jueves, 24 de julio de 2014

Reporteros Sin Fronteras condena la detención del periodista saharaui Mahmoud Al-Lhaissan

MARRUECOS / SÁHARA OCCIDENTAL | Detenido el periodista saharaui Mahmoud Al-Lhaissan
Reporteros Sin Fronteras manifiesta su profunda preocupación por la detención del periodista y activista saharaui Mahmoud Al-Lhaissan, corresponsal en El Aaiún de RASD TV, del Frente Polisario. El periodista compareció el 21 de julio ante el juez de instrucción, quien debe decidir en los próximos días si mantiene o no las acusaciones contra el acusado.
El 4 de julio de 2014, varios coches de policía rodearon la casa del periodista en la ciudad de El Aaiún, antes de llevárselo a un lugar desconocido. Durante 48 horas, no hubo información sobre su paradero. Después, las asociaciones locales de defensa de los derechos humanos anunciaron su traslado a la cárcel Lakhal en El Aaiún. Está oficialmente acusado de "pertenencia a banda armada", "obstrucción de vía pública", "asalto a funcionarios en el desempeño de sus funciones" y "causar daños a la propiedad pública".
Laarbi Massoud, secretario general del colectivo de defensores de los derechos humanos -la ONG saharaui Codesa-, rechaza esta versión de los hechos. Según Massoud, la causa reside en la cobertura que Al-Lhaisan hizo de las manifestaciones pacíficas que, el 30 de junio, hicieron en El Aaiún los saharauis que habían llegado para celebrar el partido Argelia-Alemania en el Mundial de Brasil. Para los participantes, las manifestaciones se convirtieron enseguida en la ocasión de lanzar consignas políticas a favor de la independencia del Sáhara Occidental, antes de ser dispersada violentamente por la policía.
Según el Secretario General de Codesa, el reportaje de Mahmoud Al-Lhaisan, que daba cuenta de la excesiva de violencia que las fuerzas de seguridad emplearon para dispersar a los manifestantes saharauis, se difundió más tarde en RASD TV.
"El 10 de julio, intentamos en vano contactar con el Ministerio de Comunicación. Por tanto, hacemos un llamamiento a las autoridades de Marruecos para que aclaren las razones de la detención de Mahmoud Al-Lhaisan, así como las versiones sobre los motivos de la detención de la periodista y activista, cuya absoluta disparidad conducen a preguntas sobre la naturaleza política del caso", apunta Virginie Dangles, asistente de investigación de Reporteros Sin Fronteras.
"Reporteros Sin Fronteras recuerda que la detención de un periodista a causa de sus actividades profesionales es una violación de los compromisos internacionales de Marruecos de respetar la libertad de información. Además, las autoridades marroquíes también deben investigar las denuncias del abogado de Mahmoud Al-Lhaissan de malos tratos durante la detención".
De hecho, los miembros de la familia del periodista informaron que el día después de su orden de detención, Mahmoud Al-Lhaissan se presentó ante el fiscal, y fue encarcelado de inmediato. Por su parte, su abogado informó de haber visto contusiones en el cuerpo del periodista. El Secretario General de Codesa ha dicho a Reporteros sin Fronteras que Al-Lhaissan fue amenazado por agentes de policía durante la audiencia.
La Unión de Periodistas y Escritores Saharauis (UPES) ha condenado enérgicamente la detención, al tiempo que instó a las autoridades marroquíes a ponerlo en libertad.
Con base en el campamento de refugiados saharauis de Smara, cerca de la ciudad de Tinduf, en Argelia, el canal de televisión RASD TV fue creado en 2009 por el Frente Polisario, que lucha por la independencia del Sáhara Occidental, bajo control marroquí desde 1975.

El Frente Polisario condena el genocidio que sufre el pueblo palestino en Gaza

Chahid El Hafed, 23/07/2014 (SPS).- El Frente Polisario ha expresado hoy, miércoles, su más "enérgica" condena "al genocidio y destrucción masiva" de los ataques de Israel contra el pueblo palestino en la Franja de Gaza.
En su reunión bajo presidencia del Presidente Mohamed Abdelaziz, el Buró del Secretariado Nacional del Frente Polisario ha ratificado la "fuerte solidaridad" del pueblo saharaui con el pueblo palestino en Gaza en estos momentos difíciles.
"La verdadera garantía de una paz definitiva y estabilidad sostenible en el Medio Oriente sólo es posible permitiendo al pueblo palestino ejercer su derecho a la autodeterminación y la independencia y el establecimiento de un Estado independiente, cuya capital es Al Quds Acharif", sentenció el Buró del SN. (SPS)

miércoles, 23 de julio de 2014

El Instituto Cervantes abrirá nuevos centros en San Antonio (Estados Unidos) y El Aaiún (Sáhara Occidental)


Nota Poemario: En esta noticia nos faltan datos. Ahora falta aclarar si la apertura se negociará con las autoridades saharauis, las de ocupación marroquí o será cosa de España, si es que finalmente la sede se abre en el Colegio de la Paz de El Aaiun, que es competencia del Ministerio de Exteriores español. Nos queda esta información para ver si es para alegrarse, o no... Actualmente el Colegio La Paz (El Aaiún) depende de la Consejería de Educación, y se le considera uno de los "centros de enseñanza españoles oficiales", junto con otros que España mantiene en Marruecos.
La apertura de nuevos centros, en San Antonio (Estados Unidos) y en El Aaiún (Sáhara Occidental), así como la expedición de nuevos títulos que acrediten el conocimiento de la lengua, como el certificado internacional de español serán los principales retos de futuro para el Instituto Cervantes, además de que, en dos meses, estará disponible una nueva versión de su Aula Virtual de Español.
El Instituto Cervantes ha cerrado hoy miércoles en el Centro de la Cultura del Rioja, en Logroño, su Reunión Anual de Directores. La cita ha reunido a más de 60 responsables de la institución en España y en todo el mundo, quienes, durante los últimos tres días, han concretado los planes de actuación para el próximo curso. Logroño y San Millán de la Cogolla han sido las sedes del encuentro, que, por primera vez, se celebraba en La Rioja.
(…) Entre otros proyectos que se concretarán este próximo curso, ha citado la apertura de nuevos centros en San Antonio (EE.UU) y El Aaiún (Sáhara Occidental), así como la expedición de nuevos títulos que acrediten el conocimiento de la lengua, como el certificado internacional de español.
---
Datos de Enseñanza y uso de la lengua española en el Sáhara Occidental (ARI) Leyre Gil Perdomingo y Jaime Otero Roth. Real Instituto Elcano- 26/09/2008
El gobierno español tiene 10 establecimientos de primaria y secundaria en Marruecos, en las ciudades de Alhucemas, Larache, Rabat, Nador, Tánger, Tetuán, además del pequeño colegio La Paz de El Aaiún. Las diferencias numéricas de profesorado y alumnado entre los colegios e institutos del norte de Marruecos y el único colegio del sur son más que significativas. Durante el curso 2002-2003, el colegio La Paz tuvo 108 alumnos y 2 profesores sobre un total de 4.316 y 293 respectivamente.
---
En este documento de La Oficina de Información Diplomática del Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación sobre Marruecos, se incluye el Colegio de La Paz en El Aaiun, a pesar de que el mapa del Sahara y Marruecos aparecen perfectamente delimitados.
En el documento se explica que Colegio La Paz (El Aaiún) depende de la Consejería de Educación, y se le considera uno de los "centros de enseñanza españoles oficiales", junto con otros que España mantiene en Marruecos.
Por cierto, este documento de julio de 2014 incluye como región marroquí la denominada "El Aaiún-Bojador-Sakia el Hamra", dentro de la ilegal división del país que realizó el ocupante, incluyendo los territorios saharauis dentro de las "divisiones administrativas" que componen el país.


Néstor Suleiman: los saharauis viven una situación parecida a la de los palestinos con Israel

“El caso de los palestinos aparece en otro lugar con características muy similares. Me refiero al pueblo del Sahara occidental que está ocupado por la Monarquía marroquí”, afirma Néstor Suleiman, secretario general de Confederación de Entidades Argentino Árabes (Fearab).
En su segundo viaje a la región, Suleiman vivió en carne propia la persecución de marroquíes a saharauis y a la gente que intenta solidarizarse con ellos.
Tras la independencia de España en la década del 70, el Sahara occidental fue ocupado en parte por Marruecos. Una parte logró independizarse nuevamente pero la ciudad más importante, El Aaiún, fue ocupado por la monarquía marroquí. Allí llegó Suleiman en su segunda experiencia en el lugar donde él lleva su solidaridad.
“Este gobierno (Marruecos) utiliza población de origen marroquí para colonizar la zona que ha estado habitada por población autóctona que son los saharauis. Con metodologías terroristas muy similares a las que utiliza Israel en tierra Palestina ocupada. A tal punto que uno de los asesores de la Monarquía marroquí es judío marroquí y fue preparado militarmente por el Estado de Israel”, explicó Suleiman al comparar con la situación en Medio oriente.
“En mi primer viaje fue al campamento de refugiados en Tinduf (Argelia), ahora fui al territorio ocupado por Marruecos. Estuve en el Sahara occidental, en la capital en El Aaiún. Allí tuve un importante control policial, con un seguimiento y un acoso que en mi vida lo sentí”, contó Suleiman a quien le sorprendió la actitud de las fuerzas de seguridad marroquíes y afirmó: “Estuve cinco días con permanente custodia, seguimientos, interrogatorios, amenazas de deportarme por haber tenido contacto con organizaciones no gubernamentales saharauis, que están abocadas a la defensa del patrimonio cultural e identitario de ese pueblo. Con la amargura de estar casi prisionero de la policía marroquí”. Para el titular de Fearab, “el problema es vivir bajo la ocupación. Para los pobres saharauis esto es significa prácticamente parte de la pérdida de la dignidad humana. Tienen los peores trabajos, no tienen ningún sistema asistencial”.

martes, 22 de julio de 2014

43 meses sin Said Dambar

43 meses del asesinato de Said Dambar, joven saharaui asesinado por la policía marroquí en El Aaiun ocupado el 23 de diciembre de 2010. Nosotros no olvidamos. (Cartel de Francesc Dugo)

La Embajada Saharaui en Nicaragua participa en los actos de conmemoración del 35 Aniversario del Triunfo de la Revolución Sandinista

*Fuente: Embajada de la RASD en Nicaragua
Managua, 19 de julio de 2014.
La Embajada de la Republica Árabe Saharaui Democrática en Nicaragua tiene el honor de informar que el Embajador SULIMAN TIEB HENAN, participó en los actos oficiales del gobierno de la República de Nicaragua, presididos por el Excmo. Señor DANIEL ORTEGA SAAVEDRA, Presidente de la República, con motivo de la celebración del 35 Aniversario del Triunfo de la Revolución Sandinista que derrocó la dictadura somocista en Nicaragua.
Más de 30 Delegaciones gubernamentales, políticas y sociales de diferentes partes del mundo participaron en la festividad, destacándose la presencia de los Presidentes de El Salvador, Salvador Sánchez Cerén; de Venezuela, Nicolás Maduro; de Honduras, Juan Orlando Hernández, del Vicepresidente de Cuba, Ramiro Valdés;  del ex Presidente de Panamá, Martin Torrijos Espino, del ex Presidente de Guatemala, Vinicio Cerezo Arévalo y del ex Presidente de Honduras, Manuel Zelaya.
El Embajador Tieb Henan, transmitió al hermano gobierno nicaragüense las felicitaciones del Gobierno Saharaui y de su Presidente Mohamed Abdelaziz, y presento sus respetos y saludos a los presidentes, altas autoridades y miembros de las delegaciones presentes.

lunes, 21 de julio de 2014

El ejército de ocupación marroquí asesina a tiros a un ciudadano saharaui

Fuente. Oficina de Territorios ocupados
Sahara Occidental, 21 de julio 2014
Según ha publicado en una nota la Oficina de los Territorios ocupados del Ministerio de la Emigración Saharaui, un joven saharaui de nombre Brahim Badda Uld Taher fue asesinado el pasado 13 de julio en la localidad de Um Draiga. La oficina ofrece más detalles y explica en su nota que el ciudadano saharaui en la noche del domingo 13 de julio  fue asaltado en la localidad de Um Draiga, en las cercanías del muro marroquí que divide el territorio saharaui, y abatido a tiros, muriendo al acto. Según la fuente que había consultado con su familia, el ejército marroquí trasladó el cadáver y lo dejó abandonado a 150 km de donde fue asesinado, para borrar las huellas del crimen.
La familia trasladó el cuerpo al hospital de la ciudad de El Aaiun ocupada a fin de esclarecer las circunstancias del asesinado del joven. Mientras, las autoridades marroquíes quieren desprenderse del cuerpo, han exigido a la familia que se sepulten los restos del joven. Peri la familia ha rechazado  la orden marroquí y ha exigido que se esclarezcan los hechos del crimen.
Se sabe que en el mismo lugar donde sucedió el asesinato de Brahim Uld Dadda, hace dos meses que el ejército marroquí había matado a tiros varios ganados de saharauis que nomadean en la región de Um Draiga.

El jefe de la diplomacia marroquí teme la dinámica onusina en la que entraría en 2015 el proceso de descolonización del Sahara Occidental

Fuente. Alifpost.com. Prensa independiente marroquí, 15 de julio de 2014
Según ha publicado el portal marroquí Alifpost el ministro de Exteriores de Marruecos Salah Eddine El Otman llamó a los diputados marroquíes a estar preparados para enfrentarse a un próximo año que será muy decisivo en el conflicto del Sahara Occidental en el marco de las Naciones Unidas. Las declaraciones se produjeron en una reunión que celebró en Rabat con la Comité de Relaciones Exteriores y los diputados marroquíes,
El portal marroquí Alifpost escribió: “se sabe que Rabat ha negado durante los últimos dos meses a fijar una fecha para la próxima visita  a Marruecos del Enviado Personal del SG de la ONU, Christopher Ross, que prevé la reanudación de las negociaciones entre el Frente Polisario y Marruecos para poner fin al conflicto”.
Una visita que Marruecos condiciona a la ONU a esclarecer las tareas y la misión de Christopher Ross como Enviado Personal del Secretario General de la ONU, el Sr Ban Ki-moon. Y por otra parte el rechazo marroquí a trasladar el conflicto del Capítulo VI al Capítulo VII.

Las autoridades marroquíes impiden a ciudadanos saharauis organizar una acogida a los blogueros y activistas mediáticos Sidi Sbahi y Mohammed Jamor

El Aaiún/Sahara Occidental, el 15 de julio de 2014
El 12 de julio de 2014 las autoridades marroquíes impidieron a ciudadanos saharauis asistir a la acogida de los blogueros y activistas mediáticos "Sidi Sbahi" y "Mohammed Jamor", quienes fueron puestos en libertad el 11 de julio de 2014.
La recepción a "Sidi Sbahi” y "Mohammed Jamor" miembros de la Organización saharaui de Medios Independientes fue programada a las 23:00 horas del 12 de julio de 2014 en la casa de la ciudadana saharaui "Fatimatou Bara" bajo la supervisión de un comité de la dicha organización.
Pero patrullas conformadas de policías uniformados y vestidos de paisano además de otras pertenecientes a las fuerzas auxiliares comenzaron a rodear la mencionada casa a partir de las 18:30 horas con el fin de bloquear e impedir a los ciudadanos saharauis asistir a la dicha ceremonia de recepción.
Según lo informado por los presos políticos saharauis, "Sidi Sbahi" y "Mohammed Jamor", ellos fueron puestos bajo control y sujetos a una serie de abusos durante el camino a la ciudad de El Aaiún / Sahara Occidental, trayecto en el cual fueron parados durante  minutos de una forma repetida por varios puntos de control de la gendarmería y la policía, además de que también fueron sometidos a insultos, agresiones y el arrojo de piedras contra ellos por parte de los miembros de la policía marroquí impidiéndoles dirigirse a la casa donde se había programado su recibimiento, una ceremonia que los ciudadanos saharauis suelen organizar en varias ciudades del Sahara Occidental y el sur de Marruecos para celebrar la puesta en libertad de los presos políticos saharauis.
La policía marroquí, bajo la supervisión de su jefe supremo en la ciudad de El Aaiun, no se limitó solo a prohibir la asistencia de los ciudadanos saharauis a la dicha recepción, sino que empleo en su contra todas la formas posibles de agresión verbal y física en público, lo que llevó a la caída de muchas víctimas que el Buró Ejecutivo del Colectivo de Saharauis Defensores de Derechos Humanos CODESA cita sus nombres a continuación:
· “Abdolah Lakhfawni”, fue agredido hasta desmayarse.
· “Sahid Hadad”, discapacitado, le arrojaron piedras.
· “Alhoussain Anasiri”, discapacitado, le arrojaron piedras
· “Salama Lahmam”, fue sometido a palizas e insultos racistas.
· “Ahmed Fal Asbahi”, fue agredido fisicamente y verbalmente junto a prácticas racistas.
· El activista saharaui “Amnaisir Hassan”, director de La Red de Medios Radio Maizirat, fue agredido y sometido a prácticas degradantes de la dignidad humana.
· La bloguera y activista mediática saharaui “Khadijato Adwaih”, miembro de la Organización saharaui de Medios Independientes, fue arrojada al suelo y agredida verbalmente.
· La bloguera y activista mediática saharaui “Soumaya Almojahid”, miembro de la Organización saharaui de Medios Independientes, fue sometida a golpes.
· “Salama Atouyaf”, miembro de la Asociación Marroquí de los Derechos Humanos / sucursal de El Aaiún.
· El defensor saharaui de derechos humanos “Ahmed Hammad”, fue impedido.
· “Amjad Alaili”, discapacitado fue golpeado.
· Ex secuestrada saharaui “Fatimato Dahwar” fue impedida y agredida verbalmente.
· La bloguera y activista mediática saharaui “Asalha Boutankiza” fue impedida y agredida verbalmente.
· El bloguero y activista mediático saharaui “Amar Karkoub” fue impedido y agredido verbalmente.
· El bloguero y activista mediático saharaui “Hamadi Jdaifa” fue agredido
· El ex secuestrado saharaui “Moustafa Labras”, fue impedido.
· El defensor saharaui de los derechos humanos “Adbelaziz Abyay” fue impedido.
· “Anasar Asalmani” fue impedido.
· “Atwailia Balkassam”, fue impedida y agredida físicamente y verbalmente.
· “Zahra Achain”, fue impedida e insultada.
· “Almahjoub Alwahban”, fue impedido y agredido verbalmente.
· “Salam Noumria”, fue impedida y agredida verbalmente.
· “Lamina Atalab”, fue impedida y agredida físicamente y verbalmente.
· “Raghia Karkoub”, fue impedida y agredida verbalmente.
· “Alhria Argaibi” (menor), fue golpeada.
· “Anahma Argaibi” (menor), fue agredida.
· “Khawla Chawaf”, fue impedida.
· “Mohamed Zait”, fue golpeado.
· “Bou Zaid Labaihi”, fue golpeado.
· “Aicha Babit”, fue agredida verbalmente.
· “Lbachir Lfairas”, fue agredido.
· El ex preso político saharaui “Abd Rahman Zayo” fue impedido.
· “Bousola Aniha”, fue impedida y agredida verbalmente.

La policía marroquí detiene a dos menores saharauis y tortura a uno de ellos en Bojador



*Fuente: Oficina saharaui de los territorios ocupados
Bojador/Zonas ocupadas del Sahara Occidental; 21 de julio 2014
La policía marroquí  de la administración de ocupación en la ciudad de Bojador ha detenido el pasado jueves 17 de julio a dos menores saharauis, se trata de Elhusein Laash y Sein Laamach. Elhusein fue conducido y torturado en las dependencias de la Policía de Seguridad de Bojador como se puede observar en la foto. Sein fue detenido y conducido a las mismas dependencias y se ha mantenido retenido según la Oficina de los Territorios Ocupados saharauis.
Los dos menores participaban en unas manifestaciones pacificas en apoyo a  los presos políticos y defensores de derechos humanos saharauis en las cárceles del régimen marroquí. 

Laboratorio de Derechos Humanos

Fotografía de Santiago Barrio, perteneciente a la serie El teatro de las dunas
Laboratorio de derechos humanos es una magnífica idea para defender los derechos del pueblo saharaui y de otros pueblos oprimidos, cuyas riquezas  son numerosas, perosolo sirven para generar mayor pobreza en la población.
Dónde están las universidades en el Sáhara Occidental, dónde están las carreteras que estén en buenas condiciones para comunicar a las principales ciudades saharauis, cuántos saharauis trabajan y cuántos están en el paro con formación universitaria, éstas y muchas más preguntas deben estar en la mente de muchos.
Realmente los recursos naturales entre los cuales están las minas de fosfatos y el banco de pesca, sirven para mejorar las condiciones de vida o son expoliados por empresas extranjeras con la ayuda de Marruecos; en una carrera frenética para agotarlos y dejar un territorio pobre y sin infraestructuras. Cuando por otra parte, la realidad que se vive en el territorio es la de una población saharaui sin derecho  al trabajo, a la formación profesional y vive pendiente en espera de una ayuda que el Gobierno marroquí, ofrece como contrapartida por esta política de marginación, mientras tanto las Naciones Unidas siguen buscando una solución a este conflicto.
En la provincia de Álava, la Asociación de Amigos y Amigas de la R.A.S.D, desarrolló  varios talleres sobre el tema de los derechos humanos, recursos naturales y feminismo con el objetivo de acercar la realidad saharaui en Euskadi y llevar a cabo una labor de sensibilización tan necesaria para comprender la dura situación que se vive en los campamentos de refugiados saharauis y las zonas ocupadas del Sáhara Occidental.
Los derechos humanos empiezan por un reparto justo de las riquezas, invertido en el desarrollo social del pueblo saharaui, haciendo a los saharauis los verdaderos protagonistas en su tierra, no unos ciudadanos de segunda que esperan las remesas que otorga la administración marroquí de la explotación ilegal de una riqueza que solo sirvepara anular la capacidad de los ciudadanos para crear, trabajar y sacar su vida con la actividad económica que se genera en su tierra.
El origen de las violaciones de los derechos humanos viene del intento de apropiarse a la fuerza de los recursos naturales del Sáhara que son explotados por empresas como Jealsa, FMC Foret y la flota de pesca europea que desarrolla sus actividades debajo del paralelo 27º, intentando legitimar la presencia de Marruecos en el Sáhara Occidental.
El verdadero laboratorio de los derechos humanos, es el que ayuda a que el desarrollo de un pueblo esté conectado directamente con sus recursos naturales, permitiendo el surgimiento de un capital humano que permita una mejor defensa de la dignidad de las personas; personas que deben tener oportunidades laborales para alcanzar todos sus derechos en libertad.
Un pueblo es libre en la medida que pueda gestionar sus recursos y disponer de ellos para cubrir sus necesidades y así podrá alcanzar su verdadera  autodeterminación.

El periodista saharaui Haissan Mahmud, nueva víctima de la libertad de prensa

Equipo Media, Sahara Occidental ocupado. 9 de julio de 2014
En la madrugada del jueves 2 de julio, el periodista saharaui Haissan Mahmud fue detenido por agentes de la policía marroquí que le esperaban delante de su casa. El 1 de julio, la TVRASD había publicado un vídeo de una manifestación pacífica popular en El Aaiún ocupado en el que aparecía el periodista.
Nuestro corresponsal en el sitio ha confirmado haber visto a El Haissan cubrir la manifestación festiva organizada en la calle Tan Tan para celebrar el éxito futbolístico del equipo argelino en la Copa del Mundo de Brasil.
Según sus padres, el periodista fue conducido a la comisaría para ser interrogado, y al día siguiente le llevaron ante el procurador, por “obstaculizar la circulación y atacar a las fuerzas del orden”.
El sábado 5 de julio por la tarde, los abogados de la defensa contaron, tras su entrevista con El Haissan, que tenía signos de tortura claramente visibles en su cuerpo. El Haissan les dijo además haber sido intimidado y amenazado por el procurador del rey, que dio la orden de trasladarle a la Cárcel Negra.
Los activistas de la Intifada y, en particular, los periodistas son cada vez más el blanco de las autoridades de ocupación marroquí, que reaccionan con la represión a la difusión de testimonios objetivos sobre todas las violaciones perpetradas contra la población civil saharaui en los territorios ocupados. Sin ir más allá de los cuatro últimos años, tras el desmantelamiento de Gdeim Izik, hay periodistas encarcelados, heridos con secuelas de incapacidad física, intimidados por la violencia o despojados de su material profesional.
El 5 de diciembre de 2010, las autoridades de ocupación detuvieron a los periodistas Bachir Khadda y Hassan Dah, del grupo Equipo Media, que fueron condenados -tras dos años de detención preventiva- a 30 y 20 años de prisión firme. El 8 de diciembre de 2010, las periodistas del Equipo Media, Hayat Rguibi y Nguia El Haouassi, fueron detenidas en el aeropuerto de El Aaiún ocupada cuando se dirigían a África del Sur. Fueron encarceladas y pasaron más de 6 meses, sin juicio, en la “Cárcel Negra” de El Aaiún. El 24 de diciembre de 2010, Khatar Mraizig y Mohamed Ali Sidzein, dos periodistas de Équipe Média, detenidos en Casablanca y trasladados a El Aaiún, pasaron más de 8 meses en la Cárcel Negra sin juicio.
Hassana Aalía, periodista del Equipo Media, detenido en enero de 2011 por la policía marroquí, sí fue puesto en libertad tras tres días de interrogatorio e incomunicación. Sin embargo, las autoridades marroquíes emitieron una orden de arresto contra él cuando se encontraba en España por razón de sus actividades periodísticas. Le juzgaron en rebeldía con el grupo de Gdeim Izik y le condenaron a cadena perpetua. Desde entonces sigue en España y no puede volver al Sahara Occidental.
El 11 de febrero de 2014, los periodistas saharauis Sidi Sbai, Bouamoud Bachir, Jamour Mohamed y Tobali Hafed, de la Instancia independiente de los medios, fueron detenidos en el puesto de control Norte de Sidi Ifni, ciudad del Sur de Marruecos. Fueron condenados a penas de 4 a 6 meses de cárcel firme.
El 29 de septiembre de 2013, la Srta. Afaf Husseini, periodista del Equipo Media, fue atacada, por segunda vez en 6 meses, por la policía marroquí, que le rompió el brazo. Además de los cuantiosos gastos que le supuso su operación en Agadir, estuvo incapacitada para trabajar durante varios meses.
Desde hace 4 años, 13 periodistas saharauis han sido despojados de sus herramientas de trabajo: cámaras de fotos, de vídeo, grabadoras, vehículo, confiscados o estropeados sin contrapartida por la policía marroquí. Son periodistas de los equipos EM, TVRASD, Radio Maizerat y Centro Saharaui de la Comunicación.
30 periodistas de estos mismos equipos han sido duramente golpeados y heridos, afortunadamente sin fracturas.
Equipo Media se solidariza con la TVRASD que reclama la liberación de su periodista Haissan Mahmud.
Las detenciones arbitrarias, las intimidaciones, las agresiones de los periodistas saharauis por las autoridades marroquíes de ocupación son atentados a la libertad de expresión y a la libertad de prensa, totalmente opuestos a los valores de los que se precia el régimen marroquí, y que predica el derecho internacional. 

Willy Meyer: La monarquía española no hará nada por los saharauis, está unida al sátrapa marroquí

(Alfonso Lafarga).- Willy Meyer, el principal valedor de la causa saharaui en el Parlamento Europeo, cree que Felipe VI, en su primera visita oficial a Marruecos, no se pronunciará  ante Mohamed VI a favor de los legítimos derechos del pueblo saharaui.
La dimisión de Willy Meyer por el caso del fondo de pensiones del Parlamento Europeo gestionado por una sicav ha dejado fuera de la Eurocámara al hombre que durante diez años ha denunciado los atropellos marroquíes contra los saharauis y que, con la Izquierda Unitaria Europea, consiguió del  Parlamento Europeo exigir a Marruecos la liberación de los presos políticos y el reconocimiento del derecho a la autodeterminación del pueblo saharaui.
El que fue, entre otros cargos, vicepresidente del Intergrupo Paz y Libertad para el Pueblo Saharaui del Parlamento Europeo, asegura que su salida no significará una merma en la política seguida hasta ahora, ya que los nuevos representantes de Izquierda Unida son personas igualmente comprometidas con la causa saharaui.
En declaraciones a “elespíadigital.com”, preguntado por el próximo viaje de los reyes de España a Rabat Meyer se muestra escéptico sobre la posibilidad de que Felipe VI tenga un gesto o palabras favorables hacia la población originaria del Sáhara Occidental, que lucha por ejercer el derecho a la autodeterminación de un territorio invadido por Marruecos a finales de 1975, tras serle entregado por España.
“La monarquía española –precisa- está totalmente unida al sátrapa marroquí  y, por lo tanto, no espero nada, ninguna reivindicación fuerte, que es lo que tendría que hacer un jefe de Estado. Un jefe de Estado, si fuera republicano,  lógicamente tendría que impulsar el cumplimiento del derecho internacional; y en esa visita protocolaria España, como país interesado en la administración de la descolonización, debería pedir y exigir fechas concretas para el ejercicio de la autodeterminación”.
A lo que añade: “Pero esto no va a pasar así, porque la monarquía es hoy fundamentalmente un lobby económico. Esto es en lo que se ha convertido la monarquía en España, con grandes intereses económicos, con grandes fortunas y lo único que pretenderá  hacer es que las grandes empresas españolas sigan explotando recursos que no son propiedad de Marruecos,  sino de los saharauis”.
Meyer se muestra satisfecho de que la Eurocámara, además de reconocer el derecho a la autodeterminación del territorio no autónomo del Sáhara Occidental y  pedir la liberación de los presos políticos, haya planteado  la necesidad de que se monitoricen por parte de la MINURSO la situación de Derechos Humanos y que el Parlamento haga suyo un mensaje inequívoco conforme a la carta de Naciones Unidas y a la necesidad de que se ejercite el derecho de autodeterminación.
Victorias y derrotas
Una de las actuaciones más combativas ha sido la denuncia de la explotación de los recursos naturales en los territorios ocupados, donde dice ha habido victorias y derrotas: “Una victoria muy importante fue la no prórroga del acuerdo de pesca y, sin embargo, también la derrota; al final se aprobó un nuevo acuerdo de pesca que incluía las aguas del Sáhara Occidental  pendientes de la descolonización”.
Señala como muy importante que el Parlamento haya fijado una posición de fondo que ayuda a que este alineado con la carta de Naciones Unidas,  “muy clara en cuanto a la necesidad de que el último proceso de descolonización de África tenga que ejercitarse y ejercerse”.
Precisamente el voto negativo al acuerdo de pesca de la Unión Europea con Marruecos le costó a Meyer ciertas críticas, hasta el punto de que el ayuntamiento de Conil (Cádiz), a propuesta del PSOE, le declaró persona no grata. Sin embargo, recuerda que no tuvo repercusión y que en las elecciones europeas obtuvieron en este municipio “un resultado formidable, muy bueno”.
Ante la cuestión de por qué Marruecos ha ganado adeptos en el Parlamento Europeo, como ocurrió con el acuerdo de pesca, dice que han hecho una denuncia permanente y así fue durante la presidencia de turno española, con José Luis Rodríguez Zapatero, cuando se organizó la cumbre UE-Marruecos en Granada. Allí, señala, se acordó “pasar del acuerdo de asociación a un estatuto avanzado, que es un estatuto privilegiado, a pesar de los incumplimientos permanentes de Marruecos en Derechos Humanos respecto a la ocupación  y, además, respecto a los propios DDHH de Marruecos”.
“Planteamos en ese mismo momento una denuncia de cómo es posible que un acuerdo comercial y un acuerdo de asociación no tenga en cuenta los Derechos  Humanos. Hay un lobby marroquí muy potente de empresas a través de Francia y España que permanentemente actúa en el Parlamento Europeo, llegando a extremos increíbles. Cuando se aprobaron unas delegaciones “ad hoc” para visitar los territorios ocupados, sobre la marcha la cancillería marroquí vetó a los parlamentarios y no permitió la entrada. Hasta ese punto tienen capacidad”, relata.
El 9 de marzo pasado una delegación europea tenía previsto ir a los territorios ocupados y Willy Meyer, expulsado por la fuerza en otras tres ocasiones, formaba parte de ella. Ahora, a pesar de no tener la condición de europarlamentario, se muestra tajante al hablar de volver a la capital del Sáhara Occidental: “Por supuesto, claro, en cuanto haya posibilidad volveré a intentar entrar en el Aaiún”.
El exdiputado europeo es crítico con la actuación de los diferentes  gobiernos de España en el conflicto del Sáhara Occidental: “La administración española de todos los colores políticos que hemos tenido se ha caracterizado, fundamentalmente, por una cosa, no asumir la obligación que demanda el derecho internacional  de quien fuera la potencia administradora de la descolonización. Se ha situado al revés, a favor de la fuerza ocupante”.
Y agrega: “Ha sido uno de los problemas más serios que hemos tenido en todos los gobiernos, desde Felipe González hasta el último de Rajoy, pasando por todos los demás, no han asumido esa responsabilidad. Es lo contrario que hizo Portugal con Timor.  Portugal sí asumió la responsabilidad del proceso de descolonización, consiguió que se realizara el derecho de autodeterminación, pero en el caso de España no. Y eso va en contra de los derechos de los saharauis, les pone en una situación de gran indefensión”.
Wily Meyer ha sido durante estos diez años la voz de los saharauis en Europa. Denunció la actuación de las fuerzas ocupantes marroquíes en el desmantelamiento del campamento de la dignidad en las afueras de El Aaiún, acudió junto a Aminetu Haidar al aeropuerto de Lanzarote cuando estaba en huelga de hambre, en diciembre de 2009, tras ser expulsada ilegalmente de El Aaiún, y un año después la propuso para el premio Sájarov para la Libertad de Conciencia que concede el Parlamento Europeo.
En reconocimiento a su defensa de la causa saharaui, en octubre de 2013 Willy Meyer  recibió en Sevilla el premio a la Solidaridad “González Carballo” de la Asociación de Amistad con el Pueblo Saharaui, instituido en homenaje a este médico de compromiso internacionalista que falleció en 2001 en un accidente de tráfico en los campamentos saharauis de Tinduf. El galardón lo han recibido, entre otros, Marcos Ana,  José Saramago y la Familia Bardem.
Aunque ha terminado su etapa en el Parlamento Europeo, Meyer asevera que seguirá implicado con la causa saharaui: “Me pondré a disposición del Grupo de Amistad del Parlamento Europeo para que como exdiputado  cuenten conmigo para cualquier actividad, y con las asociaciones  de solidaridad  lo mismo. Quiero seguir estando ahí, ayudando en la medida de mis posibilidades hasta conseguir el objetivo, el derecho de autodeterminación”.

domingo, 6 de julio de 2014

Llamamiento de escritores, artistas y profesionales de la cultura a favor del pueblo saharaui

Viaje de los escritores españoles en 1981 a los territorios liberados y campamentos de refugiados saharauis
*FUENTE: Blog de Angel Alda

UNA LARGA E INJUSTA HISTORIA
El 14 de noviembre de 1975 comenzó para el pueblo saharaui una triste historia de guerra, exilio, éxodo y atropello de los más elementales derechos humanos como el de la vida, el de la libertad, y el de la autodeterminación y la superación del colonialismo. Parece mentira que aquellos niños que, acompañando a sus familias, recorrieron el desierto en todas las direcciones para librarse del acoso y del fuego de napalm del ejército marroquí sigan, convertidos ya en abuelos, huérfanos de esos mismos derechos sin que la comunidad internacional haya movido un dedo en su auxilio y su defensa. Más allá del reconocimiento explícito sustanciado en múltiples resoluciones de la necesidad de promover la paz y solucionar el conflicto mediante una consulta de autodeterminación, mil veces afirmado en los papeles y las mismas mil veces negado en la práctica, se puede certificar que tres generaciones de saharauis han visto una y otra vez cómo se les vuelve la espalda y se les niega el pan y la sal de su libertad personal y la de su pueblo.
RESPONSABILIDAD HISTÓRICA DE ESPAÑA
Si en alguna parte del mundo se es plenamente consciente de esta triste historia es en España. El hecho de haber abandonado nuestro país sus responsabilidades como potencia colonial después de haber mantenido vinculaciones políticas, humanas y culturales durante muchos años, ha permitido, en gran medida, que el desafuero contra el pueblo saharaui pudiera cometerse con mayor facilidad. Gobiernos españoles de distintos colores políticos han pretendido descargarse de toda responsabilidad mediante diversos procedimientos. Se ha pretendido que en la ecuación de las relaciones diplomáticas con Marruecos el peso del dossier saharaui apenas cuente. Siempre hay algún interés de estado al que subordinar nuestras obligaciones históricas con el antiguo Sáhara Occidental Español. Ayer hoy y mañana,  la pesca, la inmigración, las políticas de orden público o cualquier otra razón sepultan la cuestión saharaui al último lugar de nuestras preocupaciones y de la agenda bilateral España-Marruecos.
LA SOLIDARIDAD DE UN PUEBLO
Nuestro pueblo, de forma natural, ha entendido que esas prácticas no correspondían con el interés a largo plazo de nuestro país y, mucho menos, con el respeto que debemos a nuestra propia historia. Y en la avanzadilla de ese sentimiento han estado, sobre todo en los momentos más críticos del conflicto, nuestros poetas, nuestros artistas, nuestros intelectuales, nuestros cineastas.
En 1981 se dejó prueba contundente de ese compromiso por parte de un nutrido grupo de escritores, poetas y artistas que acudieron a los territorios donde se encontraban las poblaciones huidas de la masacre militar marroquí y las zonas que el pueblo saharaui estaba liberando mediante la resistencia armada. No fue el año 1981 un buen año de nuestra historia. El golpe del 23 de febrero significó un retorno a los peores miedos de nuestra dictadura. En aquellas difíciles condiciones anímicas, ese grupo de intelectuales encontró el momento de reunirse en el desierto con el pueblo saharaui. Para escucharles, para conocer de sus penalidades y de sus ilusiones, para llevarles el aliento de la esperanza en un futuro mejor. Caballero Bonald, J.A. Goytisolo, Fernando Quiñones y sus demás compañeros de viaje, a los que posteriormente se unieron con sus aportaciones- publicadas en un libro que hoy es un pequeño tesoro bibliográfico- personas como Alberti, Benedetti y tantos otros. Aquellos hombres y mujeres de la cultura fueron capaces, sencillamente, de levantar el ánimo de los luchadores saharauis, de sus mujeres y de sus niños. El viaje de noviembre de 1981 es guardado en el corazón de los habitantes del exilio del Sáhara Occidental como un hito, un episodio magnífico, que demostraba que su lucha tenía sentido.
UN PUEBLO QUE SIGUE A LA ESPERA DE LA JUSTICIA INTERNACIONAL
Pasaron diez años y terminó la fase militar y guerrera del conflicto. Miles de víctimas, de huérfanos, de inválidos siguen a la espera del acontecimiento que les permita retornar al territorio que vio nacer a sus mayores para encontrarse con sus antiguos vecinos, con las familias que no quisieron o no pudieron marchar al éxodo y que desde entonces mantienen una pelea desigual contra la opresión colonial del país del norte. Hoy el combate que simbolizan personas como Aminetu Haidar causa el asombro de millones de españoles y al calor de ese drama la solidaridad española crece y es capaz de realizar gestas nunca realizadas a favor de ningún otro pueblo como las de traer a miles de niños cada verano para descansar de las penalidades de la vida en los campos de refugiados de la Hamada de Tinduf.
Al tiempo que el pueblo saharaui demuestra su capacidad de resistencia, el gobierno marroquí sigue empeñado en quebrarla por todos los medios. Destruyendo casas y requisando propiedades, deteniendo y torturando a activistas y gentes del pueblo. Expulsando de los territorios ocupados a los desafectos y promoviendo en los medios de comunicación campañas de acoso y derribo contra las ideas de libertad y de emancipación. Negándose a aceptar dar solución final al último territorio colonial del mundo. Para ello cuenta con el aliento y la comprensión de gobiernos como el francés o como el español. Ese obstinación en anular por la fuerza de los hechos y de la represión el necesario pronunciamiento del pueblo saharaui en torno a su determinación como nación y como estado libre solo puede traer más conflicto, más sufrimiento para todos. Cabe, incluso, el retorno a las armas como única salida practicable a un pueblo desesperado y humillado.
COMPROMISO DE LOS ESCRITORES Y ARTISTAS ESPAÑOLES
En esa coyuntura los intelectuales españoles, al igual que los que participaron en el viaje de 1981, debemos y queremos demostrar una vez más nuestro compromiso y solidaridad con el pueblo saharaui. Queremos dejar constancia de ello viajando de nuevo a los territorios de la Hamada de Tinduf, a las regiones liberadas y también a las zonas ocupadas para encontrarnos de nuevo con el pueblo saharaui, con sus mujeres, sus jóvenes y niños, con sus ancianos, para renovarles nuestra fe en un próximo final de ese ciclo de dolor iniciado en 1975. Y sumar a ese proyecto otras actividades de difusión pública de nuestro empeño y compromiso como la edición de libros conmemorativos del viaje de 1981. Para ello contamos en los distintos territorios del Sáhara con la colaboración de intelectuales, escritores, poetas y artistas saharauis con los que pretendemos relacionarnos de forma privilegiada. Hoy el pueblo saharaui ha construido instituciones y tejido social que convierten este proyecto nuestro en un proceso más sencillo y, posiblemente, más sólido que entonces.
En esa condición solicitamos la adhesión a este llamamiento que encabeza provisionalmente un grupo promotor.
El grupo promotor, que no quiere adelantar el perfil definitivo del proyecto dejándolo abierto a la iniciativa de muchos otros participantes,  inicia este proyecto, contando exclusivamente con la fuerza de la memoria y el sentimiento de contribuir, mínimamente, a la consecución de una verdadera paz para los saharauis y para los pueblos de la región. No somos enemigos de nadie ni queremos contribuir a ninguna ceremonia de la confusión. Sólo queremos escuchar las voces del pueblo, conocer sus inquietudes y exigir el cumplimiento de las leyes internacionales.
Julio de 2014
FIRMAN ESTE LLAMAMIENTO
ESPAÑA Y SAHARA OCCIDENTAL
Angel Alda, Emilio Sola, Javier Reverte, Ana Rossetti, Inma Chacon, Eduardo Soto Trillo, Laura Casielles, Juan Carlos Gimeno, Juan Ignacio Robles, Zahra Ahmed Hasnaui, Bahia Mahmud Awah, José Ramón Heredia, Conchi Moya Fernandez, Emboirik Ahmed Aomar, Sukeina Ali Taleb, Carmen Camacho, Ali Salem Iselmu, Marta A. Alonso, Mohamed Salem Abdelfatah, Limam Boicha, Gonzalo Moure Trenor, Bachir Ahmed Aomar 
OTRAS ADHESIONES
ESTADOS UNIDOS
Stephen Zunes, Universidad de San Francisco California; Arturo Arias, Universidad Austin Texas, Jill Robinson, Univ. Ausitin, Texas; Debra Faszer McMahon, Universidad de Pensilvania,  …
LATINOAMERICA
Javier Surasky, Norberto Consani, Jorge Alejandro Suarez Saponaro, Luz Marina Mateo, …

Y SIGUEN LAS ADHESIONES  

En el adiós a María Elisa Raymundo, histórica solidaria con el pueblo saharaui en Uruguay


María Elisa Raymundo. EUCOCO Valencia, noviembre 2008

Con enorme tristeza nos enteramos de que nos ha dejado nuestra compañera de causa saharaui, María Elisa Raymundo. Esta mañana fría de domingo en el invierno de Montevideo su familia se despedirá “de su cuerpo, no de su luz”. Marisa le ha plantado cara con la valentía de la que hizo gala toda su vida a la dura enfermedad. Esta mañana leíamos el siguiente mensaje desde Montevideo:
Marisa siempre ha sido una muy valiente luchadora,
finalmente, y como no podía ser de otra manera,
ha presentado con la mayor dignidad y con todas sus fuerzas,
una más de sus luchas por la vida.
Tristemente, esta ha sido su última batalla,
al haberse enfrentado con la muerte,
está dejando la Vida en la pelea.
::::::::::::::::::::::::::::::: 
Mensaje de pésame de la Embajada Saharaui en Uruguay
Decía El Luali Mustafa Sayed que “cuando el destino quiere inmortalizar a los hombres, los pone al servicio de los demás”. María Elisa Raimundo, Marisa, fue un ejemplo de dedicación a los demás. Una gran mujer que pasó su vida enfrentándose a las injusticias. Fue una de las primeras personas del Uruguay que abrazó la causa saharaui y por ella luchó hasta el día de su muerte.
En nombre de la Embajada de la República Árabe Saharaui Democrática en el Uruguay y en el mío propio, le hago llegar mi más sentido pésame por esta irreparable pérdida y le envío mis ánimos y abrazos para todos sus familiares y para todos sus amigos.
Cheibani Abbas. Embajador Extraordinario y Plenipotenciario de la República Árabe Saharaui en Uruguay

UPES condena la detención del corresponsal de RASDTV en El Aaiun

Chahid El Hafed, 05/07/14/SPS)-. La Unión de Periodistas y Escritores Saharauis (UPES) ha condenado este sábado la detención por parte de la policía marroquí del corresponsal de RASDTV afincado  y acreditado en El Aaiun.
Según UPES el periodista saharaui Mahamud Elhaisan  fue secuestrado este viernes 04 de julio y llevado a un lugar desconocido. Hasta el momento su familia desconoce el paradero de su hijo.
UPES ha manifestado en  un comunica publicado hoy su más enérgica condena a  esta injusta detención y ha responsabilizado a las autoridades de ocupación marroquí por lo que puede ocurrirle.
UPES ha pedido la liberación del  periodista saharaui y ha calificado esta actuación como inaceptable y agrega que la detención del corresponsal de RASDTV acreditado  en El Aaiun ocupado “es un  acto indecoroso y se considera práctica  aberrante  para acallar el clamor y labor de nuestros periodistas en su tarea de informar sobre las graves violaciones  de los derechos humanos que comete Marruecos en las zonas ocupadas del Sahara Occidental”
La Unión de Periodistas y Escritores Saharauis ha manifestado “su respaldo y solidaridad con el periodista saharaui Mahamud El Haissan y con todos los periodistas saharauis que exponen sus vidas para cumplir con su cometido y con su noble tarea”
En ese sentido UPES ha pedido a organizaciones internacionales apoyar al corresponsal de RASDTV y presionar para que Marruecos protege y respete  la libertad de prensa. SPS

Claves para que la UE contribuya a la solución del conflicto en el Sahara Occidental

Estocolmo, 04/07/14 (VSOA).- Este artículo fue escrito por Aliyen Kentaoui, Representante del Frente Polisario y de la RASD en Suecia. Su versión original en inglés fue publicada en “Western Sahara” -la revista de la asociación sueca de amistad con el pueblo saharaui- y fue enviada por su autor al Comité de Amistad con el Pueblo Saharaui de La Plata, Argentina, con el fin de que sea publicada, en su versión en español, en Voz del Sahara Occidental en Argentina (VSOA). La traducción libre especial para VSOA, la realizó el Profesor Javier Surasky, integrante del Comité.
En diciembre pasado, por estrecha mayoría, el Parlamento de la Unión Europea (UE) en un movimiento sorpresivo torció el brazo a la justicia y a la legalidad internacional al ratificar el Protocolo al Acuerdo de Cooperación Pesquera entre la UE y Marruecos (FPA), permitiendo a los buques europeos pescar ilegalmente en aguas territoriales del Sáhara Occidental ocupado por Marruecos. Esta sorprendente interpretación de la ley internacional revirtió una decisión anterior adoptada por el mismo parlamento en 2011 por la que se rechazó con razón la ratificación del mismo acuerdo sobre la base de su ilegalidad. La última decisión trunca las esperanzas de los pueblos de la región y reduce las perspectivas de paz a un difícilmente alcanzable espejismo en el desierto.
La aprobación del anteriormente mencionado acuerdo trajo nuevamente a la luz el papel de la UE en este conflicto. Sin dudas las decisiones que adopta la UE tienen un importante peso para colaborar con -o hacer más complejo- el logro de una solución para el conflicto saharaui-marroquí. Al entrar en este tipo de negocios turbios con Marruecos, la UE le está haciendo un flaco favor a la paz y está traicionando sus propios principios fundacionales. Pero el efecto más alarmante de este tipo de acuerdos está en las señales equívocas que se envían a la región. Marruecos está malinterpretando la adopción de cualquier acuerdo con la Unión Europea, o con cualquier otra institución, como un barniz que cubre de legalidad su ilegal ocupación colonial y, por lo tanto, fortalece su sensación de impunidad y su capacidad de desafiar las normas internacionales.
La protección que durante muchos años se le otorgó a Marruecos, permitiéndole eludir las consecuencias que suponen sus violaciones del derecho internacional, frustró todos los intentos por llegar a una solución justa y pacífica del conflicto, lo prolongó de manera indefinida y obligó a muchos mediadores a presentar exasperadas renuncias al verse atrapados entre la intransigencia de Marruecos y la actitud equívoca de algunos países europeos. Tanto los asesores legales del Consejo de Seguridad como los del Parlamento Europeo están de acuerdo en que, antes de que se realice cualquier explotación de los recursos naturales saharauis, es esencial asegurar el respeto de ciertos principios básicos: el consentimiento del pueblo saharaui, la producción de beneficios a favor de la población saharaui, la protección del medio ambiente y el respeto de los derechos humanos. Ninguno de estos elementos básicos, condiciones sine qua non para la explotación, fueron respetados en este caso. Todos los intentos por detener el acuerdo se vieron frustrados por argumentos espurios de poderosos grupos de presión, a pesar de los efectos devastadores que tienen en la búsqueda de la tan necesaria solución pacífica al conflicto. Las repetidas movilizaciones ocurridas en los campamentos de refugiados saharauis y en los territorios ocupados del Sáhara Occidental para que el acuerdo no fuese aprobado se ignoraron de forma descarada. Las apelaciones de organizaciones regionales como la Unión Africana tampoco fueron escuchadas.
Permitir que el conflicto se propague alimentando constantemente el sueño de Marruecos de un imperio quimérico ha sido y sigue siendo un error fatal. El Magreb, en las puertas de Europa, es un área vital para la prosperidad y la seguridad de la UE. Tanto el Magreb como Europa están cosechando el resultado de 40 años de una estrategia inmoral y jurídicamente incorrecta. Cuatro décadas de obstruir el proceso de descolonización del Sáhara Occidental han llevado a la región a la deplorable situación en que se encuentra hoy: recursos preciosos fueron desviados hacia los esfuerzos de guerra y para sostener los aparatos de seguridad que requiere la empresa colonial. Esto desangra a la economía de Marruecos de forma innecesaria, sumiendo a millones de personas en la desesperación, provocando una avalancha de miles de emigrantes sobre Europa y convirtiendo al flagelo del terrorismo en parte del paisaje.
La integración y la cooperación regional, tan necesarias en los asuntos políticos, económicos y de seguridad, es casi inexistente. El miedo a las cambiantes fronteras marroquíes reforzó la desconfianza entre vecinos y dificulta el abordaje de los problemas regionales. Y sin embargo, la lógica continúa imperturbable. Marruecos, envalentonado por la aprobación del último protocolo de acuerdo pesquero y por su impune violación de los derechos humanos en las zonas ocupadas del Sáhara Occidental, no tiene razones para cambiar de rumbo. Por el contrario, en una carrera contra el tiempo Marruecos está tratando de atraer empresas extranjeras, ofreciéndoles lucrativos contratos por compartir el saqueo de los recursos saharauis, y sigue sin tener contemplaciones a la hora de expulsar observadores internacionales de las zonas ocupadas del Sáhara Occidental, incluso a miembros del Parlamento de la UE.
Pero lo que es aún más desconcertante e incomprensible es el debate en curso en la UE sobre la posibilidad de recompensar a Marruecos concediéndole una ayuda más generosa y un estatus privilegiado. Esta vez, la gravedad de la situación regional exige que se apliquen condicionalidades por el bien de la paz y la seguridad. Las lecciones del pasado deben orientar la futura relación. A sabiendas o no, la UE está agravando aún más la ya peligrosa situación que rodea la cuestión del Sahara Occidental. Legiones de “asesores de imagen” y apologistas de la injusticia continúan anunciando descaradamente una milagrosa repentina transformación de Marruecos -que nunca llega- de un estado represivo y expansionista en un idílico paraíso de la democracia y la tolerancia. Mientras tanto no ahorran esfuerzos por demonizar sin descanso la causa saharaui. Es un movimiento astuto para hacer más aceptable el generoso apoyo de la UE y exonerar a Marruecos permitiéndole continuar impune por sus agresiones.
La historia europea reciente ha demostrado que el respeto mutuo y la coexistencia pacífica son garantes de estabilidad y progreso.
Ninguna forma de encubrimiento ni un constante ocultamiento fantasmagórico pueden cambiar el carácter del conflicto. Se trata simplemente de la lucha de un pequeño pueblo que desea vivir libremente y en paz en la tierra de sus ancestros, en armonía con sus vecinos. Pero Marruecos está esperando que la UE sea cómplice de sus crímenes. Afortunadamente, no todo el cuadro es sombrío: voces en la UE están empezando a aumentar la preocupación sobre la cuestión saharaui y a infundir la ética y la moral en su manera de lidiar con el conflicto. Y como un rayo de esperanza los inversores están desinvirtiendo, retirando su capital de aquellas empresas que invierten de manera ilegal en el robo y saqueo de los recursos naturales saharauis. Cada día son más los países de la UE, los parlamentos nacionales, las ONGs y las organizaciones de derechos humanos que se expresan por la rectificación de la actitud de la UE hacia este prolongado conflicto. No se trata de castigar a Marruecos sino probablemente de salvarlo de sí mismo, de restablecer la justicia y lograr la estabilidad y la seguridad tanto para la región del Magreb y como para Europa. Una tarea de enormes proporciones pero con un enfoque prometedor que merece ser estimulado para seguir avanzando.

Senador colombiano: “No acolitar más el colonialismo de Marruecos”

En 1985, en el gobierno de Belisario Betancur, Colombia reconoció a la República Árabe Saharaui Democrática (RASD) como el legítimo Estado del Sahara Occidental, país localizado en el norte de África y que hasta 1976 fue colonia de España. Pero en una decisión arbitraria que el país poco conoce, la administración Andrés Pastrana decidió “congelar” dichas relaciones siguiendo los intereses del reino de Marruecos, que hace 38 años invadió al Sahara Occidental y lo explota y reprime como su colonia, violando toda legalidad internacional. Mientras más de 80 países reconocen a la República Saharaui y al Frente Polisario como los representantes legítimos del pueblo de ese territorio, ninguno acepta los falsos títulos que alegan los reyes de Marruecos para ocupar militarmente una gran porción del Sahara Occidental, abuso que no sorprende.
Si esta monarquía tan severamente cuestionada por muchas razones puede ocupar a la brava un territorio que no le pertenece, es porque lo impone con 150 mil soldados y una muralla de 2.700 kilómetros plagada de minas, alambradas y fortificaciones que divide en dos el país, más la actuación cómplice de Francia y España -y de Estados Unidos y la Unión Europea-, que así respaldan a sus trasnacionales en jugosos negocios con el rey Mohamed VI y su corte, incluidos el robo de las enormes riquezas pesqueras y mineras de los saharauis.
Precisamente las potencias económicas lo acolitan por lo que Marruecos ha podido sabotear el referendo acordado por la ONU desde 1991 para que los habitantes del Sahara Occidental, en elecciones, decidan su destino. Algo así como el crimen perfecto. Porque tras 25 años el referendo no se realiza, pero sí se mantiene el alto el fuego entre marroquíes y saharauis a que condujo, mientras el rey de Marruecos continúa el saqueo, armado hasta los dientes por los Estados de las trasnacionales con las que se reparte la riqueza ajena. ¡En este horror llevan cuatro décadas! ¡En la única colonia que queda en África! ¡Las Naciones Unidas convertidas en rey de burlas! Y esto ocurre en medio de la feroz represión contra los saharauis que habitan en El Aaiún y en las demás ciudades localizadas en las dos terceras de su país ocupadas por Marruecos, mientras la organización de la ONU en ese territorio , en sospechosa decisión, es la única misión de las Naciones Unidas en el mundo que carece de potestad para vigilar las violaciones a los Derechos Humanos que ocurren sin cesar –asesinatos, desapariciones, torturas, palizas y encarcelamientos – contra un pueblo que con valor y dignidad defiende su derecho a la autodeterminación.
También son muy difíciles las condiciones de los saharauis que viven como refugiados en Argelia y en la parte del Sahara Occidental que no está bajo el yugo marroquí. Porque no obstante los muchos esfuerzos del gobierno de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD) y de la solidaridad internacional, los recursos que les llegan son muy escasos y el desierto que ocupan es en extremo hostil, como pudimos constatarlo en reciente viaje hasta allí con los senadores Juan Manuel Galán y Juan Mario Laserna. El presidente Juan Manuel Santos debería atender el llamado que por unanimidad le hizo la plenaria del Senado para reactivar plenamente las relaciones con la República Árabe Saharaui Democrática (RASD).

sábado, 5 de julio de 2014

Agresiones físicas y verbales contra presos políticos saharauis y castigo en régimen de aislamiento

Fuente: CODESA, 01 Julio 2014
El 30 de junio de 2014, la administración de la prisión local de El Aaiún/Sahara Occidental insultó y agredió físicamente a un grupo de presos políticos saharauis, 48 horas antes de ser llevados a comparecer ante la comisión del Tribunal de Apelación de la mencionada  ciudad.
En este marco la familia del preso político saharaui Mohammed Baber confirmó que a las 11:00 de la mañana su hijo había sido víctima de agresiones físicas y verbales a manos de un grupo de funcionarios de la prisión local de El Aaiún/Sahara Occidental bajo la supervisión de su director Abd Alilah Zanfori, quien además les prohibió y negó entregar el vestido tradicional saharaui a su hijo con el fin de llevarlo puesto el día 2 de junio de 2014 durante su comparecencia ante la comisión del juzgado.
Esos insultos y agresiones produjeron lesiones a Mohammed Baber en la cara y diferentes partes de su cuerpo antes de que los guardias de la prisión le esposaran las manos atrás además de sus pies y castigarle en régimen de aislamiento por más de 13 horas durante los cuales fue víctima de prácticas humillantes y degradantes de la dignidad humana.
Una vez que el preso político saharaui Abd Lmoutalib Sarir trató de protestar contra la administración de la prisión, recibió mas agresiones verbales por parte del director de la prisión, quien ordenó ponerle en régimen de aislamiento privándole de todos sus derechos y siendo expuesto constantemente a insultos.
Por otra parte la familia del preso político saharaui Salama Dawd condenado a dos años de prisión, informó que la mañana del lunes 30 de junio 2014 su hijo había sido atacado en su celda por el director de la prisión acompañado de 9 personas del personal que lo esposaron y le sometieron severamente a palizas e insultos ante los otros presos antes de ser puesto en régimen de aislamiento, tortura física y psicológica privándole de todo contacto con el mundo exterior.

Un periodista saharaui arrestado por la policía marroquí

El Aaiún (territorios ocupados), 04/07/14.- El periodista saharaui Mahmud El-Haissan, miembro del equipo saharaui de RASD TV en la zona ocupada de El Aaiún, fue detenido hoy, viernes, por la policía de ocupación marroquí, debido a su trabajo destinado a poner en evidencia las graves violaciones a los derechos humanos perpetradas contra los manifestantes pacíficos en el Sahara Occidental. Voz del Sahara Occidental en Argentina realizó la traducción (libre) al español, combinando la información que la agencia SPS presenta en sus versiones en inglés y francés.
A través de un comunicado, el grupo de la televisión saharaui en El Aaiún, destacó que seis vehículos pertenecientes a la policía marroquí secuestraron al periodista saharaui Mahmoud El-Haissan en el exterior de su casa en el distrito de Lahcheicha, en la ciudad ocupada de El Aaiún, capital del Sáhara Occidental, en un nuevo gesto de provocación para disuadir a los periodistas saharauis que exponen la realidad de los derechos humanos en el Sáhara Occidental ocupado.
La acción se produce en el marco de una campaña de arrestos iniciada por las autoridades marroquíes de ocupación durante el mes sagrado del Ramadán para evitar que se lleve a cabo cualquier actividad reivindicativa.
En este sentido, las autoridades marroquíes atacaron varias reuniones realizadas por los ciudadanos saharauis, la última de las cuales fue celebrada con motivo del aniversario del fallecimiento de líder Mahfud Al Beiba.
El grupo de RASD TV de El Aaiún exhorta a la liberación inmediata e incondicional de Mahmoud El-Haissan y a la protección de todos los periodistas saharauis en los territorios ocupados para la libre realización de su trabajo.
También realizan un llamamiento a Reporteros sin Fronteras, con el fin de que desempeñen un rol activo con presencia en el Sahara Occidental, respetando las fronteras internacionales.