viernes, 24 de octubre de 2014

El centro R.F.K expresa preocupación ante la muerte de un preso político saharaui en territorios ocupados del Sahara Occidental.


Washington, 21/10/2014 (SPS)

Kerry Kennedy, Presidenta del Centro Robert F. Kennedy para la Justicia y los Derechos Humanos (Centro RFK), y Santiago Canton, Director Ejecutivo del Programa de Derechos Humanos del Centro RFK, expresaron este lunes su profunda preocupación ante la muerte y entierro no-autorizado del preso político saharaui Hassana El Luali durante su detención.

El Luali, quien falleció el día 28 de septiembre en un hospital militar en ciudad ocupada Dajla, Villa Cisneros, Sahara Occidental, como consecuencia de una huelga de hambre y de falta de atención médica inadecuada poco después de su traslado al hospital. A pesar de los reclamos de su familia para obtener los informes médicos y una autopsia para esclarecer la causa de su muerte, las autoridades marroquíes decidieron enterrar el expreso político y defensor de derechos humanos El Luali  el día 6 de octubre sin la presencia ni el consentimiento de su familia.

“Estos informes de tortura y negligencias de los  médicos militares marroquíes son profundamente preocupantes”, dijo Kerry Kennedy. “Que a la familia de Hassana no se le permitiera reclamar sus restos mortales hace estos abusos aún más aberrantes. Insto al gobierno de Marruecos a que investigue las denuncias generalizadas de malos tratos de prisioneros, y garantice que se proteja la dignidad de los detenidos de manera inequívoca”.

Tanto las condiciones de detención de El Luali como su muerte tienen lugar dentro de un contexto más amplio de informes preocupantes sobre las cárceles administradas por Marruecos en el Sahara Occidental. Juan Méndez, el Relator Especial de las Naciones Unidas sobre la Tortura ha informado que los centros de detención en el Sahara Occidental están superpoblados y que la tortura es una herramienta que se usa para silenciar y castigar a los disidentes políticos.

Conclusiones similares han sido afirmadas por grupos internacionales como Amnistía Internacional y entidades locales como el Colectivo de Defensores de los Derechos Humanos Saharauis (CODESA), que han documentado violaciones de derechos humanos en contra de ciudadanos saharauis por parte de las autoridades marroquíes incluso fuera de detención, que implican la libertad de reunión, la libertad de circulación y la libertad de expresión.

“La historia de Hassana El Luali se agrega a un número de violaciones innegables de derechos humanos que están siendo cometidas por las autoridades marroquíes en contra del pueblo saharaui”, dijo Santiago A. Canton. “Como mínimo, la tortura, la falta de tratamiento médico adecuado y la privación de la dignidad humana constituyen violaciones de las obligaciones legales internacionales de Marruecos bajo la Convención contra la Tortura, el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos y el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales”.

La misión de la ONU en el Sáhara Occidental sigue sin recibir a su jefa nombrada en mayo, "por obstáculo marroquí"


23/10/2014 (16:40)
EFE. Javier Otazu Rabat, 23 oct.

La misión de la ONU en el Sahara Occidental (Minurso) tiene una nueva jefa, la canadiense Kim Bolduc, nombrada el pasado mayo por el secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, pero sigue en estos momentos en Nueva York y se desconoce cuándo llegará a la sede en El Aaiún. Según dijeron a Efe fuentes de la Minurso en El Aaiún, "no hay fecha precisa" para la llegada de Bolduc, quien continúa en Nueva York en este compás de espera y a la que se aguardaba en la zona para finales de julio. En ausencia de Bolduc, el mando ha sido asumido de forma interina por el jefe militar de la misión, el comandante indonesio Emamedín Mulyono, mientras la Minurso "sigue trabajando con normalidad", recalcaron las fuentes. 

Estas fuentes no quisieron pronunciarse sobre las razones de la tardanza de Bolduc en asumir el cargo. Sin embargo, los motivos fueron expuestos recientemente por el ministro marroquí de Exteriores, Salahedín Mezuar, quien eligió un diario local para exponerlas el pasado septiembre. Mezuar se quejó de que Marruecos "no había sido consultado" por la ONU a la hora de nombrar a Bolduc y dio a entender que no aceptaría su llegada hasta que se resolvieran "muchas aclaraciones" sobre su mandato. 

El mandato de la Minurso, creada en 1991, consiste teóricamente en supervisar el alto el fuego y preparar un referéndum de autodeterminación en el territorio, pero este último cometido ha sido ya descartado por Marruecos. El 8 de octubre, el representante permanente adjunto de Marruecos ante la ONU, Abderrazak Laassel, enumeró ante la Comisión de Descolonización cuáles son ahora las tareas que Rabat considera tiene la Minurso sobre el terreno. Estas labores se limitan a vigilar el alto el fuego, desactivar minas de guerra y promover medidas de confianza en apoyo del Alto Comisariado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), "y en particular las visitas entre familiares saharauis" que viven bajo administración marroquí o del Frente Polisario en Tinduf.En aquella entrevista con un periódico, Mezuar advirtió además de que el enviado especial del secretario general de la ONU para el Sáhara, el estadounidense Christopher Ross, no sería recibido en Marruecos hasta que Rabat obtuviera respuestas "escritas" a la petición de "aclaraciones sobre los límites de su misión”.

Las relaciones de Marruecos con Ross no son precisamente cordiales: en mayo de 2012 el Gobierno de Rabat anunció que le "retiraba su confianza" por su "comportamiento desequilibrado y parcial" en el tema del Sahara Occidental, pero recibió una bofetada diplomática cuando Ban Ki-moon desoyó sus argumentos y confirmó al estadounidense en el cargo. Las relaciones de Ross con el Gobierno marroquí han sido desde entonces cuando menos distantes. 

El enviado especial ha realizado varias giras más por la región en un espíritu de "construcción de medidas de confianza" entre las partes, pero ha negado tener en la mano un nuevo "plan de arreglo" para el territorio. En privado, Ross, que no viaja a la zona desde enero de 2014, ha confiado a algunos interlocutores su pesimismo sobre una solución ante la enorme distancia entre las partes, Marruecos y el Frente Polisario. Al disgusto de Rabat con Ross se une la preocupación de Marruecos por que vuelva a la palestra una propuesta que en su momento (2013) Estados Unidos presentó ante el Consejo de Seguridad (y luego retiró por presiones de Rabat y sus aliados) para ampliar el mandato de la Minurso a la vigilancia de los derechos humanos.

Aquella propuesta fue más tarde retomada a su manera por el propio Ban Ki-moon, quien el pasado abril, en vísperas de la renovación del mandato de la Minurso, apoyó "un mecanismo independiente, duradero e imparcial" de vigilancia de los derechos humanos en el Sahara y Tinduf. Ese mecanismo que proponía Ban no fue mencionado en la resolución para ampliar el mandado de la Minurso y dio la impresión, una vez más, de que Marruecos se salía con la suya. Una impresión que debe ser errónea ante el enésimo "impasse" en que se encuentra el contencioso del Sahara y la propia Minurso. 

Malainin Bagada, Representante del F. Polisario recibido en la sede del Parlamento esloveno por el Diputado Jozef Horvat, Presidente del Comité de Relaciones Exteriores del Parlamento.


Fuente. Representación del F.Polisario, Sahara Occidental, en Slovenia, Croacia, Bosnia Herzegovina y Macedonia. P. Balcánicos.

Hoy, día 22 de Octubre de 2014, fue recibido Malainin Mohamed Bagada, Representante del Frente Polisario en la sede del Parlamento esloveno por el Sr.Diputado Jozef Horvat, Presidente del Comité de Relaciones Exteriores del Parlamento.

El encuentro fue una ocasión para el Representante saharaui para informar al diputado esloveno sobre los últimos desarrollos de la cuestión saharaui, caracterizada por la continua violación de los derechos humanos por Marruecos en las zonas ocupadas, la expulsión de los observadores internacionales del territorio y la explotación ilegal de los recursos naturales del Sahara Occidental. El plan de paz auspiciado por la ONU y la clara confrontación de Marruecos con el organismo internacional fueron también el centro del encuentro

El presidente de la Comité Sr. Horvat del Partido Demócrata Cristiano (N.Si) expresó que Eslovenia apoya la autodeterminación del pueblo saharaui, a través de un referéndum, y también los esfuerzos de las Naciones Unidas y la mediación de Christopher Ross para la solución pacífica del conflicto. Al mismo tiempo, subrayó “estamos preocupados por la amenaza de guerra en la región” para añadir “y ahora más que nuca la Comunidad Internacional debe involucrarse más en el tema saharaui para la búsqueda de una solución pacífica”.

jueves, 23 de octubre de 2014

Los cristianos franceses le denuncian por torturas, España le condecora

Abdelatif Hamouchi, director general de la DST, Marruecos, perseguido por la justicia francesa.
EL MUNDO, ORILLA SUR. IGNACIO CEMBRERO. 23 de octubre de 2014.
La Asociación de Cristianos por la Abolición de la Tortura (ACAT) de Francia está formada por un nutrido grupo de miembros del clero, católico y evangélico, y varios miles de miembros cotizantes, personas de orden. A principios de año sus servicios jurídicos estudiaron en profundidad los casos de Naama Asfari, un saharaui casado con una francesa y que cumple una condena a 30 años en Salé (Marruecos), y de Adil Lamtalsi, un franco-marroquí que ahora reside en Francia.
Ambos aseguran haber sido torturados en los locales de la Dirección de Supervisión del Territorio (DST), la policía antiterrorista marroquí, pero que hace a la vez de policía política al estilo de lo que pudo ser en España la Brigada Político-Social en tiempos de Franco.
Los abogados de ACAT se querellaron en nombre de Asfari y Lamtalsi contra Abdelatif Hamouchi, director general de la DST. Sus denuncias están en línea con testimonios que recogió, durante su última visita a Marruecos, Juan Méndez, relator de la ONU sobre la tortura.
El 20 de febrero Hamouchi estaba de visita de trabajo en París cuando siete agentes de la policía judicial francesa se presentaron en la residencia del embajador de Marruecos, enviados por un juez instructor, para llevarle a declarar. Hamouchi se negó y salió rápida y discretamente de Francia porque si le daban el alto en la calle ya no podría alegar que se encontraba en un edificio con extraterritorialidad como la residencia diplomática.
Ese intento de llevar a Hamouchi ante el magistrado instructor fue el desencadenante de la crisis entre París y Rabat que aún continúa. Las autoridades marroquíes han suspendido, por ejemplo, desde hace nueve meses, la cooperación judicial entre ambos países lo que complica la vida de todos aquellos que quieren convalidar una sentencia de divorcio, tramitar el cumplimiento de una condena penitenciaria en su país de orígen etcétera.
El secretario de Estado de Seguridad español, Francisco Martínez Vázquez, impuso el miércoles en Madrid la Cruz honorífica al Mérito Policial a Hamouchi y a dos de sus colaboradores en la DST. Lo hizo, según reza la nota difundida por la agencia de prensa oficial marroquí (MAP), en "reconocimiento al papel de Marruecos en materia de paz y seguridad en el mundo" al que Hamouchi ha contribuido.
El Ministerio del Interior español trató que la ceremonia fuese discreta, pero los medios marroquíes se hicieron abundantemente eco de ella porque, probablemente, la medalla española repara un poco la afrenta padecida por Hamouchi en París.
Hoy más que nunca, explican en Interior, se necesita la cooperación policial marroquí para luchar juntos contra el terrorismo en Ceuta y Melilla y las zonas circundantes de Marruecos desde donde han salido tantos yihadistas rumbo a Siria e Irak.
Los gobiernos españoles tienen cierta propensión a condecorar a responsables marroquíes reclamados por la Justicia francesa. El de José Luis Rodríguez Zapatero impuso, en enero de 2005, la Gran Cruz de Isabel la Católica a, entre otros, el general Hosni Benslimane, comandante en jefe de la Gendarmería marroquí y reclamado por la Justicia francesa en el marco de la investigación sobre el secuestro y asesinato, en 1965 en París, de Mehdi Ben Barka, el más célebre opositor al rey Hassan II. Nunca respondió a las convocatorias del juez instructor francés Patrick Ramaël.
En 2005 el Ejecutivo socialista no pudo ni siquiera evocar bajo cuerda, para justificarse, el argumento de la lucha antiterrorista conjunta con Marruecos. La Gendarmería juega un papel muy secundario en ese terreno.

Lo que esta semana habla la prensa marroquí sobre la grave crisis diplomática con Francia

Fuente: Alifpost, prensa marroquí. 23 de octubre de 2013
El ministro del interior marroquí afirma que “la advertencia de Francia a sus ciudadanos en Marruecos, es incomprensible y creo que en Francia no existe más seguridad que en Marruecos”
Después de diez días tras las fuertes criticas del ministro de Exteriores Salaheddine Mezouar cuando calificó a Francia de “colonialista”, aparecen ahora otras declaraciones de ministro del Interior, Mohammed Hasaad, realizadas hoy jueves en las que exigió a París reconsiderar la clasificación de Marruecos de país de alto riesgo y en las que les reta a que se ocupen en clasificar los riesgos en Francia.
En una entrevista con el diario L'Economiste publicada en Casablanca, el ministro trató varios asuntos de seguridad, incluyendo la relación con Francia. En este sentido, el ministro afirmó que exigía a Francia "corregir su error" y trabajar en retirar el nombre de Marruecos de la lista de países que Francia recomienda no visitar. El ministro del interior dijo que la decisión es totalmente incomprensible.
Y prosiguió el ministro con un lenguaje critico haciendo hincapié en que “la inclusión de Marruecos en esa lista es una decisión inaceptable (...) esperamos que Francia corrija su error”. “Francia antes de clasificar Marruecos debe ocuparse de la  seguridad en su territorio”, afirmó el ministro, “no estoy seguro de que Francia sea más segura que Marruecos”. Llamó a los ciudadanos franceses a no seguir las recomendaciones del Ministerio de Exteriores Francés.
Sobre la actual crisis entre los dos países, el ministro cree que las consultas aún se están desarrollando entre París y Rabat, expresando su optimismo acerca de restaurar las relaciones a su estado anterior.
Las declaraciones llegan en medio de la crisis en las relaciones bilaterales entre París y Rabat a causa de varios asuntos que la justicia francesa está llevando a cabo para perseguir al director de inteligencia marroquí, Abdellatif Hammouchi, hecho que ha como consecuencia que Marruecos congele la cooperación judicial y el intercambio de visitas entre los dos países.
Cabe recordar que el ministro de Relaciones Exteriores, Salaheddine Mezouar, había dirigido el sábado de la semana pasada fuertes críticas a Francia, acusándola de tratar a Marruecos desde una perspectiva puramente colonialista.

martes, 21 de octubre de 2014

Un rey en mora, por Emilio Cárdenas desde Argentina


Lunes, 20 de Octubre del 2014 
Emilio J. Cárdenas Ex Embajador de la República Argentina ante las Naciones Unidas.

Al rey de Marruecos, Mohammed VI, le gusta salir a caminar en “blue jeans”. Como uno más. Por esto, los corresponsales extranjeros que cubren lo que sucede en su reino lo han apodado gráficamente: “King Cool”, que podría traducirse en el Río de la Plata como el “Rey Canchero”.

No obstante, la realidad es generalmente bastante más compleja. El joven rey está absolutamente en mora en cuanto tiene que ver con la vigencia de las libertades individuales y de los derechos humanos (particularmente respecto de los “saharauis”, esto es del pueblo originario del Sahara Occidental, territorio que permanece ilegalmente ocupado por Marruecos), así como respecto de la democracia misma.

Ahora, lo que no es demasiado sorprendente, los “jihadistas” lo tienen como uno de sus muchos blancos y enemigos. Lo que cada vez debería preocuparle más, ante el sostenido avance de los movimientos fundamentalistas en el norte de África. Sin demasiados controles.

Las protestas callejeras -como en tiempos de su padre, Hassan II- son reprimidas duramente y los disidentes que se animan a hablar en público van a parar con sus huesos a la cárcel. Poco ha evolucionado Marruecos en ese sentido con el cambio de monarca.

Tras quince años de reinado, Mohammed VI sigue siendo un líder autoritario y, más aún, represivo. Y, también como su duro padre, recurre frecuentemente al humo que levanta al proponer presuntas reformas constitucionales en dirección a ampliar el margen de libertad que, apenas cosméticas, pronto se frustran contra una dura realidad que ciertamente no cambia: la del autoritarismo. Las promesas de apertura del monarca marroquí muy pocas veces se concretan. Son, en general, biombos. Apenas eso.

En ese escenario, la presencia de la oposición crece. Los desafíos al monarca también. Pero muchos son, simplemente por eso, acusados de terrorismo y terminan en las cárceles del reino. Selectivamente. Para peor, los jueces no son independientes, sino que actúan con frecuencia como meros agentes sumisos al poder. Muchos de ellos, entonces, son poco y nada confiables en materia de defensa de los derechos humanos.

El monarca ha enfrentado sucesivamente a los políticos opositores, a los sindicalistas, a las organizaciones de la sociedad civil y, ahora, a los islamistas. En el camino, se ha llenado de enemigos. Demasiado. Lo que preocupa. Pero, por ahora al menos, ha tenido buen éxito en transmitir la imagen de que su reino está, poco a poco, derivando hacia el mayor respeto de las libertades individuales y los derechos humanos. Aunque la realidad es muy distinta. Particularmente cuando se trata de perseguir a los “saharauis” que reclaman los derechos soberanos y de auto-determinación que les corresponden respecto del Sahara Occidental. A quienes, por lo demás, se reprime constantemente, sin mayores fronteras, ni reparos en la acción.

sábado, 18 de octubre de 2014

Prensa marroquí. El Sahara Occidental y los nuevos miembros no permanentes en el Consejo de Seguridad de la ONU

Fuente. http://alifpost.com/ prensa marroquí; 17 de octubre de 2014
El Consejo de Seguridad de la ONU ha conocido nuevos acontecimientos con  la elección de los nuevos miembros que comenzarán sus funciones a partir de enero del próximo año. Los ajustes son importantes para Marruecos, debido a que el Consejo de Seguridad trata dos veces al año el tema del Sahara. Entre los nuevos miembros que apoyan al Polisario están Venezuela y Angola, mientras que España adoptará una posición moderada manteniendo sus relaciones actuales con Marruecos.
Las Naciones Unidas vivieron el jueves de esta semana las votaciones para la renovación de la mitad de los miembros del Consejo de Seguridad no permanentes. Las votaciones se han realizado para elegir representantes de grandes alianzas regionales y continentales.  En este marco Asia ha sido representada por Malasia, un país que no es crítico con  Marruecos en el conflicto del Sahara y que tal vez  puede entender sus posiciones.
Y con respecto a América Latina el Estado de Venezuela ganó el papel de Argentina. Este último entendía la postura de  Marruecos en el conflicto del Sahara, y la presidenta Cristina Fernández tiene buenas relaciones con el Rey Mohammed VI. Venezuela es considerada un firme partidario del Frente Polisario, que llevó a Marruecos a retirar a su embajador de Caracas en protesta hace años sobre este apoyo. Venezuela reconoce la República del Polisario desde 1992.
En el continente africano Angola fue elegida miembro, y es considerada uno de los más destacados apoyos del Frente Polisario. Le permitió abrir una embajada el año pasado. Angola también es un estado que adopta fuertes posiciones contra Marruecos en el conflicto del Sáhara Occidental, hecho que fue demostrado en la 69 sesión de trabajos de la Asamblea General, así como en los debates de la IV Comisión de la Descolonización.
España fue votada en representación de los países europeos. Marruecos se muestra ante esta elección relativamente optimista, siempre y cuando Madrid no hable de la cuestión de las ciudades ocupadas de Ceuta y Melilla. Madrid se niega a tomar cualquier decisión que afecte a la estabilidad de Marruecos, lo que podría reflejarse en algo negativo para él. España es la antigua potencia colonial en el Sáhara Occidental, y las Naciones Unidas la consulta en la búsqueda de una solución a este conflicto. España ha ocupado los escaños en los años 2003-2004, y luego convenció a la administración estadounidense en no imponer el plan de James Baker, que había previsto una autonomía por un período de cuatro años para los saharauis y posteriormente pasar a la implementación del referéndum de autodeterminación. Operación que estuvo bajo la batuta del Enviado Personal del Secretario General de las Naciones Unidas, siendo James Baker un exsecretario de Estado estadounidense. Se espera que España adopte una posición moderada en el conflicto del Sáhara Occidental y no abandone la clásica posición en apoyar la autodeterminación, pero sin imponer ninguna solución a Marruecos.
Y de los otros países que integran al Consejo, Nueva Zelanda, un país que va a seguir los pasos de Australia con el apoyo de la libre determinación y adoptar la posición de Gran Bretaña, si los anglosajones se inclinar por votar  la autodeterminación.

Seminario-Coloquio: "PARTICULARIDADES HISTÓRICAS Y CULTURALES DEL SÁHARA OCCIDENTAL: La resistencia de un pueblo a través de su literatura". Universidad de Alicante

*Fuente: Haz lo que debas, Alicante, 17 de octubre de 2014
*Fotos: Máster Cooperación Al Desarrollo UA
El jueves 16 de octubre tuvo lugar en la Universidad de Alicante, una conferencia sobre las particularidades históricas y culturales del Sahara Occidental. En la mesa, moderada por Isabel Álvarez, quien ha realizado diferentes investigaciones y trabajos sobre la literatura saharaui en español, participaron el historiador y escritor Pablo Dalmases y la periodista y escritora Conchi Moya.
Comenzó su intervención Conchi Moya, co realizadora de Poemario por un Sahara Libre, quien abordó su intervención haciendo un repaso sobre las particularidades históricas y culturales del Sahara Occidental, que tienen, según sus palabras, una enorme importancia como rasgo de identificación y diferenciación del pueblo saharaui con respecto a otros pueblos de la región, y la necesidad de frenar los intentos de aculturación que lleva a cabo Marruecos, la potencia ocupante del territorio desde 1975.
La periodista hizo alusión a las diferencias culturales entre el pueblo saharaui y sus países vecinos, haciendo referencia a la música; la literatura; la cocina o la vestimenta, un importante símbolo de la identidad saharaui) y al idioma, tanto hasania, idioma de los saharauis derivado del árabe clásico, como el español, lengua de la metrópoli, que también desempeña un importante papel identitario, elegido por los saharauis como lengua para la diplomacia y para tender puentes con todos los pueblos hispanohablantes de diferentes continentes.
Conchi Moya destacó el importante papel que para los saharauis desempeña la literatura y en especial la poesía, como instrumento de arenga y de resistencia a lo largo de los siglos. Recordó cómo los saharauis la consideran prácticamente una “ciencia”, donde se recoge la Historia, la geografía, las fronteras seculares del territorio y es además un tratado de costumbres ancestrales.
Posteriormente pasó a referirse a la literatura saharaui, tanto en hasania como en español, como una “poderosa arma de resistencia” a lo largo de la Historia, incluso en los territorios ocupados, donde hay una importante producción poética que merece ser recopilada, estudiada y difundida. La ponente advirtió del peligro del desarraigo cultural que sufren los saharauis en el exilio, la diáspora y los territorios ocupados, y los intentos de aculturación de la población saharaui que realiza el ocupante marroquí. Finalizó hablando del frente cultural como acompañante de la lucha política, jurídica y solidaria.
Por su parte el periodista Pablo Dalmases habló sobre la presencia de los saharauis en la literatura española a lo largo de la historia. Afirmó que la narrativa colonial española se diferencia del resto de literaturas coloniales, hubo una producción narrativa colonial muy importante en otros países europeos, no así en España. Basándose en su libro de investigación “El desierto imaginado” (Ediciones Carena, 2014) Dalmases salpicó su conferencia de extractos de libros de autores españoles sobre el Sahara. El periodista y escritor explicó que durante los primeros años de presencia española en el territorio no hubo apenas interés entre los escritores españoles por el Sahara. La poca narrativa que se produjo demuestra el desconocimiento en la metrópoli de aquella presencia española, ni siquiera había en los primeros años una denominación clara del territorio. En aquellos primeros años se editó algún que otro libro de narrativa que tenía como escenario el territorio saharaui pero con errores garrafales que evidenciaban el desconocimiento sobre la colonia.
La verdadera narrativa española sobre el Sahara comienza, en palabras de Pablo Dalmases, cuando España abandona el territorio, a partir de 1975, dando paso a una interesante narrativa post colonial. Los primeros textos, bajo el formato de novela, son de militares, que de alguna manera enmascaran hechos que les sucedieron en primera persona, bajo un formato literario. Según Dalmases, se trata de una narrativa muy interesante, ya que aquellos militares conocieron perfectamente el territorio, la historia, las costumbres, y convivieron estrechamente con sus habitantes. Pablo destacó el libro del Comandante Agripín Montilla 'Al Karam. El Juramento', obra muy influida por el trato directo que tuvo con los saharauis.
La siguiente generación de escritores ya fue de civiles, caso de las interesantes novelas de Emilio González Déniz, Ramón Mayrata, Luis Leante (Premio Alfaguara de novela con 'Mira si yo te querré', o Javier Reverte.
También se refirió Dalmases a la narrativa surgida del movimiento solidario, la infantil, de la que destacó los cuatro libros escritos por Gonzalo Moure, la poesía, como es el caso de los poemarios de Julio Martín Alcántara o Luis López Anglada, o libros sobre costumbres saharauis, como es el caso de los libros publicados por Fernando Pinto Cebrián.

El seminario finalizó con un coloquio con el público, en el que se dirigieron varias preguntas a la mesa.

Agresión al joven saharaui Ahmed El Hawasi, hermano de la activista de derechos humanos Nguia Hawasi

*Fuente: ASOCIACION POR LA PROTECCION  DIFUSION DEL PATRIMONIO CULTURAL SAHARAUI
El Aaiun 17/10/2014                
Tras la agresión que ha tenido el joven saharaui Ahmed El Hawasi en la noche del miércoles 15/10/2014 en El Aaiun a manos de un grupo de colonos marroquíes, que le causaron graves lesiones en la cabeza por lo que fue trasladado con urgencia al hospital de la ciudad , la ASOCIACION SAHARAUI POR LA PROTECCION Y DIFUSION DEL PATRIMONIO CULTURAL SAHARAUI muestra su solidaridad el joven y con su hermana que es miembro de la asociación, la activista Nguia El Hawasi integrantes de una familia de activistas de derechos humanos. La Asociacion ASPDCPS condena enérgicamente el estado marroquí y le exige la detención y presentación de los culpables ante los tribunales.
Los culpables aún siguen en libertad, lo que explica e induce sospechas y dudas acerca de la política del estado marroquí de represalias y connivencia con estas bandas criminales que amenazan la vida y seguridad de los saharauis sobre todo si sabemos que el joven Ahmed El Hawasi todavía sigue en  estado crítico en el hospital y sin practicarle la operación requerida sobre fracturas del cráneo y que tenía preparada para el 16/10/2014 a fin de llevar a cabo un riguroso proceso en el nivel de la cabeza para recoger algunos huesos rotos, según la opinión de un médico y que requiere intervención rápida.
A la familia le ha sorprendido el aplazamiento de la intervención quirúrgica sin recibir ninguna explicación aceptable por parte del hospital. La direccion del hospital se niega informar a través de un certificado médico a la familia de la situación del joven hasta después de realizada la operación. 

miércoles, 15 de octubre de 2014

La posibilidad de paz en el Sáhara Occidental. Isabel Lourenço

Isabel Lourenço, activista de derechos humanos. 14 de octubre 2014 Lisboa, Portugal
Podríamos pensar que cuando se presenta la oportunidad de prevenir los conflictos armados, cuando hay una posibilidad real de dar a la paz una oportunidad, cuando hay una posibilidad de evitar masacres, destrucción de la propiedad y el medio ambiente, cuando existe la posibilidad de un pueblo para construir su futuro, alguien estaría disponible para dar una oportunidad a estas posibilidades. Sin embargo parece que en Europa ningún gobierno está interesado en la paz para el Sáhara Occidental. Y lo mismo sucede para la mayor parte de la oposición a estos mismos gobiernos, salvo excepciones pequeñas y honorables.
Y puede venir el comentario: ah, pero el beneficio, petróleo, fosfatos, minerales y banco de pesca y la localización geoestratégica. Pera ninguno de estos recursos deseables va a cambiar el sitio, ni el propio país va a cambiar su posición en el mapa, y los que hacen los acuerdos con el ladrón (en este caso el Reino de Marruecos) también son libres de hacer acuerdos con los legítimos dueños: el pueblo saharaui.
Y van a contestar: “sí, ¿pero Ceuta y Melilla y Gibraltar?”. Estos seguirán existiendo y el Reino de Mohamed VI continuará haciendo acuerdos porque, de hecho, nada de valor tiene salvo ofrecer solamente abrigo a terroristas, cárceles y locales para las operaciones militares clandestinas, y un paraíso turístico para los pedófilos.
¿Cuál es el valor real, entonces de Marruecos y por qué tanto poder? ¿Cómo tiene tanta influencia sobre los países que no se benefician de la ocupación del Sáhara Occidental y podrían beneficiarse más con las negociaciones con un gobierno legítimo?
El único “valor” del Reino de Marruecos es su posicionamiento político, subordinado a los intereses militares de los Estados Unidos, la OTAN y Francia, una “base” de apoyo en el norte de África para “estabilizar” la región. Es el único país “controlable” de la zona.
El comando Africom (comando militar estadounidense para África) tiene su sede en Alemania en Plieninger Strasse 289, 70567 Stuttgart-Moehringen, porque ningún país africano cedió el territorio a su instalación. Marruecos es el paria de África, no es miembro de la Unión Africana y el apoyo que recibe en forma de armas y dinero proviene de países árabes como es el caso de Arabia Saudita y de Israel y otros regímenes amigos de los EE.UU. Estamos frente a un aliado de regímenes dictatoriales, antidemocráticos y expansionistas, que quieren el control absoluto de los recursos.
¿Y la Unión Europea? ¿Y los derechos humanos? La Unión Europea se excusa con los intereses económicos, pero en realidad es una cuestión falsa como he mencionado antes, la única ventaja real de la economía y “transferible” es la venta de armas, pero seguramente el Reino de Marruecos, incluso sin la ocupación ilegal del Sahara Occidental, todavía necesitará de muchísimas armas.
Por lo tanto, es la obligación (o la oportunidad) del ciudadano común de presionar a su gobierno para poner fin a una ocupación de terror e impedir un genocidio, una masacre.
Depende de cada uno de nosotros, individualmente somos responsables con nuestra acción, da igual que sea pequeña, por la paz, evitando así el llanto ante las imágenes de horror de una guerra que es posible impedir. 

martes, 14 de octubre de 2014

El juez Moreno investiga muerte de saharaui (Babi Hamdai Buyema) y toma declaración a su hermano

Madrid, 14 oct.- El juez de la Audiencia Nacional Ismael Moreno ha admitido la querella por la muerte del saharaui Baby Hamday Bugema en el asalto en 2010 al "Campamento de la dignidad" de El Alaiún y ha tomado hoy declaración a su hermano, quien ha relatado que agentes marroquíes lo atropellaron hasta la muerte.
En un auto fechado el pasado 24 de septiembre, al que ha tenido acceso Efe, el juez acuerda, siguiendo el criterio del pleno de la Sala de lo Penal, admitir la querella presentada por el hermano del fallecido y por la Liga Española Pro Derechos Humanos por delitos de lesa humanidad, genocidio, asesinato, torturas, lesiones y secuestros.
La Sala de lo Penal, siguiendo el criterio de la Fiscalía, declaró competente a la Audiencia Nacional al entender que España sigue siendo potencia administradora de derecho sobre el territorio del Sahara, conforme a las normas de Naciones Unidas, por lo que puede juzgar los hechos de acuerdo al principio de territorialidad.
La querella se refiere a la actuación de las fuerzas de seguridad de Marruecos durante el desalojo violento del campamento entre octubre y noviembre de 2010, cuando se produjeron desapariciones, agresiones físicas, torturas y asesinatos, entre ellos el de Buyema por parte de los agentes del cuerpo especial GUS, creado ex profeso para el Sahara Occidental.
La querella se dirigía contra varios ministros de Marruecos y altos cargos policiales de ese país, entre ellos el exministro del Interior Taib Cherkaui y el exgobernador de El Aaiún Mohamed Jelmous, pero el juez, siguiendo el criterio del fiscal, la admite sin referirse a personas concretas, ya que entiende que de lo investigado no hay por ahora "dato alguno" que les relacione directamente con los hechos.
En relación con la muerte de Buyema ha declarado hoy su hermano, Lammad Mulud Ali, quien ha relatado al juez Moreno, según fuentes jurídicas, cómo varios testigos le contaron lo que sucedió el día de la muerte, el 8 de noviembre de 2010. Según ha explicado, los testigos le dijeron que los oficiales marroquíes pararon el coche de su hermano, saharaui de nacionalidad española, cuando iba a trabajar y le obligaron a salir del vehículo.
Una vez fuera, la víctima forcejeó y los agentes le golpearon primero y le atropellaron luego hasta la muerte con un vehículo militar, ha añadido.
El querellante ha puntualizado al juez que su hermano no formaba parte del Frente Polisario ni era activista por los derechos del pueblo saharaui y ha añadido que los testigos le dijeron que los agentes mataron a tres saharauis más en esas fechas.
El juez ya ha cursado comisiones rogatorias a Marruecos para que le informe de lo que sucedió y este país ha enviado el informe de la autopsia, que concluye que las heridas de Buyema son compatibles con un atropello.
Sin embargo, según las mismas fuentes, las autoridades marroquíes argumentan que se trató de un accidente y que en el desalojo del campamento murieron tres o cuatro saharauis y también ocho policías de Marruecos. EFE

Hermano de Babi Hamdai Buyema: «Mi hermano fue asesinado por un Estado criminal y solo pido justicia»

Tras cuatro años de espera, Lammad declara hoy en la Audiencia Nacional por la muerte del español Baby Hamday en el Sáhara Occidental
Vestido con el 'daraa', el traje típico saharaui, y un pequeño bolso lleno de papeles aterrizó ayer en Madrid procedente de París Lammad Malud Ali. Este ciudadano español nacido en El Aaiún en diciembre de 1962, cuando aún era la provincia 53 de España, declarará hoy como testigo en la Audiencia Nacional.
Lo hará como querellante en la causa abierta por la muerte de su hermano, el también español Baby Hamday Buyema, de 35 años y padre de dos hijos, quien fue atropellado por la policía marroquí durante la represión de las protestas que tuvieron lugar en un campamento de refugiados a las afueras de la capital del Sáhara Occidental, el 8 de noviembre de 2010.
Para Lammad, trabajador de una fábrica de coches en París, a donde tuvo que trasladarse cuando la crisis le mandó al paro en su Alicante adoptiva, la posibilidad de sentarse delante del juez Ismael Moreno y relatarle los hechos que rodearon esta tragedia familiar «es una liberación».
Y es que para llegar hasta este momento han pasado casi cuatro años. Un periodo en el que el titular del Juzgado Central de Instrucción número dos ha mantenido en el cajón las dos querellas presentadas solo seis días después de la muerte de Baby, cuyas imágenes con la cara ennegrecida y el cuerpo reventado dieron la vuelta al mundo aquella fatídica mañana en la que iba a trabajar a su empresa de fosfatos, como cualquier otro día.
Las denuncias fueron presentadas por su familia, como acusación particular, y por la Liga Española Pro Derechos Humanos, que ejerce la acusación popular. La Fiscalía apoyaba entonces la admisión, pero el juez Moreno no. Pese a ser competente, prefirió preguntar a Marruecos si estaba investigando los hechos para evitar duplicidades procesales. En realidad una quimera que solo dilató la apertura de la causa. Así hasta hace dos semanas.
Una denuncia de los querellantes ante el Consejo General del Poder Judicial precipitó los acontecimientos. Acusaban al instructor de dejación de funciones e incumplimiento de las resoluciones de la instancia superior, la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, que acaba de avalar el principio de territorialidad de la jurisdicción española en el Sáhara Occidental.
En tres días, Moreno admitió las querellas por los delitos de lesa humanidad, genocidio, asesinato, lesiones, torturas y secuestro. Pero de momento no ha imputado a nadie. La primera diligencia fue citar a Lammad para hoy.
«La hora de la Justicia»
«Le diré al juez por qué no investigó antes. Por qué dejo languidecer este asesinato de un Estado criminal como Marruecos. En este tiempo se han destruido pruebas, los responsables políticos y policiales han cambiado de sillón. Pero aún estamos a tiempo. Es la hora de la justicia», aseguró el testigo mientras se agarraba con fuerza a los brazos de la silla.
Cuando recuerda a su hermano de madre, los escabrosos detalles de cómo perdió la vida, Lammad se emociona. «Iba a trabajar y vio las protestas. Se le ocurrió grabar con el móvil. Un vehículo del cuerpo especial de la policía le identificó y fue directo a por él. Primero lo envistió. Luego dio marcha atrás y le pasó por encima. Y, para rematar, le volvió a pisar cuando yacía en el suelo».
Cuenta que cinco testigos lo vieron todo y trataron de socorrerlo. Así lo atestigua una grabación casera. Pero ya estaba muerto. Estas mismas personas podrían ser las siguientes en pasar a declarar por la Audiencia Nacional. Pero tienen miedo a represalias de las autoridades marroquíes si salen del Sáhara Occidental y hablan. «Para los marroquíes es un caso cerrado, pero yo todavía no he podido enterrar a mi hermano, no sé dónde lo llevaron, solo quiero justicia», clama Lammad.
En El Aaiún casi todos se conocen. Y el testigo cree que no sería complicado identificar a los agentes que atropellaron a Baby. Tan solo para limpiar su buen nombre.

domingo, 12 de octubre de 2014

Ahmed Brahim Ettanji, activista saharaui: “El Sáhara Occidental es una espina en la garganta del gobierno marroquí”

Ahmed Brahim Ettanji es el joven saharaui que preside Equipo Mediático (también conocido como “Equipe Media”), un grupo de jóvenes periodistas y fotógrafos que cumplen con su difícil trabajo directamente desde los territorios ocupados del Sahara Occidental. Los teléfonos celulares -con los que graban audio y video y toman fotos a escondidas-, las redes sociales y la página web, son sus únicas armas para dar a conocer al mundo las violaciones de los derechos humanos a las que son sometidos en forma cotidiana por parte de las autoridades marroquíes. Saben de los riesgos que su tarea implica y, sin embargo, no se rinden. Con él hablamos sobre el mártir Hassana Luali (cuyo cadáver fue sepultado dos días después de esta entrevista, sin autorización de sus familiares y sin la autopsia que estos reclamaban), los sucesos posteriores en Dajla ocupada, la situación de los periodistas y los lobbies. A través de Voz del Sahara Occidental en Argentina, también envía mensajes a los saharauis y saharauías de los campamentos de refugiados y la diáspora y a las sociedades de nuestra América Latina y Caribeña. Hasta aquí las descripciones. Que levante la mano la palabra.
¿Cómo les relatarías a los lectores y lectoras lo que sucedió con Hassana Luali?
El compañero Hassana Luali era un preso político condenado a tres años de prisión, que ha estado en la cárcel negra de El Aaiún y ha sido trasladado luego a la cárcel de Dajla, donde sufrió mucha tortura -psicológica y física- y malos tratos, tanto él como todos sus compañeros. Era una persona diabética y, después de tantas huelgas de hambre, su salud ha ido empeorando y necesitó muchas veces una atención médica que no ha recibido, a tal punto que ha llegado a tener siete gramos de azúcar en sangre y lo trasladaron en coma al hospital. Allí, han sabido perfectamente que era diabético porque, pinchando con una aguja en una mano, se puede saber si una persona padece o no de diabetes. Sabiendo eso, le han puesto un suero con glucosa, con azúcar… Ahí ha subido más el nivel de azúcar en el cuerpo y esas cosas han sido el motivo; eso, más la negligencia que ha vivido porque, en el hospital donde ha ido, hay un médico que no quiso recibirlo porque se trataba de un preso político y por sus opiniones contra la ocupación marroquí.
¿Qué sentiste al recibir la noticia de su muerte?
Esta noticia la hemos recibido con mucha tristeza y muy sorprendidos. Muchos saharauis y saharauías han salido a las calles en Dajla ocupada al enterarse del hecho. Fueron al hospital de la ciudad a protestar y a pedir a las autoridades de ocupación que expliquen los motivos de la muerte y una autopsia imparcial que no sea realizada por la parte marroquí, porque siempre van a manipular. También han exigido condenar a los culpables de la muerte del mártir Hassana Luali.
¿Qué pasó con los periodistas de Equipo Mediático que se dirigían a Dajla a dar cobertura informativa a los hechos?
Después del martirio del compañero Hassana Luali, otros compañeros suyos cumplieron la condena de tres años de cárcel y fueron liberados. Tras su liberación, un importante número de activistas y nuestros corresponsales de Equipo Mediático fueron a Dajla para realizar una cobertura informativa ante el bloqueo que existe a los recibimientos que van a hacer las masas saharauis a los presos políticos y a la visita que estos iban a hacer a la familia del mártir. Estábamos segurísimos de lo que iba a pasar, que iba a haber una intervención… Los compañeros que fueron a realizar esa cobertura, llegaron hasta la zona conocida como “Punto 111”, al norte de Dajla; se encontraron con furgonetas de fuerzas auxiliares y de la Gendarmería Real Marroquí cuyos efectivos les pararon, les amenazaron y les dijeron que tenían que emprender la vuelta a El Aaiún [es decir, desandar un camino de 500 kilómetros] en ese mismo momento. Nuestros compañeros pidieron explicaciones, preguntando por qué, solicitando una justificación y queriendo conocer si existía una orden basada en el derecho internacional por la cual se les pudiese impedir ir a Dajla. Les contestaron que lo que tenían eran órdenes superiores de los altos cargos y que no iban a pasar…
En medio de la conmoción por las noticias sobre la muerte de Hassana Luali, un portal económico anunciaba que “Marruecos construirá un gran puerto en Dakhla para desarrollar la región”. ¿Ves alguna relación entre ambas informaciones surgidas en forma simultánea?
Nosotros estamos muy seguros de que el dinero que ganan las autoridades de ocupación con el expolio del Sáhara Occidental, es el mismo que gasta Marruecos en los lobbies mundiales que lo apoyan y hacen presión en los foros internacionales y en el mismo Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas para que existan resoluciones a su favor en esa cuestión. Este caso que mencionas responde seguramente a eso. Sabemos que la cuestión del Sáhara Occidental es una espina en la garganta del gobierno marroquí. El propio vértice de la pirámide de ese régimen feudal, Mohamed VI, ha dicho en un discurso que la situación del Sáhara Occidental está en un momento muy crítico para Marruecos. Aunque parezca raro, Francia y otros aliados están cambiando la posición hacia Marruecos, porque saben que es un Estado terrorista, que no respeta los derechos humanos ni el derecho internacional, que ha violado muchas veces los dos principales pactos internacionales: el de Derechos Civiles y Políticos y el de Derechos Económicos, Sociales y Culturales. Además, Marruecos está en crisis con Christopher Ross [enviado personal del Secretario General para el Sáhara Occidental], quien viene con una intención muy seria de aplicar una solución a este conflicto que ya lleva muchos años, que es olvidado por la comunidad internacional y por varios organismos. Lo que está haciendo ahora Marruecos es intentar explotar al máximo las riquezas porque, según los analistas políticos, 2015 es un año decisivo en la causa saharaui.
Volviendo al tema de los periodistas saharauis, ¿cómo describirías la situación de estos en los territorios ocupados?
Hay un bloqueo militar e informativo en las zonas ocupadas porque Marruecos no quiere que se conozcan las violaciones de los derechos humanos que está cometiendo en el Sahara Occidental. Cualquier delegación de activistas, periodistas u observadores que quiera entrar al territorio, es expulsada. Nuestro deber como activistas mediáticos en las zonas ocupadas es intentar romper ese bloqueo informativo con nuestros mecanismos pequeños. Todo ese trabajo que se realiza aquí, en las zonas ocupadas, implica un alto riesgo para todos nosotros. Uno de los casos es el de Mahmud El Haissan, el corresponsal de RASD TV, que está ahora mismo en la cárcel solo por hacer una cobertura mediática tras el partido del pasado campeonato mundial de fútbol en el que Argelia venció a Alemania y mucha gente salió a la calle a festejar ese triunfo. En abril de este año, el Consejo de Seguridad aprobó la resolución 2152 sobre el Sáhara Occidental en la que exhorta a Marruecos a respetar la libertad de expresión pero este sigue negando ese derecho y hace lo contrario: multiplica sus métodos represivos contra los periodistas y fotógrafos saharauis. Todas las personas que intentan documentar cualquier hecho que ocurre en los territorios ocupados llevado a cabo por las autoridades de ocupación, se encuentran con represalias.
Los y las periodistas allí, ¿tienen miedo? De ser así, ¿a qué temen?
Muchas veces lo conversamos con mis compañeros y compañeras. No tenemos miedo de ser torturados ni de ir a la cárcel… No… Porque nosotros estamos seguros de que somos objetivos de detención y de tortura por nuestro trabajo: sabemos el resultado. El miedo que tenemos es que detengan a la mayoría de los periodistas y, después, ¿quién podrá sacar la información al exterior? Ese es nuestro miedo.
Como periodista saharaui, ¿cuál es tu mensaje desde los territorios ocupados a los saharauis  y saharauías de la diáspora y de los campamentos de refugiados?
Mi mensaje a todas y todos los saharauis que se encuentran en la diáspora, es que intenten hacer lo que puedan para romper este bloqueo informativo y militar impuesto en las zonas ocupadas por las autoridades de ocupación marroquíes. Y también que traten de sensibilizar a la opinión pública y a la sociedad civil en toda la diáspora (en la Unión Europea, en América Latina, etc.) sobre las graves, las flagrantes violaciones de derechos humanos. En cuanto a los saharauis que están en los campamentos, les mando un mensaje de ánimo y de solidaridad, como nosotros recibimos de ellos… Yo me quito el sombrero ante esas mujeres que están en los campamentos de refugiados y que han construido un Estado a lo largo de dieciséis años de guerra.
¿Qué les dirías a las sociedades de América Latina y Caribeña?
Para mí América Latina es la cuna de las revoluciones (sobre las que he leído bastantes libros) y estoy encantado de ellas. Quiero decirle a toda esa gente que nosotros estamos continuando esa revolución -que nos viene de allí- contra los Estados imperialistas y necesitamos un apoyo por parte de ellos y por parte de todos los internacionalistas. Espero que sientan todas las injusticias que vivimos nosotros aquí.
Finalmente, Ahmed Brahim Ettanji dedicó unas palabras especiales que esta entrevistadora comparte con mucha satisfacción: “No quiero perder la ocasión de agradecerte personalmente y, por tu intermedio, a la Cátedra [Libre de Estudios sobre el Sáhara Occidental] y a Voz del Sáhara Occidental en Argentina“.

Marruecos ha convertido a la MINURSO en el paraguas de una ocupación colonial (Bujari Ahmed)


Nueva York, 11/10/14 (SPS)-. El Representante del Frente POLISARIO   ante  la ONU, Bujari Ahmed ha asegurado que Marruecos ha convertido con el paso del tiempo a la misión MINURSO en el paraguas de una ocupación colonial durante su intervención ante la  IV Comisión de la Asamblea General de la ONU.
Bujari Ahmed dijo  que  “la MINURSO vino al Sahara Occidental para una obra de paz, para organizar un referéndum de autodeterminación que Marruecos aceptó y firmó. Los hechos demuestran que Marruecos la ha ido convirtiendo, paso a paso, en el paraguas de una ocupación colonial”.   
El diplomático  saharaui ha  condenado la falta de cooperación de  Marruecos con  la ONU por la búsqueda de una solución al contencioso y dijo que Marruecos con señaladas maniobras y evasivas  obstruye  la continuidad del esfuerzo mediador de la ONU y agrega que “ por las mismas razones de obstrucción, ha denigrado públicamente la designación por la Unión Africana del Presidente Chissano  y no ha permitido que la nueva Representante especial y Jefe de la MINURSO viaje al Sahara Occidental para asumir su cargo en el Territorio”.
A  continuación el texto íntegro de la intervención del  F.POLISARIO ANTE LA IV COMISION
69 sesiones de la ASAMBLEA GENERAL de la ONU
Nueva York, 10 de Octubre 2014
Señor Presidente
Me dirijo a esta importante Comisión en nombre del Frente Polisario, representante legitimo del pueblo saharaui. El Sahara occidental es todavía la última colonia en África, y su continua ocupación por el Reino de Marruecos desde hace ya 40 años es antes que nada un desafío frontal a la posición establecida por la Comunidad internacional que ha proclamado de forma reiterada el derecho del pueblo saharaui a la autodeterminación e independencia. Este desafío se ha prolongado demasiado en el tiempo y ha sonado la hora para que se le ponga fin.
Algunos desarrollos acontecidos recientemente brindan una nueva oportunidad.  De un lado, la Unión Africana ha designado al anterior Presidente de Mozambique, Sr. Chissano, como su Enviado Especial para el Sahara occidental, en reflejo del interés legitimo de nuestro continente de reactivar su cooperación histórica con la ONU en el proceso descolonizador del Sahara occidental. De otro, el Secretario general de la ONU anunció en su informe de abril 2014 al Consejo de seguridad que hará en abril 2015 una evaluación final acerca de la pertinencia del proceso de paz-hoy bloqueado por Marruecos- a fin de que el Consejo asuma plenamente sus responsabilidades. Para tal fin, anunció que su Enviado Personal, Embajador Ross, iría a la región al ritmo de una visita al mes.
El Embajador Ross solicitó en mayo, junio y septiembre la cooperación de las partes para llevar a cabo su misión. Obtuvo la respuesta positiva del Frente Polisario pero no ha podido sin embargo ir a la región en las tres ocasiones porque Marruecos, bajo la excusa de subterfugios y maniobras dilatorias, ha decidido no cooperar, obstruyendo así la continuidad del esfuerzo mediador de la ONU. Por las mismas razones de obstrucción, ha denigrado públicamente la designación por la Unión Africana del Presidente Chissano y no ha permitido que la nueva Representante especial y Jefe de la MINURSO viaje al Sahara Occidental para asumir su cargo en el Territorio.
Hace hoy 23 años, Sr. Presidente que la MINURSO vino al Sahara Occidental para una obra de paz, para organizar un referéndum de autodeterminación que Marruecos aceptó y firmó. Los hechos demuestran que Marruecos la ha ido convirtiendo, paso a paso, en el paraguas de una ocupación colonial. La descolonización del Sahara Occidental no puede ser confundida o limitada al reemplazo de un colonizador europeo por un colonizador afro-árabe vecino.
Ustedes, y particularmente los Miembros del Consejo de seguridad, deben clarificar si eso es lo que querían que la MINURSO hiciese, es decir, ser guardián de una ocupación ilegal y mirar al otro lado ante el robo a gran escala de los recursos de nuestro país y ante el continuo atropello a los derechos humanos, cuya última víctima ha sido el preso político, Hassana Elwali, fallecido hace menos de una semana por denegación de atención medica en la prisión de la cuidad ocupada de Dajla.  El pueblo del Sahara Occidental, que tanto ha confiado en la ONU, merece y necesita esa clarificación. Tras el transcurso de 40 años, el silencio o la paciencia ante la injusticia impuesta al pueblo saharaui y ante lo que se ha convertido la MINURSO es sinónimo de abdicación de responsabilidades y no es ya una opción convincente. Muchas gracias

viernes, 10 de octubre de 2014

Conferencia de Salem Bachir en la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional de La Plata


*Fuente: Voz del Sahara Occidental en Argentina, 9 de octubre de 2014
La Plata (Argentina), 09/10/14 (VSOA).- El representante del Frente Polisario y de la RASD en la República Argentina, Salem Bachir, brindó ayer una conferencia magistral en el marco del Seminario “Pueblos, Naciones y Estados en el Siglo XXI”, organizado por el Observatorio de Naciones sin Estado (ONSE) perteneciente a la Secretaría de Relaciones Institucionales, Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales, Universidad Nacional de La Plata (UNLP).
La conferencia titulada “Sahara Occidental. La última colonia de África. Sus lazos con América Latina”, forma parte de un ciclo en el que se abordan también las luchas de otros pueblos como los de Euskal Herria, Escocia, Kurdistán, Irlanda y Catalunya.
Antes del encuentro -del que participó Voz del Sahara Occidental en Argentina-, Salem Bachir fue recibido por el Secretario de Relaciones Institucionales de la Facultad, Dr. Javier Mor Roig y por la Directora del ONSE, Dra. María de las Nieves Cenicacelaya. También estuvo presente la Secretaria de la Cátedra Libre de Estudios sobre el Sahara Occidental (única en el mundo) del IRI-UNLP, Lic. Luz Marina Mateo. En ese marco, el representante de la RASD detalló las últimas informaciones sobre la cuestión saharaui recibiendo la solidaridad de los organizadores, quienes le obsequiaron el libro con las ponencias realizadas en 2013 durante la primera edición del Seminario, que contiene un capítulo sobre el Sahara Occidental escrito por la Lic. Mateo.
Luego se dio comienzo a la conferencia, con la presentación del expositor por parte de la Dra. Cenicacelaya, quien destacó que “si bien el Sahara Occidental no es una nación sin Estado, nos parece importante reiterar el tratamiento de este tema, ya que gran parte del territorio permanece en proceso de descolonización y su pueblo reclama el derecho a la autodeterminación consagrado por la ONU”.
Tras ello, Salem Bachir agradeció a los organizadores por la invitación y abordó pormenorizadamente los aspectos políticos, sociales, económicos, jurídicos e históricos que rodean a la cuestión saharaui, proyectando material audiovisual explicativo. La exposición incluyó detalles sobre el muro marroquí militarizado y plagado de minas, las violaciones a los derechos humanos que padece la población saharaui en los territorios ocupados y la responsabilidad de España y de las Naciones Unidas, incluyendo el rol limitado de la MINURSO (Misión de las Naciones Unidas para el Referéndum del Sáhara Occidental), única misión de paz en el mundo que carece de competencias en derechos humanos.
Asimismo, se destacaron los lazos que unen al Sahara Occidental con América Latina y Caribeña en general y con la República Argentina en particular, referidos a los gobiernos dictatoriales (y su saga de represión, muertes, tortura, presos políticos y desapariciones), las luchas por la descolonización y la independencia, como así también el hecho de poseer una lengua común con muchos países latinoamericanos y caribeños, entre otros rasgos que hermanan a los mencionados pueblos.
Además, se presentaron dos videos con sendos mensajes de apoyo a la causa saharaui enviados por Adolfo Pérez Esquivel  -Premio Nobel de la Paz- y la Madre de Plaza de Mayo Línea Fundadora, Nora Cortiñas.
Los asistentes al seminario realizaron gran cantidad de preguntas y se llevaron material impreso para estudio y divulgación.
Finalmente, Salem Bachir recibió de manos de la directora del ONSE el diploma que acredita su participación como conferencista.

Vitoria. En torno al aniversario de Gdeim Izik y la muerte de Hassana Luali

Cuando celebramos el 4º aniversario del levantamiento del campamento Dignidad en Gdeim Izik, cerca de El Aaiún, capital del Sahara Occidental, queremos llamar la atención de la opinión pública sobre la situación que vive el Pueblo Saharaui, 39 años después del abandono español y la ocupación militar del territorio por Marruecos.
Un pueblo que se encuentra dividido entre las penurias del exilio en los campamentos de refugio cerca de Tinduf (Argelia) y el intento de genocidio en las zonas ocupadas por Marruecos.
La reciente muerte del preso político saharaui Hassana Luali en el hospital militar de Dajla (antigua Villa Cisneros) es una muestra más de la crueldad con que las fuerzas marroquíes ejercen la ocupación ilegal del Sahara Occidental. Todos los indicios parecen indicar que la muerte se produjo tras un largo periodo en el que, a pesar de las protestas de sus compañeros de prisión y de las peticiones de organizaciones internacionales, las autoridades carcelarias negaron la debida asistencia médica al preso.
La respuesta de las fuerzas marroquíes de ocupación, lejos de identificar las causas y los culpables ha sido la represión de toda manifestación espontánea de protesta, y el entierro del finado sin permiso de sus familiares directos. A todo ello hay que unir la campaña de aislamiento que impide a periodistas, profesionales de la medicina u observadores imparciales el acceso al territorio o la expulsión en caso de que se superen las  trabas para llegar al Sahara Occidental. El último caso conocido es el de la delegación canaria que pretendía participar en el recibimiento a varios presos políticos que habían cumplido su condena, algunos de ellos compañeros de Hassana Luali.
Hassana Luali, al igual que un centenar de personas se encontraba preso por la única razón de reivindicar el derecho a la autodeterminación del Pueblo Saharaui, derecho universalmente reconocido. Su muerte se une a la de otras 8 personas fallecidas por negligencia y malos tratos en 2013 y coincide paradójicamente con la celebración en Ginebra la sesión del Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas.
Estos hechos ponen una vez más de relieve la necesidad de articular un mecanismo internacional e independiente que vigile el cumplimiento de los derechos fundamentales de la ciudadanía saharaui, toda vez que la  misión de Naciones Unidas desplegada en el terreno (MINURSO), sigue sin competencias para hacerlo por la negativa de Marruecos y sus aliados.
Por otro lado, el clamoroso silencio de la mayoría de los medios de comunicación del estado, así como de instituciones y organizaciones en torno a este nuevo asesinato de un preso saharaui y los sucesos que lo rodean, pone de manifiesto la voluntad de ocultar a la opinión pública la responsabilidad que incumbe al Estado español en esta cuestión ya que, de acuerdo con la legalidad internacional, este sigue siendo la potencia administradora del territorio.
Ni los intereses económicos y estratégicos con Marruecos, ni la supuesta amistad de las dos monarquías pueden justificar el apoyo a la ocupación ilegal del Sahara español y a la política de genocidio contra el pueblo saharaui. El Pueblo Vasco y el resto de los pueblos del estado y del mundo reclaman ya el ejercicio al derecho de autodeterminación, el fin de la ocupación y la reparación de los daños causados durante todos estos años de guerra, exilio y represión. El gobierno y el resto de las instituciones españolas deben colocarse del lado de la justicia y tomar la iniciativa en un asunto que les compete directamente.
Vitoria-Gasteiz, 9-octubre- 2014
Nota: Animamos a la ciudadanía a participar en los distintos actos de homenaje y protesta que se realizarán estos días en Euskadi. Así hoy viernes, a partir de las 7 de la tarde tendrá lugar una performance sobre la represión en el Sahara Occidental en distintos puntos del centro de la ciudad (Virgen Blanca, Caminante, Corte Inglés…)  

jueves, 9 de octubre de 2014

Apretada agenda en la Región de Murcia de Jatri Adduh, Presidente del Consejo Nacional Saharaui (Parlamento)


El alcalde de  Molina de Segura Sr. Eduardo Javier Linares, recibió hoy en la sede del municipio al Sr. Jatri Adduh, miembro de la Secretaría Nacional del Frente Polisario y Presidente del Consejo Nacional Saharaui, (PARLAMENTO). En la reunión acompañaban al alcalde, Su Tte. Alcalde, Sra. Maria Adoración Molina, así como la Sra. María Dolores Vicente Quiles, concejala de  Asuntos Sociales.
La reunión fue una oportunidad para el Sr. Presidente del Consejo Nacional para poner en conocimiento de sus anfitriones  los últimos acontecimientos que atraviesa la causa saharaui, a la luz de los obstáculos impuestos por el gobierno marroquí para impedir  la celebración del referéndum  de autodeterminación, aprobado por la comunidad internacional, y  también de la grave situación vivida en las ciudades ocupadas, a causa de las reiteradas violaciones de derechos humanos cometidas por los dispositivos de ocupación marroquí.
Por su parte, el alcalde expresó su solidaridad con la Justa lucha del pueblo saharaui, manifestada  a través de una recomendación de condena a la política de represión en los territorios  ocupados  y cuya última víctima  fue el mártir Hasanna Luali, también expresó su compromiso en la colaboración de su municipio en la caravana humanitaria que saldrá a finales de este mes hacia  los campos de refugiados saharauis.
En un contexto relacionado, la delegación saharaui presidida por el presidente del consejo nacional Saharaui, Sr.Jatri Adduh, acompañado por el representante  del Frente Polisario en Murcia el Sr. Mohamed Labat Mustafa, fue recibida por el Sr. José María Albarracín, presidente de la  Confederación  Regional de  Organizaciones de Empresarios de Murcia, una reunión  que abordó temas de actualidad y perspectivas futuras, y que se desarrolló en un ambiente distendido, tal como se manifiesta en  un comunicado de prensa emitido por la CROEM.
La delegación saharaui también se reunió con la Confederación Regional de CCOO, que reiteró el  apoyo de su sindicato al pueblo saharaui, en su lucha para conquistar sus  derechos a la libertad y la independencia. Cabe mencionar que el sindicato había condenado contundentemente en un comunicado distribuido a los medios de comunicación, la muerte deliberada del preso político Hasanna Luali, y exigió la liberación de los presos políticos saharauis y revelación del paradero de los  más de 500 desaparecidos.
En el mismo contexto, y en el marco  de los contactos con las fuerza políticas, la delegación saharaui se reunió con la coordinadora regional del  Partido Unión para el Progreso y la Democracia, la Sra. Fuensanta Máximo, en la sede del partido, donde confirmó la posición de su  Partido y su apoyo a  la causa saharaui, y condenó las continuas violaciones de los derechos humanos en los territorios ocupados del Sahara Occidental, violaciones contrarias a los convenios internacionales y que quedaron reflejados en las negligencias que costaron la vida a Hasanna Luali. También se abordaron en el encuentro, las relaciones bilaterales entre UPyD y el Frente Polisario.

Primer Ministro recibe una delegación de la Juventud del Partido Laborista de Noruega

Chahid El Hafed, 08/10/2014 (SPS).- El primer ministro, Abdelkader Taleb Omar, recibió este martes a una delegación de la Juventud del Partido Laborista Noruego y destacó el papel que pueden jugar los países nórdicos por ser libres de la presión que ejerce Marruecos sobre Francia y España, está última elude de sus responsabilidades hacia el Sáhara Occidental.
El Primer Ministro instó a los miembros de la delegación noruega a redoblar los esfuerzos por el reconocimiento de su país al Estado saharaui, para poner más presión sobre Marruecos que continua sus violaciones de los derechos humanos en el Sáhara Occidental, su última víctima fue el asesinato del activista saharaui Hassana El Wali, que murió en circunstancias poco claras el pasado 28 de septiembre en un hospital militar de la ciudad ocupada de Dajla.
Abdelkader Taleb Omar ensalzó la decisión de Gran Bretaña para celebrar el referéndum en Escocia, con la esperanza de que Marruecos tenga el mismo coraje de permitir que el pueblo saharaui decida libremente su futuro como reconocen las distintas resoluciones del Consejo de Seguridad y el Asamblea General de las Naciones Unidas.
El Primer Ministro informó a la delegación noruega sobre las condiciones de vida en los campamentos de refugiados saharauis y el funcionamiento de las instituciones saharauis y los poderes legislativo y ejecutivo.
Un miembro de la delegación de Noruega dijo que la visita le permitió intercambiar opiniones y discutir con las autoridades saharauis las formas para aumentar la contribución para mejorar la situación general de los refugiados saharauis.
Noruega apoya el derecho del pueblo saharaui a la autodeterminación. Consejo Nacional del Partido Verde de Noruega había llamado en abril pasado al gobierno de su país para reconocer a la República Árabe Saharaui Democrática como Estado soberano. (SPS)