sábado, 18 de abril de 2015

Herido de gravedad en Smara por las fuerzas de ocupación Ahmed Nasiri, quien fuera miembro del Grupo de los 7




El ex preso político saharaui del grupo de los 7 Ahmed Nasiri

Ahmed Nasiri, en el centro, tras ser puesto en libertad en abril de 2011
*Fuente: CODAPSO. Redacción: EIC Poemario por un Sahara Libre
El activista, defensor de los derechos humanos y expreso político Ahmed Nasiri ha resultado herido de gravedad en su propia casa, tras las manifestaciones que se sucedieron la pasada noche del viernes 17 de abril en la ciudad saharaui de Smara ocupada. También resultaron heridos su hijo El Hafed, y Walid El Batal.
Según la esposa de Nasiri que ha hablado con activistas saharauis de derechos humanos, en la mañana de hoy sábado fueron trasladados de urgencia en dos ambulancias desde ciudad de Smara al hospital de la ciudad marroquí de Guleimin, su ingreso fue rechazado por el hospital. Finalmente se decidió llevarles a una clínica privada de la ciudad de marroquí de Agadir, donde se les practicó pruebas de escáner para diagnosticar las roturas craneoencefálicas, de extremidades y de tórax que sufrían.
Ahmed Nasiri, destacado activista de la ciudad de Smara y ex preso político, formó parte del conocido como Grupo de los 7, quienes fueron detenidos en octubre de 2009, tras visitar los campamentos de refugiados saharauis y Argel. El grupo estaba formado por Brahim Dahan, Ali Salem Tamek, Ahmed Nassiri, Degja Lachgar, Rashid Sghaer, Ettarousi Ihdih y Saleh Lebaihi
Ali Salem Tamek, Brahim Dahan y Ahmed Nasiri fueron los últimos del grupo en ser puestos en libertad provisional, el 14 de abril 2011, tras dieciocho meses de prisión y nueve huelgas de hambre.
Su detención y encarcelamiento produjeron entonces una importante campaña de solidaridad a nivel mundial, liderada por el escritor uruguayo, recientemente fallecido, Eduardo Galeano.

Mohamed Sidati: “Desde que abandonamos la lucha armada, el mundo está olvidándose del conflicto del Sahara Occidental”

El pueblo saharaui desea solo un plebiscito, así como se llevó acabo en Eslovenia, ha dicho el ministro del gobierno del Sahara Occidental para las relaciones con Europa, Mohamed Sidati.
El Sahara Occidental es la última colonia en África, lo que debería por sí mismo provocar numerosas discusiones sobre su estatus y sobre cómo resolver este problema, y en Europa además la reflexión sobre el papel de los países europeos y la UE en la ocupación de Marruecos que ya lleva 40 años en curso. Pero la crisis del Sahara Occidental está olvidada, advierte Sidati.
La UE así renovó el acuerdo de pesca con Marruecos en virtud del cual los barcos de pesca europeos tienen derecho a pescar en las aguas del Sahara Occidental muy ricas en pescado, a través de la cual la UE de nuevo, pese a las preocupaciones anteriores de hecho reconoció la soberanía de Marruecos sobre estas aguas. Como ha destacado Sidati, se trata de una violación del derecho internacional. A los saharauis no les queda mucho más que aludir al derecho. La lucha armada la han abandonado en 1991 cuando entró en vigor el plan de paz de las Naciones Unidas, en virtud del cual se debería celebrar un referéndum sobre la autodeterminación entre los saharauis. El referéndum hasta hoy no se realizó y en satisfacción mutua (marroquí y europea) la ocupación sigue.
Recordemos que la Corte Internacional de Justicia (CIJ) dictaminó en 1976 que el Sahara Occidental nunca ha sido parte de Marruecos y ha reconocido el derecho de referéndum de autodeterminación al pueblo saharaui. Sidati, representante del Frente POLISARIO - un movimiento creado en 1973 que representa al Sahara Occidental - durante su visita de unos días en Eslovenia se reunió también con el Vicepresidente de la Asamblea Nacional y el Presidente de la Comisión Parlamentaria de Asuntos Exteriores. Con respecto a las relaciones entre Eslovenia y el Sahara Occidental es optimista. En general, en su opinión los saharauis pueden aprender mucho de Eslovenia.
Usted está involucrado en la lucha saharaui desde el mismo principio. ¿Cómo es la situación en el Sahara Occidental hoy a diferencia  de la de los años setenta del siglo pasado?
Los saharauis hemos sufrido el colonialismo durante todo un siglo, y desde 1975 sufrimos la ocupación ilegal y violenta marroquí. La diferencia radica en el hecho de que la gente estaba en ese momento, por lo menos viviendo en sus propios hogares. Es cierto que no eran libres, pero al menos las bombas no les hicieron migrar por todo el territorio, no han huido de su país, aunque mucha gente ya en esta época vivía en exilio. En ese momento, las personas fueron capaces de planificar sus vidas, y hoy en día la mayoría de ellos están fuera de su país o viven bajo el yugo de la ocupación violenta; las familias están  separadas, también el territorio está dividido con un muro de más de 2.700 kilómetros. A la gente se la niega el derecho a la libertad de movimiento, por lo que en su propio país se sienten inseguros. La situación actual es aún peor de lo que era. La gente se siente más frágil, más incierta, porque  se siente  atacada en  su identidad.
¿Puede describir cómo la ocupación marroquí se manifiesta en la parte ocupada del Sahara Occidental?
Lo más importante es hacer hincapié en que no hay libertad de expresión, movimiento y asociación. Marruecos además está llenando el territorio con  los colonos, así que los saharauis ya no se sienten seguros en su propia tierra. Comenzó la expropiación de las personas. Les privan de la tierra y lo dan a las empresas multinacionales o lo venden a los colonos marroquíes. Esto es terrible. La gente tampoco tiene el derecho a la protesta, a la libre asociación así que está  aislada. La represión ha aumentado, privando a la gente de su propiedad, mientras que vienen los extranjeros, las multinacionales, y los saharauis tienen que renunciar a muchas cosas debido a la violencia.
¿Qué es lo que Marruecos cita como la razón de la ocupación? ¿Se trata de razones nacionalistas, religiosas, o puramente económicas?
Seguramente las razones económicas son importantes. El Sahara Occidental es un país muy rico. Por otro lado, se trata de una distracción de los problemas internos de Marruecos. Marruecos cultiva una ideología expansionista y el chauvinismo. Dicen que el pueblo del Sahara Occidental no existe, que el Sahara Occidental es parte de Marruecos. Marruecos esta justificando la ocupación ilegal del Sahara Occidental con el  nacionalismo. Se trata también de las razones políticas. Con el fin de mantener el poder, las autoridades marroquíes están desviando la atención de sus ciudadanos a la cuestión del Sahara Occidental como un problema nacional.
¿Usted dice que el Sahara Occidental bajo ocupación marroquí, como resultado de la lucha contra la democracia en el mismo Marruecos?
Creo que Marruecos mantiene el problema del Sahara Occidental para desviar la atención de los ciudadanos marroquíes. Con esto, está también retrocediendo en la cuestión de la democracia y la tolerancia. Si la democracia no se respeta en el  Sahara Occidental, ¿cómo puede ser respetada en el propio Marruecos? Y al revés, si la democracia no se respeta en Marruecos, ¿cómo puede ser respetada en el Sahara Occidental? Están vinculados. Los marroquíes están preocupados con otros asuntos y no con sus problemas y las demandas de democracia y libertad, mientras que Marruecos esta negando la democracia y la libertad a los saharauis.
¿Tienen algunos partidarios o simpatizantes en Marruecos, están asociados con algún grupo que lucha por su causa?
El régimen de Marruecos está constantemente tratando de mostrar la unidad en la cuestión del Sahara Occidental, que no hay fuerzas democráticas que apoyan el derecho de los saharauis a la autodeterminación. Sin embargo, hay tales voces. Un  Partido político marroquí, llamado La Voz Democrática por ejemplo, apoya una solución política al problema del Sahara Occidental. El problema principal es que, incluso para los marroquíes, no hay suficiente democracia para poder decir abiertamente lo que piensan profundamente sobre el Sahara Occidental. Sé que hay gente así, que no todos los marroquíes apoyan esta guerra contra los saharauis, pero no tienen la oportunidad de hablar de ello. Esta es una cuestión de democracia. Si, por ejemplo, uno pone en duda el rey o el país, se expone al riesgo de prisión. Uno de los tabúes es también el  Sahara Occidental. No hay posibilidad democrática para decir lo que piensan. Este es el problema principal. Pero sé que en Marruecos existen también diferentes voces con respecto a la cuestión del Sahara Occidental.
Usted es ministro para las relaciones con Europa. ¿Cuáles son sus experiencias con los gobiernos europeos y los representantes de la UE? ¿Cuál es su comprensión de la situación en el Sahara Occidental?
Estamos enfocados en Europa y la Unión Europea. La UE está involucrada en este conflicto, pero también puede ser parte de la solución. Algunos países influyentes como Francia y España, son miembros de la UE, y estoy convencido de que afectan a la política de la UE sobre Sahara Occidental. Además, Marruecos es un socio de la UE. La UE tiene una relación especial con el Reino de Marruecos. Tengo que recordar que Marruecos es el primer receptor de la asistencia económica y financiera europea. La UE también ha firmado ciertos acuerdos con Marruecos, que implican el territorio del Sahara Occidental, como por ejemplo el acuerdo de pesca. La UE entonces tiene vínculos muy estrechos con Marruecos. En este contexto pues dicen que con  respecto al Sahara Occidental quieren respetar el derecho internacional, los esfuerzos del Secretario General de la ONU y su Enviado Especial para el Sahara Occidental, Christopher Ross y que quieren que se respeten las resoluciones relevantes de la ONU. Pero cuando se trata de la puesta en  práctica de esto, los saharauis estamos muy frustrados. Europa apoya de manera clara el derecho internacional y la ONU, pero con en respecto a la aplicación de las decisiones de la comunidad internacional no son muy persistentes, a veces incluso sentimos que son cómplices con Marruecos. Debo decir que, en las instituciones de la UE comprenden bastante bien lo que es la decisión de la ONU sobre el Sahara Occidental, pero debido a los intereses egoístas de algunos gobiernos europeos no cumplen con estas resoluciones.
Pero no voy a decir que esta es la posición de todas las instituciones en su conjunto. En el Parlamento Europeo existe más conciencia sobre la cuestión del Sahara Occidental, la Comisión Europea está entregando algo de ayuda humanitaria a los refugiados saharauis y algunos gobiernos tienen una posición muy clara sobre esta cuestión. El Reino Unido y algunos países escandinavos como Suecia y Dinamarca, respeten el derecho internacional sobre esta cuestión. Algunos otros países como Francia y España, no respetan la decisión de la ONU en la misma medida. Tengo que decir también que Marruecos está presionando activamente para evitar que Europa adopte una posición muy clara sobre el Sahara Occidental. Así vemos algunas contradicciones en el comportamiento de la UE. Por un lado, apoyan claramente las resoluciones de la ONU, y por otro lado, en la práctica, incluso participan en la política de ocupación ilegal por parte de Marruecos. Voy a dar un ejemplo muy sencillo. Las instituciones europeas dicen que están muy preocupados por la situación de los derechos humanos en el Sahara Occidental, sobre todo en la parte ocupada. Dicen que insisten siempre en el respeto a estos derechos y que en el diálogo con Marruecos, en el marco del Acuerdo de Asociación, ponen atención a estos asuntos. Pero esto no es suficiente. La UE debe apoyar muy claramente los derechos humanos y abogar para que la MINURSO (Misión de las Naciones Unidas para el Referéndum en el Sahara Occidental) tenga un mandato en esta área y que esta sea supervisada por un mecanismo internacional independiente. Pero, la UE hace la vista gorda de las violaciones graves de los derechos humanos por parte de Marruecos.
¿Cuál es la razón para, como Usted dice, la complicidad de algunos gobiernos europeos? ¿Se trata de los intereses económicos de estos países o de un juego geopolítico más amplio en el que los saharauis siempre son sacrificados?
En el caso de Francia y España, y su apoyo a la ocupación ilegal marroquí del Sahara Occidental, además de sus intereses económicos, se trata también de una parte de estrategia para la dominación sobre el Magreb y África del Norte. No hay duda. Con esto están negando el derecho a la  autodeterminación a los saharauis. Marruecos también está chantajeando y amenazando a España con olas de emigrantes. Para ello, explota  también el tema de Ceuta y Melilla (enclaves españoles en el norte de África) y las Islas Canarias. Pero Marruecos también está haciendo presión con la ayuda de grupos de interés en Francia, España y algunos otros países que presionan a Europa para que no apruebe una posición clara con respecto a la aplicación de las resoluciones de la ONU en relación con el Sahara Occidental. Este es un juego muy peligroso. Hacen la vista gorda a la actitud de Marruecos cuando en el mismo Marruecos no hay progreso en el área de la democracia y los derechos humanos. Ciertos intereses geoestratégicos y económicos están dominado en lugar de la justicia y el descenso de las tensiones. Con el mantenimiento de la tensión mantienen la ocupación.
En conformidad con el Acuerdo de pesca la UE está pagando algunos millones de euros por año a Marruecos y a cambio recibe el derecho a explotar las aguas territoriales del Sahara Occidental. Sin embargo, ¿no podría la UE hacer un acuerdo  favorable directamente con el Sahara Occidental independiente? El POLISARIO sería en el caso de reconocimiento del Sahara Occidental por parte de la UE sin duda a favor a este acuerdo.
Una de las tácticas de Marruecos es involucrar las corporaciones multinacionales y los países y las instituciones de la UE en la explotación ilegal de la pesca, la costa y las reservas de petróleo y minerales cuanto más se pueda. Se trata de una cuestión del derecho internacional y con el acuerdo con Marruecos la UE lo está violando. Eso está muy claro. Por lo tanto, la UE debería aclarar su posición. Con esta actitud está perjudicando a los derechos humanos y la democracia. El POLISARIO como  representante del Sahara Occidental pide a la UE que respete el derecho internacional. En este contexto, acogemos con beneplácito cualquier tipo de cooperación con la UE y la comunidad internacional con miras a la explotación conjunta de los recursos del Sahara Occidental en beneficio mutuo. Esto requiere el respeto del derecho internacional. Francia y España se oponen a esto, pero la única manera de que la UE resuelva este problema es admitir que la resolución de la ONU se realice. La solución definitiva del conflicto del  Sahara Occidental permitirá la cooperación en la explotación de los recursos de nuestro país, tanto en beneficio de su pueblo como de estos países. ¿Entonces por qué la UE no hace esto? Una vez más, repito que se trata de la influencia de grupos de presión, la presión del Marruecos y los intereses totalmente egoístas de ciertos países.
La cuestión de Palestina es en muchos aspectos - no todos – similar a la cuestión del  Sahara Occidental. A ambos pueblos se les niega el derecho a la autodeterminación, ambos ocupantes, Marruecos e Israel, están poblando a sus habitantes en los territorios ocupados, y hay otras similitudes. ¿Qué han aprendido de la lucha palestina, que es un poco más vieja y mucho más famosa que la suya?
Sin lugar a dudas existen algunas semejanzas entre los dos casos. La similitud más importante es que los dos pueblos están luchando por sus derechos legítimos de existir y ser libre en su tierra. Pero tengo que decir que la cuestión del  Sahara Occidental es más simple. Se trata de una cuestión de descolonización, su territorio está deimitado geográficamente de manera clara y todas las resoluciones de la ONU apoyan el derecho a la autodeterminación. A los pueblos que luchan por sus derechos y que pagan un alto precio por la libertad  no se les puede derrotar. Si la comunidad internacional - el mundo y la UE – quiere resolver este problema de una forma pacífica, tiene que ser coherente y apoyar este derecho. Estos dos países deben ser reconocidos como países independientes y libres. Al igual que algunos países europeos hacen en el caso de Palestina, deberían hacer lo mismo con respeto al  Sahara Occidental. Esto es la presión diplomática adecuada sobre Marruecos para que acepte una solución pacífica del conflicto. De lo contrario, las tensiones van a aumentar y existe una amenaza real de la reanudación de las hostilidades y eso es muy peligroso. Este es un mensaje a Europa. Tanto el problema saharaui como el problema palestino deben ser resueltos de manera pacífica.
¿Por qué la lucha de los saharauis no atrajo tanta atención como la lucha del pueblo palestino? Esto es bastante sorprendente teniendo en cuenta el hecho de que el Sahara Occidental es la última colonia en África, lo que debería en sí mismo ser de interés para la sociedad civil europea.
Los saharauis a veces dicen "es mejor ser enterrado que olvidado." Y los saharauis están olvidados. Se trata de una crisis olvidada. Hemos atraído la mayor atención durante la lucha armada. Desde que hemos aceptado y dado prioridad a una vía pacífica de la resolución de  esta cuestión, parece que la comunidad internacional está olvidando al pueblo saharaui. Esto es muy peligroso y muy injusto. Los saharauis han aceptado los modos pacíficos de la lucha, con protestas, exigen el derecho a la libre asociación y movimiento, pero el ejército marroquí les niega estos derechos en los territorios ocupados. Esta gente es oprimida y la comunidad internacional no actúa. Los jóvenes y la gente en general no entienden por qué a la comunidad internacional y Europa, no les interesan los saharauis. Estamos luchando contra el terrorismo, la violencia, el extremismo, desde que hemos adoptado la vía pacífica, pero los europeos no aprecian esto. Esto que  hace el pueblo saharaui se sienta muy triste. Tenemos que advertir a la comunidad internacional de que esta situación es inaceptable. La paciencia de los saharauis tiene sus límites. ¿Por qué no hay interés? En ausencia de las operaciones militares más sensacionales, sin la violencia y el extremismo la gente está olvidando de los saharauis y esto es muy decepcionante y frustrante.
Es conocida la declaración de Noam Chomsky que la protesta en el campamento de Gdeim Izik en octubre de 2010, era el verdadero comienzo de la llamada primavera árabe. Obviamente, los acontecimientos que siguieron, han eludido su zona. ¿Cómo es eso?
No hay duda de que la primavera árabe comenzó en el Sahara Occidental, en Gdeim Izik en octubre y noviembre de 2010. Fue una de las formas más interesantes de resistencia. Esta revuelta pacífica ha sido en el momento más importante, y los saharauis solos han decidido por este tipo de resistencia. Este fue un mensaje al mundo de que quieren alcanzar su objetivo por medios pacíficos. Este experimento fue aplastado, mientras que Marruecos ha utilizado unos medios muy violentos, pero el espíritu de Gdeim Izik todavía está presente. La diferencia radica en el hecho de que Marruecos ha aumentado el número de agentes de policía y soldados en el Sahara Occidental y esta impidiendo todas agrupaciones, incluso las más pequeñas. Los saharauis permanecen decididos a continuar la resistencia. Todavía sigue latente  este espíritu.
¿Qué es lo que esperan de un país como Eslovenia que haga sobre el caso del  Sahara Occidental? Estuvo aquí unos días, se reunió con algunos diputados y diputadas. ¿Cómo  fue esta reunión?
Con Eslovenia compartimos cosas interesantes. Ambos países son el resultado de la autodeterminación. Lo que queremos en el Sahara Occidental, es lo que los eslovenos han logrado, a saber, el respeto y la dignidad. El país debe ser respetado sin importancia de su tamaño o el número de sus habitantes. Eslovenia está rodeado de países que son más grandes, pero el secreto de la convivencia, después de una larga lucha por la independencia es el respeto mutuo. Los saharauis sin duda pueden aprender algo de Eslovenia. No olviden que han tenido su propio plebiscito, que era libre y democrático. Esto es lo que quiere el pueblo saharaui. También para Eslovenia, la referencia en África, debería ser el Sahara Occidental, que puede ser la puerta de entrada al continente. Eslovenia como país europeo puede contribuir a la concientización en Europa, hacia una visión diferente del  Sahara Occidental como una cuestión de descolonización y el derecho internacional. Podemos compartir muchas cosas. A través de las conversaciones que he tenido, me dio la sensación de que nosotros, los eslovenos y los saharauis estamos cerca y que debemos ser optimistas sobre el futuro desarrollo de las relaciones y la cooperación en varios campos. Me gustaría ver que las autoridades eslovenas, así como en Suecia y en otros lugares, llegan ser un ejemplo para la UE, en la forma de abordar la cuestión del Sahara Occidental.
El ministro de Exteriores de Eslovenia ha dicho que propondrá que Eslovenia reconozca a una Palestina independiente ya en este año. ¿Tiene algún contacto con el Ministerio esloveno de Asuntos Exteriores sobre el reconocimiento  del Sahara Occidental y en qué nivel el POLISARIO se comunica con el ministerio?
Los representantes del POLISARIO fueron recibidos por el Jefe del Departamento de África del Norte y Oriente Medio en el ministerio. Estos apoyan mucho los esfuerzos de la ONU, el Secretario General y su Enviado Especial. Eslovenia respeta la resolución de la ONU con respecto a la autodeterminación de los saharauis, lo cual es positivo. Dadas las similitudes entre las cuestiones de Palestina y del  Sahara Occidental, creo que Eslovenia debe adoptar la misma actitud en  ambas caos. El Sahara Occidental es una cuestión del derecho internacional y sería lógico que Eslovenia tuviera el mismo planteamiento como en el caso de Palestina. El diálogo entre Eslovenia y el  Sahara Occidental existe y debe ser continuado. Veremos si el debate puede desarrollarse también en el Parlamento esloveno.
¿El Ministro de Relaciones Exteriores no le ha recibido durante su visita?
No, el Ministro de Asuntos Exteriores no me recibió.

Marruecos expulsa de su territorio a una activista francesa pro saharaui

*Fuente: EFE 16 ABR 2015          *Foto: Por un Sahara Libre
El gobierno de Marruecos expulsó ayer a una ciudadana francesa "conocida por su hostilidad a la integridad territorial del reino", como califica sistemáticamente a todos los activistas favorables a la independencia del Sahara Occidental.
En un comunicado de la wilaya (gobierno civil) de Rabat emitido por la agencia oficial MAP, se precisa que la francesa identificada como Marion Martane tuvo "comportamientos sospechosos con el fin de incitar a actos para atentar contra el orden público".
Contactado por Efe, un portavoz de la Embajada de Francia confirmó hoy la expulsión pero no quiso hacer ningún comentario, salvo que la expulsada gozó de la protección consular.
La wilaya considera que Marion Martane ha infringido una ley sobre la entrada y residencia de extranjeros en Marruecos, sin dar otras precisiones y sin detallar si Martane solamente estuvo en Rabat o llegó a viajar a los territorios saharauis.
La expulsión de extranjeros pro saharauis por parte de Marruecos es relativamente frecuente, y muchas veces se produce en el mismo aeropuerto de llegada, donde la policía los embarca en el siguiente vuelo sin permitirles salir del aeropuerto, con el argumento de que llegan con una actitud premeditadamente hostil con Marruecos.

Tiris en La Vorágine. Presentación de “Tiris, espiritualidad saharaui. Conversación en Miyik” en Santander


*Fuente y fotos: Cantabria por el Sahara
El pasado miércoles, 15 de abril, Fernando Llorente presentaba en la librería “La Vorágine” de Santander su libro “Tiris, espiritualidad saharaui. Conversación en Miyik”, en la que es su tercera “aventura” editorial con Cantabria por el Sáhara, organización que se ha hecho cargo de la edición y a la que ha cedido sus derechos para destinar los beneficios al proyecto Bubisher (bibliotecas en los campamentos de refugiados) y a la promoción de los Derechos Humanos en los Territorios ocupados del Sáhara Ocidental.
En el coloquio que se abrió tras la exposición de Fernando Llorente, Lalty, una joven saharaui presente entre el público, nos emocionó a todos los asistentes, autor incluido. Tanto que le pedimos que fuera ella quien redactara la reseña, petición a la que accedió gustosa.
El lugar en el que Fernando Llorente nos presentó su libro,” Tiris, espiritualidad saharaui. Conversación en Miyik”, no pudo ser más evocador: La Vorágine se convirtió por unas horas en una jaima saharaui en la que no faltaron, como no, el té y los dátiles.
Pero antes de comenzar, se rindió un breve pero precioso homenaje al recientemente fallecido Eduardo Galeano, tan amigo de la causa saharaui. La encargada fue Raquel quien, ataviada con su melfa, puso voz al poema “Muros”. Más tarde, Raquel volvería a deleitarnos leyendo algunos poemas incluidos en Tiris.
Y Fernando empezó a hablar, a adentrarnos en el corazón de la cultura saharaui. De fondo nos acompañaba el sonido del té y el tintineo de los vasitos. Fernando nos habló de Tiris, tan amado por mi pueblo, ese lugar que conocemos hasta los que nunca hemos estado allí. Habló de los elementos más cotidianos, pero esenciales, de la vida saharaui: del té, de la pausada conversación de los hombres, de las supersticiones. En fin, de todas las particularidades que configuran la identidad de mi pueblo.
No exagero al afirmar que esta presentación me evocó tantísimos recuerdos, recuerdos de situaciones pasadas e incluso de otras que ni siquiera he vivido. En fin, me hizo sentirme orgullosa de mis raíces.
Lalty Sidi Ali


viernes, 17 de abril de 2015

Reunión de la misión de observadores del Alto Comisionado de Naciones Unidas con CODAPSO en El Aaiun ocupado


*Fuente: CODAPSO, 15 de abril de 2015
El vicepresidente de CODAPSO, Hmad Hamad y varios miembros de esta asociación se han reunido el miércoles 15 de abril sobre las 6 de la tarde con la misión del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados. Durante el encuentro, que duró alrededor de una hora, los miembros de CODAPSO presentaron una exposición sobre la situación de los saharauis en los territorios ocupados, sobre los presos políticos saharauis, el acoso por parte del aparato represor marroquí y el bloqueo informativo que el régimen mantiene sobre la ciudad.
Además expusieron la cuestión sobre las expulsiones de los observadores internacionales, que intentan conocer la situación de los territorios ocupados a través de los viajes y reuniones con los defensores saharauis de derechos humanos.
También solicitaron la creación de un mecanismo para observación de los derechos humanos dentro de la MINURSO y denunciaron que miembros de la asociación habían sido agredidos por fuerzas de represión marroquíes el martes de esa semana en las manifestaciones que conoció la ciudad de El Aaiun. La delegación saharaui de CODAPSO, presentó a la comisión del Alto Comisionado de NU para los Refugiados una grupo de cidadanos saharauis que fueron víctimas de la represión marroquí en las manifestaciones del pasado martes 15 de abril en El Aaiun, entre estos un destacado defensor de derechos humanos y expreso político que fue detenido y torturado por la policía marroquí y se trata de Daha Tanyi.

jueves, 16 de abril de 2015

Una gran jaima saharaui en mitad de El Retiro

Tuiza, las culturas de la Jaima, dentro del palacio de Cristal del parque de El Retiro, en Madrid / GORKA LEJARCEGI
Federico Guzmán inaugura en el Palacio de Cristal del Reina Sofía una instalación efímera
Cuando a finales de 1975, los saharauis tuvieron que abandonar las ciudades para instalarse en el desierto, muchos de ellos lo hicieron con lo que llevaban puesto. No llevaban nada con lo que montar refugios para guarecerse en el exilio. Las mujeres recurrieron entonces a sus melhfas (vestimenta tradicional saharaui) para montar tiendas improvisadas, rudimentarias jaimas, bajo las que instalarse con sus familias. El artista Federico Guzmán (Sevilla, 1964) refirió ayer esta historia, conocida por él por una política saharaui, durante la inauguración de una espectacular instalación titulada Tuiza. Las culturas de la Jaima, dentro del palacio de Cristal del parque de El Retiro, en Madrid.
Tuiza significa solidario colectivo y hace referencia a reunirse, participar y construir algo entre todos, y precisamente diálogo es el mensaje último de esta pieza construida expresamente para esta exposición con la que Federico Guzman quiere recordar que la diversidad cultural existe para que aprendamos unos de otros. La exposición, que permanecerá abierta desde hoy viernes hasta el 30 de agosto, es una coproducción entre el Reina Sofía y la Fundación Donostia/San Sebastián, Capital cultural 2016.
Detalles de las telas pintadas de la jaima instalada en El Retiro. / GORKA LEJARCEGI
Entre castaños de indias, cedros, cipreses o sauces en su máximo esplendor primaveral, la jaima asoma como un gigantesco objeto pictórico. La techumbre está realizada con un finísimo y semitransparente tejido acrílico decorado con pequeños metidos geométricos multicolores. En las jaibas tradicionales, así son también los laterales. Pero para su pieza, Federico Guzmán ha preferido recurrir a melhfas tejidas por colectivos de mujeres de Bojador que han diseñado y tejido las telas para este proyecto específico. “Yo quería que los motivos fueran más reivindicativos”, explica el artista. “Pero ellas eligieron hablar en sus telas de los motivos que mueves sus vidas: el respeto a los ancianos, el cariño por los hijos, el amor por sus semejantes”.
Dentro de la Jaima, el visitante se encuentra con un confortable recinto ocupado por alfombras orientales, cojines, alfombras de rezo, mesas-soporte de juegos de té, asientos forrados de brocado y una moqueta de colores cálidos que se extiende por todo el suelo. El espacio ha sido concebido como una invitación al diálogo con todos los visitantes y una oportunidad para escuchar historias y teorías que no están escritas en ningún sitio. Es cultura oral para una instalación efímera en la que hasta el 30 de agosto se celebrarán recitales de poesía, conferencias, proyecciones de cine y recitales de música, dentro de un programa que permanece abierto a sugerencias.
Manuel Borja-Villel, director del Reina Sofía, señala que el Palacio de Cristal es una estructura de vidrio del XIX que representa a la Europa de los grandes imperios y que, con esta exposición, está ocupada por una edificación absolutamente distinta. Esta jaima es una arquitectura nómada que cuenta relatos que solo se encuentran en la tradición toral. Es una representación dirigida a los que no tienen voz y lo que se perciba dentro tiene que ver con el intercambio y la negociación. Este proyecto está en la línea del museo de replantear el proceso de colonización que ya hemos visto en otras exposiciones”.
João Fernandez, subdirector del museo y comisario de esta exposición, conocedor del Federico Guzmán y su obra desde hace 18 años, asegura que este artista tiene una manera de entender el arte conseguida a partir de los trabajos realizados en Nueva York y Bogotá. “Presenta otras formas de ver el mundo a partir de la obra artística. El resultado es una coreografía entre el lenguaje del artista y las culturas con las que dialoga. Aquí tenemos una jaiba y una plaza desde las que abordar tanto denuncias sociales como historias íntimas”.
Detalles de las telas pintadas de la jaima instalada en El Retiro. / GORKA LEJARCEGI

Tuiza. Las culturas de la jaima. La poesía saharaui presente en la exposición de Federico Guzmán. Palacio de Cristal, primavera 2015

La poesía saharaui en español tendrá una destacada presencia en la la exposición de Federico Guzmán: Tuiza. Las culturas de la jaima que ha sido organizada por el Museo Reina Sofía en coproducción con Fundación Donostia / San Sebastián. Los poemas de la Generación de la Amistad saharaui estarán presentes en las voces de Zahra Hasnaui y Bahia Mahmud Awah
Cada jueves a las 19h. Del 16 de abril al 4 de junio. Los recitales cuentan con la participación de poetas de diferentes orígenes. Se podrá escuchar a la Generación de la Amistad, con los saharauis Zahra Hasnaui y Bahia Mahmud Awah
Federico Guzmán. Tuiza. Las culturas de la jaima. 16 abril – 30 agosto, 2015 / Palacio de Cristal, Parque del Retiro Mobiliario. Museo Reina Sofía
*Texto y selección poética de Zahra Hasnaui
Nadie ignora la incidencia inevitable de la realidad en la literatura de los desterrados, tanto la pasada como la presente. En el viaje hacia lo desconocido, se transporta un amplio bagaje emocional con el que se establece una relación amor-odio. Por una parte, se quiere dejar atrás lo acaecido; por otra, se resiste uno a renunciar por constituirse en el nexo, frecuentemente el único, con las raíces.
En la segunda vertiente, surge la necesidad de compartirlo, como si al hacerlo uno se despojara, aunque sólo en parte, y sólo por episodios, del dolor intermitente. De hecho, un gran número de especialistas en la materia coinciden en concretar esa reacción en la predisposición del exiliado al testimonio. La aserción se cumple en nuestro caso; a veces de forma inconsciente, a veces dolorosamente consciente, hemos narrado las vivencias personales, diluidas, de forma reiterada, en las colectivas.
Demasiados compañeros piden el paso a la palabra: la necesidad de reconstruir los recuerdos borrosos; la de compartir el imborrable; la nostalgia por lugares, parientes y amigos; la injusticia nueva, la longeva; la impotencia, la rabia que nos sustenta.
Nuestra poesía se ha convertido en la crónica y denuncia líricas de la situación saharaui en los campamentos, en las zonas ocupadas y en la diáspora. Hemos gritado lo que se siente con voces de fuego y versos refugiados, acompañados por la música del siroco. Somos nómadas en el exilio, rompiendo silencios con versos de madera.
Es difícil, escapar de la telaraña de la memoria que, como a Jorge Guillén, nos cubre malla a malla. O de la realidad de Juan Gelman, que como un martillo bate las telitas del alma.
Quizá, este esfuerzo colectivo por mantener la memoria sea nuestra originaria razón de ser.
Quizá, como anunciaba Rodolfo Walsh, en su exilio natal, por ser fieles al compromiso que asumimos hace tiempo de dar testimonio en momentos difíciles.
Por la sangre, llanto y tierra en la suela de nuestros zapatos, como León Felipe allá en Méjico.
O como apuntaba Michael Ugarte porque “el exilio es uno de los escasos fenómenos en la historia en que el lenguaje se considera un instrumento más eficaz para el cambio social que la acción política.”
El caso es que la poesía de la Generación de la Amistad se nutre del sentimiento desgarrador del exilio en sus múltiples facetas:
- La fe en el regreso:

Bahia Awah.
Sí, expirará la mar del peso
De su noche
Sí, se acordará en el exilio
De su gente.
Y la mar, ésta
Nuestra, con sus cuajadas espumas
Negras, rojas, blancas
Y verdes,
Volverá a vernos, inevitablemente,
Seguro volverá a vernos.

Zahra Hasnaui
Volveré,
envuelta en mantos
de estrellas rojas,
a sanar las
aguas amargas.
A morir y renacer
en las entrañas atlánticas.

- El futuro incierto

Saleh Abdelahi
No quiero alimentar el perpetuo mañana
Con la rutina de hoy
Ni abrir con la misma llave
La misma puerta de este calendario

Ali Salem
Ando entre la inspiración y la desolación
Sin admiración, ni corona,
Huyendo de los buitres del pasado,
Con el constante temor a los buitres del presente

Ebnu
Se pospone el futuro
Hasta nuevo aviso

- La huella inevitable del tiempo:

Luali Lehsen
El tiempo va
Siempre va,
Dejando callos en las manos
De la historia,
El tiempo va, siempre va.

Zahra Hasnaui
Mentimos colgando
días pretéritos
en calendarios ajenos,
sin mirar,
no vayamos a ver
lo que ya no somos.

- El exilio

Limam
Este exilio
Es una larga estación de adobe.
Se derrama por el camino
Y se abrasa.
Saleh Abdelahi
Yo sé que esquivo las adversidades
Del exilio.
Que cierro los ojos y cultivo el desierto
En mis caminos con paisajes de jardines.

Chejdan
La vida en el exilio es una catarata de penas y, la alegría se dibuja por zancadas,
para atravesar el inmenso caudal.

Ali Salem
Poseer todo y no tener nada.
Vaciar los sentimientos de ambiciones
En busca de la verdad perdida.

Luali Lehsen
Desde entonces los días empezaron
A nacer muertos
Y nuestra infancia naufragó en la turbulenta marejada del éxodo.

Ebnu
Y mi casa fue ocupada
Por mis buenos vecinos,
Las cucarachas y los ratones.
Desde entonces vivo al borde
De un abismo silbando una vieja
Canción de cuna.

- La tierra:

Ali Salem
Me dueles tanto
Como el deseo
De encontrarte.
(refiriéndose a Dajla)

- La ocupación:

Limam
Alguien irrumpió
En esta tierra
Para cazar falenas
Para destruir la semilla
De los nidos en peregrinación

Ali Salem
Decirles que el desierto sólo conoce
A los nómadas, dueños del sol y el viento.

Chejdan
Las ciudades del Sáhara sombrío se levantan una vez más
Para gritar orgullosas
Basta! Basta¡ Basta¡

- La identificación con el otro:

Chejdan
Ojalá mis versos surquen
Tantos cerebros como
a mi alma llega tu súplica.
Hermano saharaui,
Yo también,
Estoy herido de muerte.

Ebnu
Ya no siento nada,
Salvo tu antiguo dolor multiplicado.

Zahra
Se agolpan tus clones y alborotados pugnan por salir en blanco y negro de mi garganta.

Luali
No ha muerto tu voz.
Tu voz vive entre los ruidos del mundo
Que te ha dejado sin voz.
Tu voz se ha ido a gritar su rabia
Desde el exilio del alma, a pregonar
La limosna de ser
Desde el silencio de su reencarnación en mi voz

Bahia Awah
En el silencio exiliado, cada noche sueño gritar vuestros nombres,
Sueño rosas de mi desierto
Sueño jacintos y esmeraldas.

- La espera:

Zahra
Siempre se pone el sol,
Siempre, dicen, llega la sombra.
¿Por qué esperas,
justicia esquiva,
agotar nuestra paciencia?

Ali Salem
En un grito te escucho
y me vuelvo a mí,
para contemplar
la fe de mi paciencia.

Chejdan
Hay relojes
Que no marcan la hora.
Y otros que gritan, se enfadan,
Lloran, y hasta se deprimen.
Pobre de mí, que no lloro, ni me enfado.
Resecado del bullicio ajeno
He perdido la noción del tiempo.
La melodía de la esperanza

Ebnu
Mi corazón empieza
a vagar por las costas
Y se remoja los pies descalzos
En las olas atlánticas de la paciencia.

Bahia Awah
Voy huyendo a la infinidad
Del tiempo.
Voy huyendo de los principios
Frustrados.
Voy huyendo de los que no creen
En el día
Que nacerá mañana.

Ali Salem
Pero volverán a surgir los hombres vestidos con palabras que el viento
Transforma en un enorme eco lleno de libertad.

Chejdan
Olor a incienso y miradas beduinas
Surtirán, entonces, nuestra vida.

Saleh Abdelahi
Alguien en la trinchera
Gritó tu nombre y desde entonces
En cada corazón que
va dejando para el dolor
una esperanza
me resuena tu nombre.

Limam
Pero en ti existe,
Una exuberante vegetación de memoria
Una brisa del océano,
Y esa próxima y
Anhelada lluvia nuestra.
La rebeldía ante el silencio

Luali Lehsen
Mi verso habla para callar
Los estampidos que perforan
Los tímpanos del silencio

Limam
Hay un silencio
Que quiebra la palabra
El lacerante olvido

Ebnu
Si un día me preguntas
Y no te digo nada
Será porque me fui
Tras la sombra del olvido

Zahra
Y día tras día,
se colorea el lienzo gris del olvido
a golpes cegados por la esperanza.
La desolación tras la guerra

Ebnu
Estoy solo.
Irremediablemente solo.
Ya no quedan zorros para domesticar
Ni ovejas ni rosas que cuidar.

Ali Salem
Ya no queda nada.
Ni antes, ni después,
Ni ahora,
Que sigues siendo
El refugio del poder.
El descrédito en la condición humana

Chejdan
No quiero ser
El hijo de un profeta
No quiero ser
El amigo de un valiente
No quiero ser
Pariente de los hombres.

Ebnu
Cualquier día
Me uniré a Dios
Para no sentirme solo.
Que pronto renace…

Saleh Abdalahi
me iré aunque tú no lo quieras a romper
las fronteras y mezclar las razas
me iré aunque tú no lo quieras a construir
a cielo abierto un lugar sin nombre
donde los hombres bajo el sol se funden en abrazos y perdón
ya que todos tenemos la misma sangre y bajo el sol la misma sombra.
La rabia contenida

Limam
Y aunque se han secado las fuentes
De la húmeda paciencia
Aún nos queda una gota de rabia

Quemándonos las gargantas