lunes, 31 de octubre de 2011

Manto de silencio en el Sáhara


Hay verbos que son incompatibles. Cuando escuchamos “vamos a visitar el Sáhara occidental” y después oímos: “queremos conocer la situación de los derechos humanos”, ya sabemos que no habrá un final feliz. Eso es lo que le ocurrió este fin de semana al eurodiputado Willy Meyer y al abogado Pérez Ventura. Los políticos de IU anunciaron a los periodistas su intención de viajar a El Aaiún, y Marruecos movilizó a su comité de expulsión. No faltaron las amenazas a través de la diplomacia: enviaron un mensaje al Ministerio de Asuntos Exteriores de España para decirles que no los iban a dejar acceder a los territorios ocupados.

Desgraciadamente la expulsión de un eurodiputado no se convertirá en escándalo internacional. Ni siquiera será una noticia de portada en la mayoría de los periódicos españoles. Marruecos ha logrado que la violación de los derechos humanos en el Sáhara Occidental deje de ser noticia. Los mismos medios y periodistas que escriben con entusiasmo sobre la primavera africana, sobre los avances de algunos países en la conquista de la democracia y los derechos humanos, apenas dedican espacio y tiempo a analizar el estancamiento de la monarquía alauí en materia de derechos humanos. Marruecos sigue siendo un estado dirigido por una familia que ostenta el poder económico y político, a través de un entramado corrupto coformado por la familia real y los pelotas de la corte.

El secuestro de tres cooperantes internacionales en los campos de refugiados saharauis en Rabuni dejó desconcertado al Frente Polisario. Se trata de un duro golpe contra la cooperación internacional y la causa saharaui. Los mismos que criminalizan al Polisario, que hablan de unas posiciones islamistas que no tienen, que pintan un panorama de fanatismo si el Sáhara occidental logra su soberanía, asisten ahora confusos a esta situación: ¿si Al Qaeda tiene relaciones con el Polisario, cómo se puede explicar que secuestre a tres cooperantes?

La decisión de la ministra de Asuntos Exteriores de mantener su visita a Marruecos unos días después del secuestro de los 3 cooperantes. Está claro que Trinidad Jiménez estaba muy ilusionada en visitar por primera vez Rabat, pero podía haberse contenido y dedicar su agenda a realizar los movimientos diplomáticos necesarios para localizar a los cooperantes. Porque su encuentro con el ministro de Exteriores de Marruecos sólo sirvió para que Taib Fasi Fihri desplegara su habitual estrategia de propaganda contra Argelia y contra el Frente Polisario. El ministerio español de Exteriores ordena silencio absoluto a los cooperantes y representantes institucionales que están en los campamentos saharuis en Argelia, y la ministra convoca una rueda de prensa con el enemigo número uno del Polisario y Argelia. Si existe un gobierno en el mundo que tiene especial interés en que el secuestro de los cooperantes acabe mal es el ejecutivo del que forma parte Taib Fasi Fihri.

Con la expulsión del eurodiputado Willy Meyer y el abogado Pérez Ventura de el Aaiún, Marruecos vuelve a mostrar su auténtica cara. La primavera en el Magreb se transforma en otoño eterno en el Aaiún. Pueden caer algunas hojas de la constitución, en una operación de marketing que pretende mantener esa imagen de monarquía modernizada. Pero la libertad de expresión y los derechos democráticos en el reino de Marruecos sólo son pura retórica. La expulsión ilegal de Meyer y de Pérez Ventura son la última prueba de las auténticas intenciones de Marruecos respecto al futuro del Sáhara: seguirá el inmovilismo, y mantendrán el manto de silencio con el que cubren todo lo que ocurre en el Aaiún a la población saharaui.

PD: Mención aparte merece el comportamiento del primer  Teniente Alcalde de La Laguna. Javier Abreu (PSOE) se apuntó a hacer el papel de gorila sin modales en el desalojo de varios activistas que levantaron una bandera del Sáhara en el mitin de Rubalcaba en Santa Cruz de  Tenerife. Frente a la actitud tranquila del servicio de seguridad, la aparición de Abreu con gestos bruscos y violentos demuestra que este señor más que portavoz socialista en La Laguna, merece un puesto en la policía marroquí de El Aaiún.

El Gobierno saharaui expresa su "enérgica" repulsa por la agresión sufrida en el Aaiún por Willy Meyer

Bir-Lehlu (Territorios Liberados), 31/10/2011 (SPS).- El Gobierno saharaui ha expresado este lunes su más "enérgica" protesta y repulsa  por la brutal agresión sufrida este domingo en el aeropuerto de de El Aaiún, capital ocupada del Sahara Occidental, a manos de la policía marroquí, por el eurodiputado español y Vicepresidente de la Comisión de Exteriores del Parlamento Europeo Willy Meyer junto al abogado José Pérez Ventura.

"Como de costumbre las autoridades de ocupación marroquíes, han vuelto a impedir y de forma violenta, la entrada de observadores internacionales a las zonas ocupadas del Sahara occidental, donde la población civil sigue sufriendo graves y sistemáticas violaciones a los derechos humanos", indica un comunicado del Ministerio de Información.

"El Gobierno Saharaui al manifestar su solidaridad con el eurodiputado Meyer y el Abogado Prez Ventura, reiterar su reprobación y condena por este tipo de actos", añade el texto.

Asimismo, el Gobierno Saharaui  ha reiterado su llamamiento a "Naciones Unidas, para que cumpla con su responsabilidad en proteger los derechos humanos y  garantizar el acceso libre de observadores al Sahara Occidental, territorio pendiente de descolonización y aun bajo su mandato". (SPS)

Nuevo episodio de bloqueo del aeropuerto de El Aaiun

Fuente: Fundación Sahara Occidental; 31 de octubre de 2011

El eurodiputado Willy Meyer y el abogado José Pérez Ventura, ambos políticos de Izquierda Unida, han sido testigos, una vez más, de como Marruecos vulnera el derecho internacional, violando los acuerdos firmados y, en connivencia con la Comunidad Internacional, ejerce un control sobre el aeropuerto de El Aaiun, que debería estar bajo control de Naciones Unidas.

La agresión producida en aeronave española, en el territorio “de iure” administrado por España, por las fuerzas de ocupación marroquíes, hacen a España responsable de un episodio más de dejación de sus obligaciones y responsabilidades como potencia administradora del territorio y garante de la seguridad del eurodiputado y del candidato de Izquierda Unida al Congreso por Santa Cruz de Tenerife.

Marruecos, estado ilegítimo en el territorio, puede realizar acciones como esta o como el asesinato de españoles en El Aaiun (como el caso de Baby Hamadi Buyema, muerto a manos de las fuerzas de ocupación el 8 de noviembre de 2010), porque la Comunidad Internacional, no ha tomado medidas de control.


La entrada de Marruecos en el Consejo de Seguridad, teniendo el territorio ocupado ilegalmente, cerrado y su población amordazada, es un desprestigio para las Instituciones Internacionales.

¿Cómo puede Marruecos participar en el Consejo de Seguridad, en virtud de un estatuto que le otorga el derecho internacional y, a su vez, realizar graves violaciones de derechos humanos durante más de 3 décadas?

Los hechos, según Efe, Europa Press y Diario de Avisos, son los siguientes:

Willy Meyer y José Pérez Ventura se disponían a visitar los territorios ocupados del Sahara Occidental para observar in situ la situación de los derechos humanos, “más aún después de que el Parlamento europeo haya criticado la expoliación de los recursos pesqueros, que no revierten en el pueblo saharaui.” (Diario de Avisos)

Según su relato, cuanto trató de descender del avión fue "inmediatamente rodeado por policías de paisano y militares de uniforme", quienes le zarandearon "en la propia escalerilla" de la aeronave. "El comandante les avisó de que me estaban zarandeando en territorio español, y de que yo no estaba en territorio del Sahara. Les advirtió que me dejaran, que yo era un diputado europeo" (Europa Press)

Los policías, según Meyer, hicieron caso omiso de las instrucciones del comandante y continuaron empujándole, por lo que finalmente cayó de bruces contra el suelo y se golpeó en el cuello. (Efe)

Tanto Meyer como José Ventura, sufrieron agresiones por parte de las fuerzas de ocupación marroquíes.

Fueron obligados a regresar a Gran Canarias en el mismo avión que los llevó hasta El Aaiun, capital del Sahara Occidental.

Tras su llegada a Gran Canaria a primera hora de la tarde de ayer, domingo 30 de octubre, fueron llevados al Hospital Doctor Negrín de Gran Canaria, donde les hicieron diversas pruebas.

Willy Meyer informó por carta de manera oficial a comienzos de esta semana a los responsables del Ministerio de Asuntos Exteriores -como es preceptivo por su condición de eurodiputado y como dirigente político de IU- del viaje de a El Aaiun, así como de la visita de varios días que pretendía realizar a los territorios ocupados del Sahara Occidental y del resto de las características del viaje. (Efe)

Ante los problemas que pudieran surgir, solicitó la cobertura diplomática del Departamento para que no se le pusiera ningún impedimento a su llegada a El Aaiun y pudiera llevar a cabo su labor. (Efe)

Según informa la agencia Efe, el Ministerio de Asuntos Exteriores ha condenado este domingo la agresión sufrida por el eurodiputado de IU, Willy Meyer, y por el candidato de la formación José Pérez Ventura, a su llegada a El Aaiun, y ha anunciado que presentará "una nota formal de protesta" ante las autoridades marroquíes.

Fuentes de este Departamento han informado de que se han puesto ya en contacto con el eurodiputado e interesado por su estado tras los empujones de la policía marroquí, que le han ocasionado golpes y magulladuras.

Pedimos al Consejo de Seguridad que intervenga frente a Marruecos para que el aeropuerto de El Aaiun, del territorio no autónomo del Sahara Occidental, se abra a las Comisiones de Investigación, a los observadores internacionales, Instituciones europeas y prensa internacional a los que se le impide el acceso al territorio del Sahara Occidental.

De igual forma exigimos que Naciones Unidas tome el control del territorio, que nunca debería haber estado bajo dominio marroquí.

domingo, 30 de octubre de 2011

Willy Meyer y Pérez Ventura (IU) agredidos por policía marroquí al intentar bajar del avión en El Aaiun



SANTA CRUZ DE TENERIFE, 30 de octubre de 2011 (EUROPA PRESS)
El eurodiputado Willy Meyer ha anunciado la formación presentará una denuncia ante la Audiencia Nacional tras ser agredido en la ciudad saharaui de El Aaiún y sendas protestas políticas ante la titular del Ministerio de Asuntos Exteriores, Trinidad Jiménez, y ante a alta representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, Catherine Ashton.

Tras aterrizar en el aeropuerto de Gran Canaria, el dirigente de IU ha relatado la agresión sufrida por efectivos de las fuerzas de seguridad marroquíes cuando intentaba bajar del avión que les había conducido hasta El Aaiún, procedente de Las Palmas, junto al candidato de IU al Congreso por Santa Cruz de Tenerife y abogado miembro de IAJUWS (Asociación Internacional de Juristas por el Sáhara Occidental), José Pérez Ventura.

Según su relato, cuanto trató de descender del avión fue "inmediatamente rodeado por policías de paisano y militares de uniforme", quienes le zarandearon "en la propia escalerilla" de la aeronove. "El comandante les avisó de que me estaban zarandeando en territorio español, y de que yo no estaba en territorio del Sáhara. Les advirtió que me dejaran, que yo era un diputado europeo, pero esto no sirvió para nada porque me siguieron empujando y zarandeando", ha apostillado.

Seguidamente, el eurodiputado de IU adoptó una actitud de "resistencia pasiva" sentándose en la escalerilla del avión y agarrándose a ella. En ese momento, ha indicado, le empujaron y le causaron una "lesión en el cuello", de la que será tratado en un hospital de la isla.

Tras denunciar los hechos, Meyer ha agradecido al comandante y la tripulación del avión su apoyo. "Defendieron el derecho, en una aeronave española quien manda es el comandante", ha dicho.




Agentes marroquíes le empujaron cuando intentaba bajar del avión
Cayo Lara traslada su queja formal a Trinidad Jiménez
Ha sido atendido en un hospital de Las Palmas
El año pasado las autoridades marroquíes también le impidieron salir

Efe | Madrid | Las Palmas de Gran Canaria 30/10/2011

El Ministerio de Asuntos Exteriores ha condenado este domingo la agresión sufrida por el eurodiputado de IU, Willy Meyer, y por el candidato de la formación José Perez Ventura, a su llegada a El Aaiún, y ha anunciado que presentará "una nota formal de protesta" ante las autoridades marroquíes.

Fuentes de este Departamento han informado de que se han puesto ya en contacto con el eurodiputado e interesado por su estado tras los empujones de la policía marroquí, que le han ocasionado golpes y magulladuras.

Han precisado que mañana van a presentar esa nota formal de protesta, en la que piden que se aclaren los hechos y exigen responsabilidades por lo sucedido.

Meyer está siendo reconocido médicamente en el Hospital Doctor Negrín de Gran Canaria, donde le están haciendo diversas pruebas, ha informado un portavoz de IU. Se queja de dolor en el cuello, cuya importancia determinará las diversas pruebas que le efectúan.

El coordinador federal de IU, Cayo Lara, ha trasladado su "queja formal" a la ministra de Exteriores, Trinidad Jiménez, y le ha reclamado medidas contra Marruecos por "no haber garantizado la integridad física" de Meyer y José Pérez Ventura, también agredido cuando intentaba descender del avión en El Aaiún.

Medidas legales

Lara responsabiliza al Ejecutivo español de no haber garantizado su integridad física y exhorta a la responsable de Exteriores a que "emprenda tantas medidas legales como sean oportunas ante el Gobierno marroquí para que los responsables tanto políticos como materiales de la agresión no queden impunes".

Añade que Willy Meyer informó por carta de manera oficial a comienzos de esta semana a los responsables del Ministerio de Asuntos Exteriores -como es preceptivo por su condición de eurodiputado y como dirigente político de IU- del viaje de a El Aaiún, así como de la visita de varios días que pretendía realizar a los territorios ocupados del Sahara Occidental y del resto de las características del viaje.

Ante los problemas que pudieran surgir, solicitó la cobertura diplomática del Departamento para que no se le pusiera ningún impedimento a su llegada a El Aaiún y pudiera llevar a cabo su labor.

Meyer y Pérez Ventura pretendían iniciar una visita a El Aaiún y los territorios ocupados del Sahara Occidental para verificar durante varios días la situación de los derechos humanos de los miles de saharauis que viven en la ciudad y en otras partes de los Territorios No Autónomos, precisa IU.

Empujado por la escalerilla

Meyer fue agredido por varios policías cuando trataba de bajar del avión que lo había trasladado desde Gran Canaria, donde volvió después de que las autoridades marroquíes le impidiesen la entrada al Sáhara.

Tras su llegada a Gran Canaria a primera hora de esta tarde, Meyer ha indicado que varios policías marroquíes le frenaron cuando bajaba por la escalerilla del avión, por lo que optó por resistirse de forma pasiva sentándose en ella.

Después de hacerlo, los policías le empujaron, mientras el comandante del avión de Binter les instaba a abandonar la escalerilla del avión y les recordaba que era territorio español.

Los policías, según Meyer, hicieron caso omiso de las instrucciones del comandante y continuaron empujándole, por lo que finalmente cayó de bruces contra el suelo y se golpeó en el cuello.

"Me siento como si hubiese caído de un caballo. Si esto se lo hacen a un eurodiputado, imagino lo que harán con los saharauis", ha indicado.

Meyer fue devuelto a Gran Canaria en el mismo avión que lo había trasladado previamente a El Aaiún, adonde viajó en compañía del candidato de IU al Congreso por Santa Cruz de Tenerife y abogado miembro de IAJUWS (Asociación Internacional de Juristas por el Sahara Occidental), José Pérez Ventura, quien también resultó agredido.

En el aeropuerto de El Aaiún les esperaba la activista saharaui Aminatu Haidar, quien ha presenciado la agresión contra el eurodiputado.

Esta es la segunda vez que Marruecos impide la entrada a Meyer en el Sáhara, aunque en la primera ocasión no fue agredido.


Cayo Lara pide a Jiménez "medidas legales" ante Marruecos para que los responsables no que impunes

MADRID, 30 de octubre de 2011 (EUROPA PRESS) -

El coordinador federal de IU, Cayo Lara, ha remitido este domingo una carta a la ministra de Asuntos Exteriores, Trinidad Jiménez, en la que le traslada "una queja formal" tras la agresión sufrida por el eurodiputado Willy Meyer en la ciudad saharaui de El Aaiún y ha pedido al Ejecutivo que emprenda "tantas medidas legales como sean oportunas" ante el Gobierno marroquí para que "los responsables tanto políticos como materiales de la agresión no queden impunes".

El líder de IU acusa al Gobierno socialista de no haber garantizado la integridad física de Meyer y el candidato de IU al Congreso por Santa Cruz de Tenerife y abogado miembro de IAJUWS (Asociación Internacional de Juristas por el Sáhara Occidental), José Pérez Ventura, agredidos por efectivos de las fuerzas de seguridad marroquíes cuando intentaban bajar del avión que les había conducido hasta El Aaiún, procedentes de Las Palmas.

En la misiva, recogida por Europa Press, el coordinador general de IU explica a la ministra lo sucedido y le anticipa la intención de la coalición de presentar una "una denuncia ante los tribunales españoles por la agresión sufrida" por Meyer y Pérez Ventura por parte de las fuerzas de seguridad marroquíes.

Según la versión que Lara traslada a la ministra, al aterrizar en el aeropuerto de El Aaiún, Willy Meyer comenzó a bajar las escalerillas cuando varios policías marroquíes "le obligaron a entrar en la aeronave a empujones". "Al zarandearlo", relata, "rodó por las escalerillas, magullándose el cuello".

El avión fue rodeado por policías y militares marroquíes, según IU, por lo que ambos tuvieron que regresar en la misma aeronave hasta Canarias después de que las fuerzas policiales marroquíes les hayan impedido bajarse del avión hasta en dos ocasiones.

SOLICITÓ COBERTURA DIPLOMÁTICA

El eurodiputado de la coalición había informado de manera oficial a principios de esta semana a los responsables pertinentes del Ministerio de Asuntos Exteriores del viaje a El Aaiún, de la visita de varios días que pretendía realizar a los territorios ocupados del Sahara Occidental, así como de todas las características del viaje.

Asimismo, solicitó la cobertura diplomática de Exteriores para que no se le pusiera ningún impedimento a su llegada a El Aaiún y pudiera llevar a cabo su labor en los territorios ocupados del Sahara Occidental, que tenía por objetivo verificar durante varios días la situación de los derechos humanos de los miles de saharauis que viven en la ciudad y en otras partes de los Territorios No Autónomos.



EFE, Las Palmas de Gran Canaria | 30 de octubre de 2011

El eurodiputado de IU Wylly Meyer, que hoy ha sido hoy agredido por la policía marroquí al llegar a El Aaiún, está siendo reconocido médicamente en el Hospital Doctor Negrín de Gran Canaria, donde le están haciendo diversas pruebas, ha informado a Efe un portavoz de IU.

Meyer se queja de dolor en el cuello, cuya importancia determinará las diversas pruebas que le efectúan, según las fuentes.

El eurodiputado tenía previsto volar esta tarde hacia Madrid en un avión con salida programada a las 20.00 hora insular canaria, pero pasadas las 18.00 horas todavía estaba siendo atendido en el hospital, por lo que se desconoce si finalmente viajará hoy o permanecerá en Gran Canaria.


Willy Meyer y Pérez Ventura (IU) agredidos por policía marroquí al intentar bajar del avión en El Aaiun

Las Palmas, 30 de octubre de 2011

Willy Meyer, eurodiputado de IU, y José Pérez Ventura, candidato de IU al Congreso de los diputados por Tenerife, viajaban desde el aeropuerto de Las Palmas a El Aaiún.

Tras aterrizar en el aeropuerto de El Aaiún, Willy Meyer comenzó a descender por las escalerillas del avión cuando varios policías marroquíes lo interceptaron y lo obligaron a volver a subir al avión. Al ser violentamente empujado, el eurodiputado rodó por las escalerillas, magullándose así el cuello.

El comandante del avión increpó a los policías y militares marroquíes, exigiendo que dejaran de zarandear a Meyer y haciendo valer el hecho de que la nave es jurisdicción española, por lo que las fuerzas de seguridad marroquíes no podían entrar en el avión.

Según el relato del eurodiputado, el avión ha sido en ese momento rodeado por militares y por policía tanto uniformada como de paisano, impidiendo así que ni Meyer ni Pérez Ventura descendieran del mismo.

En el aeropuerto, fuertemente rodeados por un cordón militar, se encontraban un grupo de saharauis, entre los que estaba Aminatu Haidar.

El eurodiputado ha anunciado que realizará una queja formal ante el Ministerio de Asuntos Exteriores español y que no descarta presentar una denuncia ante los tribunales españoles contra el Reino de Marruecos por las agresiones sufridas por parte de la policía marroquí.

En este momento Meyer y Pérez Ventura regresan en la misma aeronave rumbo al aeropuerto de Las Palmas, donde darán declaraciones.



www.willymeyer.es


octubre 30, 2011 | DIARIO DE AVISOS | Santa Cruz de Tenerife

El eurodiputado de Izquierda Unida, Willy Meyer, ha sido agredido esta tarde en el aeropuerto de El Aiún por miembros de la policía marroquí. Meyer esta acompañado por el candidato de IU al congreso de los diputados por la provincia de Santa Cruz de Tenerife, José Pérez Ventura.

Con su visita a El Aiún Meyer pretende observar in situ la situación de los derechos humanos, más aún después de que el Parlamento europeo haya criticado la expoliación de los recursos pesqueros, que no revierten en el pueblo saharaui.

El eurodiputado explicaba esta mañana en el Aeropuerto de Gando que era posible que Marruecos impida su entrada en El Aaiún, pues ya en otra ocasión lo intentó y las autoridades marroquíes no se lo permitieron.

En caso de que hoy tampoco pueda acceder al Sáhara, “IU pedirá que el Ministerio de Asuntos Exteriores lo considere un gesto no amistoso por parte de Marruecos”, anunció Meyer, pues él es eurodiputado y la UE tiene “un trato excelente” con ese país.

En su opinión, sería “un verdadero atropello” que no se permitiese entrar a un cargo electo europeo en un territorio que está bajo la responsabilidad de la ONU.

Marruecos no permite la entrada de observadores internacionales en el Sáhara para ocultar “sus canalladas”, según Meyer.

Sahara: 5ª Conferencia Sindical Internacional de solidaridad Celebrada en Lisboa los días 27 y 28 de octubre de 2011







*Fuente y Fotos: Confederación Intersindical

- Una Delegación de la Confederación Intersindical ha participado en la Conferencia-
Durante los días 27 y 28 de octubre se ha celebrado en Lisboa esta 5ª Conferencia, en la que ha participado la Confederación Intersindical con dos representantes de su Secretariado Confederal. Durante la misma han intervenido representantes de las diferentes Organizaciones Sindicales, Instituciones, Organizaciones de Solidaridad y Defensoras de los Derechos Humanos.

El Secretario General de UGTSARIO, Cheikh Mohamed, denunció la complicidad de España y Francia con Marruecos, la violación de los Derechos Humanos y la represión que ejerce Marruecos, haciendo un llamamiento a las organizaciones sindicales para que difundamos lo que está ocurriendo, al tiempo que condenó el secuestro de los tres cooperantes europeos en los Campamentos de Tinduf.

Por su parte, el Secretario de Relaciones Internacionales y Cooperación de UGTSARIO, Kasisa Cherif, explicó el triple trabajo que desarrolla el sindicato Saharaui: en el interior representando a los trabajadores y las trabajadoras en los Campamentos, en los territorios ocupados denunciando la situación de discriminación salarial y en el acceso al trabajo que sufren los Saharauis, y en el exterior intentando romper el silencio internacional, buscando la solidaridad e impulsando actos y conferencias como la celebrada ahora en Lisboa.

Intervino también la defensora de los Derechos Humanos Yamila Dambar, hermana del joven Said Dambar, asesinado el 21 diciembre. En su intervención, explicó detalladamente lo sucedido y denunció la situación en que se encuentran. Said lleva 10 meses en la morgue del Hospital de El Aaiun esperando a ser enterrado porque las autoridades marroquíes se niegan a hacerle la autopsia que reclama su familia, pretendiendo evitar con ello que quede en evidencia la causa de su muerte: por disparos de la policía cuando salía de ver un partido de futbol en un bar, como han revelado varios testigos.

Yamila denunció también el acoso y violencia que sufre su familia (la policía y colonos marroquíes han apedreado incluso su casa) para obligarles a firmar la autorización del entierro sin autopsia.

La CONFEDERACIÓN INTERSINDICAL ha denunciado ante la 5ª Conferencia la responsabilidad histórica del Estado español en el problema saharaui, la actitud de los sucesivos gobiernos españoles que han establecido relaciones políticas y acuerdos económicos con Marruecos en perjuicio del Pueblo Saharaui, los continuos incumplimientos de las Resoluciones de la ONU, el saqueo a los recursos naturales saharauis y la represión que ejerce Marruecos en los territorios ocupados.

Hemos resaltado el papel fundamental que juegan las mujeres saharauis en este proceso, su lucha en defensa de los Derechos Humanos y el derecho a la autodeterminación de su pueblo. Hemos propuesto que se articulen formulas para presionar al estado español a que asuma el papel que le corresponde como potencia administradora del territorio no autónomo del Sahara Occidental –tal como establece la legislación internacional- para concluir el proceso de descolonización truncado con los acuerdos tripartidos del año 1975. Finalmente hemos reiterado nuestra condena por el secuestro de los tres cooperantes europeos.

La Conferencia ha concluido con la aprobación por unanimidad de todas las organizaciones sindicales asistentes de la DECLARACIÓN DE LA 5ª CONFERENCIA SINDICAL, en la que se denuncia la violación de los Derechos Humanos por parte del Reino de Marruecos, el incumplimiento de las resoluciones de la ONU y del Parlamento Europeo que reconocen el derecho de autodeterminación del Sahara Occidental, se exige que las autoridades de Marruecos abran las fronteras para permitir la entrada de observadores internacionales, que la Misión de Naciones Unidas en el Sahara Occidental (MINURSO) incluya entre sus funciones la observación del respeto a los DD.HH., que la UE suspenda el Estatuto Avanzado con Marruecos y no se renueven los acuerdos sobre recursos naturales que no le pertenecen, nos comprometemos a fomentar la visibilidad de la causa saharaui en nuestras organizaciones y países, a mantener el envío de misiones sindicales a los territorios ocupados y a la creación de un Comité Sindical que incluya, entre otras tareas, la de elaborar un dossier que recoja los casos de violaciones de los derechos de los trabajadores y trabajadoras en los territorios ocupados. Se condena el secuestro de los tres cooperantes europeos en los campamentos de Tinduf.

LISTADO DE ORGANIZACIONES PARTICIPANTES

Organizaciones Sindicales de estados y países de diferentes continentes:
• Angola: UNTA
• Senegal: CNTS
• Brasil: CUT
• Chipre: PEO
• Estado español: Confederación Intersindical
CCOO
USO
UGT
CIG (Galiza)
ELA-STV (País Vasco)
• Italia: CGIL
• Francia: CGT
• Portugal: CGTP-IN
UGT Portugal
• Reino Unido Unión de Trabajadores del Reino Unido (TUC)
• Sahara Occidental UGTSARIO

Instituciones:
• Embajadora de Argelia en Portugal
• ACTRAV/OIT (Organización Internacional del Trabajo)
• OIT de Portugal
• Diputadas portuguesas del Parlamento Europeo
�� Grupo PSE
�� Grupo Izquierda Europea (GUE/EVN)
• CESE

Otras Organizaciones:
• Movimiento Democrático de Mujeres (MDM)
• Asociación de Amistad Portugal-Sahara Occidental
• Consejo Portugués para la Paz y la Cooperación (CPPC)

MÁS INFORMACIÓN DISPONIBLE EN NUESTRA PÁGINA WEB: www.intersindical.es
(Texto integro intervención Confederación Intersindical, fotos, entrevista a Yamila, Declaración final, etc.)


INTERVENCION DE LA CONFEDERACION INTERSINDICAL EN LA 5ª CONFERENCIA SINDICAL INTERNACIONAL DE SOLIDARIDAD CON LOS TRABAJADORES Y EL PUEBLO SAHARAUI

Lisboa, 27 y 28 de octubre de 2011

Estimados compañeros y compañeras, representantes de las organizaciones sindicales, de solidaridad, activistas saharauis, representantes de diversas instituciones, compañeras y compañeros de la CGTP que habéis organizado esta Conferencia, compañeros de UGTSARIO que la habéis propiciado e impulsado, todos y todas…

Recibir un cordial saludo en nombre de la Confederación Intersindical del Estado español, que participamos en esta Confererencia con dos representantes de nuestro Secretariado Confederal, para reiterar nuestro compromiso con la causa del Pueblo Saharaui y la solidaridad internacional.

NO DEJA DE SER PARADÓJICO estar en esta Conferencia en representación de una organización sindical que agrupa a Sindicatos e Intersindicales de diferentes territorios del estado español, para mostrar nuestra solidaridad con los trabajadores y el Pueblo Saharaui, cuando nuestro estado es uno de los responsables de la situación en que se encuentra el Sahara Occidental. Precisamente por esto, vamos a centrar nuestra intervención en denunciar la actitud de los diferentes Gobiernos de España ante el conflicto del Sahara.

NO PODEMOS Y NO QUEREMOS OLVIDAR que el estado español es el máximo responsable de la venta del Sahara Occidental a Marruecos. Dentro de muy pocos días se cumplirán 36 años de la firma del Acuerdo tripartito de Madrid, el 14 de noviembre de 1975, cuando la dictadura del general Franco estaba agonizando y el actual Jefe del Estado Español, entonces Príncipe Juan Carlos, ostentaba en funciones la máxima Jefatura del Estado.

Hacía entonces unos días que Juan Carlos había visitado (el 2 de noviembre) a las tropas españolas en El Aaiún, manifestándoles lo siguiente:

“Quería daros personalmente la seguridad de que se hará cuanto sea necesario para que nuestro ejército conserve intacto su prestigio y el honor… deseamos proteger también los legítimos derechos de la población civil saharaui, ya que nuestra misión en el mundo y nuestra historia nos lo exigen”

Tan sólo 12 días después, se firmaban los Acuerdos de Madrid, y el Estado español entregaba el Sahara a Marruecos y a Mauritania.
LO QUE HA OCURRIDO DESPUÉS YA TODOS Y TODAS LO SABÉIS: “la experiencia del Pueblo Saharaui es la de haber recibido muchas promesas nunca cumplidas”.

Así lo expresó un año después, el 14 de noviembre de 1976, el anterior Secretario General del Partido Socialista Obrero Español, Felipe González, quien en su visita a los territorios saharauis liberados afirmó:

“Hemos querido estar aquí hoy para mostrar nuestra repulsa y nuestra reprobación por el Acuerdo de Madrid de 1975… El Frente Polisario es el guía recto hacia la victoria final, estar convencidos que vuestra República independiente y democrática se consolidará y podréis volver a vuestros hogares. Sabemos que vuestra experiencia es la de haber recibido muchas promesas nunca cumplidas. Vengo no a prometeros algo, sino a comprometerme con la historia: nuestro partido estará con vosotros hasta la victoria final”.

Su “compromiso con la historia” es de todos conocido.

EL DE ÉL Y EL DE LOS DIFERENTES GOBIERNOS ESPAÑOLES:

Adolfo Suárez, Calvo Sotelo, Felipe González, Jose Mª Aznar, Rodriguez Zapatero… todos esos Gobiernos han colaborado prioritariamente con el Reino de Marruecos, rearmando incluso a su ejército (no olvidemos la venta de miles de vehículos blindados y camiones militares de distinto tipo o decenas de Patrulleras de Vigilancia de costas)…

… y nada hace pensar que un nuevo relevo en el Gobierno, tras las Elecciones Generales del 20 de noviembre, vaya a cambiar esta situación.

SOBRAN PALABRAS Y FALTAN HECHOS:
• 8 Secretarios Generales de la ONU han pasado ya sin ser capaces de imponer sus Resoluciones.
• La Asamblea General de Naciones Unidas ha aprobado ya medio centenar de Resoluciones reafirmando el derecho del Pueblo Saharaui a su autodeterminación.
• El Consejo de Seguridad de la ONU ha aprobado diversas Resoluciones “exhortando a una solución política justa que conduzca a la libre determinación del pueblo del Sáhara Occidental”.
Y a pesar de que la legalidad internacional reconoce el derecho del Pueblo Saharaui a su autodeterminación, la denominada “COMUNIDAD INTERNACIONAL” mantiene un silencio cómplice, cuando no una complicidad no silenciada, con la potencia ocupante, con el Estado marroquí.

EL ESTADO DE MARRUECOS no sólo expulsó a la población saharaui de su territorio (bombardeándola con napalm, fósforo blanco y bombas de fragmentación en su huida hacia el desierto), sino que mantiene la represión política y militar en su territorio:
• con cientos de encarcelados y torturados
• con desaparecidos y asesinados a lo largo de estos 36 años de ocupación (hoy hemos tenido el estremecedor testimonio de Yamila Dambar, quien nos ha relatado el cruel asesinato de su hermano Said, cuyo cadáver permanece desde hace 10 meses en la morgue del Hospital de El Aaiún al negarse las autoridades marroquíes a que se haga la autopsia, para que no quede en evidencia la causa de su muerte por disparos de la policía)
• con el incumplimiento sistemático de los Derechos Humanos y de las libertades políticas, sociales y sindicales de la población Saharaui

… así lo denuncian las diferentes organizaciones internacionales, y hemos podido comprobarlo nosotros mismos, cuando formamos parte -junto a otros compañeros y compañeras que se encuentran hoy aquí- de la Delegación Sindical de Observadores Internacionales a El Aaiun el pasado mes de enero.

Tampoco hay que olvidar el expolio que el reino de Marruecos ejerce sobre LOS RECURSOS NATURALES del Sahara Occidental: la minería, la pesca, los fosfatos, las explotaciones de uranio, la extracción de arena… todo el negocio y la riqueza que esto genera no revierte sobre la población saharaui, a pesar de que genera recursos suficientes que podrían servir para dar empleo a la numerosísima población saharaui en paro y a sacar a muchas familias de la pobreza.
Y a pesar de todo ello, LA UNIÓN EUROPEA continúa manteniendo el Estatuto Avanzado con Marruecos y renovando Acuerdos comerciales y pesqueros sobre un territorio que no le pertenece.

Mientras tanto, cientos de miles de Saharauis viven REFUGIADOS en la Hamada Argelina, en los Campamentos de Tinduf, sobreviviendo en unas condiciones de vida extremadamente duras y donde toda la ayuda proviene del exterior.

También aquí se demuestra la HIPOCRESÍA DE LA MAYORÍA DE GOBIERNOS occidentales que están utilizando el hambre como un arma contra la población saharaui. En diversas ocasiones la Media Luna Roja ha advertido de que las reservas alimenticias de los Campamentos están prácticamente agotadas, mientras el programa Mundial de Alimentos (PAM) y el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) están recortando los suministros de alimentos.

Lo sucedido el sábado pasado (22 de octubre) en los Campamentos de Refugiados, EL SECUESTRO DE TRES COOPERANTES EUROPEOS, Ainhoa Fernández y Enric Gonyalons del estado español, y Rosella Urru, de Italia, supone un ataque directo a la solidaridad internacional con el Pueblo Saharaui.

Ataque que condenamos y rechazamos, al tiempo que nos consta que las Autoridades Saharauis y el Frente Polisario (a pesar de lo que diga la ministra española de Asuntos Exteriores) hacen todo lo posible para garantizar la seguridad de la población refugiada y la de los cooperantes internacionales, como hemos podido comprobar también en nuestras diversas visitas a los Campamentos de Refugiados.

Incluso en un tema tan delicado y sensible como este, LA POSICIÓN DEL GOBIERNO ESPAÑOL, por medio de su Ministra de Asuntos Exteriores, Trinidad Jiménez, ha vuelto a ser bochornosa, negándose a reconocer a las autoridades saharauis de la RASD, denominándolas (de forma despectiva) “personas responsables de los campamentos”, para no incomodar al que parece ser su “amigo permanente”: el rey Mohamed VI.

Tampoco es nueva la posición CONDESCENDIENTE CON LAS TESIS MARROQUÍS por parte del Gobierno español:

• Lo estamos comprobado ahora, cuando se guarda un injustificable silencio ante la revuelta Saharaui en Dajla, con detenidos, apalizados y la ocupación militar de la ciudad (incluso con refuerzos de tropas marroquís provenientes del “muro de la vergüenza”). Revuelta que se ha sumado a las protestas saharauis en El Aaiun y en otras ciudades ocupadas.
• Lo comprobamos durante la protesta saharaui en el Campamento de Gedeim Izik en noviembre de 2010, y el asesinato del niño de 14 años (Elgarhi Nayem) a manos del ejército marroquí cuando intentaba entrar en el campamento, y que el Estado Español aún no ha condenado.
• Lo comprobamos durante la Huelga de Hambre que en noviembre del 2009 mantuvo Aminetou Haidar en el Aeropuerto de Lanzarote, en protesta por la expulsión de su país, el Sahara Occidental.
Aminetou representa un símbolo de resistencia, coherencia y determinación propios del pueblo y de la mujer saharaui.

Queremos hacer un RECONOCIMIENTO ESPECIAL A LAS MUJERES SAHARAUIS, protagonistas imprescindibles para la supervivencia de la población en los campamentos de refugiados y refugiadas. Han logrado resistir en unas condiciones terribles, con coraje, trabajo y autodeterminación, con escasez de suministros y en condiciones de vida muy precarias.

Además, las mujeres saharauis han sabido participar en la toma de decisiones y, tal como ellas mismas afirman, “han sabido interpretar el Islam como religión pacífica y no discriminatoria y reivindican un mundo más igualitario, más humano y solidario”.

En los territorios ocupados y en el exterior, encabezan la lucha por los Derechos Humanos y la autodeterminación, sufriendo en primera persona largas condenas de cárcel, desapariciones y torturas por su firme determinación de no rendirse ante la ocupación marroquí y seguir peleando hasta alcanzar la libertad.

Amigos y amigas, compañeros y compañeras:

Tenemos que terminar nuestra intervención, como no puede ser de otra manera, VOLVIENDO A RECORDAR LA RESPONSABILIDAD DEL ESTADO ESPAÑOL en el conflicto del Sahara Occidental.

Desde la Confederación Intersindical pondremos todo nuestro empeño en QUE JAMÁS SE OLVIDE que el estado español -como establece la legislación internacional- es el responsable directo, como potencia administradora del territorio, de culminar el proceso de descolonización del Sáhara Occidental.

Y en este sentido, PROPONEMOS A ESTA CONFERENCIA que busquemos fórmulas para denunciar y presionar al Gobierno español para que se comprometa en concluir esa descolonización.

Una descolonización que debe acabar con la afrenta que supusieron los acuerdos tripartitos firmados por la dictadura española, que no tienen validez a la luz de la legislación internacional y de las Resoluciones de Naciones Unidas que reconocen el derecho a la autodeterminación que el Pueblo Saharaui reclama, y que tiene derecho a ejercer para alcanzar su plena soberanía y libertad.

Viva la Solidaridad Internacional.
Viva el Pueblo Saharaui. 

Argentina, Solidaridad de Adolfo Perez Esquivel Premio Nobel de la Paz con la Causa Saharaui



Solidaridad del Sr. Adolfo Pérez Esquivel, Premio Nobel de la Paz, en ocasión de la Conferencia Internacional sobre el « Derecho de los Pueblos a la Resistencia: El caso del Pueblo Saharaui » celebrada en  Argel (Argelia) los días 29 y 30 de Octubre de 2011, y que en la cual participa Nora Cortiñas, Madres de la Plaza de Mayo Línea Fundadora.

Jiménez se reunirá con el enviado de la ONU para el Sáhara la próxima semana

Madrid, 30 de octubre de2011 (EFE).- La ministra española de Asuntos Exteriores, Trinidad Jiménez, se reunirá con el enviado especial de la ONU para el Sáhara Occidental, Christopher Ross, el próximo viernes para evaluar la falta de avances en el proceso de diálogo entre Marruecos y el Frente Polisario.

Jiménez recibirá a Ross en Madrid en la sede del Ministerio de Exteriores, según indicaron a Efe fuentes de este departamento.

La delegación del Polisario en España ha enmarcado la visita en la gira que Ross pretende hacer en los próximos días por Marruecos, Argelia y los campamentos de refugiados saharauis, informaron a Efe fuentes de esta organización.

Jiménez y Ross analizarán la situación en el Sáhara Occidental ante los escasos resultados que ha dado la mesa de negociación abierta en 2007 con el fin de resolver el conflicto en esa ex colonia española ocupada por Marruecos en 1975.

Marruecos aboga por la autonomía para la región, mientras que el Frente Polisario defiende la celebración de un referéndum que incluya la independencia entre las opciones.

En su reciente visita a Rabat, Jiménez alabó el proyecto de regionalización impulsado por Mohamed VI, pero insistió en que el litigio se tiene que solucionar en el marco de la ONU.

Ross, que ocupa el cargo de enviado especial para el Sáhara Occidental desde enero de 2009, aseguró el pasado miércoles en la sede de Naciones Unidas que el diálogo entre Marruecos y el Polisario está paralizado debido a las posiciones "excluyentes" de las partes.

España ha animado en los últimos meses a países como Francia, Estados Unidos y Reino Unido a implicarse más en la resolución del conflicto, pendiente de arreglo desde que España abandonó el Sáhara Occidental en 1975.

Al interés político por este asunto se une la preocupación del Gobierno español por el secuestro de los cooperantes Ainhoa Fernández y Enric Gonyalons en los campamentos de Tinduf (Argelia) a manos de un grupo armado. EFE

¡Peligro!: cooperantes

El secuestro de voluntarios en África por Al Qaeda ha dejado al descubierto su inseguridad y la verdadera eficacia de la ayuda humanitaria

LA RAZON 29 Octubre 11 - Madrid - Macarena Gutiérrez

Fernando Perahíta llevaba dos semanas en el Sáhara cuando se produjo el secuestro. Una célula de Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI) violó por primera vez la tranquilidad del  campo de refugiados de Tinduf (Argelia) y se llevó a tres de sus compañeros, dos de ellos españoles, al filo de la medianoche. Sólo nueve días antes, otras dos españolas, trabajadoras de Médicos Sin Fronteras (MSF), habían sido capturadas en Kenia, a 100 kilómetros de la frontera con Somalia, por otra filial de Al Qaeda. Dos secuestros en África que ponen en tela de juicio el futuro, y la eficacia, de la cooperación.

Mientras camina por el campamento «27 de febrero», en el desierto argelino, Perahíta explica por teléfono cómo comenzó a apoyar la causa saharaui en 1975: «Estaba haciendo el servicio militar en El Aaiún cuando metimos a los marroquíes en el Sáhara Occidental, los acompañamos hasta allí y nos fuimos. Fue una vergüenza, abandonamos a los que todavía eran españoles». Ése fue el punto de partida de una cooperación que «ha costado muchos años levantar» y que ahora ve peligrar después de que el Gobierno haya recomendado no viajar a Tinduf si no es «indispensable».

Desde el Ministerio de Exteriores reconocen que no todos los cooperantes son iguales. Viene a la memoria el caso de los tres catalanes de la ONG Acció Solidaria, secuestrados el año pasado mien- tras participaban en una «caravana solidaria» que atravesaba Mauritania. Permanecieron nueve meses retenidos por AQMI en el norte de Mali y sólo fueron puestos en libertad tras un pago millonario que el Ejecutivo de Zapatero nunca ha admitido. Este tipo de expedición humanitaria no suele comunicar su actividad para evitar que desde Exteriores traten de disuadirlos. Y es que, en muchos casos, más que ayudar acaban creando problemas porque ni están familiarizados con el terreno ni tienen el apoyo de los locales.

El arraigo en las comunidades en las que desarrollan proyectos a largo plazo es la baza principal de la seguridad de asociaciones como MSF o Cruz Roja. Los locales se mueven por ellos, los protegen e, incluso, llegado el caso, tratan de repeler al atacante. El secuestro en Tinduf es un buen ejemplo. Un médico saharaui resultó herido de bala por defender a los españoles y varios vehículos del Frente Polisario salieron durante horas a la caza del todoterreno de AQMI. Este secuestro preocupa mucho más al Gobierno que el de Somalia, donde Médicos Sin Fronteras presta una ayuda esencial para la supervivencia de la población.

Desde 2002, casi se ha triplicado la cifra de trabajadores humanitarios atacados en todo el mundo. Manel Górriz, referente de Seguridad de Cruz Roja, reconoce que «los entornos son cada vez más cambiantes y complejos», aunque esta amenaza creciente no acabará con la cooperación. «Seguirá existiendo en comunidades en situación de vulnerabilidad, aunque a lo mejor hay que adaptarse a la nueva realidad que antes no era tan latente», asegura.

Armarse
Lo que parece evidente es que la seguridad privada no es la solución. «Cuando te perciben como un elemento armado te van a posicionar en una de las partes.

No tiene sentido», continúa Górriz. Para tratar de reducir el peligro, Cruz Roja se asegura de que la gente que contrata está muy al día de unos protocolos de seguridad que siguen a rajatabla y que varían según el país. La formación, de 20 horas y obligatoria, les enseña cómo comportarse ante un puesto de control militar o una explosión, a protegerse en los desplazamientos o a mantener una comunicación permanente. Todas ellas, medidas destinadas, sobre todo, a la prevención.

Pedro Pablo Garloschi lleva un año movido. Haití, Túnez y, ahora, Djibouti, en el Cuerno de África. Este cooperante de Cruz Roja, informático de profesión, lleva cuatro años vinculado a la organización y no piensa dejarla.

«Es un trabajo que te hace sentir muy realizado y, mientras pueda, lo seguiré haciendo», cuenta Garloschi. Achaca el goteo de secuestros «a un cúmulo de circunstancias y a la mala suerte» y asegura que donde él se encuentra ahora, frontera con Etiopía y Somalia, no se ha dado ningún caso. ¿Y cómo lleva su familia tanto sobresalto? «Bueno, a la familia le afecta, pero el contacto es permanente. Cuando nos desplazamos sobre el terreno viajamos acompañados, en convoyes,  y tratamos de estar localizados en todo momento». En definitiva, trata de ser «lo más prudente posible» y tiene siempre presente que está en «zona caliente».

Kenia. 13-10-2011
Montserrat Serra y Blanca Thiebaut, de Médicos Sin Fronteras, fueron secuestradas en el mayor campo de refugiados del mundo, en la frontera con Somalia.

Rabuni (argelia). 22-10-2011
Ainhoa Fernández y Enric Gonyalons fueron capturados junto a otra cooperante italiana en el desierto argelino, en los campamentos saharauis.

Izquierda Unida pide que la Unión Europea tenga “un papel protagonista y exigente” en el Sahara


El eurodiputado de Izquierda Unida Willy Meyer ha pedido que la Unión Europea tenga “un papel protagonista y exigente” en el Sahara, tal como establece el derecho internacional, de forma que sea una prioridad tanto de su política exterior como de vecindad.

“La UE y España tienen una responsabilidad ineludible que no se está ejerciendo y, al no ejercerla, abandonan a su suerte al pueblo saharaui contraviniendo el derecho internacional, que es clarísimo”, ha dicho Meyer en el aeropuerto de Gran Canaria poco antes de coger un avión con destino a El Aaiún.

El eurodiputado ha pedido a todos los partidos políticos que concurren a las próximas elecciones que se pronuncien sobre el papel que el derecho internacional otorga a España en el proceso de descolonización del Sahara.

IU siempre ha defendido que españa un papel activo, no el actual, “que se pliega a los intereses de Marruecos”, ha recordado Meyer.

A su juicio, “nunca se debería haber otorgado el Estatuto Avanzado” a Marruecos bajo la Presidencia española de la UE, pues no se han tenido en cuenta derechos humanos como es la autodeterminación.

Con su visita a El Aiún Meyer pretende observar in situ la situación de los derechos humanos, más aún después de que el Parlamento europeo haya criticado la expoliación de los recursos pesqueros, que no revierten en el pueblo saharaui, según ha indicado.

El eurodiputado ha explicado que es posible que Marruecos impida su entrada en El Aaiún, pues ya en otra ocasión lo intentó y las autoridades marroquíes no se lo permitieron.

En caso de que hoy tampoco no pueda acceder al Sahara, IU pedirá que el Ministerio de Asuntos Exteriores lo considere un gesto no amistoso por parte de Marruecos, ha anunciado Meyer, pues él es un eurodiputado y la UE tiene “un trato excelente” con ese país.
En su opinión, sería “un verdadero atropello” que no se permitiese entrar a un cargo electo europeo en un territorio que está bajo la responsabilidad de la ONU.

Marruecos no permite la entrada de observadores internacionales en el Sahara para ocultar “sus canalladas”, según Meyer.

El eurodiputado se ha referido también al secuestro de los dos cooperantes españoles y una italiana secuestrados en el Sahara y ha expresado su esperanza en que la situación se resuelva cuanto antes y no se acometa ninguna acción que pueda poner en peligro sus vidas.

Ali Salem Tamek: Fe eterna en Thawra


La persecución y el ensañamiento del régimen marroquí no han logrado amilanar al luchador saharaui Alí Salem Tamek, amante de la libertad y la revolución

JUVENTUD REBELDE  Jorge L. Rodríguez González

29 de Octubre del 2011

Tranquilo, impasible… Pareciera que nunca ha conocido el dolor. Sin embargo, en su cuerpo palpitan las venas abiertas del Sahara Occidental. A pesar de las tantas veces que ha estado en las terroríficas mazmorras marroquíes por denunciar las violaciones de los derechos humanos de su pueblo; de las presiones y los intentos de quebrar su entereza atacando a su familia, Alí Salem Tamek sigue fuerte. Así se devela mientras conversa con nuestro diario.

Nació en Assa, una ciudad del sur de Marruecos, pero en el seno de una familia saharaui. Por tanto, siempre ha defendido la patria de sus padres, que es también la suya. Actualmente es el Vicepresidente del Colectivo Saharaui de los Defensores de los Derechos Humanos en el Sahara Occidental (CODESA).

Las horrendas condiciones de detención, las torturas y las huelgas de hambre que ha realizado para hacer valer el derecho a la autodeterminación de su Sahara, usurpado hace 36 años por la criminal ocupación de Marruecos, han dejado en Alí las huellas de la crueldad más feroz del régimen totalitario de la monarquía alauita. Hoy este hombre, con solo 38 años, presenta un cuadro de salud precario: asma aguda, reumatismo, desequilibrios nerviosos, alergias, hemorroides y problemas del estómago y de la piel.

Los activistas de derechos humanos del Sahara Occidental sufren tortura, acoso y años de cárcel solo por defender la independencia y denunciar los abusos. En 1975 España abandonó esa nación del norte de África en manos de Marruecos y Mauritania, interrumpiendo el proceso de descolonización ordenado por la ONU. Desde entonces, el pueblo saharaui, disperso, espera a que Rabat tenga la voluntad política de solucionar el conflicto, pero este se aferra a la idea de conceder una autonomía a su vecino como única salida, mientras el Sahara, con total justeza, defiende la celebración de un referéndum en el que sus hijos tengan al menos la opción de votar por la independencia.
Impotentes en el propósito de silenciar su voz, las autoridades marroquíes llegaron al extremo de tomar contra Alí una decisión judicial que les permitiera «recluirlo» en el hospital psiquiátrico de Inzegane-Agadir, alegando que era un enfermo mental.

La violación de sus derechos conforma una lista interminable que llega a las prohibiciones de que le dieran empleo. Y como para que no se cerrara el círculo de tormentos, su esposa, Aicha Chafia, fue violada por cinco agentes de los servicios secretos marroquíes, la DST, en 2003, cuando regresaba de visitar a Alí, preso en la cárcel de Agadir. Luego de desnudarla, uno tras otro ultrajaron su cuerpo intentando, delante de su hija, que solo tenía tres años, obtener información sobre las actividades de su marido. Pero Aicha estaba cortada por las mismas tijeras que su esposo: no dio ni la más mínima pista a los verdugos.

Después de ese pavoroso episodio, Aicha vive en España como refugiada política, con Thawra, aquella niña que ya tiene 12 años. Su nombre significa en árabe ‘revolución’.

«Por eso las autoridades marroquíes no me dejaron inscribirla así… Tengo mucha fe en la revolución, en su más amplia concepción universal», me dice Alí para explicar el significado que tiene para ellos el nombre de la hija. Y Thawra es esa simiente que crece y resiste con la misma fuerza con que los saharauis se mantienen aferrados al proyecto de una patria libre y unificada, como les asiste en virtud del Derecho Internacional.

La última vez que estuvo en prisión fue desde octubre de 2009 hasta abril de 2011. Su delito: visitar los campamentos de refugiados saharauis de Tinduf, Argelia. Por eso, él y los seis compañeros que le acompañaron en esa empresa fueron llevados ante la Corte Militar. Con ellos, Alí también fue protagonista de 41 días de huelga de hambre en la cárcel de Salé (Marruecos), para exigir un proceso justo o la liberación incondicional.

«Lo extraño es que nosotros somos civiles y trabajamos en organizaciones civiles; sin embargo, nos llevan ante cortes militares. La justicia es un instrumento de sojuzgamiento en manos del régimen marroquí, que la explota para frenar, sancionar y castigar a los opositores políticos, ya sean saharauis o marroquíes», explica el Vicepresidente de CODESA.

Muchos saharauis, como él, han estado en una situación muy delicada, pues en las prisiones de Marruecos no se les respeta el derecho a la salud, como a cualquier ser humano. «A pesar de ello y de las duras condenas impuestas por las cortes, además de las presiones y las acometidas contra nuestros familiares, que son el punto más sensible, nos mantenemos fieles a nuestras convicciones. Los penales constituyen un bloque de vanguardia en la resistencia y la lucha.

«Tanto en los campamentos de refugiados como en las zonas ocupadas se mantiene activo un movimiento de solidaridad con los prisioneros. Es difícil encontrar a un preso político saharaui que renuncie a sus principios o acepte la amnistía del Rey marroquí», asegura.

El 14 de abril de 2011, después de un año y siete meses en la cárcel, Alí Salem Tamek fue puesto en libertad condicional. «Es una forma amañada que tiene el régimen de Marruecos para dejar la causa abierta; es decir, nos pueden perseguir, nos pueden detener en cualquier momento en que quieran hacerlo. Eso es lo que está detrás de esa decisión».

Los dominios del rey
En esta represión sistemática contra todos los hombres y mujeres que como Tamek alzan su voz para reclamar lo que ha reconocido la ONU —el derecho a la autodeterminación de su país—, muchos han sido los cómplices de la ocupación de gran parte del Sahara Occidental por Marruecos, tanto a nivel internacional como dentro de la metrópoli.

Alí no puede contener la indignación cuando comenta los secuestros y detenciones arbitrarias contra los activistas que denuncian los crímenes de lesa humanidad cometidos por Rabat contra civiles saharauis durante estos 36 años de ocupación. Para ello las autoridades marroquíes han contado con la complicidad de algunos partidos políticos e instancias que se autoproclaman defensoras de los derechos humanos, pero «realmente tienen posiciones comunes con el régimen.

«El pueblo marroquí es el vecino con el cual deberíamos tener buenas relaciones. Tratamos de que la situación política impuesta por su régimen no las afecte, a pesar de que este trata de movilizar a muchos elementos de su sociedad en función del conflicto, para enfrentarnos. Así lo hizo en la Intifada de 1999 y en la de 2005».

Recuerda cómo el Rey Mohamed VI utilizó a colonos marroquíes que residen en los territorios ocupados para formar las milicias que reprimieron, a la par de los agentes militares de su ejército, el movimiento de protesta pacífica desatado en los campamentos de Gdaim Izik (a unos 30 kilómetros de El Aiuún, la capital de los territorios ocupados), en octubre de 2010. En ese entonces la gendarmería marroquí impidió que el agua, los alimentos y las medicinas llegaran a los campamentos; ametralló a muchos que querían sumarse a la manifestación, e impidió que los medios de comunicación llegaran hasta allí para reportar lo que sucedía.

Sin embargo, cuenta, algunas fuerzas políticas dentro de Marruecos «defienden nuestro derecho a la expresión y a emprender el proyecto soberano del Sahara Occidental. Por ejemplo, Vía Democrática y muchos militantes marroquíes de organizaciones de derechos humanos.

«Esta solidaridad ha comenzado a ampliarse; hay interacción con la prensa marroquí y contactos con militantes de ese país que han contribuido a madurar y cristalizar esta posición de defensa de los derechos del pueblo saharaui. Pero no podemos olvidar que el régimen es totalitario; el Rey es quien gobierna y tiene aliados a nivel internacional como Francia e Israel; de manera que siempre encuentra la cobertura y la justificación para cometer sus barbaridades contra nuestro pueblo».

Ante los ojos de la ONU
Desde 1975 el Ejército marroquí ha ejercido una permanente violencia contra el pueblo saharaui. Las fuerzas invasoras de Rabat obligaron a gran parte de la población saharaui a huir al desierto; los persiguieron e incluso bombardearon con napalm, fósforo blanco y bombas de fragmentación.

En los territorios ocupados, Marruecos lleva a cabo detenciones arbitrarias, torturas y juicios sumarios, mientras gendarmes saquean las casas de quienes defienden los derechos del pueblo saharaui a la independencia.

Aún se desconoce el paradero de al menos 526 saharauis desaparecidos hace 36 años. Sus familiares no tienen noticias de ellos, pues el Estado marroquí les prohíbe ese derecho.

De todos los atropellos y violaciones sistemáticas del derecho a la vida que lleva a cabo Rabat sobre el pueblo saharaui está consciente Naciones Unidas, que desde septiembre de 1991 tiene desplegados en el territorio sus cascos azules. Pero a esta misión, conocida por las siglas MINURSO, solo se le asignó como tarea principal velar por el cumplimiento del cese el fuego acordado entonces. Lo demás, los crímenes del ocupante, quedan fuera de su competencia.

«Marruecos comete muchas de sus atrocidades teniendo como testigos a las fuerzas de la MINURSO, pero esto no repercute en los debates de Naciones Unidas», denuncia Alí, consciente de las manipulaciones políticas e ideológicas que hacen las grandes potencias y sus aliados para manejar el tema de los derechos humanos en la organización internacional.

«El Alto Comisionado de la ONU encargado de derechos humanos visitó los territorios ocupados en mayo de 2006. Allí encontraron a muchas víctimas y fueron testigos de manifestaciones reprimidas por la ocupación; sin embargo, lo más que hizo fue un informe que resultó silenciado porque se mantuvo secreto.

Varios juristas y abogados del Parlamento Europeo también han sido testigos de la situación. Diversas instituciones jurídicas han descrito como catastrófica la violación de los derechos humanos en esos lugares; pero todo sigue igual».

Alí asegura que diversas organizaciones jurídicas e instituciones no gubernamentales, así como el Frente Polisario, están exigiendo la implementación de mecanismos para controlar el cumplimiento de los derechos humanos en la región, pero ello no se ha logrado porque a nivel internacional «algunas potencias no trabajan para que se cumpla esa exigencia.

«En el mundo prevalece la fuerza, y estos países emplean el pretexto de proteger a los civiles para llevar a cabo la interferencia y la intervención, como ocurrió en Libia hace poco, y en Iraq en su momento».