje e intimidación por parte del aparato represor marroquí y creen que si esto sigue podría acarrear una incontrolable explotación de ira contra la administración de ocupación, que controla la ciudad.

miércoles, 9 de enero de 2019

La ciudad saharaui ocupada de Dajla no estará en el Think Europe Soria


*Fuente: Soria Noticias. 09/01/2019
El Frente Polisario agradece al Ayuntamiento su decisión de no invitar a representantes de la que se llamó Villa Cisneros bajo el Protectorado español.
La Delegación Saharaui para la Comunidad Autónoma de Castilla y León ha agradecido “enormemente” al Ayuntamiento de Soria su decisión de no invitar finalmente al congreso Think Europe a la ciudad saharaui de Dajla, actualmente bajo ocupación militar marroquí, según afirma el Frente Polisario, que encabeza en la región Mohamed Labat Mustafa.
En un comunicado, reseña que la decisión del Ayuntamiento responde “estrictamente al respeto de la legalidad internacional, y al compromiso inequívoco del pueblo soriano con la causa saharaui, y por tanto a sus legítimos derechos”.
Comunicado
En dicho comunicado queda reflejado que la presencia institucional de la ciudad del noroeste africano, -antigua Villa Cisneros durante el Protectorado español-, prevista en un prinicipipo se debe a un “error”, ya solventado.
El escrito, literalmente, continúa así:
“Este gesto del Ayuntamiento no hace sino evidenciar la postura de Soria en el conflicto saharaui, y que de nuestra parte jamás se ha puesto en entredicho. Nos consta que el hecho de incluir a Dajla en la programación del Congreso, responde a un error que ya ha sido subsanado.
Aunque desde esta Delegación seguimos expresando nuestras reservas al invitar a Marruecos a este Congreso, no obstante, deseamos los mejores éxitos. Al mismo tiempo, reafirmamos nuestra disponibilidad si se precisa en formar parte en futuras citas sobre la consecución de los 17 objetivos de la Agenda 2030, en calidad de la República Saharaui.
Nuestros agradecimientos y plena confianza en el Ayuntamiento de Soria, una ciudad solidaria y hermana del pueblo saharaui”.

martes, 8 de enero de 2019

Cautela de Argelia y John Bolton sobre las intenciones de Marruecos ante el proceso de negociación sobre el Sáhara Occidental

*Fuente: DIARIO EL MINUTO. 07/01/2019  

El año 2018 ha concluido con la apertura los días 5 y 6 de diciembre del reinicio del proceso de negociación respecto al futuro del Sáhara Occidental.
Por: el Profesor Roberto Barral Blanco, Miembro de Western Sáhara Human Rights Watch y del Centro de Estudios sobre el Sáhara Occidental de la Universidad de Santiago de Compostela. Galicia (España).
Muchas son las preguntas que se plantean ante el desarrollo de estas negociaciones. Más allá de declaraciones de intenciones, de momento, sólo se ha realizado una reunión de tanteo, y se ha convocado una nueva reunión para el primer trimestre del año 2019.
Conviene, no obstante, analizar cual son los verdaderos obstáculos que entorpecen un proceso que lleva más de 27 años paralizado.
Desde algunas fuentes de la prensa internacional, de evidente enfoque promarroquí, parecen partir de la base de que es necesario propiciar una solución al contencioso repartiendo responsabilidades similares a las partes en el bloqueo del proceso. Este enfoque pretende ocultar el verdadero obstáculo con el que se pueden encontrar estas negociaciones y de los intentos anteriores por llegar una a una solución, y que no es otra que la postura marroquí y el papel de algunas potencias como Francia en el Consejo de Seguridad.
Lo demás, son enredos lingüísticos y una pérdida de tiempo, que es lo que un perfecto conocedor del conflicto como el Sr. Bolton quiere evitar.
Frente a un mandato y unos parámetros claros sobre los que se firmó el Plan de Arreglo de 1991 que permitió establecer la MINURSO en el territorio: un referéndum de autodeterminación con el censo español de 1974 donde se debería votar entre independencia o integración en Marruecos, en la actualidad se ha habla de una solución política que provea la libre determinación pero sin concretar ni el sujeto de derecho ni el procedimiento de cómo llevarlo a cabo, derivando unos parámetros de negociación tremendamente genéricos de difícil concreción.
Esto puede ser un obstáculo importante ya que el formato en sí es dificultoso, enunciados como “solución realista” o “viable” es posible que entorpezcan más que aclaren ya que es muy difícil determinar que es “realista” “viable” o “solución mutuamente aceptable”, y quién está legitimado para acuñarlo, En la práctica, la mesa de negociación puede convertirse en un diálogo de sordos y conducir a una situación de bloqueo, porque fundamentalmente Marruecos tiende a interpretar que estos términos se refieren exclusivamente a su posición en la que pretende enrocarse.
En este sentido, Marruecos a través de su ministro de exteriores, Nasser Bourita, ha llegado a realizar declaraciones esperpénticas inventándose nuevas formulaciones del derecho de autodeterminación que están fuera de toda lógica democrática, tales como que este derecho se estaba ejercitando a través de las inversiones que el ocupante marroquí está realizando en el territorio, otras realizadas por la diplomacia alauí como defender que la propuesta marroquí de “autonomía” en ningún caso pueda ser rechazada por el veredicto de las urnas, o que desde cierta prensa promarroquí se arguya de forma obscena, que tras cuarenta años de resistencia para ejercer el derecho inalienable de autodeterminación respaldado por la legalidad internacional, es “aceptable” para el Frente Polisario firmar su autodisolución y que los saharauis de los campamentos, sin más, vuelvan para sus casas y puedan buscar un trabajo en el territorio.
Por lo tanto, este mandato de negociación con términos tan genéricos tiene sus peligros y puede llevar al proceso a un punto muerto, o a una banalización de los objetivos y propósitos del proceso y de la propia legalidad internacional.
Por lo tanto, ¿Que es necesario para llegar a algún resultado?
En mi modesto entender, para que la negociación pueda llegar a buen puerto debe plantearse las siguientes preguntas:
1-¿Marruecos está dispuesto a aceptar que en resultado final de la negociación debe contemplarse algo de lo que propongan las otras partes y que no sea de su agrado?
2-¿Se negociará en base al fin y propósito de la MINURSO de proveer el derecho de autodeterminación o se desviará a otros asuntos?
3-En el supuesto de que las negociaciones no discurran como Marruecos espera y comience a cuestionar el formato ¿El Consejo de Seguridad respaldará el proceso?
4-Si se firma un acuerdo y luego Marruecos se retracta ¿El Consejo de Seguridad paralizará la ejecución de lo acordado o respaldará los acuerdos logrados por el Enviado Personal?
Estas preguntas recogen muchos de los aspectos que han enturbiado intentos anteriores y que de no manejarse con claridad y firmeza pueden convertirse en una pérdida de tiempo y que puede explicar las cautelas de algunos actores.
Argelia no se ha pronunciado oficialmente sobre el proceso, la prensa argelina desconfía de las verdaderas intenciones de Marruecos. El Secretario de Seguridad Nacional de los EE.UU. John Bolton, perfecto conocedor del conflicto tiene buenas razones para estar vigilante ante la evolución del proceso. La experiencia del fracaso de los sucesivos intentos de llevar a cabo el proceso de paz que han sucumbido ante la inflexibilidad marroquí y la indolencia del Consejo de Seguridad.
Inicialmente, el Plan de Arreglo de 1991, firmado por Marruecos y el Frente Polisario contemplaba un referéndum con el censo español de 1974, al percibir que con ese censo se encaminaba a una derrota segura, Marruecos alegó que ese censo dejaba fuera a miles de saharauis promarroquíes que no podrían ejercer su derecho a la autodeterminación.
Tras años de bloqueo en 1997, James Baker desbloquea la situación con los Acuerdos de Houston, pero cuando se publican las listas provisionales en enero del 2000 Marruecos anuncia que el referéndum es inviable presentando fuera de plazo miles de reclamaciones. El Secretario General, Kofi Annan suspende el referéndum alegando que la resolución de las apelaciones marroquíes podría llevar dos años y era necesario buscar una solución intermedia que no se basara en el “todo o nada”.
En junio del 2001 se presenta en el informe del Secretario General un proyecto de Acuerdo Marco que proponía un periodo de autonomía limitada de cuatro años gestionada por un ejecutivo local elegido con el censo del 2000 y un posterior referéndum donde quedaría excluida la opción de independencia y donde podrían participar todos aquellos que tuvieran un año de residencia en el territorio, lo cual conllevaría a un traslado masivo de colonos marroquíes hacia el territorio. Este proyecto, apadrinado por EE.UU.y Francia, que estaba muy alejado de ser una propuesta intermedia, ante el rechazo del Frente Polisario y Argelia, finalmente no fue presentado en el Consejo de Seguridad.
En febrero del 2002, Kofi Annan plantea la división del territorio sobre la base de que en otras ocasiones Marruecos la había sugerido, y teniendo en cuenta la partición pactada con Mauritania en 1976, pero cuando ésta es formalmente aceptada por Argelia y el Frente Polisario Marruecos se opone frontalmente.
En el 2003 se presenta el “Plan de Paz para la libre determinación del pueblo del Sáhara Occidental” Baker II que consistía en la elección de una Asamblea saharaui con el censo del 2000 de la que surgiría un ejecutivo que gestionaría una autonomía supervisada por Naciones Unidas durante cinco años y finalmente habría un referéndum sobre el estatuto final con un censo con todos aquellos residentes establecidos de buena fé en el territorio hasta 1999. Es decir, se incluirían en el censo los colonos ya residentes en el territorio pero no nuevos colonos.
Inicialmente Marruecos no se oponía a este Plan, mientras que el Frente Polisario lo rechazaba, cuando éste es aceptado por el Frente Polisario, Marruecos rechazó el Plan y este fué enterrado por la comunidad internacional lo que provocó que James Baker tirase la toalla. En el informe del Secretario General Kofi Annan de abril de 2004, en un tono muy contundente hace referencia a que es imposible llegar a una solución si Consejo de Seguridad no impone algo que no guste a una de las partes (en referencia a Marruecos).
A partir de aquí ya no se formularon propuestas desde la Secretaría General y solamente se han establecido negociaciones directas con la partes.
En resumen, no es descartable que Marruecos en colaboración con algunas potencias del Consejo de Seguridad como Francia vuelva a meter al proceso en un callejón sin salida.
¿Nuevo formato para reanudar las negociaciones?
Un nuevo formato para una mesa de negociaciones incorpora como observadores a Mauritania y Argelia. Su entrada como observador, aunque no es nueva ya que ha participado con ese estatus en planes anteriores, es considerado por Marruecos como un éxito diplomático, ya que es un argumento recurrente de la propaganda marroquí considerar que el Frente Polisario no es el verdadero interlocutor para una negociación sino una especie de “marioneta” de Argelia, porque al fin y al cabo esto sería un conflicto regional sobre una y no conflicto de descolonización
La posición de Argelia es conocida, está ajustada al derecho internacional como un conflicto de descolonización inconclusa y se basa en el reconocimiento del derecho de autodeterminación del pueblo saharaui y reconoce al Frente Polisario con interlocutor único de este derecho. Esta posición está bastante distancia de la postura marroquí y no se tiene constancia de que Argelia pretenda suplantar al Frente Polisario.
La propuesta de marroquí de autonomía, tal como la concibe Marruecos como opción única y como marco exclusivo no encaja dentro del marco jurídico establecido por la ONU para los territorios no autónomos pendientes de descolonización, ya que parte del falso principio, ya contestado en múltiples resoluciones de la ONU y en diferentes resoluciones judiciales, de que el Sáhara Occidental está integrado en su territorio.
Para no vulnerar el principio de autodeterminación, tendría que presentarse como una propuesta de integración en Marruecos en la que el pueblo saharaui podría decidir si la acepta o no.
Por otra parte, desde el punto de vista estrictamente práctico de una mesa de negociación, el enfoque marroquí de que el territorio ya forma parte de Marruecos y de que la única solución posible sería ofrecer a los saharauis una autonomía dentro del “marco de la soberanía marroquí” es totalmente contradictorio con el llamamiento a otro estado como Argelia para formar parte de unas negociaciones sobre el estatuto final del territorio. Lo cierto es que no se entiende muy bien que un estado negocie su propia organización administrativa con otro estado como sería el traspaso de competencias a una entidad regional, tales como sanidad, educación, pesca…
La cuestión fundamental es si Marruecos busca una negociación seria de ámbito regional, pero respetando como interlocutor al Frente Polisario y la legalidad internacional, o simplemente su estrategia no es más que un fuego de artificio que busca culpabilizar a Argelia de una posible falta de resultados, si ésta y Mauritania simplemente no avalan su política de anexión del territorio ignorando el derecho de autodeterminación del pueblo saharaui.
Es aquí donde precisamente reside la cautela de Argelia, los últimos movimientos compulsivos hacia Argelia y Mauritania introduciendo otros temas como la apertura de fronteras, parecen más en la línea de desviar la cuestión central de las negociaciones, que no debe ser otra que buscar una solución política que provea la autodeterminación del pueblo saharaui.
Cambios poco creíbles y compulsivos en las relaciones de Marruecos con Mauritania
Desde la independencia de Marruecos en 1956, Mauritania siempre estuvo en el punto de mira de la monarquía alauí, de hecho desde el periodo de lucha por la independencia ha formado parte del denominado “Gran Marruecos”.
Marruecos en sus relaciones siempre ha tratado a Mauritania como si fuese su patio trasero. Cuando Mauritania alcanzó la independencia en 1960, Marruecos pero no la reconoció hasta 1970, incluso durante los años sesenta creó un ministerio de asuntos mauritanos.
En la década de los setenta, aparece una convergencia de intereses sobre el Sáhara Occidental, repartiéndose el Sáhara Occidental tras los Acuerdos ilegales de Madrid de 1975, como consecuencia de este acuerdo firmaron en abril de 1976 un Tratado de Frontera Estatal por el que Marruecos obtenía dos tercios del territorio y Mauritania el tercio sur del territorio cuya base será la actual Dajla.
Mediante un pacto militar de 1977, Marruecos tenía instalada tropas de apoyo tanto en el “sáhara mauritano” como en la propia Mauritania.
En 1978 se produce un golpe de estado en Mauritania que derroca al presidente Uld Daddach, la nueva junta militar es partidaria de finalizar la guerra con el Frente Polisario que finalmente se firma el Acuerdo de Argel en 1979 por el que Mauritania se retira de la parte de territorio que tenía ocupada y reconoce al Frente Polisario,
En respuesta Marruecos invade la parte mauritana, tras haber reconocido en la Corte Internacional de Justicia que nunca había sido marroquí y firmado un Acuerdo estatal de fronteras en 1976.
Este acto fué denunciado por Mauritania ante instancias internacionales como una violación de su soberanía como estado y marcó una relación tensa entre los dos países, con un distanciamiento y desconfianza en las relaciones bilaterales.
Marruecos en los años ochenta lleva a cabo una política agresiva contra Mauritania, apoya movimientos de desestabilización en Mauritania, en 1984, el presidente que reconoció la RASD, Mohamed Khuna Haidalá es derrocado en un golpe de estado y en los años ochenta la construcción de los muros marroquíes penetra en varias zonas dentro de las fronteras internacionales de Mauritania.
En los últimos años, Marruecos mantuvo una actitud de hostilidad hacia el gobierno de Mohamed Ben Abdel Aziz, apoyando y dando asilo en su territorio a la oposición más beligerante representada por el opositor Mohamed Uld Buamatu.
Desde que Mauritania entra en la mesa de negociación del Enviado Personal Horst Kholer, Marruecos ha intentado “seducir” a Mauritania, promoviendo de forma compulsiva eventos académicos, foros económicos y firma de convenios comerciales para contrarrestar la influencia argelina y dejando en la cuneta al líder de la oposición mauritana, actualmente residente en Europa.
¿Podrían jugar España y la Unión Europea un papel positivo?
Pese a ser la potencia administradora de ”iure” del territorio, España se ha desentendido del problema priorizando sus relaciones con Marruecos, incluso ha apoyado ciertas prácticas favorables a Marruecos comportándose de forma deshonesta con los saharauis, contrariamente a la postura solidaria de la sociedad civil con el pueblo saharaui.
De entrada, no parece que esta postura vaya a cambiar y España asuma un rol positivo para garantizar el derecho de autodeterminación de los saharauis.
Se afirma que temas como el control de los flujos migratorios o la seguridad, pesan en las relaciones, pero cierto es que frente a otros estados, España no le ha tomado la medida a Marruecos aceptando una relación asimétrica basada en el chantaje permanente.
Esta asimetría se produce en diversos ámbitos, económico, cultural o político, en los que España ha invertido muchos esfuerzos de dudosa reciprocidad:
1- Proyectando una imagen poco real de estabilidad y confianza para las inversiones (cuando muchas empresas se han tenido que marchar por decisiones arbitrarias de la administración marroquí y la indolencia del cuerpo diplomático español)
2-Invirtiendo en infraestructuras educativas poco rentables a nivel de difusión del idioma o la cultura española (es el país con más centros educativos españoles pero con escasa influencia cultural y una regresión del español como idioma de referencia)
3- Defensa de acuerdos económicos de dudoso rendimiento para los sectores económicos españoles involucrados pero de alto valor para la política anexionista marroquí (pesca, agricultura)
4- Blanqueamiento ideológico de partidos del Mazjén que no son homologables a fuerzas democráticas como p.ej: las relaciones de partidos españoles y europeos con la USFP y el Istiqlal.
Dentro de esta política asimétrica cabe destacar el reciente apoyo del gobierno español para que la Unión Europea sufrague a una serie de propuestas de Marruecos para seguir frenando los flujos migratorios, algunas de ellas como las prácticas en formación de estudiantes marroquíes ha sido fuertemente aplaudida por alguna prensa española como el editorial Marruecos acierta del periódico EL PAÍS del pasado 5 de enero, demuestra hasta donde España está dispuesta a dejar someterse a una dinámica de extorsión sin límites.
¡Señores del diario EL PAÍS!, un par de apreciaciones:
En primer lugar, la propuesta de Marruecos no es tan novedosa, ya que el programa Erasmus+ permite realizar asociaciones de entidades educativas europeas con instituciones educativas de países asociados como Marruecos.
En segundo lugar, en una cuestión tan importante como la cooperación educativa mediante el fomento de intercambio de estudiantes, prácticas de posgrado, la eliminación de prejuicios, o la interculturalidad deberian ser producto de un Plan Integral de la Unión Europea que englobase sin exclusiones a todos los países y pueblos de la región y no consecuencia del chantaje de un estado para controlar los flujos migratorios. Es lamentable que la cooperación se active como premio a la extorsión, (como expresan las declaraciones de la Secretaria de Estado para la Migraciones, Consuelo Rumí “que no tengan ninguna excusa para no cooperar” ).
Este tipo de política, que afecta tanto España como la Unión Europea, permite a representantes europeos afirmar no ser parte del problema, pero de forma obscena intervenir en la zona, como es el caso de los acuerdos comerciales con Marruecos que pretenden ampliarse al Sáhara Occidental y que están en contradicción con las sentencias dictadas por el TJUE.
Tanto la UE como España en este momento no cumplen ningún rol positivo para la resolución del conflicto, porque se empeñan en darle herramientas a Marruecos para que siga boicoteando la autodeterminación del pueblo saharaui.
Desde algunos medios políticos y diplomáticos europeos (que no son de la extrema derecha), con cierto descaro se margina soluciones democráticas acordes con la libredeterminación para ser sustituidos por argumentos de tufo hitleriano de que la anexión del Sáhara Occidental es “vital” para Marruecos recordando la teoría “espacio vital” que defendía la Alemania nazi.
El lobbismo obsceno de algunos representantes europeos constituye una muestra del deterioro moral y político que inunda las instituciones europeas.
Conclusiones
De entrada, es positivo que se abra un periodo de negociaciones entre las partes, pero el marco de referencia es demasiado genérico y abstracto, conceptos como “realista”, “viable”, “vital” “mutuamente aceptable” son muy difíciles de definir y pueden llevar a la arbitrariedad del que los interpreta, por lo que sería necesario que se cumplan una serie de condiciones al hilo de las preguntas iniciales:
1-No desviar las negociaciones del objetivo de la MINURSO y su objetivo es buscar una solución política que garantice la autoderminación del pueblo saharaui. Temas como la frontera argelina-marroquí, el yihadismo en el Sahel… son temas interesantes que preocupan a la comunidad internacional pero no son objeto de esta negociación, y por lo tanto no deben interferir para vaciar de contenido el objetivo de la MINURSO.
2- Exigencia real de compromiso a Marruecos, tanto en la negociación, como si llegasen, en la aplicación de los acuerdos.
3-Asegurarse que las partes, fundamentalmente Marruecos, asuman que en el resultado final de unas negociaciones serias se contemplará algo de la propuesta de las otras partes y que con toda probabilidad no sea de su agrado.
4- El Consejo de Seguridad no debe desautorizar al mediador cuando haya acuerdos y compromisos permitiendo que las partes se retracten de lo acordado.
Por lo tanto, esperemos que esta vez se llegue a buen puerto y que se negocie de buena fe.