lunes, 10 de agosto de 2020

El régimen marroquí provoca al gobierno y al Frente Polisario con apertura de sede "Francofonía Africana" en ciudad ocupada de Dajla, Villa Cisneros

Fuente: Agencia de Aps, lunes 10 de agosto de 2020

Nueva provocación marroquí a los saharauis, antes era con los ficticios consulados en ciudades saharauis ocupadas y ahora sedes culturales de la francofonía en Dajla, Villa Cisneros

BRUSELAS - La Representación del Frente Polisario para Europa y la Unión Europea (UE) calificó el establecimiento de la sede de la Red Africana de la Francofonía en la ciudad saharaui ocupada Dajla, Villa Cisneros, denominada por la administración de ocupación marroquí “Dakhla” como un "acto irresponsable que viola el derecho internacional, el derecho africano y derecho europeo". La noticia ha sido recogida y difunda este lunes por la agencia de prensa de Argelia y otros medios de la Republica Saharaui.

El comunicado que DLRS ha podido acceder, dijo que “El Polisario denuncia "el estilo provocador de la ocupación marroquí que pretende engañar a la opinión pública en el mundo francófono y hacer creer a la gente la legitimidad inexistente de su presencia en los territorios ocupados del Sáhara Occidental".

La nota de la misión diplomática saharaui para Europa en un comunicado emitido el domingo, advirtió que se había enterado de la nueva maniobra del régimen marroquí con la instalación de la sede de la llamada (Red Africana de Casas Francófonas) en la ciudad de Dajla, Villa Cisneros en el Sahara Occidental bajo ocupación militar marroquí. Acto de hostilidad que ha calificado de "irresponsable y de provocación y que viola el derecho internacional, el derecho africano y el derecho europeo y agrava la tensión en la región".

En la nota de prensa, la Representación del Frente Polisario en Bruselas "denuncia enérgicamente en los términos más contundentes" esta decisión que también considera como "un acto de agresión" contra el pueblo saharaui que lucha legalmente contra la invasión marroquí a los territorios del Sahara Occidental, como es el caso de la península de Dajla, Villa Cisneros, ciudad del sur anexionada militarmente desde 1979 por Marruecos tras la retirada de Mauritania que la había ocupado durante la guerra de los cinco años entre el Ejercito Saharaui y el de la entonces Mauritania de Mojtar Uld Dadah.

El Frente Polisario ha advertido en su comunicado que ha distribuido a la prensa internacional que Marruecos para llevar a cabo esta operación político-mediática, el reino de Marruecos ha implicado esta vez "una institución cultural que depende del gobierno francés, país miembro permanente del Consejo de Seguridad de la ONU y miembro de la Unión Europea, dos organizaciones que sin embargo reconocen al Sáhara Occidental como un territorio no autónomo, en proceso de descolonización, distinto y separado del reino de Marruecos” como lo ha estipulado en sendos fallos el Tribunal de Justicia Europeo en 2016 y 2018.

Para el Frente Polisario, la implicación de un acto tan "ilegal" e "inmoral" por parte de Francia se suma a una serie de negativas actuaciones de Francia que "en lugar de ayudar a allanar el camino para la consecución de una solución pacífica al conflicto refuerza a Marruecos en su política de intransigencia y, en consecuencia, alimenta la tensión y la escalada en la región”.

Ante esta escalada marroquí la representación del Frente Polisario para Europa y la UE se dirige solemnemente a Jean-Baptiste Lemoyne, secretario de Estado francés encargado de Turismo, los franceses en el exterior y el mundo francófono para que "Francia no se presta a tales manipulaciones del régimen marroquí". Para ello, la representación del Frente Polisario para Europa se dirige a las voces del mundo académico y culturales africanos y europeos vinculados al desarrollo armonioso del mundo francófono en sus respectivos países, para pedir y exigir "la suspensión inmediata de esta sede, que se pretende instalar en el corazón de un territorio bajo ocupación extranjera, porque contradice los valores del derecho y la cultura y se pone al servicio del expansionismo de Marruecos”.

Y concluya la nota de la misión diplomática saharaui para Europa recordando que "La cultura debe estar al servicio de la paz y la justicia y no al servicio de la ocupación, desafiando el derecho internacional".

sábado, 8 de agosto de 2020

El embajador de Argelia en Serbia, Abdelhamid Chebchoub desmonta discurso marroquí sobre el Sahara Occidental

El embajador de Argelia en Serbia, Abdelhamid Chebchoub
Fuente: Diario La Realidad Saharaui/DLRS, edición jueves 6 de agosto de 2020

"Sáhara Occidental" es el nombre utilizado en todas las resoluciones internacionales

BELGRADO – Agencia APS en su despacho de hoy jueves, -El embajador de Argelia en Serbia, Abdelhamid Chebchoub, reafirmó que el nombre de "Sáhara Occidental" está consagrado en todos los textos y resoluciones de organizaciones internacionales, calificando como "engañoso" el término "Sahara marroquí" utilizado por Rabat.

En una información publicada por el diario serbio "Politika" el pasado mes de julio, el Sr. Chebchoub denunció "las falsas palabras" del embajador de Marruecos en Belgrado que "se desvió de las prácticas diplomáticas requeridas por su función", participar en una entrevista con el periódico Politika, en su edición del 24 de julio, en el marco de una campaña marroquí de propaganda contra Argelia, utilizando mentiras y falsedades para engañar a la opinión pública serbia.

En su respuesta a estos comentarios falaces, en particular sobre la cuestión del Sáhara Occidental, el Sr. Chebchoub destacó primero que al utilizar el "calificativo engañoso del Sahara marroquí" contrario al nombre establecido de Sáhara Occidental y estipulado en todos los Resoluciones de Naciones Unidas, el embajador de Marruecos en Belgrado, intenta embarcar al lector por un camino falso. "Sáhara Occidental" es el nombre consagrado en todos los documentos y resoluciones de organismos internacionales incluida la resolución de la ONU 2468", recordó el diplomático argelino.

Y agregó: "el derecho a la autodeterminación del pueblo del Sáhara Occidental, que el embajador marroquí evitó mencionar, y que está claramente consagrado en el texto de la resolución 2468 del Consejo de Seguridad de la ONU y que constituye un derecho inalienable de los pueblos bajo dominación colonial puesto en la agenda de la ONU como base de la búsqueda de una solución a este conflicto".

El diplomático argelino dijo que “Además, la afirmación del embajador marroquí de que el Consejo de Seguridad tomó en consideración "el plan de autonomía marroquí" con exclusión de todos los demás "es tremendamente falso. Porque las resoluciones de Naciones Unidas consideran también la propuesta referéndum de autodeterminación presentado por el Frente Polisario”, agregó el Sr. Chebchoub.

El embajador marroquí, en su astucia para engañar al lector serbio, califica peyorativamente al Polisario de "grupo armado" mientras que la Comunidad Internacional lo reconoce como representante legítimo del pueblo saharaui”, puntualizó el embajador de Argelia en Belgrado.

El Sr. Chebchoub dijo que “En el conflicto del Sahara Occidental, Argelia es un estado vecino, y participó como Mauritania, en varias mesas redondas organizadas por Naciones Unidas entre las dos partes en conflicto, Marruecos y el Polisario a fin de una solución pacífica”.

“Indicar a Argelia como parte en el conflicto es un atajo fácil que el embajador marroquí utilizó para disfrazar la realidad”, dijo Chebchoub.

En cuanto a las infundadas acusaciones de violación de los derechos humanos en los campos de refugiados saharauis, el Sr. Chebchoub recordó a su homólogo marroquí que "estas poblaciones han huido de la brutalidad de la ocupación militar marroquí y más aún, es precisamente Marruecos el que dificulta la actuación de la misión de Naciones Unidas para el referéndum del Sáhara Occidental (MINURSO) y se opone a la ampliación del mandato de esta misión a la protección de los derechos humanos ", agregó

"Los campos de refugiados saharauis en Argelia están abiertos a las organizaciones de derechos humanos y a los medios de comunicación internacionales, mientras que el territorio ocupado del Sahara Occidental les ha estado cerrado durante mucho tiempo", señaló contundente el diplomático argelino.

Según el embajador argelino en Serbia, el gran engaño que el embajador marroquí está intentando comercializar en Serbia es esta "amalgama mantenida a sabiendas entre la cuestión de Kosovo y la cuestión del Sáhara Occidental".

Marruecos aprovecha todas las oportunidades para subrayar "la convergencia de puntos de vista entre Marruecos y Serbia sobre el principio del respeto de la integridad territorial de los Estados" al hacer creer que bajo este término, Serbia apoyará la anexión del Sáhara Occidental por Marruecos”, subrayó el diplomático. Y explicó para eliminar cualquier ambigüedad sobre este tema, "El estudiante de primer año de derecho internacional sabe que el concepto de integridad territorial está vinculado al de fronteras reconocidas internacionalmente. Sin embargo, las fronteras de Marruecos reconocidas internacionalmente no incluyen el Sáhara Occidental, mientras que Kosovo es una parte integral de Serbia".

"Es triste constatar que el embajador de Marruecos utiliza las columnas de un diario serbio para trasponer en este país amigo, el estallido de odio que anima a los medios de comunicación marroquíes contra Argelia", lamentó el Sr. Chebchoub se dice que está convencido de que el lector serbio, cuya capital del país, Belgrado, sigue siendo para los pueblos africanos, uno de los símbolos de la lucha anticolonial, habrá notado, por sí mismo, sin duda, el absurdo de las palabras del Embajador de Marruecos.

viernes, 24 de julio de 2020

El presidente del gobierno español Pedro Sánchez dice, “El gobierno es consciente de la importancia de la cuestión del Sahara Occidental”


Fuente: Diario La Realidad Saharaui, DLRS, viernes 24/07/2020
El presidente del gobierno español Pedro Sánchez dice, “El gobierno es consciente de la importancia de la cuestión del Sahara Occidental”
Madrid, DLRS, -Respuesta del presidente del Gobierno de España a La Liga Española Pro-Derechos Humos sobre la cuestión del Sahara Occidental. Según el digital saharaui Diario La Realidad, medio que ha tenido acceso al contenido de la carta.
El presidente de la Liga Española Pro-Derechos Humos, Francisco José Alonso dirigió el pasado mes de junio una carta al presidente del gobierno español Pedro Sánchez, misiva en la que le actualiza sobre el tema de los derechos humanos en el territorio saharaui ocupado por Marruecos y en la que le ha solicitado implicación en la búsqueda de una solución al conflicto del Sahara Occidental.
Francisco José Alonso recibió este viernes 24 de julio la respuesta del Gabinete de la Presidencia de Sánchez indicándole en nombre del Presidente del Gobierno de la Coalición que al respecto “España defiende la centralidad de Naciones Unidas y apoya los esfuerzos del Secretario General en la búsqueda de una solución política en el marco de las disposiciones conformes a los principios y propósitos de la Carta de las Naciones Unidas, tal y como se recoge en las resoluciones pertinentes del Consejo de Seguridad”.
El presidente del gobierno español en su respuesta subrayo que “El gobierno es consciente de la importancia de la cuestión del Sahara Occidental y está comprometido con su resolución, al igual que con la promoción y protección de los derechos “, zanjaba el presidente del Gobierno Español en su respuesta a La Liga Española Pro-Derechos Humanos.



miércoles, 22 de julio de 2020

Los acuerdos Reino Unido-Marruecos no deben incluir a los territorios ocupados del Sáhara Occidental. British Parliament


Funte: Algerie Presse Service, 22/07/2020
Los acuerdos Reino Unido-Marruecos no deben incluir el Sáhara Occidental. British Parliament
LONDRES-Agencia Aps, - La diputada británica Kathleen Fleur Anderson del partido Laborista advirtió a su país contra cualquier inclusión ilegal de los territorios ocupados del Sáhara Occidental en los acuerdos entre la Unión Europea (UE) y Marruecos, introducidos en la ley británica después de su salida de la UE (Brexit), evocando una grave violación del derecho a la autodeterminación del pueblo saharaui.
La Sra. Anderson, enfatizó que "la cláusula de derechos humanos en los acuerdos comerciales es crucial y extremadamente importante, y no debe ser excluida o abandonada", señalando en el mismo contexto que "Los acuerdos internacionales de comercio y cooperación de la Unión Europea, con Marruecos u otros países, contienen disposiciones relativas a la cuestión de los derechos humanos".
El diputado también subrayó, durante la sesión dedicada a la implementación de los acuerdos comerciales internacionales, "la ilegalidad del acuerdo comercial concluido entre Marruecos y el Reino Unido después de su salida de la UE, debido a la inclusión de productos originarios del Sáhara Occidental", un territorio no autónomo sobre el cual Marruecos no tiene soberanía ni mandato internacional.
La diputada insistió en su declaración sobre el tema de modificar los acuerdos comerciales que se ha convertido en "un tema muy preocupante, debido a varias consideraciones que se han vuelto importantes con el tiempo, e incluso de alta prioridad".
La fuente indico que varios diputados británicos plantearon esta cuestión recientemente durante las sesiones en el Parlamento, donde expresaron su rechazo categórico a la inclusión de los territorios ocupados del Sáhara Occidental y sus recursos naturales en los acuerdos celebrados con Marruecos. Recordaron que el Tribunal de Justicia de las Comunidades Europeas (TJUE) dictaminó, en 2016 y 2018 después de una denuncia presentada por el Frente Polisario, que "cualquier acuerdo entre la UE y Marruecos, que incluye el Sáhara Occidental, es nulo e ilegal”.
El TJUE afirmó que "Marruecos no tiene soberanía sobre el Sáhara Occidental y que son entidades separadas y distintas", según el texto de la decisión.
El Sáhara Occidental desde el periodo colonial español ha sido incluido en la agenda de la Asamblea General de las Naciones Unidas y, por lo tanto, en la agenda de la Cuarta Comisión y del Comité Especial de la Asamblea General de las Naciones Unidas sobre descolonización el(C-24) desde 1963 como un territorio no autónomo al que se aplica la Declaración sobre la concesión de la independencia de los países y pueblos coloniales (resolución 1514 (XV) de la Asamblea, emitida el 14 de diciembre de 1960, de conformidad con la legalidad internacional y las resoluciones de la ONU.


lunes, 20 de julio de 2020

“El caso del Sáhara es único en el mundo, abandonado ilegalmente por España e invadido y oprimido por Marruecos”


Fuente: El Diario
ARTICULO DE OPINIÓN
Artículo publicado en El Diario.es - 6 de julio del año pasado que no pierde actualidad en el proceso de descolonización y ocupación del Sahara Occidental. Territorio visto y analizado por el experto jurídico en el problema saharaui, Felipe Brillones
Felipe Briones es sinónimo de azote de la corrupción en la provincia de Alicante. Por sus manos han pasado numerosos casos como Brugal y los que le quedan como fiscal anticorrupción. Nacido en 1959 en Ifni cuando todavía era provincia española, pronto se fue a vivir al Sáhara español. “Donde aprendo a querer”, afirma. Con la invasión marroquí en la conocida Marcha Verde de 1975 se ve obligado a marcharse, habiendo sido testigo de la creación del Frente Polisario o la llegada de la Misión de Naciones Unidas. Sin embargo, Briones también es conocido por su constante denuncia de la injusticia que atraviesa este territorio al sur del Magreb y que expresa como secretario general de la asociación internacional de Juristas para el Sáhara Occidental. Repasamos con él las últimas novedades de un conflicto enquistado tras impartir una ponencia en Villena titulada La responsabilidad de España ante el pueblo saharaui.
¿Desde el punto de vista jurídico, cuál es la responsabilidad de España con el Sáhara?
La responsabilidad de España con el Sáhara se puede resumir desde el derecho internacional y desde el derecho interno español. Desde el punto de vista del derecho internacional, todos los territorios no autónomos del mundo, que actualmente son 17, necesitan una autoridad administradora de iure, es decir, de derecho, que suministre al mismo tiempo información al secretario general de la ONU sobre cuáles son las condiciones que se viven en ese territorio no autónomo, cuáles son las inversiones que la potencia colonial efectúa en los ámbitos sanitarios, educativo, social, económico… para percibir el avance y progreso en las condiciones sociales de esos habitantes y, además, cómo apoya la potencia colonial a los movimientos de liberación en aras a que ese movimiento pueda comandar en un futuro un referéndum o una negociación con la potencia para que ese territorio no autónomo se pronuncie sobre su propio destino. Ese es el encaje internacional.
De los 17 territorios no autónomos, únicamente en el caso del Sáhara la autoridad administradora de iure, que es España, no coincide con la potencia que lo está administrando y ocupando de facto, que es Marruecos. En ninguno de los otros 16 sucede esto, donde sí coincide. Naturalmente en ninguno de esos 16 hay una violación sistemática de los Derechos Humanos, el movimiento de liberación ha entablado una guerra contra la potencia que lo ocupa, en el caso del Sáhara durante 16 años, y en ninguno de esos 16 la potencia colonial bloquea sine die la celebración de un referéndum. El caso del Sáhara es único en el mundo, es un gueto del que no se puede entrar o salir donde la violación de los derechos fundamentales se ha erigido en una política sistemática por parte de la potencia ocupante.
La potencia ocupante en términos de derecho internacional es un eufemismo para referirnos a invasión. La ocupación de facto para el derecho internacional es ilegal si se perpetúa en el tiempo. La ocupación carece de un estatus jurídico, político y eso es lo que sucede con Marruecos en el Sáhara desde que en 1975 lo invade militarmente sin ningún título jurídico, ni histórico ni político que lo avale.
El derecho internacional prohíbe que una potencia colonial abandone ese territorio antes de que esa población se autodetermine vía celebración del referéndum. No se puede abandonar unilateralmente por la potencia colonial el territorio que administra. Por eso, el abandono declarado por España para finales de febrero de 1976 nunca fue reconocido por las Naciones Unidas y de hecho hay una resolución en octubre y diciembre de ese año en que la ONU sigue tratando a España como potencia colonial. Es decir, después de los acuerdos tripartitos.
Con respecto al derecho interno español imagino que pesa como una losa el auto reciente de la Audiencia Nacional.
Así es. Se evidencia fundamentalmente en el auto del pleno de lo penal de la Audiencia Nacional de fecha 4 de julio de 2014, que supone toda una lección jurídica sobre el Sáhara Occidental y que viene a establecer que España sigue siendo la potencia colonial del Sáhara actualmente y que los delitos que se puedan cometer en el Sáhara son competencia directa de las autoridades judiciales españolas. Porque respecto al Sáhara no se aplica el principio de Justicia Universal como sucede con respecto a los demás temas de la Audiencia Nacional sino el principio de territorialidad, es decir, que rige el 23.1 de la ley Orgánica del Poder Judicial que coincide con el artículo 8 del Código Civil que viene a decir que las leyes penales rigen en todo el territorio español. Entonces ese auto distingue entre territorio nacional y territorio español y considera que las colonias son territorio español, pero no territorio nacional como sucedía con Ifni y con Guinea Ecuatorial. Al ser español y no nacional se dice que no afecta a la indisolubilidad del Estado, a la integridad territorial, que es algo contingente, accesorio y transitorio. Al no ser nacional, el derecho ampara que esos territorios no nacionales, que tienen la categoría de colonias, se puedan independizar de la propia metrópoli y se puedan erigir como territorios nacientes. Por eso no tiene nada que ver, entre paréntesis, con Cataluña, que es un territorio nacional y español mientras que el Sáhara como colonia es un territorio español no nacional y mientras no se autodetermine seguirá siendo español. Por tanto, el artículo 73 y 74 de la carta de la ONU, que es el que establece las obligaciones de las potencias coloniales, una de las obligaciones es el de la protección jurisdiccional de la población de esos territorios. Por eso, si la potencia colonial tiene la obligación de proteger judicialmente a esos ciudadanos es porque el territorio continúa siendo español hasta que se independice.
¿Qué significado tiene por tanto el auto?
Es revolucionario. Significa simplemente que todo lo que se viene haciendo con el Sáhara desde el ámbito político está mal hecho. Y la cuestión es grave porque no existe parangón en el mundo. No existe en ningún sitio del planeta un territorio que sea abandonado durante 40 y tantos años de facto y de manera ilícita por la potencia administradora; dejándolo a los pies de un país invasor, ocupante, que además hace de la política de represión de los derechos fundamentales algo sistemático.
¿Entonces, por qué desde el auto no se han producido cambios?
Porque esto es como casi todo, no cabe esperar un automatismo en las resoluciones judiciales en el sentido de ser respetadas. Hace falta una acción de parte de cuantos más movimientos, partidos políticos, medios de comunicación mejor. Si no, no se consolida en tanto que hay mucha acción en contra de que se conozca el tema del Sáhara y la cuestión es por qué y para qué. Bueno, entonces ya lo tenemos. Si mantenemos el silencio, incluso ante cualquier acción judicial, tendrían capacidad los contrarios de que esa resolución empiece y acabe en sí misma, que no tenga prolongación.
Pero las evidencias jurídicas de la Audiencia Nacional chocan con la versión que tiene el Gobierno de España y que supimos hace unos meses.
Sí, en noviembre de 2018, un senador [Jon Iñarritu de Bildu] preguntó al Gobierno sobre cuál es la razón por la que considera que España no es la potencia administradora de iure. Entonces, la respuesta del Ministerio de Asuntos Exteriores señaló que la posición oficial fue la contenida en la carta del 26 de febrero de 1976, desde esa fecha España no figura como potencia administradora en la lista de territorios no autónomos de las Naciones Unidas. Sin embargo nos vamos a la lista de territorios no autónomos del mundo de la Naciones Unidas y con fecha de marzo de 2015 aparece España, no aparece Marruecos.
Por lo tanto, es evidente que España está mintiendo, ¿no cree?
¿La negativa de España a reconocer estos hechos obedece a su posición de favorecer los intereses con Marruecos?
Un ex ministro de Asuntos Exteriores marroquí dijo que el 90% de las relaciones entre Marruecos y España tienen que ver con el Sáhara Occidental; es una idea no conocida aquí pero en su momento reveladora. Hay que defender la relación estratégica como vecinos entre España y Marruecos, pero también hay que defenderla entre España y Argelia. No se trata de eso. Se trata de hacer como Australia respecto a Indonesia con motivo de la celebración del referéndum en Timor Oriental. Australia mantuvo la relación geoestratégica y geoeconómica con Indonesia y al mismo tiempo le pidió a Indonesia que respetara la posición del gobierno australiano con respecto a Timor Oriental en el sentido de que era la propia opinión interna de Australia la que demandaba el apoyo de su gobierno hacia Timor Oriental. Y por tanto Australia como gobierno democrático debía respetar lo que quería la ciudadanía. Y esa opinión mayoritaria es lo que se produce en España con respecto al Sáhara y la inmensa mayoría de la gente que conoce el contencioso del Sáhara apuesta por la celebración de un referéndum de autodeterminación.
Pero parece que se escudan en las discordancias con los censos
No. Todo eso está resuelto. El único problema es la bendición del bloqueo marroquí de no celebrar un referéndum salvo que la única propuesta que contenga ese referéndum sea la de la autonomía de los saharauis dentro de Marruecos. Es decir, eliminar la posibilidad de la independencia del Sáhara.
¿Qué sentido tendría celebrar un referéndum así?
Es un referéndum desnaturalizado que no vale. Una autonomía parte de un Estado unitario y como ejemplo el nuestro que ha pasado a ser descentralizado. El problema en el Sáhara no es que parta de un Estado unitario, es que nunca ha pertenecido a Marruecos. Es una simple invasión militar en 1975. Por cierto, ni Naciones Unidas ni la Comunidad Internacional pueden santificar una solución a la marroquí. Nadie puede bendecir que se invada un territorio y a la larga darle una autonomía. Porque si esa fuera una fórmula de dirimir los conflictos internacionales, el mundo peligraría en todas las fronteras. No cabe invadir y luego proponer una autonomía porque existe el principio de la intangibilidad en las fronteras africanas heredadas de la colonización y el mapa de África no se puede tocar. Y a diferencia de otros territorios, aquí no hay ningún motivo, ni político ni histórico. No hay ninguna relación histórica entre Marruecos y el Sáhara occidental que pueda avalar la nueva aplicación del principio de descolonización.
¿Qué salida ve a un entuerto que ha dejado, tras más de 40 años, a miles de personas viviendo en campos de refugiados?
Hay salida. Hay rondas de negociaciones. EEUU parece que avala una salida razonable al conflicto y por tanto hay que confiar en que el fin de este contencioso que afecta a toda la población del Magreb, a las relaciones de Marruecos y Argelia y a las relaciones de Europa con Marruecos y Argelia, se solucione. Las relaciones económicas para que puedan comerciar 60 a 80 millones de habitantes con Europa y EEUU siguen pendientes, por lo que hay interés. Por ejemplo, en la suscripción de un nuevo acuerdo de pesca entre Marruecos y la Unión Europea, desobedeciendo la sentencia del Tribunal Europeo de Justicia que prohibió suscribir el nuevo convenio de pesca habida cuenta de que no revertía los cánones en el pueblo saharaui, no se había contado con el Sáhara y el interlocutor válido, que es el Frente Polisario. Y ha sido solucionado por el propio parlamento suscribiendo un nuevo acuerdo en el que esta vez, además, el ámbito territorial se marca desde el norte de Marruecos al sur del Sáhara, se incrementa el canon a favor de Marruecos y se incrementa el número de licencias de pesca a faenar en aguas saharianas. De manera que está expedita la vía para que el Frente Polisario acuda de nuevo ante el Tribunal de Justicia.
Pero eso no es un avance.
Es un retroceso porque ahora supone una desobediencia absoluta a la sentencia del propio Tribunal de la Unión Europea.
Entonces el Sáhara se encuentra más solo.
Más solo pero más arropado en los temas jurídicos que existen y que sistemáticamente vienen dando la razón a ese pueblo y evidenciando por tanto lo que son actos viles de delincuencia internacional como está concebido por el propio derecho. El apartheid y la perpetuación del colonialismo son crímenes contra la humanidad.
El casi de la activista de información saharaui Nezha Khalidi
¿La última noticia más relevante es la expulsión de tres abogados españoles que iban como observadores del juicio contra la periodista Nezha Khalidi, qué le parece tres abogados españoles que iban como observadores del juicio contra la periodista Nezha Khalidi?
Sí, es una activista de 27 años que se enfrenta a una condena de 2 años de prisión y una multa por grabar y difundir en directo una manifestación saharaui. La acusación que le hace Marruecos es una supuesta usurpación de profesión en el sentido de que Marruecos exige disponer de una acreditación de prensa para actuar como periodista. Pero al mismo tiempo en el Sáhara occidental la prensa internacional no está permitida. Para este juicio, que se suspendió en mayo y se ha celebrado el 24 de junio, el día antes los observadores, abogados españoles y no abogados, fueron expulsados al llegar a El Aaiún, no se les dejó salir del aeropuerto. Y eso que nuestros tres abogados iban amparados por el Consejo General de la Abogacía española. Y es de las primeras veces que se reprime la observación internacional. Se denuncia que ha sido torturada esta mujer y estamos a la espera de la condena. Pero por todo lo dicho antes, Marruecos carece de jurisdicción en todo el territorio, corresponde a España y se están castigando conforme a una legislación interna marroquí supuestos que están arropados por el derecho a la libre determinación, como es el de la creación de partidos, la libre asociación, la libertad de prensa y expresión, etc.
¿Qué opinión tienen que ante estas expulsiones el Gobierno español no se haya querido pronunciar?
A mí me parece que es evidente conforme al derecho internacional e interno que esto no se debe tolerar. Porque estamos dentro ya de la vulneración de todos los estatutos internacionales, principalmente de la libertad de prensa. No hay ningún principio que pueda avalar el cierre a cal y canto del territorio del Sáhara occidental a observadores internacionales y a prensa libre. Por tanto, debe vincular a un país democrático como el nuestro el amparo de los derechos fundamentales con respecto a ciudadanos españoles y en relación a un territorio autónomo respecto al cual hoy en día mantenemos incólume toda la responsabilidad internacional.

domingo, 19 de julio de 2020

Mujeres saharauis recuerdan el asesinato de Sabah Mint Ozman atropellada por la policía marroquí


Fuente: Diario La Realidad saharaui/DLRS, domingo 19/07/2020
Mujeres saharauis recuerdan el asesinato de Sabah Mint Ozman atropellada por la policía marroquí
Según fuentes de activistas de derechos humanos saharauis una decena de mujeres saharauis se concentraron el sábado 18 en la avenida principal de la ciudad ocupada El Aaun para recordar y denunciar el asesinato de la joven saharaui Sabah Mint Ozman Uld Hmeida, atropellada por un coche policial marroquí que se había dado a la fuga un día como hoy 19 de julio del año pasado en la ciudad, cuando la joven participaba junto a miles de saharauis que celebraban el triunfo de Argelia que había logrado en la copa de África 2019.
Ayer un grupo de mujeres que forman parte del movimiento asociativo de mujeres de la intifada saharaui pudieron acceder a la avenida Smara burlando el cerco policial y portar durante varios minutos banderas saharauis, lanzar cientos de octavillas y gritar eslóganes contra la ocupación marroquí antes de ser dispersada por los agentes marroquíes. El acto de protesta se hizo para homenajear y recordar a la joven Sabah una víctima más de la brutal ocupación marroquí a los territorios saharauis.

miércoles, 15 de julio de 2020

La agencia Prensa Latina de Cuba colaborará con la agencia saharaui SPS


Fuente: Diario La Realidad Saharaui/DLRS, 15/07/2020
La agencia Prensa Latina de Cuba colaborará con la agencia saharaui SPS, tras visita del embajador saharaui Omar Bulsan al ente público cubano.
La Habana (Cuba), Embajada Saharaui- En el marco de la cooperación bilateral que unen a la República Saharaui Democrática y a la República de Cuba, el embajador saharaui en La Habana, Omar Bulsan, visitó el viernes 13 de julio en el marco de su agenda diplomática la Agencia de Noticias “Prensa Latina” para intercambiar sobre posibles colaboraciones y acuerdos con la Agencia Saharaui de Noticias, Servicio de Prensa Saharaui, APS en sus siglas en inglés. Agencia oficial del gobierno saharaui, fundada en 1998 y activa en tres lenguas, español, inglés, francés y Árabe.

La fuente diplomática saharaui acreditada en La Habana dijo que durante el encuentro con la dirección de la Agencia Latinoamérica, el diplomático saharaui “esbozó sobre la situación de su país y celebró el trabajo profesional del órgano de prensa cubano fundado hace 61 años por el líder histórico de la Revolución cubana, Fidel Castro, el comandante Ernesto Che Guevara y el periodista argentino Jorge Ricardo Masetti. Bulsan repasó los históricos lazos de amistad entre la República Saharaui y la mayor de las Antillas, que hoy mantiene colaboración con personal de salud y educación en los campamentos del exilio saharaui.
El presidente de Prensa Latina, Luis Enrique González, apreció la visita del Embajador saharaui y manifestó la disposición de cooperar con la Agencia de Noticias Saharaui SPS en todos los soportes informativos que hoy dispone Prensa Latina, que incluyen televisión, radio, redes sociales, editorial y otros formatos”.
Luis Enrique también ratifico que “la Agencia Informativa Latinoamericana fue fundada para divulgar la verdad no solo sobre Cuba, sino también de los pueblos hermanos como el saharaui, con el cual se tejió en las últimas décadas singular simpatía”.
Al encuentro asistió el vicepresidente para la Información, Moisés Pérez Mok; la directora de Relaciones Internacionales, Concepción Bofill y el jefe de la Redacción Internacional de Prensa Latina, Juan Carlos Díaz. Informó la Embajada de la República Saharaui en Cuba

domingo, 12 de julio de 2020

Activista de Nueva Zelanda recibe amenazas de muerte desde cuentas de Marruecos tras protestar contra importaciones de fosfato del Sáhara Occidental ocupado


Fuente: News Hub, 12/07/2020
"No puedo entender por qué Ravensdown y Ballance querrían hacer negocios con personas que actúan así. Es aterrador". Dijo la activista Josie Butler
Activista de Nueva Zelanda recibe amenazas de muerte y violación por internautas marroquíes (agentes del DGTS) muy activos en la red, sobre todo en Facebook, por su activismo contra empresa new zelandesa que compra de Marruecos fosfato expoliado del Sáhara Occidental ocupado.
La activista neozelandesa Josie Butler dijo que estaba recibiendo amenazas de violación y asesinato de Marruecos por su activismo de protesta contra las importaciones de "fosfato manchado de sangre" procedente de los territorios ocupados del Sahara Occidental.

La activista por los derechos humanos Josie Butler organizó una manifestación en Littleton Harbor que ha sido muy seguida por la prensa del país el mes pasado. La protesta fue contra  la importación de fertilizantes de roca fosfato procedente de los territorios del Sahara Occidental ocupado por Marruecos desde 1975. País acusado de ocupación ilegal de la excolonia española y de cometer violaciones de los derechos humanos contra la población saharaui. Butler indicó que ha recibido amenazas de violación y asesinato por parte de Marruecos. La activista neozelandesa ha proporcionado capturas de pantallas de las cartas de amenazas que ha recibido desde Marruecos.
Butler en una entrevista en el periódico NewsHub que todas las amenazas que ha recibido provenían de cuentas de Facebook de personas marroquíes, y las amenazas contenían imágenes de la policía militar marroquí. "Te comeremos dulce y nuestro ejército te violará [sic]" también otros como “Cuando se trata de nuestro reino, matamos a todas las madres que ponen su mano".
La activista junto a un movimiento de solidaridad neozelandes amigo del pueblo saharaui llevan varios meses realizando una campaña contra dos compañías de fertilizantes de Nueva Zelanda, la  Palence y Ravensdown  que están involucradas en la importación de fosfatos del Sáhara Occidental ocupado.
Ante esta situación varios activistas de Nueva Zelanda protestaron la semana pasado contra las amenazas dirigidas a la persona de Josie Butler y pidieron a las compañías involucradas que tomaran las medidas apropiadas. "Las amenazas violentas son solo otra táctica utilizada por los regímenes represivos para reprimir la disidencia y evitar que sean condenados", afirmó el activista Sam Murphy, de la Organización de Justicia Ambiental, Stepote. Las dos compañías involucradas deben comprender que están apoyando la violencia contra el pueblo saharaui en el Sáhara Occidental ocupado y permiten amenazas violentas contra activistas de derechos humanos neozelandeses”, afirmo Murphy.
Josie Butler dijo al periódico News Hub que ha comunicado a la policía de Nueva Zelanda, NetSafe las amenazas que recibe de Marruecos. Y dijo que  "Estas amenazas no son nada en comparación con lo que sufren los saharauis a diario. No puedo entender por qué esta compañía de mi país quiere que Benson y Ravensdown traten con personas que se comportan de esta manera. Eso da miedo", zanjó la activista.
Mientras Balance Company comentó sobre el asunto, dijo que "cualquier tipo de amenaza es inaceptable" y que la compañía apoya el "diálogo abierto y transparente" sobre cualquier tema”.

miércoles, 8 de julio de 2020

Pandemia en los campamentos saharauis. Huir de la vuelta a la normalidad, caminar hacia un futuro de vida

De derecha a izquierda: el profesor Juan Carlos Gimeno Martín y el profesor Juan Ignacio Robles Picón

Fuente: Diario La Realidad Saharaui/DLRS, 08/07/2020. Fotos: Bahia MH Awah
MUNDO ACADÉMICO VS SAHARA OCCIDENTAL
Pandemia en los campamentos saharauis. Huir de la vuelta a la normalidad, caminar hacia un futuro de vida. Ponencia presentada en el encuentro virtual del CLACSO en mayo de este año
Juan Carlos Gimeno Martín, profesor en la Universidad Autónoma de Madrid académico experto en la historia y ámbito cultural saharaui
En el marco de la cooperación universitaria con la Universidad saharaui de Tifariti, (UTI), en los próximos meses de octubre y noviembre se organizará un encuentro-seminario de temática transversal. El encuentro reunirá varias universidades de España, Portugal y la anfitriona saharaui, Universidad de Tifariti, (UTI). Marco en el que varios investigadores de distintas disciplinas presentarán ponencias sobre la memoria de la cultura, su registro oral y el patrimonio cultural arqueológico en el Sahara Occidental seriamente dañado por la ocupación marroquí a partes del territorio saharaui. El encuentro estaba previsto para el mes de abril pero con la situación creada a nivel mundial se ha pospuesto. Inesperada situación que el profesor Juan Carlos Gimeno hace reflexionar sobre ella en el encuentro virtual que organizó el Consejo  Latinoamericano de Ciencias Sociales conocido por sus siglas CLACSO. El profesor nos sitúa en el contexto del largo confinamiento de los saharauis, como última colonia en África que falta por ejercer la totalidad de su soberanía.

Los campamentos de refugiados saharauis de Tinduf, al sur de Argelia, se encuentran cerrados desde la segunda mitad del mes de marzo, para protegerse de la pandemia del Covid 19. Con esta decisión tomada por las autoridades de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD) se ha podido mantener un total control del contagio, reduciéndose a 9 casos entre los más de 150.000 personas saharauis que habitan en los campamentos, según los datos difundidos por la Universidad John Hopkins. Sólo una persona ha fallecido según esta institución. Mis amigos en los campamentos me confirman que los pocos casos: había (6) y se han recuperado.
La pandemia provocada por el COVID 19 es una amenaza muy peligrosa en los campamentos de refugiados que existen en el mundo donde no se dan las condiciones para el aislamiento de la población en condiciones que garanticen el no contagio, y por la falta de condiciones de los servicios sanitarios; en la mayor parte de ellos su gestión se realiza por actores externos a los mismos lo que multiplica el riesgo para estas poblaciones, al no permitir la implicación y participación de la población en las decisiones clave. También la pandemia amenazaba la vida en los campamentos saharauis, donde hay un sistema de salud, dirigido por el Ministerio de Salud de la RSD, que con muy pocos recursos está enfrentando, con relativo éxito, las circunstancias habituales en la vida cotidiana en el refugio, con la cooperación de comisiones médicas solidarias. Evidentemente el sistema de salud no estaba preparado para el efecto de un contagio masivo de la población. ¿Dónde lo ha estado en el mundo? Las prácticas culturales derivadas de su forma de vida nómada saharaui que mantiene abiertas las puertas de las jaimas (los hogares) a quien quiera visitarlas y su hospitalidad legendaria, herencia de su historia como un pueblo beduino nómada, le ponía en grave riesgo de contagio. El virus atenta contra las comunidades del afecto y del abrazo y provoca la emergencia de comunidades digitales. Sin embargo, han sido sus propias instituciones sociales (que incluyen el  respeto, y la escucha a los consejos de las mujeres y hombres mayores y otras personas respetables en la sociedad)  y la voluntad irreductible de persistencia de este pueblo unido en la lucha por su autodeterminación, bajo la dirección del Frente Polisario, y la implicación de las personas responsables de las instituciones de gobierno de la RASD (a nivel nacional), y de las gobernaciones departamentales, wilayas, y de los barrios, las  que explican la baja incidencia del virus. Hay una sabiduría en la vida del pueblo saharaui resultado de su larga historia como pueblo libre y nómada y su respuesta unida a la injerencia colonial y a la ocupación marroquí,  que ayuda a explicar su respuesta al virus ahora.
Con la pandemia, la población saharaui padece un confinamiento dentro de otro confinamiento, en el que vive con la extrema dignidad de un pueblo que se resiste a ser engullido por su vecino, Marruecos, con el apoyo de Francia, que no cesa en sus intereses neocolonialistas en el norte de África (y en otras regiones del continente), la complicidad de España, potencia administradora del territorio, cuyos gobiernos se niegan neciamente a aceptar esta condición, la hipocresía de la Unión Europea, donde la Comisión Europea buscando el beneficio comercial, ha apoyado el expolio de los recursos del Sahara Occidental,  riqueza saharaui  (la pesca, la agricultura, la arena,…), y  la indiferencia de la Comunidad Internacional que ha sido incapaz de hacer que se cumpliera el plan de arreglo que aceptaron Marruecos y el Frente Polisario, en el alto el fuego de 1991, manteniendo desde entonces, ¿quién lo entiende?, a la Unión Africana que tuvo un papel muy activo en la propuesta del alto el fuego, totalmente al margen del proceso de resolución del conflicto. La Misión de las Naciones Unidas para el Referendum del Sahara Occidental (MINURSO) no solo ha sido incapaz de crear las condiciones para la realización del referéndum para la que había sido creada, sino tampoco ha podido detener la violación de los derechos humanos de las mujeres y hombres saharauis que viven bajo ocupación (sus responsables dicen que no está mandatadas para esto, ¿quién lo entiende?).
Los efectos que la pandemia puede tener sobre el pueblo saharaui deben valorarse con otros criterios, mirando hacia adelante. La sociedad saharaui, las familias saharauis, como resultado de la situación provocada por la ocupación del reino de Marruecos de su territorio y la falta de resolución, vive dividida en cuatro espacios. En todos ellos, la población saharaui está afectada por la pandemia:
En los campamentos de refugiados al sur de Argelia, país que hace de anfitrión y concede al pueblo saharaui la gestión autónoma de la vida en su territorio: como consecuencia de la pandemia las mujeres y hombres saharauis de los campamentos han quedado confinados, por lo que ha disminuido la llegada de ayuda humanitaria necesaria para la sobrevivencia alimentaria y de salud. Las actividades de los proyectos de cooperación han quedado suspendidas por la repatriación de los expatriados. La respuesta de Argelia enviando varias caravanas de alimentos, medicinas y otros materiales necesarios para paliar las necesidades más urgentes, no ha sido suficiente para revertir una situación estructuralmente precaria. Con todo, no es una situación extraña para una población que lleva confinada en estos campamentos al menos de 1991, cuando se firmó el alto el fuego, con el mandato de la MINURSO de organizar un referéndum en los siguientes 6 meses. Confinados dentro de un confinamiento, pero sabiéndose juntos en una lucha común y la dirección del Frente Polisario resiste la situación actual.
El territorio de Sahara Occidental ocupado por Marruecos, tres cuartas partes del territorio, que ha divido en dos con la construcción de un muro de 2700 kms., el más largo del mundo, después de la muralla china) y ocupa ilegalmente según el derecho internacional, ejerciendo violencia sobre cualquier saharaui, mujer u hombre, joven o anciano, que reclame su saharauidad. En los territorios ocupados, la pandemia ha tenido como consecuencia desviar la atención internacional sobre la violencia de la ocupación y la represión de los saharauis, ha impedido la presencia de observadores extranjeros que puedan dar cuenta de dicha represión; ha reforzado el papel de control de las fuerzas de ocupación marroquís, y reforzado su política de impunidad. La población re-existe, explorando en los medios digitales canales para la denuncia de las violaciones sobre  periodistas, estudiantes, y mujeres que se han convertido desde hace dos décadas en la punta de flecha de la resistencia saharaui a la ocupación.
Para las familias saharauis que habitualmente se desplazaban a trabajar, principalmente a España, la pandemia ha impedido su movimiento, por los que los ingresos esperados de su trabajo no se producirán y sus remesas no llegarán este año a los campamentos. Esta reducción se une a la disminución de la ayuda humanitaria limitando los niveles de alimentación de las familias saharauis, lo que crea una situación especialmente grave entre (se dan altos índices de desnutrición) y de las personas ancianas. La actitud culturalmente adecuada es esperar que pase este ciclón de la pandemia, como se espera que pase una tormenta de arena en pleno desierto.
Queda una pequeña parte de población saharaui que vive nomadeando en el desierto, en el territorio del Sahara Occidental al oeste del muro, que los saharauis llaman “Territorios Liberados”. Su vida, referencia de la vida buena y de la buena salud, para la sociedad saharaui: moviéndose libremente por el territorio alimentándose de leche de camella, tampoco es una vida fácil, obligadas a sortear los todavía 7 millones de minas que sembraron los marroquís en su suelo. A esta población también le afecta la pandemia al mantenerla fija sin movimiento, y a la espera, sin poder comerciar ni comprar. De nuevo, paciencia saharaui y contemplación del horizonte del desierto, que es también el horizonte del futuro libre.
Los efectos de la Pandemia se suman y retroalimentan con el largo confinamiento que viven los saharauis allá donde estén, privados de lo único que desean como pueblo: ser libres y autodeterminados; lo demás llegará después, o no llegará, pero no importa. Esta voluntad férrea ha permitido al pueblo saharaui sobrevivir a lo largo de su historia y las difícil pruebas desde 1975/76, fechas en que fue abandonado por la potencia colonizadora, España, y ocupado violentamente por Marruecos y Mauritania (ésta segunda, hasta 1979, cuando el Frente Polisario obligó a abandonar la contienda). La guerra fue una larga y dura experiencia de muerte, de separación entre hombres (en el frente de batalla) y mujeres (en los campamentos, que construyeron y gestionaban) de separación de los hijos (muchos hijos de mártires) de sus padres. Pero era una experiencia donde el pueblo saharaui miraba de frente al futuro. Más difícil, por cuanto más injusto, está siendo el periodo de ni paz ni guerra que viven desde 1991, primero confiando en los compromisos de la comunidad internacional de realizar un referéndum de autodeterminación; después sabiéndose engañados en su actitud de buena voluntad, por Marruecos y las potencias que pretender mantener el estatus quo en el mundo a costa del derecho del pueblo saharaui a su autodeterminación. Aunque, y es la última opción, el Frente Polisario mantiene su ejército armado y entrenado en los Territorios Liberados, como garantía de la persistencia de su lucha y su derecho como movimiento de liberación nacional, a liberarse por las armas. El que su opción para conseguir la liberación sea el diálogo, a pesar de los continuos incumplimientos habidos, habla de la justicia de sus argumentos y de la buena voluntad que mantiene para alcanzar al paz.
Es por eso que el pueblo saharaui no quiere volver a la normalidad. Porque la normalidad es el problema, no la solución.
La pandemia ha abierto en todos los rincones del mundo una brecha de conciencia, un poner en suspenso lo que había, y es por eso que este tiempo se convierte en un momento de oportunidad para repensar de dónde venimos, para replantear a dónde queremos llegar.
Del mundo que venimos, ¿qué rescataremos?: los principios de la legalidad internacional, o la geopolítica de las potencias que actúan al margen de estos principios facilitando proyectos de muerte, como el que significa la ocupación de Marruecos para el pueblo saharaui, mirando para otra parte ante la ocupación, el despojo de las riquezas y la violación de sus derechos humanos. 
Para la Unión Europea, ¿qué rescataremos?: un proyecto que ponga en valor los avances en justicia y el derecho, la solidaridad, la fraternidad o un proyecto de futuro que negando su responsabilidad histórica colonialista reedite su expansión colonial sobre el mundo y mime las relaciones con sus vecinos al otro lado de sus fronteras. La Unión Europea tiene ante si este desafío;  se encuentra en una bifurcación donde puede decidir su destino. Sólo uno de estos dos caminos salvará a los pueblos de Europa frente a la codicia del capitalismo, la violencia del colonialismo y la complicidad del patriarcado que les acompaña. Ese camino hecho desde los pueblos y para los pueblos no podrá sino solidarizarse con la lucha legítima del pueblo saharaui.
Mientras tanto los saharauis esperan confinados, no por el virus, sino por la injusticia. El tapabocas con que están cubiertos no es una mascarilla higiénica sino la mordaza del colonialismo que quiere sentenciarles a ser invisibles y mudos. Pero este pueblo tiene voz y la usa para quienes saben escucharle y también para quien se resiste a oírle.
Saben que cuentan con el apoyo de la solidaridad civil internacional y con los pueblos y  las fuerzas sociales y políticas de los países en el  mundo donde la descolonización sigue siendo el proyecto, porque son conscientes de que el mundo no ha dejado de estar cubierto por el manto de la colonialidad. Saben, y lo saben muy bien, que pueden contar con sus hermanos africanos y de la Unión Africana, consciente de que hasta que no se descolonice el Sahara Occidental, la última colonia de África, el continente entero seguirá siendo un continente colonizado.
Pero el pueblo saharaui sabe que solo puede confiar en sí mismo, que su futuro les pertenecerá solo a ellos. Tienen consigo la experiencia de un pueblo nómada obligado a detenerse y asentarse cuando las condiciones lo han exigido, con las sequias y las guerras;  pero sólo mientras se dan estas condiciones. Es una sociedad cuya historia es movimiento. Un pueblo, más allá de los recursos que les roba Marruecos, rico en cosas importantes que puede ofrecer a los demás, de las que pueden aprender los otros pueblos. Por ejemplo,  que la abundancia es seguida de la escasez, pero esta es seguida siempre por la abundancia. Hay que saber vivir entre los extremos, no en el término medio. La sociedad saharaui es una sociedad de la hospitalidad, donde cada uno es el otro; y esto es buena cosa para ser aprendida. También como pueblo beduino, puede enseñarnos que el horizonte de la vida no se agota en la “humanidad”, porque los humanos no existen, interexisten; en su caso con sus dromedarios y su ganado caprino, los pastos y con plantas  escondidas bajo tierra, cuando en las sequías nada queda sobre su superficie, salvan las vidas de los hombres. El islam que practican concuerda con esta lectura, y es un islam de paz.
Son enseñanzas como estas que nos regala la experiencia histórica de este pueblo las que contribuyen a hacernos conscientes de que tras el coronavirus no deberíamos desear volver a la normalidad de la que venimos, sino construir juntas las condiciones para una vida digna de personas y  pueblos, que en su diferencia y junto con no humanos y seres de la tierra, caminen construyendo un futuro de vida y no de muerte, para nosotras mismas y para el mundo que vendrá. 

martes, 7 de julio de 2020

Fallece Sidi Uld Moishan, integrante de la Resistencia Anticolonial Saharaui


Fuente: Diario La Realidad Saharaui/DLRS, 07/07/2020
Fallece Sidi Uld Moishan, integrante de la Resistencia Anticolonial Saharaui
Falle, en la ciudad ocupada de Dajla, Villa Cisneros, el miembro de la resistencia anticolonial saharaui y experto en la historia de su lucha en el Sáhara Occidental y en Mauritania, Sidi Uld Moishan.
Sidi Uld Moishan nació en Tiris hacia el 1900, tuvo 6 hijas y 4 hijos. Falleció hoy martes 7 de julio con más de 100 años de vida, según estima su familia. Su familia como Brahim Salem Uld Moishan formó parte de la resistencia anticolonial saharaui. Sidi fue  considerado como una de las referencias bibliográficas para los historiadores interesados en batallas como Um Tunsi, Uad Ishillaf, Leglat, entre otras batallas.
Varios historiadores saharauis y mauritanos consideran que el valor de su testimonio se debe a su propia vivencia y el contacto cotidiano con los protagonistas. Sidi Uld Moishan, se marchó para engrosar la bibliografía nacional saharaui en otros tiempos de lucha contra el dominio colonial francés y español tanto en el Sahara Occidental como en la vecina Mauritania. Que en paz descanse. Se une a los grandes de la historia saharaui que lo precedieron.

domingo, 5 de julio de 2020

El ejército saharaui lucha ahora contra el narco marroquí: se disparan en el desierto las incautaciones de droga de Marruecos


Fuente: el periódico español Publico.es
El ejército marroquí en el Sahara ocupado financia con hachis y drogas a grupos terroristas en el Sahel africano
El Polisario ve una "connivencia" entre altos mandos militares marroquíes y narcotraficantes para dejar pasar a través del mayor muro defensivo del mundo que divide el Sahara en dos la mercancía con la que luego se financian grupos terroristas yihadistas en el Sahel.
El ejército del Frente Polisario que se batió en armas contra el de Marruecos durante 16 años tiene ahora un nuevo enemigo: los narcotraficantes que cruzan su desierto transportando toneladas de droga –hachís, fundamentalmente–, hacia zonas de los países del Sahel dominadas por organizaciones terroristas yihadistas. El Gobierno saharaui asegura que esa mercancía sale del otro lado del muro defensivo de 2.700 kilómetros que el Estado marroquí construyó durante la guerra para defender su territorio dividiendo el Sahara Occidental en dos tras el fin de la contienda en 1991.
Las últimas intervenciones se han producido esta misma semana. Las fuerzas armadas saharauis se incautaron el lunes de 3.775 kilos de hachís en Agüenit, al sur de los territorios liberados por el Polisario en la guerra contra Marruecos. En la operación fueron detenidas cuatro personas, tres de ellas de nacionalidad extranjera –no saharaui– sin especificar, e intervenidos fusiles de asalto, abundante munición y vehículos todoterreno de gran potencia. Un día después, confiscaron otros 775 kilos en la zona próxima de Dugej. Miembros de la Misión de Naciones Unidas para el Referéndum en el Sahara Occidental (MINURSO) estuvieron presentes como testigos en el operativo de quema de la droga intervenida.
Con estas dos intervenciones, el ejército del Polisario ya ha confiscado durante el primer semestre de 2020 un total de 4.550 kilos de droga, casi el doble de lo que se incautó en todo el año pasado, según han informado a Público fuentes del Gobierno saharaui. Y desde 2015, aseguran que han sido más de treinta las toneladas intervenidas en operaciones llevadas a cabo en la larga ruta de arena que, atravesando territorio saharaui, va desde el muro defensivo custodiado por las fuerzas armadas marroquíes hasta las regiones del Sahel en Mauritania, Mali y Níger.

Ahora bien, lo que se pregunta el gobierno de la República Árabe Saharaui Democrática es cómo consiguen los narcotraficantes cruzar, sin ser detectados, el muro custodiado por entre 80.000 y 100.000 soldados marroquíes provistos de sofisticados radares capaces de detectar el paso de una simple hormiga, y atravesar luego, sin saltar por los aires, un campo de siete millones de minas antipersona y anticarro que protegen todo el perímetro de esa barrera defensiva. La respuesta, según el portavoz de comunicación del Polisario en España, Jalil Mohamed, es muy sencilla: "La connivencia entre las organizaciones del narcotráfico y altos mandos militares marroquíes" es la que hace posible esa proeza.
El ejército del Polisario consiguió taponar las vías de entrada en su territorio por la parte norte del muro, y eso llevó, según sus responsables, a que las bandas de narcotráfico hayan desviado la introducción de los cargamentos en territorio saharaui a la parte sur de la barrera defensiva, que es donde se han llevado a cabo las últimas incautaciones.
Y esa ruta del narcotráfico acaba, a juicio del gobierno saharaui, en la financiación de las organizaciones terroristas yihadistas que dominan diversas zonas de la extensa región subsahariana del Sahel. "Ese tráfico sirve para desestabilizar la región. Marruecos está utilizando ese tráfico para desestabilizar al Sahara y a los otros países de la región y luego aparecer como salvador", dice Jalil Mohamed, quien se lamenta de que en cumbres como la del Sahel 5, a la que han asistido esta semana en Mauritania los presidentes del Gobierno español y de Francia, no se aborde cuál es el origen de la financiación de los terroristas.
La ONU teme por sus cascos azules en la zona
El secretario general de la ONU ya advirtió en su último informe sobre la situación del Sahara Occidental, presentado al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas el pasado mes de octubre, del peligro que entrañan esas bandas que atraviesan territorio saharaui. Concretamente, tras señalar que "han aumentado las denuncias de contrabando y otras actividades ilegales a ambos lados de la berma" –el muro defensivo de Marruecos- notificadas tanto por el Frente Polisario como por el ejército marroquí, subraya: "A pesar de nuestra plena confianza en el compromiso de las partes de proteger a la Minurso, esos grupos armados representan una amenaza creciente e impredecible para el personal de la Minurso", la misión internacional encargada desde hace casi 30 años de velar por la celebración de un referéndum de autodeterminación que aún no ha sido convocado.
En otro punto de su informe, el secretario general de la ONU precisa que "la amenaza relacionada con los grupos terroristas y las actividades delictivas en la región sigue siendo motivo de gran preocupación debido a su imprevisibilidad y al nivel desconocido de riesgo, especialmente para las bases de operaciones situadas en zonas remotas al este de la berma (la parte tomada por el Polisario en la guerra), las patrullas terrestres no armadas que cubren grandes distancias en todo el Territorio y el reabastecimiento de convoyes".
"Están convirtiendo la zona en un salvaje oeste y nosotros lo que queremos es un Magreb estable y próspero", dice el portavoz de información del Polisario en España
El Gobierno saharaui ha comunicado varias veces al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas su preocupación por la actividad de estas bandas de narcotraficantes en su territorio, la última el pasado miércoles, tras las incautaciones de más de cuatro toneladas de hachís en las dos operaciones citadas. En los escritos de su representante ante la ONU, el Polisario hace responsable al Reino de Marruecos de esas operaciones, que atribuye a su condición de ser el mayor productor del mundo de resina de cannabis, tal como se recoge en los informes de la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito.
En octubre de 2011, dos cooperantes españoles y una italiana fueron secuestrados en los campos de refugiados saharauis de Tinduf, en Argelia, por un grupo terrorista yihadista del Sahel. Tras nueves meses de cautiverio, los secuestrados fueron liberados en el norte de Mali. Desde entonces, el Polisario ha extremado las medidas de seguridad en los campamentos para proteger, sobre todo, a los extranjeros de las organizaciones humanitarias que trabajan con la población local.