jueves, 24 de abril de 2014

La ONU pospone voto sobre el Sahara y se inclina por no incluir cuestión DDHH

LA VANGUARDIA | 22/04/2014
Nueva York, 22 abr (EFE).- El Consejo de Seguridad de la ONU ha pospuesto el voto que tenía previsto celebrar mañana para renovar la Misión de Naciones Unidas en el Sáhara Occidental (Minurso), a la que no se darán poderes para supervisar la situación de los derechos humanos, según dijeron hoy a Efe fuentes diplomáticas.
El máximo órgano de decisión de Naciones Unidas se pronunciará a priori el viernes o el próximo lunes, para dar tiempo a sus miembros a analizar el borrador de resolución propuesto por Estados Unidos.
El texto, al que tuvo acceso Efe, va en línea con el aprobado hace un año y deja fuera del mandato de la Minurso la supervisión de los derechos humanos, una de las grandes peticiones del Frente Polisario y una demanda de numerosas organizaciones internacionales como Human RightsWatch.
En su último informe sobre el Sahara Occidental, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, también aseguró que el "objetivo final sigue siendo una vigilancia de los derechos humanos sostenida, independiente e imparcial".
El proyecto de resolución estadounidense recibió hoy el visto bueno del llamado Grupo de Amigos del Sahara Occidental, por lo que todo hace indicar que saldrá adelante una vez que sea sometido a votación.
Ese grupo -formado por España, Francia, Rusia, Reino Unido y Estados Unidos- lleva habitualmente la voz cantante en todo lo relacionado con la antigua colonia española en la ONU.
Washington propuso hace un año dar poderes a la Minurso para vigilar la situación de los derechos humanos, pero la iniciativa no salió adelante en el Consejo de Seguridad tras la reacción de Marruecos y ahora ni siquiera lo ha propuesto.
"EEUU está trabajando para renovar el mandato de la Minurso como parte de nuestros esfuerzos para urgir a las partes a lograr una solución pacífica, sostenible y aceptada por todos para el conflicto, que respete los derechos humanos de la población afectada por esta disputa", se limitaron a señalar las fuentes estadounidenses consultadas por Efe.
El Polisario ha acusado repetidamente a Francia de servir los intereses de Marruecos en el Sahara Occidental haciendo valer su capacidad de veto en el Consejo de Seguridad.
En los últimos días, sin embargo, el embajador francés ante la ONU, Gérard Araud, ha insistido en que su país nunca ha vetado una resolución sobre el Sahara.
Para el representante del Polisario ante la ONU, Ahmed Bujari, París no ha necesitado oponerse a ningún texto dado que siempre ha hecho valer su "veto implícito" durante las negociaciones previas.
"La cuestión de la urgencia de la protección de los derechos humanos se ha convertido en una cuestión que pesa de manera muy grave sobre la conciencia del Consejo de Seguridad", aseguró hoy Bujari en declaraciones a Efe.
La Minurso, establecida en 1991, es prácticamente la única misión de la ONU aprobada en los últimos dos o tres decenios que no tiene entre sus competencias supervisar la situación de los derechos humanos en el territorio en el que opera.
Su mandato expira a finales de mes, por lo que el Consejo de Seguridad tiene hasta entonces para pronunciarse sobre su prolongación.

miércoles, 23 de abril de 2014

Acoso al defensor saharaui de derechos humanos Hmad Hamad en El Aaiun por las fuerzas de ocupación marroquí

Fuente. CODAPSO
El Aaiun/territorios ocupados / Sahara Occidental, 23/04/2014
Según ha podido saber hoy Poemario por un Sahara Libre de CODPASO, los defensores de derechos humanos saharauis Hmad Hammad y Mahmud Lehueidi fueron retenidos hoy miércoles a las 11h en la avenida de Smara por un furgón policial marroquí durante casi una hora, y sin motivos algunos.
Hmad, vicepresidente de CODAPSO, dijo que la detención de su vehículo y su provocación no tiene explicación salvo la falta de libertad de circulación y expresión y la provocación de los servicios policiales marroquíes a los defensores de derechos humanos cuando intentan hacer su trabajo. Por otra parte el domicilio de este activista de derechos humanos ha estado hoy vigilado por un vehículo de los servicios policiales durante varias horas de la mañana según ha denunciado el defensor saharaui.

Regresa la brigada Aragón-Sáhara

Cuatro aragoneses denuncian acoso policial marroquí en su intento de llegar hasta la antigua colonia española y recoger testimonios de responsables de asociaciones de derechos humanos.
PUBLICO  I. ALCONCHEL / M. CABRERA Zaragoza 22/04/2014 07:00 Actualizado: 22/04/2014
Más de 18 horas de espera en el aeropuerto de Marrakech sin comer ni dormir, sin saber cuándo ni cómo serán expulsados de Marruecos tras recibir el aviso de la policía del país, donde no son bienvenidos.  Cuatro jóvenes aragoneses viven desde el pasado miércoles, cuando intentaron acceder a El Aaiún para conocer la realidad social y política del Sahara Occidental ,  "una constante tortura psicológica por parte de los cuerpos de seguridad alauí que no quieren aquí a observadores internacionales", explica Diego Marín, integrante del grupo de activistas.
Irene Bailo, Laura Soteras, Diego Marín y Raúl Ramón llegaron a la capital de la antigua colonia española, donde pretendían permanecer durante una semana, para recoger testimonios de responsables de asociaciones de derechos humanos. Tras más de una decena de controles hasta llegar a El Aaiún, la policía marroquí los bajó del autobús en el que viajaban, los registraron e interrogaron durante tres horas, preguntándoles sobre su profesión, el motivo y duración de la visita y  sus contactos en la zona. "Fueron tajantes. Nos dijeron que no teníamos permiso para entrar en la ciudad y nos obligaron a meternos en un taxi en dirección a Agadir sin más explicaciones", señala Irene Bailo.
Una vez allí, el grupo intentó regresar a Tan Tan, puerta al Sahara Occidental, donde otro taxi les aguardaba para llevarlos de vuelta a Agadir. "Ya estábamos vigilados, más de una veintena de agentes nos estaban esperando y nos advirtieron de que si volvíamos a intentar acceder a los territorios ocupados tendríamos serios problemas. Dada la presión y constante vigilancia nos trasladamos a Marrakech", apunta Bailo.
Varios estudiantes saharauis les ofrecieron su apartamento en la ciudad para descansar hasta su vuelta a España. "Pensábamos que ahí acababa el acoso policial cuando en la medianoche del domingo, 15  agentes  se presentaron en la casa con varios furgones aparcados en la puerta del edificio", explica Raúl Ramón.  Según el grupo, la policía les comunicó que existía una orden de expulsión y que debían trasladarlos, de formainmediata, al aeropuerto para salir del país en el primer vuelo disponible.
"Ni nos dejan quedarnos en Marruecos ni tampoco nos dan soluciones para salir del país y piden que esperemos. Durante horas nadie nos ha atendido pero sí vigilado. Desde la embajada nos han denegado el asilo político. Estamos exhaustos", señala Diego Marín.
Aseguran que el cansancio físico es lo de menos, que "el mareo constante" es la estrategia de Marruecos para frenar la llegada de observadores internacionales a los territorios ocupados en unas fechas muy sensibles para el conflicto que desde 1975 atraviesan Marruecos y el Sahara Occidental.
El Consejo de Seguridad de la ONU vota este mes la renovación de la MINURSO, la Misión de Naciones Unidas para el referéndum en el Sahara Occidental, una cita que la población saharaui aprovecha para demandar que el organismo internacional tenga competencia para vigilar los derechos humanos en el territorio.
"Lo que Marruecos pretende es reventarnos psicológicamente, con la complacencia de las embajadas y consulados, asustarnos y presionarnos para no acudir a las manifestaciones, donde se producen agresiones que pretenden ser silenciadas", concluye Bailo.
Los aragoneses estuvieron 20 horas retenidos en el aeropuerto
EL PERIÓDICO 23/04/2014
Los cuatro aragoneses integrantes de la brigada Aragón-Sáhara regresan hoy a casa después de permanecer alrededor de 20 horas retenidos en el aeropuerto de Marraquech con una supuesta orden de expulsión que no existía, según informó ayer la agencia Arainfo.
Diego Marín, Raúl Ramón, Laura Soteras e Irene Bailo sufrieron la "presión" de las autoridades, que, según su versión, habían irrumpido de madrugada en la vivienda donde dormían los aragoneses, a los que trasladaron al aeropuerto, donde estuvieron permanentemente vigilados. "Un día chungo", tal y como lo definió en su cuentade twitter Irene Bailo.
Según estas mismas fuentes, tras la larga espera, el acoso, la presión y la incertidumbre, las autoridades marroquís se negaron, el pasado lunes, a pagar un vuelo de regreso para los cuatro aragoneses, que se trasladaron a un modesto hotel de Marraquech, invitados por la cónsul honoraria del Estado español en la ciudad, Khadija El-Gabsi antes de regresar hoy a España en el vuelo que tenían programado desde el principio.
"Hoy más saharauis que nunca y con más razón si cabe de luchar con y para el pueblo saharaui", afirmó Raúl Ramón en las redes sociales. Por su parte, Diego Marín se mostraba agradecido, en nombre de los cuatro, por las innumerables muestras de "apoyo, cariño y solidaridad" que les llegaban desde Aragón y otros territorios. "Contra el agotamiento físico y mental el apoyo compañero es la fuerza para resistir. Gracias", apuntó Marín.
Las largas horas retenidos en el aeropuerto supone el tercer incidente que los aragoneses sufren con las fuerzas de seguridad marroquís desde que llegaron. Tras la expulsión de El Aaiún, las autoridades marroquíes impidieron la entrada a Tan Tan (en el sur de Marruecos).
Según estas fuentes, en los últimos días, Marruecos ha expulsado a 28 observadores internacionales procedentes de distintos territorios del Estado español que intentaban acceder al Sahara.
La brigada llegó el pasado lunes con el objetivo de llegar a los territorios ocupados por Marruecos en el Sahara Occidental así como "romper el bloqueo mediático" durante los días de reunión del Consejo de Seguridad de la ONU.

II Foro de la Comunidad Saharaui en Europa

 *Por Ali Salem Iselmu, escritor y periodista saharaui
La Asociación de Inmigrantes Saharauis en Aragón (AISA), organizó junto con los responsables de la comunidad saharaui en Europa, el segundo foro en el que participaron distintos colectivos provenientes de Noruega, Francia, Bélgica, Suecia, España y otros países europeos con presencia de trabajadores saharauis.
A este foro asistió una delegación de la República Saharaui, compuesta por el presidente del parlamento Jatri Aduh, Bucheraya Beyun, Representante del Frente Polisario en España, Mohamed Akeik Ministro de las zonas ocupadas y las comunidades saharauis en el exilio, Enrique Gómez miembro de La Coordinadora Estatal de Asociaciones Solidarias (CEAS) y autoridades del ayuntamiento de Zaragoza.
En el foro se discutió el informe político y el balance del año 2013. Por otra parte se desarrollaron varias ponencias entre las cuales podemos resaltar, El desarraigo de la juventud saharaui a cargo de Ali Salem Iselmu, Saharauis en el extranjero y su relación con su tierra realizada por Bulahi Mohamed Iadih, La juventud y los estudiantes al servicio de la causa nacional a cargo de Hamada Elhatab y las experiencias de enseñanzas a niños saharauis residentes en el extranjero desarrollada por Mohamed Elhanchi.
Este segundo foro de la comunidad saharaui en Europa, tuvo un debate intenso y sereno sobre las perspectivas de futuro y se creó una coordinadora de trabajo en la que está presente un delegado por cada asociación.
Jatri Aduh, presidente del parlamento saharaui, destacó el avance que vive la causa saharaui y el fracaso de la propuesta de autonomía marroquí, frente a un avance hacia la consecución del referéndum de autodeterminación, gracias a la lucha de los saharauis mediante la resistencia pacífica que vivió un momento importante con el campamento de Gdeim Izik. 
Reflexión de Bachir Lehdad Dadda (facebook)
Estuve en Zaragoza este fin de semana, participando en el II FORO DE LA COMUNIDAD SAHARAUI EN EUROPA. Y regreso de allí con los ánimos afiladísimos. Dos días de intensidad en la confraternización, el buen diálogo, discusiones y planteamientos responsables y claras miras hacia el futuro.
En este foro no había asperezas que limar si no actuaciones que coordinar; y eso supuso la inyección que buscábamos todos los participantes. Dicho en lenguaje de a pie de calle: UN FORO DE BUEN ROLLO.
Y si de buen rollo habría que calificar nuestro foro, no encuentro palabras para la organización. Un grupo de abnegados jóvenes, celosos por su causa nacional, se hicieron cargo de la situación,desde el inicio hasta el final. ¡IMPACTANTE!.
Y eso que hay por ahí, algún que otro pesimista desorientado que piensa que nuestra juventud no es buen sucesor de la generación del 20 de Mayo. No sabe cuán equivocado está; pues tenía que ver la actitud, el nivel político y cultural, el apego a la lucha, y el arraigo de tantos jóvenes y menos jóvenes que sin conocer su patria, parece que nunca salieron del Sahara, de la RASD.
Ninguno de los participantes en el foro tuvo quejas de nada relacionado con su estancia y comodidad. Todos hospedados, documentados y con asistencia personalizada por un grupo de jóvenes. Los jóvenes de A.I.S.A. (Asociación de Inmigrantes Saharauis en Aragón). Un nivel de organización digno de una juventud responsable y entusiasta. ¡Mis felicitaciones!
Por supuesto no puedo omitir lo evidente, en el éxito de este II FORO DE LA COMUNIDAD SAHARAUI EN EUROPA. Y es el aporte imprescindible de la Asociación de Amigos del Pueblo Saharaui en Aragón: UMDREIGA que en todo momento (según los organizadores) estuvo pendiente, con la mano tendida, para el éxito del Foro, junto con la colaboración del Ayuntamiento de Zaragoza y el Centro Cultural del Fierro, enclavado en un barrio construido, precisamente, por emigrantes extremeños y andaluces.
Gracias a todos por habernos permitido juntarnos, encontrarnos y reorganizarnos, creándonos las condiciones para ello.



Estrasburgo condena a España por ordenar la expulsión de 30 saharahuis que pidieron asilo

El Tribunal Europeo de Derechos Humanos considera que España no concluyó el examen de sus demandas de asilo antes de ordenar su expulsión
El fallo más allá del caso de los 30 saharuis y ataca la inexistencia en nuestra legislación de un mecanismo que paralice de forma automática la devolución de solicitantes de asilo hasta que la decisión sobre su caso sea definitiva
Las 30 personas huyeron del Sáhara Occidental después de que Marruecos atacara un campamento de protesta [Gdeim Izik]
El organismo internacional considera que se vulneraron su derecho a la vida, la prohibición de tratos inhumanos o degradantes y el derecho a un recurso efectivo
España vulneró los derechos humanos de 30 saharahuis por ordenar su expulsión sin haber concluido el examen de sus demandas de asilo por la vía jurídica interna, lo que cuestiona las garantías del sistema jurídico español respecto al sistema de asilo. Según sentencia el Tribunal Europeo de Derechos Humanos, no se les permitió aportar la información precisa sobre los riesgos que corrían, tras huir del Sáhara Occidental por los ataques de la policía marroquí contra el campamento de Gdeim Izik. Estrasburgo ha condenado a España por esta decisión al considerar que fue contra su derecho a la vida, la prohibición de tratos inhumanos y degradantes y el derecho a un recurso efectivo.
De esta forma, el fallo más allá del caso de los 30 saharauis, y ataca la inexistencia en nuestra legislación de un mecanismo con efecto suspensivo automático que paralice la devolución de solicitantes de asilo hasta que la decisión sobre su caso sea definitiva. De acuerdo con el fallo, España debe garantizar la permanencia de los solicitantes de protección internacional en territorio español durante la tramitación del recurso.
Los saharauis solicitaron protección internacional a su llegada a Canarias tras su huida del Sáhara después de que fuera atacado el campamento, instalado a 12 kilómetros de El Aaiun como protesta por sus condiciones de vida y su marginación. Según las autoridades marroquíes, la instalación de las tiendas era ilegal y no autorizada. El 8 de noviembre de 2010, los enfrentamientos estallaron cuando las fuerzas de seguridad marroquíes demantelaron por la fuerza el campamento. Once miembros de las fuerzas de seguridad y dos saharauis murieron en los incidentes.
Los 30 demandantes huyeron ante el temor de represalias y llegaron a las costas de Canarias entre enero de 2011 y agosto de 2012. El Gobierno -en los primeros casos socialista y en los demás dirigido por Mariano Rajoy- negó su solicitud de asilo.
Los demandantes, representados por los abogados de la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR), presentaron recursos contencioso-administrativos contra las órdenes de expulsión y solicitaron su suspensión hasta que se examinaran. La Policía intentó embarcarlos en un avión de regreso a Marruecos en febrero de 2011, pero la Audiencia Nacional paralizó la decisión, aunque días después se pronunció a favor de su expulsión.
Los 30 huidos del Sáhara recurrieron al Tribunal Europeo de Derechos Humanos al considerar que la decisión de España vulneraba sus derechos, entre ellos el derecho a la vida, la prohibición de tratos inhumanos y degradantes y el derecho a un recurso efectivo ante los tribunales. Fue entonces cuando las medidas provisionales de Estrasburgo frenaron la expulsión de estas personas.
En la sentencia dictada este martes, el Tribunal Europeo les da la razón y considera que se han violado esos artículos del Convenio Europeo de Derechos Humanos.
Los demandantes de asilo consideraban que volver a territorio marroquí pondría en peligro sus vidas ya que habían huido de allí después de que las autoridades del reino alauí desmantelaran violentamente el campamento de portesta de Gdeim Izik.
La sentencia recuerda que los tribunales nacionales "tienen que demostrar una diligencia y prontitud particular y decidir sobre el fondo en plazos breves", porque si no es así, "el recurso perdería su eficacia".
Y en aplicación del artículo 46 del Convenio, estima que el Gobierno "debe garantizar, jurídica y materialmente, el mantenimiento de los demandantes en territorio español durante el examen de sus causas", que sigue abierto. Por tanto, ahora el tribunal internacional solicita que no se deporte a los demandantes hasta que la sentencia sea definitiva o haya un pronunciamiento en otro sentido.

martes, 22 de abril de 2014

Activistas canarios piden al Estado más "protección" para las personas que viajan a El Aaiún

Foto: EUROPA PRESS. SANTA CRUZ DE TENERIFE, 22 Abr. (EUROPA PRESS) -
Activistas de la Asociación Canaria de Amistad con el Pueblo Saharaui (Acaps) han pedido este martes al Estado y al Gobierno de Canarias más "protección" para los españoles que viajan a El Aaiún, tras la última expulsión de 12 personas el pasado fin de semana cuando se disponían a participar en una conferencia de apoyo a las mujeres.
En rueda de prensa, la portavoz, Loli Padrón, ha afirmado que Marruecos "no quiere testigos" en el Sahara Occidental, hasta el punto de que las fuerzas de seguridad les impidieron tomar tierra bajo el argumento de que eran "del otro lado".
En esa línea, ha condenado las expulsiones "ilegales" que acomete el Estadomarroquí porque "incumplen" las leyes y los tratados internacionales, y ha recordado la "responsabilidad histórica" de España en el territorio para defender los derechos de la población.
Asimismo, la Acaps pide a la ONU nuevos "mecanismos de vigilancia" paraproteger los Derechos Humanos en la zona debido a la "represión continua" que se realiza sobre la población. "Hay personas heridas, torturadas, desaparecidas o muertos, como ocurrió en Gdeim Izik. Queremos sacarlo a la luz", ha señalado la militante de Sí se Puede, Celia Darias.
Según su relato, la policía les llamó "indeseables" e impidió que bajaran del avión, y en los últimos días, más de una de veintena de personas también han sido expulsadas del Sahara.
Tatiana Delgado, del Partido Comunista, ha mostrado su "indignación" por la actuación de Marruecos y el "robo" de los recursos naturales del pueblo saharaui, que además lo hace con el Gobierno español "mirando hacia otro lado".
ESPAÑA DEBE JUGAR UN "PAPEL IMPORTANTE"
El delegado del Frente Polisario en Canarias, Hamdi Mansour, ha valorado la lucha de los saharauis ante el "muro de silencio" de Marruecos, y ha insistido en que la ONU "vigile" el cumplimiento de los Derechos Humanos.
Además, ha pedido a Francia que deje de "obstruir" el proceso y a España que juegue un "papel importante" debido a su pasado histórico en la zona. Mansour también ha pedido al Gobierno de Canarias que sea la "punta de lanza" de Europa y la "tribuna" para lanzar la "voz" del Sáhara Occidental en el mundo.

Expulsan de Marruecos a cuatro aragoneses (observadores al Sahara Occidental)

Eran integrantes de un grupo que pertenece a la Brigada Solidaria Aragón-Sáhara y se les ha prohibido la entrada al Sáhara
Cuatro aragoneses se encuentran en el aeropuerto de Marraquech (sur de Marruecos) a la espera de ser expulsados esta tarde del país, después de que las autoridades marroquíes les prohibiera la semana pasada entrar en el Sáhara Occidental.
Raúl Ramos, integrante del grupo que pertenece a la Brigada Solidaria Aragón-Sáhara, ha asegurado que el domingo por la tarde la Policía marroquí se presentó en el apartamento en el que estaban (y que pertenece a unos estudiantes saharauis que les ofrecieron alojamiento) y les obligó a recoger sus cosas para dirigirse al aeropuerto.
El grupo, que tenía su vuelo de regreso a España para el próximo miércoles, ha pasado toda la noche y la mañana de este lunes en el aeropuerto sin que nadie les facilitase información.
"Nos mandan de un lado a otro y nos echan de todas partes del aeropuerto. Ahora nos acaban de decir que por la tarde probablemente nos iremos en un vuelo a Barcelona o Gerona", comentó Ramos, quien añadió que tampoco se les ha informado si deberán pagar el billete de vuelta.
A estos cuatro españoles, Raúl Ramón, Laura Soteras, Diego Marín e Irene Bailo, que tenían la intención de viajar a El Aaiún, capital del Sáhara Occidental, para recoger testimonios de los saharauis en este territorio, se les prohibió la entrada a la ciudad el pasado miércoles y se les introdujo en un autobús hasta una ciudad cercana a Agadir, en el sur del país.
Quieren "agitar las calles"
Tras pasar un par de noches en Agadir, el viernes pasado los activistas decidieron viajar a la ciudad marroquí de Tantán, donde vive población saharaui, pero también se les prohibió el acceso y fueron reenviados a Agadir, desde donde se dirigieron a Marraquech.
Desde hace más de una semana, las autoridades están prohibiendo la entrada casi de forma sistemática a los extranjeros que intentan entrar al Sáhara Occidental con el argumento de que llegan para "crear agitación en las calles" y "por tener opiniones parciales y posicionarse con una sola parte" del conflicto.
Estas expulsiones se producen cuando el Consejo de Seguridad tiene previsto votar una resolución este miércoles para prorrogar la misión de la ONU en el Sáhara Occidental (Minurso), cuyo mandato vence a final de mes, y Marruecos se encuentra inmerso en una campaña para explicar sus avances en materia de derechos humanos en esta zona.

La Cárcel de Ait Melul, Marruecos, rechaza traslado de un preso político saharaui al hospital


Ait Melul (Marruecos), 22/04/2014 (SPS).- La administración de la Cárcel de Ait Melul, rechazó este lunes el traslado del preso político saharaui, Yahya Mohamed El Hafed Iazza, al hospital regional de Agadir.
Yahya, condenado a 15 años de prisión por participar en manifestaciones pacíficas a favor del la autodeterminación del pueblo saharaui, sufre de varias enfermedades crónicas como el asma, hemorroides y reumatismo, debido a las duras condiciones y malos tratos por parte de las autoridades carcelarias.
Su familia había presentado denuncias ante el fiscal de la Corte de Apelación de Agadir, la Dirección General de Instituciones Penitenciarias y varios grupos marroquíes e internacionales de derechos humanos, para exigir la mejora de las condiciones carcelarias y su derecho al tratamiento sanitario.
También pidió que su hijo sea trasladado de la Cárcel de Ait Melul a la prisión de Taroudant para la mejora de sus condiciones, sabiendo que él sufre de varias enfermedades y emprendido varias huelgas de hambre ilimitada una duró 58 días. (SPS)

El Festival de Cine de Sahara 2014 rendirá homenaje a Nelson Mandela

Madrid, 22 abr (EFE).- La XI edición del Festival Internacional de Cine de Sahara, que se celebrará del 29 de abril al 4 de mayo de 2014 en el campamento de refugiados de Dajla (Tinduf, Argelia) rendirá homenaje a Nelson Mandela y contará con la presencia de Andrew Mlangeni, compañero de prisión del líder sudafricano.
El certamen contará con la asistencia de actores como Sergi López y Raúl Arévalo, la escritora Inma Chacón o el director estadounidense David Riker, nominado a los Oscar este año por el documental "Guerras Sucias", han informado en una nota de prensa los organizadores.
La película de Riker será una de las que se proyecten en los campamentos, así como la también finalista a los Óscar "The Square", sobre las protestas de la plaza Tahrir en El Cairo y las españolas "Ismael" y "Diamantes Negros".

Bucharaya Beyun: “Solo queremos conocer realmente qué esconde el subsuelo saharaui”

Reconoce que el Frente Polisario ha llegado a acuerdos con multinacionales para determinar qué hay en los suelos del Sahara Occidental, lo que no implica la extracción de crudo
SB-Noticias.- El líder del Frente Polisario en España, Bucharaya Beyun, valoró en Radio San Borondón la polémica que se ha suscitado tras publicarse en la prensa que quieren realizar extracciones de petróleo en aguas saharauis, al sur de Canarias, y tras reconocer que es una posibilidad de futuro, dijo que “Queremos saber qué hay en nuestro suelo y si hay algo, el día de mañana, cuando se logre la independencia, se planteará qué política se llevará a cabo”.
Bucharaya Beyun dijo que no se trata de un proyecto a realizar a corto plazo, sino una vez que finalice el conflicto con Marruecos, de modo que los saharauis puedan decidir sobre su suelo, reconociendo que se han llegado a acuerdos con algunas empresas petroleras para que hagan estudios de exploración para determinar qué hay en los suelos del Sahara Occidental, sea petróleo o cualquier tipo de minerales, para el día de mañana saber a qué atenerse.
“Todo el mundo sabe que a día de hoy los saharauis no podemos explotar nuestros recursos ni en la costa ni en tierra”, simplemente se trata de establecer estudios que les ayuden a conocer realmente qué esconde el subsuelo saharaui, sea petróleo, plata, oro o cualquier tipo de minerales: “Eso realmente es lo que estamos buscando, porque explotarlo hoy por hoy es imposible porque no estamos preparados y porque nuestra tarea prioritaria es recuperar nuestra tierra”.
“Queremos saber qué hay en nuestro suelo y si hay algo, el día de mañana, cuando se logre la independencia, se planteará qué política se llevará a cabo”, dijo, dejando claro que lo que hay de verdad en este asunto es la existencia de acuerdos firmados con algunas empresas británicas, australianas y sudafricanas para que investiguen y les informen sobre las riquezas que tiene el territorio del Sahara Occidental para decidir el día de mañana si se explotan o no.
“Hoy no podemos explotar las riquezas que tenemos, mucho menos si están en la costa”, afirmó Bucharaya Beyun, quien insiste en que la tarea única que tiene el Frente Polisario y el pueblo saharaui en general es luchar a brazo torcido para echar a Marruecos del Sahara Occidental y una vez logrado este objetivo irrenunciable, los gobiernos que decidan los saharauis establecerán estrategias sobre su explotación o no.
Deja claro que el Polisario no descarta cuando llegue el momento apostar de forma decidida por las energías limpias e insiste en que la polémica no es tal desde el punto de vista de que hoy en día los saharauis no podrían explotar sus recursos, solo quieren saber qué riquezas hay en su territorio: “Llegado el momento, habrá que analizar con mucho detalle qué fuentes de energía salen más rentables” porque el viento o el sol son fuentes inagotables y puede que el petróleo que se descubra, si se descubre, no sea suficiente como para hacer grandes inversiones.
“Sea la eólica o la fotovoltaica, hablamos de fuentes de energía muy prometedoras para el Sahara Occidental”, pero tampoco hay posibilidad para el pueblo saharaui de explotar estos recursos mientras no se logre concluir el proceso de descolonización y Marruecos no salga de los territorios ocupados, explicó el diplomático saharaui.

lunes, 21 de abril de 2014

Marruecos expulsa a cuatro aragoneses por intentar entrar en el Sahara


Las autoridades consideran que hay mucha agitación en la zona y no deja entrar a extranjeros.
Los cuatro aragoneses, este lunes en el aeropuerto de Marrakech.Los cuatro aragoneses, este lunes en el aeropuerto de Marrakech.
Cuatro aragoneses han sido expulsados de Marruecos tras intentar visitar el Sahara para comprobar la situación en la zona. Diego Marín, Raúl Ramón, Laura Soteras e Irene Bailo esperan desde hace horas en el aeropuerto de Marrakech a que se les incluya en algún vuelo de vuelta a España.
Los cuatro expulsados, que pertenecen a las Brigadas de Solidaridad Aragón-Sahara, ya fueron enviados a la ciudad marroquí de Agadir después de no conseguir entrar en El Aaiún, la capital del Sahara.
"No se les acusa de nada", explica Roberto Gracia, amigo de los cuatro aragoneses y que les ha estado ayudando desde Zaragoza. Los brigadistas llegaron al aeropuerto de Marrakech el pasado 16 de abril y desde allí se dirigieron a El Aaiún en un autobús, en el que también viajaban ciudadanos marroquíes y saharauis.
"En el último control antes de la ciudad, a unos 5 kilómetros, les hicieron bajar por ser extranjeros", asegura Gracia. La policía argüía que la ciudad vivía mucha agitación, "que había manifestaciones y que no era agradable", por lo que no les permitió entrar. Gracia apunta que una treintena de personas han sido expulsadas de la ciudad en los últimos días "para evitar que vieran lo que pasaba".
El Sahara está a la espera de que se renueve el mandato de la MINURSO, la Misión de la ONU para el Referendum en el Sahara Occidental, y la petición de que se incluyan entre sus competencias la vigilancia del respeto a los derechos humanos.
El autobús siguió su camino, pero los cuatro aragoneses se quedaron en tierra. Les quitaron los móviles y las maletas y les pidieron que firmasen un papel, algo a lo que se negaron. Finalmente fueron obligados a subir a un taxi destino a Agadir. En él, grabaron un video en el que cuentan su experiencia. "Hasta que no nos hemos metido en el taxi, con empujones y con algún agarrón, no nos devolvieron los móviles", explicaba Raúl Ramón.
Tras pasar algunos días en la ciudad, los cuatro decidieron viajar a la localidad de Tan-Tan, cercana a la frontera con el Sahara, pero de nuevo les impidieron bajarse. Por fin, decidieron volver a Marrakech, donde les acogieron en una casa. Sin embargo, recibieron una orden de expulsión del país, por lo que han esperado durante horas que se les incluya en algún vuelo de vuelta a España, ya que ellos carecen de medios para pagar el pasaje.
"El consulado está gestionando la vuelta con la policía marroquí", indica Gracia, quien asegura que se encuentran en buenas condiciones, aunque controlados en todo momento por varios policías.

IU acusa a Marruecos de país antidemocrático por acosar y expulsar a cuatro aragoneses

En los últimos días, Marruecos ha expulsado a 28 españoles que intentaban acceder al Sahara, entre ellos a cuatro aragoneses. Ante ello, IU acusa a Marruecos de ser un país antidemocrático por esas expulsiones y por los "acosos" que practica.
Zaragoza.- Izquierda Unida de Aragón expresa su más profundo rechazo al acoso que está sufriendo la delegación de cuatro aragoneses expulsados en primer lugar de El Aaiún, posteriormente de Tan Tan (Sur de Marruecos) y esta madrugada trasladados al aeropuerto para repatriarlos en contra de su voluntad.
En la madrugada del domingo al lunes la policía marroquí les sacó de la casa en la que se estaban alojando en Marrakech, el hogar de personas de origen saharaui, para trasladarles al aeropuerto de la ciudad e indicarles que había una orden de expulsión contra ellos. Desde entonces y hasta esta hora han permanecido en el aeropuerto de Marrakech, vigilados por las fuerzas de seguridad marroquíes, sin recibir dicha orden por escrito ni poder salir en ninguno de los vuelos que han partido hacia la península.
Desde Izquierda Unida de Aragón, su coordinador general advierte que “esa actitud de acoso es propia de un país antidemocrático” y subraya que es una situación poco común, “puesto que hasta ahora Marruecos sólo había expulsado a extranjeros que intentaban acceder al Sahara ocupado, no del propio territorio marroquí”.
Esta escalada de represión por parte del Reino de Marruecos coincide con las manifestaciones pacíficas de las asociaciones de derechos humanos saharauis en los territorios ocupados, que han intensificado las protestas para exigir que la Misión de Naciones Unidas para el Sahara adquiera competencias en protección de derechos humanos. Asimismo, este fin de semana se celebraba en El Aaiún, pese a los intentos de boicoteo por parte de la policía Marroquí, la II Conferencia de Apoyo a la Resistencia de las Mujeres Saharauis, organizada por la Unión Nacional de Mujeres Saharauis.
“El único delito que han cometido los cuatro aragoneses expulsados del Sahara es tener amigos saharauis y tratar de acceder a un territorio ocupado por Marruecos en el que las violaciones de los derechos humanos están a la orden del día”, señala Barrena. “La presencia de observadores internacionales en el Sahara sólo puede molestar a un régimen dictatorial que está acostumbrado a reprimir a la población sin que nadie le cuestione”, insiste.
Es por ello que, en nombre de Izquierda Unida de Aragón, Barrena expresa su más sincera solidaridad con los veintiocho españoles, entre ellos los cuatro aragoneses, que han sufrido el acoso del régimen alauita.

domingo, 20 de abril de 2014

CEAS-Sahara. Marruecos expulsa a delegaciones del Sáhara Occidental

CEAS-Sahara pregunta al Gobierno si hubiese pasado en Cuba o en Venezuela, ¿qué hubiesen hecho y dicho?
Veintiocho integrantes de organizaciones españolas de Derechos Humanos, además de otros tantos representantes de Organizaciones europeas, fueron expulsados en estos últimos diez días del Sáhara Occidental por las autoridades marroquíes, para impedir que sean testigos de la represión que se ejerce contra la población saharaui, especialmente en este mes de abril en el que el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas debe decidir la prórroga del mandato de su misión en la excolonia española y si incluye entre sus competencias la vigilancia de los DDHH.
Precisamente la petición de que la Misión de Naciones Unidas para el Referéndum en el Sáhara Occidental (MINURSO) contemple entre sus cometidos la vigilancia de los Derechos Humanos es uno de los objetivos de las continuas manifestaciones que se desarrollan en las ciudades saharauis y que son reprimidas con violencia por las fuerzas de seguridad marroquíes. La MINURSO es una de las pocas misiones de la ONU que no tiene competencias en materia de DDHH.
Estas violentas actuaciones policiales contra los y las manifestantes saharauis que piden la protección de la ONU se suman a otras como las registradas el 7 de abril en Smara, el 12 en Dajla o el 15 en el Aaiún, con varios heridos graves y viviendas de saharauis destrozadas.
CEAS-Sahara, denuncia la práctica sistemática del gobierno marroquí de perseguir a quienes, de manera legítima y en ejercicio de sus derechos, visitan el Sahara Occidental con intención de conocer la situación en que vive la población saharaui y promover los derechos humanos. Esta vulneración de derechos fundamentales se suma a la vergonzosa condena del tribunal militar a los jóvenes defensores de los derechos de su pueblo, detenidos tras el desmantelamiento del campamento de Gdeim Izik y a la larga lista de represión y violación de derechos que se vive en los territorios que ocupa Marruecos en contra del Derecho Internacional. Es más que evidente que el Gobierno de Marruecos no quiere testigos!!!
Es voluntad de CEAS-Sahara solicitar al Ministerio Español de Asuntos Exteriores y a la Oficina de Derechos Humanos que eleven la oportuna protesta al Reino de Marruecos por el maltrato infligido a ciudadanos y ciudadanas españoles, y exija al Gobierno marroquí:
1.- Una investigación urgente de lo sucedido.
2.- Que garanticen la libre entrada y circulación a las misiones de observación que deseen viajar al Sahara Occidental para verificar la situación de los derechos humanos sobre el terreno.  Es inaceptabilidad  que un país que tiene un Acuerdo de Asociación con la UE trate a ciudadanos y ciudadanas que pertenecen países miembros de la UE, de esta forma ilegal y humillante.
3.- Que ofrezcan suficientes garantías y una reparación económica a las organizaciones y personas integrantes de diferentes misiones de observación y expulsadas en estos últimos días, por los perjuicios económicos sufridos como consecuencia de este injustificado rechazo a acceder al Sahara Occidental para una actividad en favor de los DDHH.
CEAS-Sahara hará llegar en los próximos días su más enérgica protesta a Christopher Ross, enviado personal del Secretario General de la ONU para el Sahara Occidental, solicitando la investigación de los hechos y su inclusión en el contexto que se vive en los territorios ocupados del Sahara Occidental.
Diferentes instituciones europeas, parlamentos nacionales y el propio Parlamento Europeo han venido sistemáticamente denunciando estas violaciones y exigiendo que la Misión de las Naciones Unidas desplegada en la zona, MINURSO, vigile el respeto a los derechos humanos del pueblo saharaui.  A ello se debe sumar, el legitimo interés de que ciudadanos y ciudadanas y ONG Europeas visiten un territorio que la UE y por ende, España, considera que esta aun bajo un proceso de descolonización inacabado y en el que la ONU (informe de 2006), Organizaciones internacionales de defensa y promoción de los DDHH, como Amnistía , HRW, e informes del Parlamento Europeo y de Gobiernos como el Informe del Departamento de Estado norteamericano...etc. todos concuerdan en que en ese Territorio se vulneran los derechos humanos.
Marruecos sigue después de 39 años ocupando por la fuerza un territorio que no le pertenece. Su ejército, su policía y miembros de la gendarmería siguen violando los DDHH de los y las habitantes saharauis diariamente. Dicho país sigue saqueando las riquezas naturales saharauis, actuando en contra del Derecho Internacional e incumpliendo las Resoluciones de Naciones Unidas, y mientras la Comunidad Internacional mira hacia otro lado!!!
¿¿Hasta cuando tiene que seguir derramándose sangre de personas inocentes sobre el desierto para que se le preste a dicha situación la atención que merece??
Madrid 20/4/2014

Rabat lleva siete años sin responder a la Audiencia Nacional por el genocidio en el Sáhara

La Audiencia tratará desde ahora el caso como si se hubiese producido en España
Marruecos lleva siete años burlando los reiterados requerimientos de la Justicia española para que colabore en la investigación del genocidio en el Sáhara Occidental. Tres comisiones rogatorias desde 2007 y numerosas gestiones respondidas con silencio absoluto.
Con los nuevos criterios de la Fiscalía de la Audiencia Nacional, asumidos esta semana por el juez, los crímenes en la antigua provincia africana deben ser tratados como si hubiesen sido cometidos en nuestro país, porque España «de iure, aunque no de facto, sigue siendo la potencia administradora».
El del Sáhara es, por tanto, el único genocidio cometido en territorio español contra ciudadanos con nacionalidad española que se indaga en la Audiencia Nacional, cuya competencia pasaría a ser preferente y no estaría ya condicionada a que los hechos sean perseguidos por los tribunales marroquíes -una auténtica utopía-, que es lo que se consideraba hasta ahora. La expulsión de Aminetu Haidar en 2009, por ejemplo, no fue investigada por España conforme a aquel viejo criterio.
La causa principal por el genocidio en el Sáhara fue abierta en 2007 por el entonces juez Baltasar Garzón, que admitió una querella de la Asociación pro Derechos Humanos de España en la que se describen los atrocidades cometidas por el ejército marroquí a partir de 1975 cuando, tras ceder a la presión de la Marcha Verde, nuestro país abandonó la colonia a su suerte y fue ocupada por Marruecos y Mauritania.
El juzgado ha emitido ya tres comisiones rogatorias, la última en octubre de 2012, para que se notifique el auto de admisión a los querellados y Rabat conteste si existe o ha existido alguna investigación y entregue todos los datos que afecten a las víctimas, incluido el lugar donde estén enterradas. El sustituto de Garzón, el juez Pablo Ruz, pregunta reiteradamente por las gestiones que lleva a cabo el Ministerio de Justicia a través del magistrado de enlace con Marruecos, Luis de Jorge Martínez.
Y el Gobierno marroquí responde siempre con el silencio, pese a que los dos países firmaron en 2009 un acuerdo de cooperación penal por el que «se comprometen a prestarse [...] la asistencia judicial más amplia posible en todos los asuntos penales». Hay una excepción: no habrá colaboración si «la parte requerida considera que el cumplimiento de la solicitud puede perjudicar su soberanía, su seguridad o su orden público», lo que se amoldaría a las pretensiones de Marruecos sobre el Sáhara. Eso sí, inmediatamente se añade que «toda denegación de asistencia mutua deberá ser motivada y notificada a la parte requirente», algo que en este caso no sucede.
El procedimiento ha avanzado más que nunca en los últimos meses, después del descubrimiento en junio de 2013 en Smara de la primera fosa común que evidencia «la eliminación física sistemática de la población saharaui, deshaciéndose de manera masiva y clandestina de los cadáveres», con el único objetivo de «la eliminación total o parcial de ese grupo étnico» que se oponía a la ocupación, tal y como se denunciaba en la querella, que aporta las cifras precisas de 526 desaparecidos y alrededor de 120.000 desplazados desde la invasión hasta la actualidad.
Un equipo dirigido por el antropólogo Francisco Etxeberria y el psicólogo social Carlos Martín Beristain, que testificaron en febrero ante Ruz, identificó con nombre y apellidos los cadáveres encontrados allí de ocho beduinos denunciados como desaparecidos, dos de ellos adolescentes, cuyos restos esqueléticos presentan orificios provocados por proyectiles de fusil del calibre 7,62 disparados a corta distancia y dirigidos hacia el cráneo u otros órganos vitales.
La conclusión es que fueron víctimas de una ejecución extrajudicial en febrero de 1976 cuando se acercaron hasta un pozo para dar de beber a sus animales. Entre sus ropas, fueron hallados tres documentos de identidad españoles, aunque los ocho tenían esa nacionalidad o el derecho a obtenerla. Durante su interrogatorio en el juzgado, Etxeberria y Beristain describieron su entrevista con Aba Ali Said Daf, que presenció las ejecuciones cuando tenía 13 años.
Said Daf no ha podido comparecer ante Ruz porque vive refugiado en Argelia, que pretende el reconocimiento del Sáhara y no le concedió el visado. Ante los investigadores, relató cómo pudo ver a un miembro del ejército marroquí disparando a sangre fría «en pleno corazón» de las víctimas. «Tenía pistola, pero cogió un fusil para hacerlo», contó. Otros 15 familiares de los fallecidos narraron versiones perfectamente encajables con los análisis forenses de las evidencias descubiertas.
En la otra causa sobre el Sáhara, referente al desalojo violento en 2010 del Campamento de la Dignidad, Marruecos se ha limitado a confirmar que el saharaui español Baby Hamday murió víctima de un atropello, sin indagar si fue intencionado.
El «interlocutor» Benslimane
El procedimiento identifica a 13 presuntos responsables del genocidio en el Sáhara. Entre ellos, altos cargos del actual ejército marroquí y colaboradores de los servicios de Información españoles en la lucha contra el terrorismo islamista.
Por encima de todos los nombres, el de Housni Benslimane. Comandante en jefe de los gendarmes marroquíes desde 1972, fue condecorado por el Gobierno español con la Gran Cruz de Isabel la Católica en 2005. En 2010, ya imputado por genocidio, visitó España formando parte del séquito recibido por el entonces ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba.
El pasado febrero, el ministro de Defensa, Pedro Morenés, tuvo que admitir que su jefe de Estado Mayor de la Defensa (Jemad), Fernando García Sánchez, participó en un reciente encuentro en Rabat en el que estaba presente Benslimane, excusándose en que es un «interlocutor» muy relevante de España y de toda la UE desde hace décadas. Francia dictó en 2010 contra él una orden de busca y captura por su posible participación en la desaparición en París del opositor Mehdi Ben Barka.

Marruecos expulsa por segunda vez a la Brigada Solidaria Aragón-Sahara


En los últimos días decenas de personas han resultado heridas por la actuación de la policía marroquí contra manifestantes saharauis y veintiocho observadores han sido expulsados del Sáhara Occidental.
A las 4.00 de esta pasada madrugada las autoridades marroquís expulsaban de la ciudad de Tan-Tan, al sur de Marruecos, a Diego Marín, Laura Soteras, Irene Bailo y Raúl Ramón, las cuatro personas pertenecientes a la Brigada Solidaria Aragón-Sahara. Esta es la segunda vez que sufren el acoso de la policía de Mohamed VI desde que llegaron el pasado 14 de abril.
Los y las brigadistas aragoneses se encuentran de nuevo en Agadir, ciudad a la que han sido enviados, al igual que el pasado miércoles tras su expulsión de el Aaiún, en un taxi elegido por las fuerzas de seguridad de Marruecos.
En conversación telefónica con esta achencia, Diego Marín, brigadista y colaborador de AraInfo, relataba lo sucedido: “30 agentes de paisano nos han rodeado cuando entrabamos en Tan-Tan impidiéndonos el paso. Nos han insultado y nos han advertido que si volvíamos a intentarlo tendríamos problemas”. “Estamos agotados, hemos realizado diez horas de viaje, cinco de ida y cinco de vuelta. Toda la noche sin dormir”, comentaba Diego.
La Brigada Aragón-Sahara ha vuelto a denunciar la “falta de ayuda e interés” de la embajada y cónsul español. Raúl Ramón señalaba en su cuenta de Twitter, tras la expulsión de esta madrugada, la actitud de la embajada y la tachaba de “decepcionante”.
Cabe recordar que la Brigada Aragón-Sahara es un proyecto autogestionado y solidario en los territorios ocupados por Marruecos en el Sahara Occidental, “un compromiso que consta de tres fases: la formación previa, la investigación in situ y la devolución posterior mediante la socialización de lo aprehendido”, explicaban las brigadistas en su primera crónica desde Agadir.
En su segundo relato, la Brigada afirmaba que “después de dos días de cansancio, tensión e incertidumbre y una vez que nos hacemos a la idea de donde estamos y que nuestro objetivo es imposible de alcanzar [en referencia al Aaiún], cambiamos el chip y decidimos empezar de cero para sacarle partido a esta experiencia”.
Por otra parte, este misma tarde, a las 20.30 horas en la plaza del Mercado de Calatayut, se ha convocado una concentración en apoyo y solidaridad con la Brigada Aragón-Sahara “ante el nuevo ataque sufrido esta noche”.
Veintiocho observadores expulsados en ocho días del Sáhara Occidental
Veintiocho integrantes de organizaciones de Derechos Humanos, de Euskal Herria, Països Catalans, Andalucía, Aragón e Islas Canarias, fueron expulsados en ocho días del Sáhara Occidental por las autoridades marroquíes, para “impedir que veamos la represión que se ejerce contra la población saharaui”, especialmente en este mes de abril en el que el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas debe decidir la prórroga del mandato de la Misión de Naciones Unidas en el Sáhara Occidental (Minurso).
Este viernes, el Consejo de Seguridad de la ONU celebró sus primeras discusiones oficiales de cara a la renovación anual de la Minurso, con la gran duda de si le concederá poderes para supervisar la situación de los derechos humanos. Estados Unidos vuelve a liderar los debates y, según una fuente diplomática, ya ha transmitido un primer borrador de resolución a otros países, aunque la misión estadounidense no quiso confirmarlo. El Consejo de Seguridad tiene previsto votar una resolución el próximo día 23 para prorrogar la misión, cuyo mandato vence a final de mes.
Numerosas organizaciones de derechos humanos han escrito en las últimas semanas a los miembros del Consejo de Seguridad para que amplíen el mandato de la Minurso y las fuerzas internacionales puedan supervisar la situación de los derechos humanos en el Sahara. En este sentido, se viene celebrando desde este viernes en Zaragoza el II Foro de la Comunidad Saharaui en Europa, organizado por la asociación de migrantes saharauis en Aragón (AISA) y el Frente Polisario. Esta misma tarde, a las 20.30 horas, han convocado una concentración, junto a Um Draiga y el Observatorio Aragonés, en el Paraninfo de la Universidad de Zaragoza.
Por su parte, el representante del Frente Polisario en la ONU, Ahmed Bujari, denunció en declaraciones a agencias la necesidad de que el Consejo apruebe la medida y consideró que si no lo hace se deberá exclusivamente a las presiones de Marruecos y a la complicidad del Estado francés. Además, calificó de “provocaciones” algunas de las últimas acciones de Marruecos, como la visita del rey Mohamed VI a la ciudad saharaui de Dajla.
Decenas de heridos por la actuación de la policía marroquí contra manifestantes saharauis en la ciudad ocupada de Smara
Precisamente la petición de que la Minurso contemple entre sus cometidos los derechos humanos es uno de los objetivos de las continuas manifestaciones que se desarrollan en las ciudades saharauis y que son reprimidas con violencia por las fuerzas de seguridad marroquíes.
Según publicó en una nota informativa el Comité de Derechos Humanos de Apoyo al Pueblo del Sahara Occidental (Codapso), difundida en el portal PorunSaharaLibre.org, el jueves 17 de abril la población saharaui salió a las calles de la ciudad de Smara “para exigir al régimen el respeto de los derechos humanos en el territorio y la ampliación del mandato de la Minurso”. “Los manifestantes, que se organizaron de forma pacífica, fueron disueltos por la brutal intervención policial marroquí y perseguidos en las calles y en sus propios domicilios, actuación que terminó con un saldo de decenas de heridos y apaleados con piedras, porras y objetos punzantes que uso la policía del régimen”, concluye la nota.
Dos días antes, el martes 15, se vivieron escenas parecidas en el barrio de Maatallah, en El Aaiún, en una manifestación convocada por la Coordinadora de Asociaciones Saharauis de Derechos Humanos, que se saldó con varias manifestantes heridas. Estas violentas actuaciones policiales contra los manifestantes saharauis que piden la protección de la ONU se suman a otras como las registradas el 12 de abril en Dajla o el 7 de nuevo en Smara, con varios heridos graves y viviendas de saharauis destrozadas.

A pesar de la veintena de observadores internacionales expulsados comienza la II Conferencia de Apoyo a la Resistencia de las Mujeres Saharauis





*Fuente: UNMS, 19 de abril de 2014. Comienza  la II Conferencia de Apoyo a la Resistencia de las Mujeres Saharauis celebrada del 18 al 20 de abril en El Aaiún ocupado, marcada por la represión que ejerce Marruecos y sus fuerzas de ocupación contra el activismo pacífico de los saharauis, especialmente las mujeres. La II Conferencia organizada por la UNMS en colaboración con diferentes organizaciones defensoras de los derechos humanos y, a la que han sido invitadas una decena de organizaciones de mujeres de todo el mundo, que han querido asistir para expresar su apoyo a la lucha pacífica del pueblo saharaui , especialmente de sus mujeres, ha comenzado esta misma tarde en la capital del Sahara ocupado bajo un fuerte despligue militar y policial, como viene siendo habitual dada la política de represión y bloqueo que ejerce Marruecos y su ejército contra la población civil saharaui y contra las personas y organizaciones que exigen el respeto a los derechos humanos del pueblo saharaui.
La Conferencia ha tenido lugar con la presencia simbólica de todas y cada una de las mujeres que representan las organizaciones y colectivos solidarios con la lucha de las mujeres saharaui. La II Conferencia de “Apoyo a la Resistencia de las Mujeres Saharauis” , a pesar del bloqueo de la policía marroquí, la conferencia se está celebrando en estos momentos con una masiva asistencia de mujeres saharauis que han querido desafiar a las fuerzas de ocupación y expresar su voluntad firme de seguir reivindicando sus derechos a través de la lucha no violenta para exigir el fin de la ocupación, el respeto de los DDHH, el fin del expolio de los recursos naturales y la puesta en libertad de todos los presos políticos saharauis. Cabe señalar que la I Conferencia de “Apoyo a la Resistencia de las Mujeres Saharauis” celebrada en junio del año pasado en El Aaiún, tampoco estuvo exenta de peligros y desafíos, puesto que las autoridades marroquíes impidieron a las mujeres saharauis asistir a dicha conferencia y también se les prohibió celebrarla en la un local, obligando a las mujeres a llevar a cabo el evento en una jaima instalada en el tejado de una casa.
Hoy se repite la historia y con mayor represión y brutalidad desencadenada por las fuerzas de ocupación. Han expulsado a las invitadas con malos modales, insultos, vejaciones y en algunos casos agresiones verbales y físicas.
Con todo la conferencia se está desarrollando a pesar de la vergonzosa actuación de las fuerzas policiales de Marruecos y, las invitadas están presentes  a través de la lectura de los  mensajes de solidaridad de  las diferentes organizaciones de mujeres de todo el mundo, en los que  expresan su apoyo a la lucha de las mujeres saharauis y de su pueblo con más fuerza y determinación, y lo que es más importante, Marruecos ha mostrado su verdadero rostro de Estado policial represor y no acorde con las Convenciones Internacionales.
Naciones Unidas y la Comunidad Internacional ya no pueden mirar hacia otro lado. 
Está previsto que está misma tarde también se envíen varios comunicados de condena a la expulsión de las delegadas de la II Conferencia por parte de sus organizaciones, además de el comunicado de condena emitido en nombre de la UNMS y de las diferentes organizaciones de defensores de los DDHH.

sábado, 19 de abril de 2014

Burla a la Comunidad Internacional. Marruecos no quiere testigos en el Sahara Occidental




LA OBSERVADORA PORTUGUESA, RITA REIS, COMISIONADA POR LA FUNDACIÓN SAHARA OCCIDENTAL, FUE EXPULSADA, EL DÍA DE AYER,  DE LA CIUDAD DE EL AAIUN (SAHARA OCCIDENTAL OCUPADO).
*Fuente: Fundación Sahara Occidental, 19 de abril de 2014
El territorio no autónomo del Sahara Occidental, ocupado militar e ilegalmente por Marruecos, donde viene ejerciendo un genocidio sistemático del pueblo saharaui, se encuentra cerrado por las fuerzas de ocupación, habiendo sido expulsados hasta el momento 33 observadores de distintas nacionalidades (españolas, portuguesa, francesa, inglesa, noruega, tunecinas, sudanesas del sur y americana).
Tras décadas de ocupación, en las que Marruecos viola sistemáticamente los derechos del pueblo saharaui y su derecho a la autodeterminación, en un plan decidido de acabar con la resistencia de la población saharaui, viene ejerciendo el terror ante la pasividad de la Unión Europea y la Comunidad Internacional. Es un clamor, por parte de Organizaciones de Derechos Humanos, Parlamentos Naciones e Internacionales que el mandato de la Minurso se extienda al control y supervisión de los derechos humanos en el Sahara Occidental. La campaña que se viene realizando, demandando dicha ampliación del mandato, está abonada por numerosos actos y manifestaciones pacíficas en el Sahara Occidental, que están siendo duramente reprimidas cuyos resultados son una continua violencia de las fuerzas de ocupación contra la población civil desarmada.
Con el fin de constatar estas violaciones y poner de manifiesto ante la comunidad internacional la necesidad de esta ampliación del mandato de la Minurso, fue convocada la II Conferencia Internacional de Apoyo a la Resistencia de las Mujeres Saharauis en los Territorios Ocupados, acudiendo al territorio 33 participantes de diversas nacionalidades.
Por parte de Marruecos se ha producido durante estos días una verdadera caza y captura de los extranjeros observadores, con el fin de evitar la presencia de los mismos en el territorio.
Durante toda esta semana hasta hoy mismo han sido expulsadas sistemáticamente todas aquellas Delegaciones que han intentado entrar en el Sahara Occidental, abortando sus viajes, tratándolos de forma humillantes, en algunos casos con interrogatorios y no permitiendo el libre tránsito en el Sahara Occidental, al que está obligado  el régimen marroquí.
Rita Reis, es una de las últimas observadoras expulsadas. Esta joven portuguesa, con amplia experiencia y formación en derechos humanos y observación, habiendo participado como observadora internacional durante todas las sesiones del juicio celebrado en el Tribunal Militar de Rabat contra el grupo de Gdeim Izik, que viajaba desde Lisboa a El Aaiun, acreditada por esta Fundación, fue interceptada en el aeropuerto de El Aaiun. Tras ser interrogada por la policía marroquí que ocupa el aeropuerto  de la capital del Sahara sobre su filiación política, motivos del viajes, identidad de las personas que le esperaban en el aeropuerto y no siendo satisfactorias las respuestas dadas, y tras ser fotografía contra su voluntad, en un claro acto intimidatorio,  fue obligada a abandonar el aeropuerto y por la fuerza, conducida al avión para ser devuelta a Casablanca.
Ante la indefensión que está sufriendo la población saharaui, las violaciones graves de derechos humanos que comete a diario el régimen marroquí, la política de Marruecos de cerrar el territorio a la Comunidad Internacional, contraviniendo los tratados internacionales firmados, los acuerdos preferenciales suscritos y el derecho internacional que ampara a la población saharaui y al trabajo de los observadores, esta Fundación insta a los gobiernos y responsables de la Unión Europea y de los países cuyos nacionales han sido expulsados a que promuevan acciones concretas para obligar al reino de Marruecos a poner fin al genocidio del pueblo saharaui que dura ya 4 décadas.
Desde esta Fundación mostramos nuestra solidaridad con las víctimas de la represión policial marroquí, así como con las observadoras que de forma desinteresada y altruista, ponen en peligro su integridad, para ser testigos de una realidad que el régimen marroquí quiere ocultar.