martes, 23 de abril de 2019

Aplazado de nuevo al 29 de abril el juicio al activista saharaui Ali Salem Buyema "Saadouni"

*Fuente: Cuarto Poder. Por Equipe Media, 21 de abril de 2019
Los  saharauis habían convocado una manifestación para exigir la ampliación del mandato de la MINURSO para que incluya la vigilancia de los derechos humanos. Durante el día de la manifestación, las casas de los activistas conocidos estaban vigiladas.
En la avenida de Hizam de El Aaiún, patrullas de policías marroquíes habían aparcado en la puerta de una casa de familia saharaui, con el objetivo de prohibir a Ali Salem Buyemaa “Saadouni”, llegar al lugar previsto para reivindicar los derechos del pueblo saharaui. Saadouni un joven que no conoce el concepto rendición, decidió saltar de azotea a azotea para burlar el cerco policial.
Saadouni llegó a avenida Smara y sacó su bandera de la RASD. Fue agredido en esta manifestación y le rompieron los dientes. Saadouni es un activista no-violento. Ahora se enfrenta a una posible sentencia elevada.
El sábado 13 de abril, el juez de instrucción del tribunal de primera Instancia en El Aaiún ocupado mandó al activista Saadouni en la Cárcel Negra. Acusado de “posesión de drogas, asalto y agresión contra un policía marroquí”. La acusación presentó una baja médica de 60 días en la que constaba la incapacidad del policía supuestamente agredido.
Saadouni apareció en el tribunal, después de 48 horas desaparecido. Según su compañero, un saharaui recientemente liberado, Jalihena El Fek: “Nos detuvieron en una avenida pública policías de paisano, nos llevaron en un coche privado. Me soltaron en otra avenida y desde entonces no supe nada de mi amigo”.
La detención se produjo un día después de la publicación de un vídeo en redes sociales, en lo cual se ve a Saadouni con otro activista clavando en una rotonda varias banderas de la RASD. No es la primera vez que acusan a Saadouni de posesión de droga. En 2015, la policía marroquí detuvo a Saadouni 48 horas, bajo torturas y maltratos. Y lo amenazaron con que iba a ser acusado de posesión de droga.
Saadouni fue agredido decenas de veces en manifestaciones en El Aaiún ocupado. Fue agredido y lo expulsaron fuera de la cuidad. En diciembre de 2016, en una cafetería, lo detuvieron junto a dos compañeros y les acusaron de “agresión a la autoridad en el desempeño de sus funciones”. Les condenaron a 18 meses de cárcel. Sufrieron todos tipos de torturas, aislamiento y dispersión.
Anunciaron varias huelgas de hambre, exigiendo una mejora de su situación en la cárcel, como poder mantener contacto y visitas con familiares.
El lunes pasado, se celebró otro juicio a Saadouni, pero fue aplazado al día 22 de abril. La defensa del preso exigió la comparecencia del supuesto policía agredido y los testigos de secuestro, a lo que se negó rotundamente la Fiscalía. Según informan a Equipe Media, la sala del juicio estaba rodeada de policías y prohibieron a los familiares del preso y demás saharauis asistir al juicio.
El activista saharaui encarcelado entró a la sala de juicio gritando consignas políticas y reivindicando la independencia del Sáhara Occidental. Algunos familiares afirman haberle visitado y que les contó haber estado “en un infierno”. “Lo colgaron boca bajo durante muchas horas. Estaba deseando la muerte para descansar de las torturas”, relataba el activista. “No podemos permitir esta barbaridad”, añaden las fuentes de la familia. Saadouni inicio el lunes pasado una huelga de hambre en protesta por su detención, las torturas descritas que sufrió, las acusaciones falsas y el régimen de aislamiento.
NOTA EQUIPE MEDIA: Hoy, 22 de abril, el tribunal marroquí en El Aaiún ocupado aplazó el juicio de Ali Salem Buyemaa "Saadouni" al 29 de abril.
Ali Salem entró en la sala gritando "Viva Polisario" "Sahara Libre". La respuesta de Marruecos ha sido la prohibición de entrada al tribunal a los activistas saharauis.
El preso lleva 8 días de huelga de hambre.

viernes, 19 de abril de 2019

El representante del Frente Polisario habla con el Presidente del Consejo de Seguridad de la ONU


El representante del Frente Polisario en la ONU, Sidi Mohamed Omar, se reunió el martes en Nueva York con el presidente del Consejo de Seguridad, el alemán Christoph Heusgen, una reunión dos semanas antes de la prórroga del mandato de la MINURSO.
La reunión forma parte de una serie de encuentros con miembros de la autoridad suprema de las Naciones Unidas en preparación para la reunión del Consejo de Seguridad sobre el Sáhara Occidental que se celebrará a finales de abril.
La renovación del mandato de la misión de la ONU se produce este año en un contexto diferente: el informe condenatorio del Secretario General sobre Marruecos.
La fuente indicó “No hay duda de que el nuevo documento contiene elementos que nunca se han informado en los informes anteriores de la Secretaría General sobre el Sahara Occidental.
Las principales violaciones al acuerdo militar N 1, las restricciones a la libertad de movimiento del enviado de la ONU y el bloqueo impuesto a los territorios saharauis ocupados, son todas las quejas presentadas por el jefe de la ONU contra Marruecos en este sentido documento.
El Secretario General de la ONU ha pedido el desmantelamiento de un nuevo muro de arena construido por Marruecos en violación del acuerdo militar No.1 y dijo que su enviado personal no ha podido establecer contacto con los representantes locales en los territorios ocupados.
El Sr. Guterres argumentó que estas restricciones están bloqueando la misión y le impiden "cumplir con esta parte de su mandato de brindar asistencia" a su enviado personal, Horst Kohler.
Los detalles proporcionados por el Secretario General de la ONU sobre las principales violaciones de la cesación del fuego y los acuerdos relacionados con Marruecos "son motivo de gran preocupación", ya que el Frente Polisario respondió a la parte saharaui en una carta enviada recientemente al Consejo de Seguridad.
"Las frecuentes violaciones de Marruecos socavan gravemente el nuevo impulso creado por el enviado personal", escribe el representante saharaui ante la ONU en esta carta de Namibia enviado al Consejo de Seguridad.

Sudáfrica reitera su continuo apoyo a los pueblos saharaui y palestino


Sudáfrica reiteró ayer su continuo apoyo a los pueblos saharaui y palestino, prometiendo a través de su ministro de Relaciones Exteriores, Lindiwe Sisulu, trabajar en la búsqueda de una solución para su sufrimiento.
La Sra. Sisulu, en una conferencia reciente en Durban, Sudafrica África sobre asuntos internacionales, aseguró que su país usará su mandato como miembro del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas para "llamar la atención de la comunidad internacional sobre la ocupación ilegal del Sáhara Occidental y Palestina”, y que su “atención se centrara en particular sobre la difícil situación de las mujeres en estas zonas de conflicto para encontrar una solución a su sufrimiento".
El ministro de la diplomacia sudafricana destacó a este respecto que "la paz en el Sáhara Occidental y Palestina no se puede lograr sin la participación de las mujeres". En este contexto, recordó que al conmemorar el Día Internacional de la Mujer de este año, Sudáfrica organizó un simposio en solidaridad con las mujeres de la República Saharaui RASD. La ministra de Relaciones Internacionales y Cooperación de Sudáfrica, Luwellyn Landers, reiteró en una conferencia en Durban sobre las prioridades del mandato de Sudáfrica en el Consejo de Seguridad en el compromiso de su país con una solución justa, aceptable y duradera a la situación en el Sáhara Occidental, enfatizando que esta solución debe satisfacer las aspiraciones y la voluntad del pueblo saharaui para que pueda ejercer su derecho al autodeterminación.

Declaración final. El IES La Foia con el Sahara Occidental. Jornada de debate y concienciación

Cuando oímos hablar del Sáhara Occidental, nos viene a la cabeza un paisaje desértico, monótono, donde no ocurre gran cosa. Sin embargo, hoy en día es el lugar con uno de los conflictos más largos y menos reconocidos.
Actualmente, el territorio del Sáhara Occidental se encuentra dividido en tres partes diferenciadas: Los territorios ocupados, en teoría bajo mandato internacional (pero bajo ocupación ilegal marroquí), los territorios liberados (situados al este del muro construido por Marruecos, y en su mayor parte desérticos) y los campamentos de refugiados próximos a la ciudad argelina de Tinduf, en los cuales los saharauis exiliados ven limitadas sus posibilidades, prácticamente, a las actividades económicas de subsistencia.
El Sáhara Occidental, en el ámbito internacional, se considera un territorio no autónomo pendiente de descolonización por la potencia administradora del territorio: España. Sin embargo, sus zonas más ricas se encuentran subordinadas tanto económica como políticamente a Marruecos, el cual ejerce una violenta represión hacia el pueblo saharaui, llegando a violar los Derechos Humanos del mismo: represión, presos políticos, abusos de poder y extorsión. Que son la realidad cotidiana en las zonas ocupadas.
A causa de los motivos anteriormente mencionados, en la actualidad los saharauis libran una heroica lucha por su autodeterminación como pueblo y por reunificar a su pueblo, de menos de un millón de personas, que permanece disperso: una parte en las zonas ocupadas, otra en Mauritania, otra en los campamentos de refugiados en Tinduf (Argelia), otra más en el Sáhara liberado y otros tantos en Europa, en particular en España y Francia.
A pesar de esto, gracias a asociaciones y entidades que colaboran con la causa desde diferentes perspectivas, como, en nuestro entorno próximo, Dar al Karama, los saharauis de AISOA o la Asociación de Ayuda al Sahara Occidental, algunos de cuyos miembros se hallan aquí presentes (y a los cuales agradecemos su colaboración y aportaciones), los refugiados saharauis pueden ver sus condiciones de vida cuantiosamente mejoradas.
En segundo lugar, haremos referencia a que ningún país del mundo ni la ONU han reconocido la anexión marroquí del Sáhara Occidental; sin embargo, Marruecos es apoyado por EEUU, Francia y España debido al beneficio que estos países occidentales pueden extraer de su asociación, tales como las materias primas, como el fosfato, del que los saharauis no se benefician; dicho esto, cabe hacer referencia a que el gobierno marroquí oculta sus datos económicos y fomenta la desigualdad económica (entre saharauis y marroquíes); ejemplo de ello son la desigualdad de salarios, empleo, etcétera. En última instancia, los niveles de vida saharauis sobre todo en los campamentos son menores en comparación con los marroquíes. Por añadidura, cabe destacar la escasas infraestructuras (como los teléfonos, radios, televisión o la precariedad de hospitales y escuelas, a pesar de que el Polisario dotó a la población refugiada con sistemas de electricidad e incluso conexión Wi-Fi). A pesar de todas la condiciones adversas en las que viven, los saharauis han podido poner en pie en los campamentos un sistema educativo y un sistema médico; un ejemplo de ello, serían las elevadas tasas en la alfabetización. A su vez, cabe destacar que en la sociedad saharaui la mujer tiene una condición igualitaria, ya que no existe una distinción en cuanto a derechos laborales o de otro tipo.
La declaración expuesta en la Carta de Proclamación de la Independencia de la República Árabe Saharaui Democrática de 1976 establece que:
El Pueblo Árabe Saharaui proclama solemnemente ante el mundo entero, en base a la libre voluntad popular basada sobre los principios y alternativas democráticas: La constitución de un Estado libre, independiente y soberano, regido por un sistema nacional democrático, árabe de tendencia unionista, de confesionalidad islámica progresista, que adquiere como forma de régimen el de la República Árabe Saharaui Democrática.
Sin embargo, este deseo de independencia nunca se llevó a cabo. Es por ello que debemos poner de manifiesto las difíciles condiciones en que el pueblo saharaui vive, entre las cuales se cuentan la violación de sus derechos en las zonas ocupadas, el abuso de Marruecos mediante la fuerza militar, el expolio de los recursos o la represión política y social que sufren, además de la violación de su derecho a autodeterminarse como nación. Por otro lado, cabe hacer referencia a la intervención de la comunidad internacional en este conflicto, en algunas ocasiones nula, y en otras de manera abusiva, como la firma de acuerdos pesqueros entre Marruecos y la UE para explotar los recursos del Sáhara. En última instancia, debemos referirnos a la mínima incidencia en el problema por parte de los medios de comunicación, que crean una pantalla que mantiene a la población occidental en la ignorancia y no le permite conocer el problema.
Hoy, desde el Centro de Congresos de Elche, tenemos la intención de dar a conocer la precaria situación en el Sáhara ocupado.
Nos dirigimos ante todos ustedes, aquí y ahora, porque sabemos que si queremos llegar a un público más amplio y que nuestras demandas se escuchen, debemos unirnos todos bajo una misma causa, la de la liberación del pueblo saharaui y el reconocimiento de sus derechos, ya que todos unidos podemos modificar la situación, una situación que está siendo ignorada por muchos países y por la propia ONU.
Pues sabemos que dirigiéndonos a ustedes mantenemos la esperanza; si no, echemos un vistazo al transcurso de la historia y observaremos que las grandes transformaciones no se han logrado a través de los gobiernos o de cualquier otro tipo de instituciones sino por la fuerza y voluntad del pueblo. Es por ello que exigimos:
El respeto a la legalidad internacional por parte de Marruecos y las potencias que lo respaldan.
Mayor intervención de las fuerzas occidentales en favor de los intereses saharauis.
Reconocimiento al pueblo saharaui del derecho a determinar su forma de gobierno (y acabar así el proceso de descolonización) mediante el tan esperado Referéndum.
Abrir una línea de negociación entre el Frente Polisario y el régimen de Mohammed VI, amparada en las leyes internacionales.
Que los medios de comunicación proporcionen conocimiento del conflicto a los ciudadanos (con el fin de que estos presionen a sus gobiernos para actuar).
 En Elx, a 12 de abril de 2019




jueves, 18 de abril de 2019

Presos políticos saharauis en huelga de hambre


*Fuente: Équipe Média, 18 de abril de 2019
Traducido por Tlaxcala a francés e inglés.
Los presos políticos saharauis continúan con las huelgas de hambre en protesta contra las distintas formas de opresión, la tortura que sufren cada día y las sentencias injustas que el Reino de Marruecos les fuerza a vivir.
Mohamed Hassana Ahmed Salem "Burial" lleva ya 29 días en huelga de hambre. Pide por su liberación inmediata y que permitan a su familia llegar a él; ya que una de las formar en que el gobierno los castiga es a través de no dejar a sus familiares visitarlos. También Burial exige ser llevado cerca de su familia en El Aaiún ocupado. Su hermana Am Saad alertó sobre el deterioro de salud de Burial. Hizo un llamamiento a las ONGs y a los estados para que intervengan y salvar la vida de su hermano. Recordamos que Burial, está detenido por su participación en Gdeim Izik, en el juicio farsa que se llevó en su contra y en cual fue condenado a 30 años de prisión.
Hussein Bachir Brahim lleva 9 días en huelga de hambre. Es un estudiante saharaui, encarcelado en Marrakech. Fue deportado por España a Marruecos, a pesar de que éste había solicitado asilo político. Se encontraba huyendo de una orden de captura por la policía marroquí, utilizando acusaciones falsas para detenerlo. Su familia denuncia que el joven Hussein está incomunicado desde hace tiempo. Compareció ante el Tribunal el día 16 de abril ni la familia ni su abogado fueron notificados.
Ali Salem Buyemaa "Saadouni" empezó una huelga de hambre el lunes pasado. El mismo día que se celebró su juicio; que al mismo tiempo fue aplazado por que la defensa exigió la comparecencia del supuesto policía agredido y los testigos. El Tribunal estaba rodeado por policías que prohibieron a saharauis acudir al juicio. Saadouni fue detenido el 11 de abril en una de las avenidas principales de El Aaiún ocupado por policías vestidos de civiles. Estuvo 48 horas desaparecido. La detención se produjo un día después de que Saadouni junto con su compañero clavaran unas banderas de la RASD en una glorieta en la avenida de la capital ocupada.
Dejar de comer se ha convertido en un mecanismo de lucha de los presos políticos saharauis en las cárceles marroquíes. Los huelguistas se encuentran con su estado de salud muy debilitados.
------------
English:
Français

Unidas Podemos, única candidatura que propone reconocer a la RASD


*Fuente: Contramutis / 17 de abril de 2019
Unidas Podemos es la única candidatura con implantación nacional a las elecciones generales del 28 de abril que contempla en su programa el establecimiento de relaciones diplomáticas “de alto nivel” con la República Árabe Saharaui Democrática (RASD), propuesta que ya llevó Unidad Popular-Izquierda Unida en los comicios del 20 de diciembre de 2015.
La formación liderada por Pablo Iglesias quiere que las personas saharauis residentes en España accedan a la nacionalidad española, además de apoyar el derecho a la libre determinación del pueblo saharaui, punto este en el que coincide con el PSOE. El partido de Pedro Sánchez mantiene sus planteamientos sobre el Sáhara Occidental de apoyo a una solución justa y mutuamente aceptable de anteriores elecciones;  en el programa para el 28-A no se pronuncia sobre el reconocimiento de la RASD, pero sí  a favor del Estado palestino.
Dos organizaciones con implantación nacional han dejado fuera de sus propuestas electorales al pueblo saharaui: el Partido Popular y Ciudadanos.
El Sáhara Occidental, que estuvo presente en las propuestas electorales de Fraga, Aznar y Rajoy con un apoyo expreso del PP al derecho a la autodeterminación del pueblo saharaui, no aparece en las propuestas para las próximas elecciones de Pablo Casado, que, en cambio, quiere redoblar la colaboración con Marruecos. Habla de “responsabilidades históricas” y de “un compromiso ineludible con aquellas naciones donde aún anhelan la libertad de la que disfrutamos en las democracias consolidadas”, pero no se refiere a la excolonia que España abandonó hace 43 años, habla de Iberoamérica.
Ciudadanos, por su parte, acude ya por segunda vez a unas elecciones generales sin mencionar el conflicto que se vive en el territorio que invadió Marruecos . El partido de Albert Rivera no ha mostrado una especial preocupación por el Sáhara Occidental, a excepción de las actuaciones de algunos diputados como Fernando Maura, que después de estar en el Congreso de los Diputado en dos legislaturas no figura en las listas para el 28-A.
–El Sáhara Occidental en los programas electorales de formaciones con implantación nacional:
PSOE-“Promoveremos la solución del conflicto de Sáhara Occidental a través del cumplimiento de las resoluciones de Naciones Unidas, que garantizan el derecho de autodeterminación del pueblo saharaui. Para ello, trabajaremos para alcanzar una solución del conflicto que sea justa, definitiva, mutuamente aceptable y respetuosa con el principio de autodeterminación del pueblo saharaui, así como para fomentar la supervisión de los derechos humanos en la región, favoreciendo el diálogo entre Marruecos y el Frente Polisario, con la participación de Mauritania y Argelia, socios claves de España, que el enviado de la ONU para el Sahara Occidental está propiciando”.
UNIDAS PODEMOS-“España, con la libre determinación del pueblo saharaui. España tiene una responsabilidad histórica con el Sáhara Occidental, con sus gentes y con la solidaridad entre nuestros pueblos. Para ello, apoyaremos con acciones concretas el derecho a la libre determinación del pueblo saharaui, mediante la implementación de la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) sobre recursos naturales, las resoluciones del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas para una solución justa y pacífica mediante referéndum y los procesos de negociación en marcha. Estableceremos relaciones diplomáticas de alto nivel con la República Árabe Saharaui Democrática (RASD) y promoveremos la ampliación del mandato de la Misión de Naciones Unidas para el referéndum en el Sáhara Occidental (MINURSO) para que adquiera competencias en la protección y promoción de los derechos civiles, políticos, económicos, sociales y culturales de la población saharaui. Aumentaremos las partidas de ayuda humanitaria para los campamentos saharauis; de este modo, el Sáhara Occidental volverá a ser una zona prioritaria para la cooperación española. Apoyaremos programas de formación y movilidad de la población saharaui y cumpliremos lo ya aprobado por el Parlamento: el acceso a la nacionalidad española de las personas saharauis residentes en nuestro país, con los mismos derechos que otros países con los que mantenemos relaciones históricas”.
PP –Sin referencia al Sáhara Occidental en las 500 propuestas del programa “Nuestro contrato con los españoles”, conflicto que sí estuvo presente en anteriores programas electorales del Partido Popular.
CIUDADANOS –Ninguna alusión al Sáhara Occidental en  los 175 puntos del programa electoral “Nuestro compromiso con los españoles” de la formación naranja.
V0X –En las 100 medidas urgentes de V0X para España “atendiendo a los problemas que más preocupan a los españoles”, como en otros documentos de la formación de Santiago AbXscal, no se alude al Sáhara Occidental.
LOS VERDES –“Respecto a la situación en el Sáhara Occidental, aplicar el plan de la ONU de 1991, lo que incluye un referéndum libre y transparente de autodeterminación. Además, condenar las continuas vulneraciones de los derechos humanos (tortura, desapariciones, arrestos, represión, etc.)”.

Preso político saharaui Husein Bachir Brahim continúa en huelga de hambre tras ser presentado ante el tribunal y su juicio aplazado


*Fuente: Por un Sahara Libre, 18 de abril de 2019
PUSL.- El preso político saharaui Lahoucine Amaadour (nombre saharaui Husein Bachir Brahim) fue presentado ante el tribunal el pasado martes 16 de abril tras 90 días de detención arbitraria (plazo máximo de detención sin juicio). El tribunal no informó al abogado de defensa que por esa razón no compareció y el juicio se aplazó para el próximo 11 de junio.
El “olvido” del tribunal en convocar al abogado defensor hace así que Amaadour continuará detenido durante 147 días sin juicio lo que es ilegal.
Una maniobra utilizada frecuentemente cuando se trata de presos políticos saharauis cuyos juicios se pospone consecutivamente, extendiendo así el período de prisión preventiva mucho más allá del tiempo determinado por ley.
Hoy es el 10º día de huelga de hambre de Amaadour que entró en huelga del hambre el 9 de abril contra los graves malos tratos y la negación arbitraria de las visitas de familiares y los procedimientos ilegales a los que ha sido sometido.
El Sr. Amaadour está actualmente en una celda abarrotada con 21 presos que ya han sido condenados. Algunos de los prisioneros tienen enfermedades contagiosas situación ilegal ya que las personas detenidas todavía a la espera de juicio y sentencia no pueden estar detenidos con presos ya condenados. El hecho de estar en una celda con presos con enfermedades contagiosas también es ilegal.
------------
Nota: Se trata del joven saharaui al que el estado español no respetó la solicitud de asilo político. El joven defensor de los derechos humanos, que llegó a Las Palmas el pasado mes de enero, acabó detenido en una cárcel de Marrakech como resultado de la decisión del Ministerio de Interior español. 

Las elecciones en España y el Sáhara Occidental


*Fuente: Levante, el Mercantil Valenciano. Mustapha M-Lamin Ahmed 17.04.2019 |
La precipitación de los acontecimientos, que obligaron al presidente Sánchez a adelantar las elecciones, han provocado una curiosa coincidencia: dos días después de la cita con las urnas, el 30 de abril, el Consejo de Seguridad de la ONU emitirá una resolución sobre el mandato de la Misión de las Naciones Unidas para el Referéndum en el Sáhara Occidental (MINURSO), presente en el territorio para, entre otros asuntos, ocuparse de la vigilancia del alto el fuego entre el Polisario y Marruecos y organizar la celebración del referéndum de autodeterminación en el que el pueblo saharaui debe elegir entre la independencia, la autonomía o la integración en Marruecos. De entre los dos principales cometidos de la MINURSO desde el año 1991, el más importante sigue sin llevarse a cabo y los cascos azules se limitan a patrullar las largas extensiones del desierto, al este y oeste del muro que divide el territorio desde los años ochenta, para vigilar que se respete el alto el fuego.
Quizás la coincidencia de las dos citas resulte un tanto forzada si se toma como una mera sucesión de acontecimientos sin relación alguna entre sí. Puede que así sea para una mayoría poco o nada familiarizada con lo que ocurre en la última colonia en África; no así para los saharauis que, además de sufrir los vaivenes de un conflicto de más de cuatro décadas, somos electores en las próximas citas electorales. Como es sabido, España es, hoy por hoy, la potencia administradora del territorio pero, tristemente, desde que se desprendiera de su responsabilidad en 1975 en los últimos días del franquismo, y a pesar de los 40 años de democracia, sigue sin contribuir a que se llegue a una solución. No es culpa, desde luego, del pueblo español, cuya simpatía y solidaridad con el pueblo saharaui son intachables, pero con pesar los saharauis observamos, entre estupefactos e indignados, la deriva cada vez más entreguista de los sucesivos gobiernos españoles a las tesis marroquíes, en virtud de las cuales el conflicto no puede tener otra solución que la entrega del territorio a la narcomonarquía más totalitaria del planeta.
Los dos partidos con más posibilidades de llegar a la Moncloa, PSOE y PP, no han podido, o no han querido, aclarar su postura en el conflicto, más allá de reproducir en sus programas, sin tan siquiera reelaborarla, la fórmula habitual que emplea el Consejo de Seguridad en sus resoluciones, que exhorta a las partes a llegar a una solución política, duradera y mutuamente aceptable. Todo indica, tristemente, que en las próximas elecciones ambos partidos volverán a coincidir en no irritar al pueril régimen marroquí. Si bien de los dos grandes partidos no se espera, en ningún caso, una subsanación de los errores históricos, sí cabría depositar una mínima, contenida y prudente esperanza en aquellos partidos que tendrían la llave de acceso a la Moncloa. Esos partidos, regionalistas o estatales, nunca ocultaron su apoyo al pueblo saharaui, en sintonía, claro está, con la gran mayoría de los españoles. De ellos se espera que obliguen al siguiente gobierno a:
-Corregir el error histórico que sigue condenando nuestro pueblo al exilio, la represión en las zonas ocupadas y el sufrimiento por la existencia del muro más largo del mundo.
-Impulsar que se amplíen las competencias de la MINURSO para encargarse de la vigilancia y protección de los Derechos Humanos en las zonas ocupadas del territorio y exigir la libertad de los presos políticos saharauis encarcelados desde 2010 por su participación pacífica en la protesta de Gdeim Izik.
-Anular el último acuerdo pesquero y agrícola entre la UE y Marruecos que, además de perjudicial para los intereses del sector agrícola y pesquero en España, es un auténtico saqueo de los recursos naturales a espaldas del pueblo saharaui y una violación no solo del derecho internacional, sino de las sentencias del Tribunal Europeo de Justicia.
Esperemos que tengan la suficiente audacia, pues, de enmendar el entuerto que dejó el franquismo hace más de cuatro décadas.
Artículo cofirmado por: Habibullah Mohamed Cori, Delegado RASD en la CV.

martes, 16 de abril de 2019

IU espera que la UE sancione al Estado español por deportar a Marruecos al activista saharaui Huseín Bachir Brahim


*Fuente: IU Europa. 16/04/2019              
El comisario de Migraciones y Asuntos de Interior de la UE, Dimitris Avramopoulos, confirma a la eurodiputada Marina Albiol que la Comisión Europea ha solicitado información a Rabat y Madrid para esclarecer por qué no se respetó su solicitud de asilo político. El joven defensor de los derechos humanos, que llegó a Las Palmas el pasado mes de enero, acabó detenido en una cárcel de Marrakech como resultado de la decisión del Ministerio de Interior. “Cualquier agresión o abuso que haya podido recibir Brahim son responsabilidad directa del Gobierno español”, advierte Albiol.
La eurodiputada de Izquierda Unida Marina Albiol espera que la Comisión Europea abra un procedimiento de infracción al Estado español por violar la legislación internacional y el principio de no devolución, al haber deportado a Marruecos a Huseín Bachir Brahim. El joven activista saharaui llegó a Las Palmas el pasado mes de enero en una embarcación en la que viajaban varias personas migrantes y solicitó asilo político por ser víctima de la persecución marroquí. Sin embargo, fue detenido por la Policía en Lanzarote y el Ministerio del Interior decretó su deportación exprés a Marruecos, donde ha terminado en la cárcel de Luidadya, en Marrakech.
El comisario de Migraciones e Interior, Dimitris Avramopoulos, asegura en su respuesta a una pregunta parlamentaria formulada por Albiol tras conocerse la deportación de Brahim que “la Delegación de la UE en Rabat ha planteado el caso de Huseín Bachir Brahim al Consejo Nacional de Derechos Humanos (CNDH) marroquí y está a la espera de recibir información adicional sobre su detención. Asimismo, se han establecido contactos con las autoridades del Estado miembro interesado para recabar información adicional”.
Además, indica que la Comisión “puede incoar un procedimiento de infracción cuando hay indicios de que la legislación de la Unión se ha transpuesto o aplicado incorrectamente”.
“El principio de no devolución se basa en que ningún Estado puede deportar a una persona a un lugar en el que su vida o su integridad física corre peligro y el de Brahim es un ejemplo más de cómo el Estado español viola de manera sistemática ese principio de no devolución, incluso en casos como este en el que se trataría de una persona que ya ha demandado asilo”.
“No es la primera vez que esto ocurre -insiste-, por lo que entendemos que ante una violación reiterada de lo que, tal y como indica la Comisión, son las normas del derecho comunitario y español, corresponde ya a las autoridades europeas incoar un procedimiento”.
La eurodiputada de IU espera que la Delegación de la UE en Rabat “pueda averiguar cuál es la situación de Brahim en estos momentos y si ha sido torturado en la cárcel de Luidadya, tal y como es habitual en Marruecos, particularmente con los presos políticos saharauis”. “Esta situación y cualquier daño a su integridad que pudiera sufrir Brahim es responsabilidad directa del Estado español”, afirma.
Las relaciones diplomáticas y comerciales entre el Estado español y Marruecos, siempre han pesado más que la cuestión del Sáhara Occidental. España sigue siendo de facto la potencia administradora, pero los gobiernos socialistas y conservadores han ignorado conscientemente su papel y las resoluciones de Naciones Unidas que amparan el legítimo derecho a la autodeterminación del pueblo saharaui.
Lo mismo ocurre con las violaciones de los derechos humanos por parte de Marruecos, la persecución, las torturas, la ocupación y el expolio de los recursos naturales saharauis. Lo que prima, “son los acuerdos comerciales de los que se benefician las grandes empresas europeas, la externalización de fronteras y la complicidad entre dos monarquías corruptas como la española y la marroquí”.
“España y la UE, para conseguir sus objetivos económicos y migratorios, ocultan las violaciones de los derechos humanos por parte de Marruecos y este caso, por tanto, no es un hecho aislado. Forma parte de un intercambio de favores”, sentencia.

Juicio aplazado del activista saharaui Saadouni que entró en huelga en hambre


*Fuente: Por un Sahara Libre, 15 de abril de 2019
PUSL.- El juicio del activista saharaui Ali Saadouni fue hoy aplazado para el próximo lunes 22 de abril.
Saadouni entró en huelga de hambre en protesta contra los malos tratos sufridos, su detención arbitraria y los maltratos a su familia.
Saadouni, que fue secuestrado por la policía el pasado día 11 de abril, estuvo en paradero desconocido durante más de 24 horas.

------
Informa Equipe Media: Juicio de Saadouni aplazado al 22 de abril.
La defensa exigió la comparecencia del supuesto policía agredido y los testigos, a lo que se negó rotundamente la fiscalía. La sala se encontraba llena de policías, pero se había prohibido la asistencia a familiares y saharauis, salvo la madre y el hermano del detenido.

domingo, 14 de abril de 2019

Ali Saadouni, la tenacidad de la lucha saharaui

*Fotos de archivo (febrero 2013)
Contramutis / Por Cristina Martínez Benitez de Lugo.- 14 de abril de 2019
Ali Saadouni, un ciudadano saharaui de los territorios ocupados que ha sido muy firme en su lucha contra la ocupación, rechazando documentación marroquí y manifestando claramente su postura por la autodeterminación, nos impresionó a todos con el vídeo del 10 de abril en el que él y Nour Eddin Argoubi se fueron a una glorieta en El Aaiún ocupado, se tomaron su tiempo, clavaron tranquilamente en el suelo seis banderas saharauis espaciadas entre ellas, entonaron el himno Labadil Labadil aán takrir al masir (no hay solución sin la autodeterminación) y se dejaron ver.
La policía de paisano secuestró a Saadouni al día siguiente frente a una cafetería. Si digo secuestró es porque no hubo una detención en regla, ni policía de uniforme, ni abogado, ni derechos, ni información a la familia. Desaparecido.
El día 13 le llevaron ante el sustituto del procurador en el Juzgado de Primera Instancia de El Aaiún y le acusan de posesión de drogas y de desacato a la autoridad con violencia. Se aporta como prueba un certificado médico de 60 días de incapacidad del policía supuestamente agredido. La imaginación del fiscal no ha ido muy lejos. Nos ratifica de una manera bochornosa lo que ya sabemos: a los presos políticos se les acusa de cualquier cosa y cuela.
Saadouni ha negado las acusaciones y no ha consentido en firmar el atestado policial a pesar de las torturas infligidas para que lo hiciera.
No han permitido que sus seres cercanos le vieran. En la audiencia  los propios policías se dedicaron a insultar a la familia.
Le juzgan el lunes 15 de abril.
Ali Saadouni es un irreductible. Desde hace muchos años es noticia por las palizas y las torturas que ha padecido, con la cara desfigurada y amoratada de los puñetazos de las fuerzas de ocupación, con cuchilladas de la policía. Son muchos los plantes de Saadouni, símbolo de resistencia, y todos los ha pagado con la brutalidad marroquí. Ha estado en la cárcel año y medio, de 2016 a 2018, en condiciones durísimas. Él sigue defendiendo lo suyo a cualquier precio. Efectivamente, una persona así es un peligro. Aunque sus métodos sean pacíficos. ¿Alguien puede tomar nota? Se van a cebar con él. Hay que salvar a Saadouni.
El caso de Ali Saadouni es una muestra clara de que el cinismo de Marruecos no tiene pudor.
No se pueden entablar conversaciones supuestamente bienintencionadas al más alto nivel –el marco de las NNUU- cuando una de las partes se ríe a mandíbula batiente de los valores que son nuestro estandarte: los derechos humanos. Marruecos se chulea de todos y quien debe evitarlo consiente.
----

sábado, 13 de abril de 2019

Las autoridades marroquíes de ocupación acusan al activista saharaui de DDHH Ali Salem Buyemaa “Saadouni” de violencia y tráfico de drogas

*Fuente: Equipe Media, 13 de abril de 2019
Ali Salem Buyemaa “Saadouni” es un destacado activista saharaui de DDHH. Practica la resistencia pacífica con creatividad.
Ha realizado numerosas pintadas en los muros de la capital de Sahara Occidental, El Aaiun. Ha denunciado la indiferencia de la MINURSO en el territorio a través de pintadas de banderas de la República Saharaui en sus coches.
Desde los noventa hasta la actualidad ha sufrido detenciones, torturas y malos tratos... sin que haya cesado su militancia. Sin descanso...
Hoy compareció en el tribunal de primera estancia en El Aiaún ocupado, acusado de “posesión de droga y violencia contra la policía”.
Estas acusaciones son una nueva estrategia para frenar su activismo.
Libertad para Ali y todos los presos políticos saharauis.
Recordamos que las fuerzas de ocupación marroquíes secuestraeon el jueves por la noche al activista saharaui de DDHH conocido como “Saadouni” y lo condujeron a un paradero desconocido. Las fuerzas de ocupación marroquíes le habían estado persiguiendo desde el jueves por la mañana, tras la publicación de un vídeo que le mostraba a él y a un compañero colocando banderas de la República Saharaui en medio de una rotonda en la ciudad de El Aaiun ocupado.

En huelga de hambre Hussein Bachir Brahim, el estudiante saharaui deportado por España pese a haber solicitado asilo político


*Fuente: Equipe Media, 13 de abril de 2019
Hussein Bachir Brahim es el estudiante saharaui encarcelado en la cárcel de Marrakech tras ser deportado por España a Marruecos, pese a haber solicitado asilo político.
Aún no ha sido juzgado.  Hussein lleva 5 días de huelga de hambre por las malas condiciones que está sufriendo y la prohibición de visitas familiares.

El interminable laberinto de las negociaciones en el Sáhara Occidental

OPINIÓN            
Por: Mamia Salec Baba
Creíamos que las actuales negociaciones entre Marruecos y el Frente Polisario bajo la mediación del expresidente alemán y enviado especial de la ONU para el Sáhara Occidental Horst Kohler, iban a garantizar una solución coherente para el pueblo saharaui que lleva más de 40 años en el exilio, viviendo en unas duras condiciones.
El Frente Polisario pide que los saharauis decidan libremente lo que quieren ser. La alternativa más democrática es a través de un referéndum de autodeterminación. Mientras Marruecos se encierra en la solución autonómica como única salida.
Marruecos no quieren negociar, quiere dar largas para que el pueblo saharaui pierda la esperanza. Rechaza todo lo que el Polisario pide como la liberación de los presos políticos o permitir la entrada de observadores internacionales en los territorios ocupados y de la prensa internacional.
A partir de los años 70 comenzaron a llegar los primeros refugiados saharauis escapando de los bombardeos, se repartieron en 5 campamentos. Desde entonces siguen esperando la promesa de la ONU, de llevar acabo un referéndum para poder regresar a su tierra.
Cada vez llega menos ayuda humanitaria, las condiciones climáticas son muy duras. La juventud se ve sin un futuro ante la falta de perspectiva de una solución. Mientras tanto en los territorios ocupados, están condenados a vivir con el terror de las violaciones continuas de derechos humanos por parte de la fuerza de ocupación marroquí.
Ha llegado la hora de que la ONU acabe con esta farsa de negociación y status quo indefinido. El pueblo saharaui debe pronunciarse en un referéndum justo, ya que la historia nos lo exige y no podemos otorgar a Marruecos lo que el derecho internacional no le reconoce. Más de 40 años son suficientes, para un pueblo dividido por un muro de 2700 km.     

viernes, 12 de abril de 2019

Las autoridades marroquíes expulsan del Sáhara Occidental a dos activistas vascas

*Fuente: EITB EUS. 12/04/2019
Al parecer, el motivo de la retención ha sido una reunión que mantuvieron con activistas saharauis. Las activistas vascas Maku Florentino y Dina Pardo han sido expulsadas hoy mismo.
Las autoridades de ocupación marroquíes retuvieron ayer a dos activistas vascas en el Sáhara Occidental, y les retiraron sus pasaportes, según ha informado Equipe Media en sus redes sociales.
Al parecer, el motivo de la retención fue una reunión que mantuvieron con activistas saharauis. Las mismas fuentes señalan que las personas que se encontraban en esa reunión fueron agredidas.
Los hechos ocurrieron el jueves por la noche en El Aaiún. Las fuerzas de ocupación rodearon la casa de Haymouda Hamda, donde se encontraban reunidas las activistas vascas Maku Florentino y Dina Pardo, quienes han sido expulsadas hoy mismo a las Islas Canarias.
Desde principios de 2019, en total 17 personas, entre ellos observadores, periodistas y activistas extranjeros, han sido retenidas en el Sáhara Occidental.

Saadoni, activista saharaui secuestrado por la policía marroquí


*Fuente: Por un Sahara Libre, 12 de abril de 2019 por
PUSL.- La policía marroquí vestida a la paisana secuestró anoche al activista saharaui Ali Saadoni, cuyo paradero sigue desconocido.
Saadoni fue seguido y perseguido durante todo el día por un coche civil de la policía marroquí en la ciudad ocupada de El Aaiún, en el Sáhara Occidental ocupado.
Durante el día Saadoni y Khaliehna Elfak exhibieron banderas de la RASD (República Árabe Saharaui Democrática) en una de las avenidas en El Aaiún. Elfak que estaba con Saadoni cuando fue secuestrado fue liberado por la policía.
El conocido activista saharaui estuvo detenido de 2016 hasta 2018S, debido a su lucha pacífica continua y persistente por la autodeterminación en el Sáhara Occidental.
Saadoni pertenece a un grupo de jóvenes saharauis que se niegan a tener nacionalidad marroquí y defiende públicamente el derecho de autodeterminación de los saharauis a través de acciones no violentas, como la exhibición de su bandera nacional y la distribución de información.
Durante el período de detención, Saadoni fue víctima de tortura, maltrato, negligencia médica y obligado a permanecer en una celda con pacientes infecciosos.

domingo, 7 de abril de 2019

Equipe Media dedica el Premio Anguita Parrado a los periodistas saharauis encarcelados

Han citado los nombres de Mohamed al-Bambary, que actualmente está pasando 6 años en prisión y Bachir Khadda que está pasando 20 años por sus actividades en Equipe Media
*Fuente: Cordopolis. JUAN VELASCO *Fotos: RAFAEL MELLADO - 07/04/2019
Dos periodistas (Mohamed Hiba Mayara y Mohamed Salem Dahi) de la agencia de prensa Equipe Media, creada en 2009 en el Sahara Occidental, han recibido este domingo el XII Premio de Periodismo Julio Anguita Parrado, que entrega el Sindicato de Periodistas de Andalucía, y que los galardonados han dedicado a sus compañeros que “se enfrentan a acoso, arrestos y encarcelaciones por parte de las autoridades marroquíes”.
Más concretamente han citado los nombres de Mohamed al-Bambary, que actualmente está pasando 6 años en prisión y Bachir Khadda que está pasando 20 años por sus actividades en Equipe Media. Desde su creación, han denunciado, los miembros de Equipe Media, que son todos voluntarios, se enfrentan a las autoridades marroquíes.
“Las barreras al trabajo de Equipe Media por la policía o las autoridades ocupantes empezaron en 2009, poco después de su creación, y se intensificaron en octubre de 2010, la fecha de la puesta en marcha del campamento Gdeim Izik”, han relatado los premiados, que han añadido que, “pese a todas las formas de represión e intimidación perpetradas por las autoridades ocupantes”, ellos continúan trabajando para “proporcionar una fotografía objetiva de los hechos que tienen lugar en los territorios ocupados del Sahara occidental y en la parte saharaui del sur de Marruecos”.
A pesar de las zancadillas, Equipe Media se ha convertido “en una fuente de información reconocida por su fiabilidad y calidad, no solo por el pueblo saharaui, sino también por el resto del mundo”, al tiempo que ha mejorado el rango de temas que cubrimos, el alcance de la información y la calidad del trabajo de información, y se ha facilitado “el acceso de muchos periodistas extranjeros al Sahara occidental”, catalogado como “la última colonia de África”.
“Algunos han logrado llevar a cabo su difícil labor con profesionalidad y sensibilidad mientras que otros han sido deportados o expulsados por las autoridades ocupantes marroquíes”, han lamentado los premiados, que han considerado un honor recoger un premio que lleva el nombre de Julio Anguita Parrado, “que dio su vida para revelar la verdad a la opinión pública internacional y rompió todos los bloqueos impuestos a los periodistas y activistas de los medios”.
Por su parte, el padre del periodista, el exalcalde de IU, Julio Anguita, ha reconocido que “el Reino de España tiene un problema” con el territorio ocupado, y ha denunciado: “No sabemos nada de lo que está pasando ahí”. “Vuestra causa es la mía”, ha dicho Anguita dirigiéndose a los miembros de Equipe Media.



Bujari Uld Ahmed Uld Barical-la, el ilustre intelectual y dirigente saharaui del s. XX


Son varios los intelectuales saharauis en sus más versátiles facetas, época y contexto, que nos dejaron a lo largo de estos años. Algunos consagraron su vida a la diplomacia intelectual, otros a la erudición y literatura y también los hubo que además de ser dirigentes revolucionarios destacaron como poetas que cantaron el proceso de liberación saharaui. El 3 de abril de este año hemos conmemorado el primer aniversario de la desaparición física del que fuera durante décadas Representante saharaui ante la ONU, Bujari Uld Ahmed Uld Barical-la. El 19 de octubre de 2017 nos dejaba el poeta nacional Beibuh Uld Buddi Uld El Hach; el 20 de octubre de 2006 perdimos a la erudita y poeta Jadiyetu  Mint Omar Uld Ali; y en la segunda mitad del siglo XX cayeron en combate los dirigentes y poetas Moichan Uld Lumahad, el 07 de mayo de 1980 y Biga Uld Abali, el 26 de julio de 1982.
Ahmed Salem Uld Lumahad, MOICHAN
Mohamed Lamin uLD Aba Chij Uld Aba Ali, BIGA
Mañana lunes 8 de abril se presenta en Zaragoza el libro “Sahara Occidental. Del abandono colonial a la construcción de un estado”, editado por Pregunta Ediciones. Se trata de una obra en la que participan los autores siguientes autores por orden de aparición: Bahia Mahmud Awah, Ana Camacho, Carmelo Feleh, Javier A. González Vega, Pablo Jiménez, Pepe Revert, Ana Sebastián, Leonardo Urrutia Segura y Carlos Villán Durán. El prólogo de este nuevo libro es del Observatorio Aragonés para el Sahara Occidental, organización que ha promovido la publicación de este libro. Tuve la ocasión de iniciar el corpus de esta obra con un este texto que a continuación comparto con vosotr@s en homenaje a Bujari Uld Ahmed, “El ilustre intelectual saharaui del s. XXI”. Pero también quiero dejar un recuerdo a las destacadas figuras de la historia saharaui mencionadas anteriormente y con las que ilustro este texto.
Beibuh Uld El Hach Uld Buddi
Jadiyetu Minto Omar Uld Ali Uld Embarecfal, DETU
Bujari Uld Ahmed Uld Barical-la, el ilustre intelectual y dirigente saharaui del s. XX (artículo de Bahia Mahmud Awah escrito para el libro “Sahara Occidental. Del abandono colonial a la construcción de un estado”)
En la filosofía saharaui se dice que Tiris, región sur del Sahara Occidental, es la cuna de los eruditos, sabios y poetas anticoloniales. La evidencia de este planteamiento son las tumbas y antiguos lugares de moradas, como cuevas y pozos, aún hoy visibles, puntos de referencia en la memoria y en la geografía y las obras de pensamiento que en ella se produjeron. El intelectual y diplomático Bujari Uld Ahmed Uld Barical-la, vino al mundo según el calendario pastoril saharaui en Am Neym Um Shaual[1], [el año de la estrella de rabo], en Tiris, concretamente en la península de Dajla, Villa Cisneros, antigua capital del territorio. Tal vez aquella estrella fue una señal cósmica que anunciaba el nacimiento de una principal figura saharaui, que nos dejó un decálogo de mandamientos nacionalistas y revolucionarios. 
Reflexionar sobre la envergadura de Bujari, que ha transcendido más allá de lo que sabemos como dirigente e intelectual del pasado siglo, no se puede entender sino como una parte indivisible de la historia del continente africano, sobrevenida en el Sahara Occidental. Escribir sobre él es recordar el rápido e intenso paso de los forjados hombres que se dieron en la historia de África entre los siglos XIX y XX. Esos que formaron parte de la columna principal de la historia, comenzando como subalternos durante un convulso periodo caracterizado por las políticas de dominio colonial y las luchas revolucionarias, nacionalistas y progresistas por la descolonización en todos los continentes, pero en especial en África.  
En este contexto se me ocurre citar a Kwame Nkrumah, un ejemplo a escala africana e internacional a comparar con la talla de Bujari Uld Ahmed; los dos se formaron en universidades de sus respectivas metrópolis. Nkrumah, líder ghanés, fue el promotor intelectual y líder carismático de la primera independencia de un país africano, en 1957. Y no solamente fue el precursor de la lucha por la independencia de África, sino un referente para todo el movimiento de liberación nacional africano como se puede observar en su pensamiento, situado en el debate de los estudios postcoloniales y decoloniales. “Es nuestro deber, puesto que somos la vanguardia, dar toda la ayuda posible a esos que libran actualmente los combates  que nosotros hemos llevado por el buen camino; nuestra tarea no será concluida ni nuestra seguridad afianzada hasta que los últimos vestigios del colonialismo sean borrados del continente africano”. El mismo ideal y acción por el que Bujari Ahmed luchó hasta los últimos días de su vida. El Sahara Occidental, territorio tipificado por el Comité de Descolonización de la ONU como unos de los diecisiete territorios no autónomas que faltan por ejercer su derecho a la autodeterminación, aún sigue siendo una lacra que se arrastra como lastre, lejano ya el tiempo de las descolonizaciones.
Un artículo de Bujari Ahmed del año 1972 ya le colocaba a la altura de los jóvenes ilustrados e inquietos de su tiempo, inspirado en los padres de las luchas africanas como Nkrumah, Lumumba o Mandela. Esta reflexión, que yo calificaría de prematura para su época, la escribió cuando estudiaba tercer año de derecho en la Universidad de La Laguna (Tenerife). Se trataba de un extenso ensayo que apareció publicado en la revista Irifi que editaba el Instituto “General Alonso” en la ciudad de El Aaiun, entonces aún bajo dominio español. Afirmaba Bujari que “Dos clases de hombres, dos clases de personalidades se reflejan en el acontecer histórico del Sahara Occidental; el hombre tradicional de ayer y el hombre que quiere ser hijo del siglo XX, el hombre de hoy[2]. Y matizaba al respecto que son, “Encarnaciones de dos mundos distintos y por naturaleza antagónicos”. Es evidente que él era ese hombre del siglo XX que quiso romper con los estigmas del pasado para irrumpir en ese presente que clamaba su generación de líderes africanos alzados contra el colonizador, en el sentido de Lumumba cuando decía “Sabemos cuáles son los objetivos de Occidente. Ayer nos dividieron en tribus, clanes y aldeas”. Bujari presentía y reivindicaba el nuevo hombre saharaui y su papel, retando el fin de la descolonización a través de ese nuevo “hombre del siglo XX” a quien apelaba el rol que inequívocamente protagonizó su generación, la del “73 Saharaui”, de la que me habló en varias ocasiones cuando la investigaba para mi libro “El sueño de volver”.
Bujari era un intelectual que producía pensamiento político y estadístico con el que retaba los frentes de lucha que llevaba por su causa, como Frantz Fanon o Kwame Nkrumah. “Lo fundamental es, en toda aproximación a un conflicto o problema, sobre qué principios lo debemos abordar para encarar su solución. Yo dije que la solución fue encontrada y está y estará ahí, y el Polisario no renuncia ni hoy ni en cien años ni en doscientos años a ese derecho a la independencia, y debe quedar claro”[3].
Sus argumentos para defender y exponer el alegato saharaui son claros, recogiendo pasajes de la historia y de la literatura para esquematizar sus evidencias, como en este planteamiento, “Seremos como el Guadiana, aparecemos y desaparecemos, la lucha armada puede volver y puede no volver, pero nuestra convicción está ahí y nadie debe llevarse a engaño, y esto debe quedar claro”[4]. El término “realpolitik” que los “entendidos” think thank en órbita con el lobby marroquí comenzaron a usar como estrategia para tergiversar la naturaleza del proceso de descolonización del Sahara Occidental, Bujari lo desenmascaraba calificándolo de ineficaz ante la determinación del pueblo saharaui. “Para aquellos que creen en el desgaste, se desgasta un material químico, un material hecho de hierro bajo la oxigenación del tiempo, pero un pueblo en busca de su libertad no es consumible y lo vuelvo a decir, las tropas españolas entraron en Granada después de setecientos ochenta años de resistencia, y no tenemos absolutamente ninguna carrera contra el tiempo y estaremos ahí y nuestros hijos estarán ahí”[5]. Frantz Fanon en su obra  ‘Los condenados de la tierra’, reafirmaba lo anteriormente reiterado por Bujari, “Cuando la nación se impulsa definitivamente, el hombre nuevo no es un producto ‘a posteriori’ de esa nación, sino que coexiste con ella, se desarrolla con ella, triunfa con ella.
Como dirigente africano, aparecido y curtido desde los años setenta en la escena internacional, de sus discursos se desprende un dirigente, un intelectual, un académico, un estadista y un sabio en la doctrina de las aspiraciones de su pueblo, de la misma intensidad y fuerza similar a la que predicaron y esparcieron Nelson Mandela, Julius Nyrere, Kenneth Kaunda, Eduardo Mandlane, Amilcar Cabral, Agosthino Neto, Oliver Tombo, Patricio Lumumba, Hauari Boumediene, entre otros.
Bujari era una extensa enciclopedia en la lengua española y hasania, su temprana desaparición no nos dio tiempo a empaparnos de su caudal humano, rica sabiduría y erudición. Un hombre que se cultivó para estar y aportar mucho y saldar su deuda como intelectual en el marco académico político nacional, regional e internacional. África del siglo XXI en su actual auge necesita de hombres de su talla, de liderazgo y sabia producción. Su capacidad, coeficiente intelectual, diplomacia y convicción en sus principios eran insuperables, como encontramos reflejado en muchas citas suyas, “Aquellos que crean que los saharauis van a ser víctimas del paso del tiempo no conocen la naturaleza del desierto. Podemos morir, otros continuarán”[6]. Estas palabras me llevan a mi poema “Tengo fe en el tiempo”. Voy huyendo a la infinidad del tiempo. /Voy huyendo de los principios frustrados. /Voy huyendo de los que no levantan /polvo al caminar. /Voy huyendo de los que no creen /en el día que nacerá mañana. /Porque yo sí creo en ti, /hoy, mañana y los próximos siglos /y por eso /mi evasión a la infinidad del tiempo.
Fue un ilustrado líder africano encarnado en sus antecesores, de visión universalista muy adelantada a su tiempo. Poseía y predicaba el pensamiento revolucionario y nacionalista de aquellos líderes africanos que fueron perseguidos o asesinados por el colonialismo francés,  el español o el belga. Cuando se leen sus escritos y se escuchan sus conferencias encontramos una dialéctica de discurso convincente, atractivo, embriagador, brillante, suculento en matices y metáforas y elocuentes alusiones como lo hacían Mandela, Nkrumah o Lumumba, autor de este pensamiento, “Sin dignidad no hay libertad, sin justicia no hay dignidad, y sin independencia no hay hombres libres”, que converge en estas palabras de Bujari, “Solamente la juventud que va a las escuelas, a los institutos o a las universidades, puede tener conciencia de su misión”[7]. Y alegaba que el primordial rol que deberían sostener los pueblos africanos era derrocar en todas sus manifestaciones el yugo colonial que aún persiste en algunos países del continente. Un contexto en el que Bujari apelaba a los pueblos a contribuir para romper las cadenas del yugo, ya sean de los regímenes de corte neocolonial, reaccionarios, expansionistas, y sin dejar de citar el desfasado patriarcado transferido a través del tribalismo estratificador.
En este ordenamiento de pensamiento y lucha primaba para Bujari erradicar el atraso y el sometimiento, como anotaba en estas líneas, “Se necesita una juventud que tenga las manos desatadas, pues no se puede trabajar en una obra de arte con una «camisa de fuerza»”[8]. Porque tenía claro su rol en la emancipación de los pueblos africanos en su lucha por librarse de las garras del explotador que se manifestaba en sus mil formas. La revolución, lo nuevo en progreso en derechos y libertades, es lo contrario al atraso, al estancamiento, y es la negación del pasado que ha consistido en dominio y explotación del hombre por el hombre. El tribalismo fue y sigue siendo una lacra del pasado colonial que ha enfrentado ideales de progreso en muchos rincones de África, un nefasto obstáculo que Bujari ya advirtió a inicios de los años setenta, Este ideal está limpiamente enfasado con la juventud; una juventud que se desvincula de todos los prejuicios del pasado que no son útiles, y es más, son un freno para ese ideal”[9]. El líder zambiano Kenneth Kaunda, cuando se decidió a desempeñar un papel de activista político, reflexionaba, “(…) Toda nuestra vida aquí estaba dividida en secciones raciales bien delimitadas: los blancos allá, los indios o las personas de origen asiático por su lado, los mestizos, los de sangre mezclada y la mayoría negra que era el último eslabón. Por lo tanto en toda la nación éramos un pueblo dividido según la tribu, según el color. (…) algunos jóvenes de aquellos días no podíamos aceptar esto”[10]. Y Bujari Ahmed reflejó en su ideario que los saharauis vivieran libres y sin ningún tipo de disgregación racial o tribal, tras esa «camisa de fuerza» que lo impedía y que él entrecomillaba advirtiendo su letal expansión. En eso también consistió el proyecto revolucionario del Frente Polisario y su proyección en la República Saharaui, que aquella “Generación del 73 Saharaui” había asumido con un alto nivel y entrega.
El diplomático saharaui lideró una lucha desigual con el adversario, es decir con el ocupante marroquí durante más de tres décadas en los estrados, tribunas y pasillos de la sede de las Naciones Unidas. Una lucha casi bíblica, de un David contra Goliat y en ella venció a pesar del asedio del poderoso lobby promarroquí en los Estados Unidos, la despiadada postura colonial de Francia y la reaccionaria órbita del petrodólar saudita. Pero nadie pudo vencerle. Su mirada seductora, sus justicieros vocablos en inglés, hasania y español, sus sentenciadoras pausas y el uso de poderosas metáforas eran sus más temibles armas, porque su convicción de lucha era inamovible, lo que siempre hacía sentir muy pequeño a su adversario. “En África ha habido una época colonial durísima y los pueblos africanos han pagado el tremendo precio de un baño de sangre. Yo no creo que haya intelectuales y gobiernos en este siglo XXI que nos obliguen a decir que nunca tuvo lugar esa noche o ese precio que resultó ser una lección histórica, cuál es el derecho de los pueblos a tener la oportunidad de decidir su destino. Y ese es el centro de gravedad y no Rabat, Madrid, París, o Washington.”[11].
En el año 2007, mientras yo escribía el libro que consagré a su generación, “El sueño de volver”, intercambié varios correos con Bujari recabando su testimonio. Cuando concluí los trabajos del libro nos vimos en Madrid en una conferencia sobre la actualidad del proceso en Naciones Unidas que él impartía. Aproveché entonces la ocasión, tomando con él un café, para pedirle que me hiciera el prólogo del libro, como destacado miembro de su generación. Se ofreció amablemente y me escribió en su tarjeta la dirección de su apartamento en Nueva York para enviarle el borrador. Pero más tarde pensé que Bujari no tendría tiempo para leer casi trescientas páginas y prologar el libro. Rectifiqué mi abusiva petición y le escribí un correo para no quitarle el mínimo de su necesario tiempo que consagraba diariamente a su difícil misión en las Naciones Unidas. Cuando salió el libro le pedí a la editora que le regalara un ejemplar. Estábamos en una conferencia en Círculo de Bellas Artes en Madrid. Yo le recordé que era el libro que quería que me prologara, a lo que me contestó sonriente, “Bahia, seguro que no habría tenido tiempo para ello”. Fue entonces cuando le dije que era justo lo que yo había pensado y por eso no llegué a enviarle el borrador del libro. Sin embargo, sus testimonios me sirvieron para documentar y argumentar sobre su irrepetible generación, que escribió el primer verso en español cantando a la patria saharaui, llamándola a despertarse contra el yugo extranjero, e inició el proceso de descolonización del territorio y proclamó la República Saharaui.
Ahora que Bujari se ha ido, los saharauis saben que el vacío que ha dejado es irrecuperable. Sin embargo, partiendo del clamor de su generación, estoy seguro que su referencia seguirá siendo el punto de convergencia para todas las generaciones saharauis como lo pregonó el histórico poeta y dirigente Biga  Uld Baali[12] en estos versos. 
 التاريخ اتمش ينصاع          بيه اجيال اكتب بسباعو
و المناضل من لقتناع                  اكد احدد سراعو
Nuestra historia ha hecho/ en su andar leyendas,/ la nueva generación/ ya sabe escribir más allá / de sus dedos,/ y el militante desde su convicción/ sabrá acotar con determinación/ expectativas e incertidumbres.  
Estos versos de Biga parten de la misma ilusión que tuvo este gran intelectual en el proceso de liberación que unió a los saharauis y les está conduciendo hacia el buen puerto que él preconizó con determinación y esperanza, cuando decía, “La coyuntura internacional es como lo que decía Bismarck,  el manto de Dios pasa una vez delante de tu puerta cada mil años”. Y Bujari zanjaba el planteamiento, “Nosotros estaremos preparados para el paso del manto de Dios”[13]. En 2014 tuve la suerte de escuchar de cerca al histórico dirigente sudafricano, compañero de celda de Nelson Mandela, Andrew Mlangeni dirigiéndose a los saharauis desde la misma filosofía y liderazgo de la generación de Bujari, “Si los saharauis que están aquí en los campamentos no la consiguen, la conseguirán sus hijos”. Y matizaba esperanzando a los saharauis en su lucha, “Nosotros en 1952 decíamos que queríamos ser libres ya, y lo decíamos en serio, y tuvimos que esperar hasta 1994. El pueblo saharaui está preparado para lo mismo”.
Ojalá que este recuerdo de Bujari Uld Ahmed Uld Barical-la,  les sea útil a las nuevas generaciones saharauis y a aquellos amigos de la causa que no tuvieron la ocasión de conocerle en persona. Espero que sea un provechoso acercamiento a esa irrepetible figura de la contienda nacional del Sahara Occidental y de África que dieron en unas circunstancias en que se necesitaba y quitaron cuando menos se esperaba. Pero “vendrán otros”, de su talla, tal y como él decía.
Sobre el autor:
Bahia Uld Mahmud Uld Awah, escritor, antropólogo, poeta natural del Sahara Occidental. Autor de varias obras, ensayos académicos; profesor honorario en la Universidad Autónoma de Madrid y miembro del Centro de Estudios Afro-hispánicos, CEAH, de la UNED.


[1] “Año de la estrella de rabo” según el calendario pastoril saharaui aparece citado en la obra del antropólogo Julio Caro Baroja, Estudios Saharianos. Corresponde a 1952 en el calendario gregoriano. Fue un acontecimiento astrológico registrado en la memoria colectiva saharaui por el avistamiento de una estrella que arrastraba una cola en su recorrido.
[2] “Cambio de vida en el Sahara”. Revista Irifi, nº 11. Curso 1971-72. Instituto General Alonso de El Aaiun.
[3] Intervención de Bujari Ahmed en “Diálogo a dos bandas: “¿qué soluciones para Sahara Occidental?”. IV Jornadas de las Universidades Públicas Madrileñas. 26 de mayo de 2010. Recogido en el libro Memoria y tiempo presente del Sahara Occidental. p. 138.
[4] Ibid, p.138.
[5] Ibid, p.138.
[6] Intervención de Bujari Ahmed en el debate “El escenario internacional: Naciones Unidas y el Sahara Occidental”. III Jornadas de las Universidades Públicas Madrileñas. 26 de mayo de 2009. Recogido en el libro Memoria y tiempo presente del Sahara Occidental. p. 72.
[7] “Cambio de vida en el Sahara”. Revista Irifi. Op. cit.
[8] “Cambio de vida en el Sahara”. Revista Irifi. Op. cit.
[9] “Cambio de vida en el Sahara”. Revista Irifi. Op. cit.
[10] Oramas, Oscar. “La descolonización de África y sus líderes”. Editora Política. La Habana, 1990. p. 103
[11] Intervención de Bujari Ahmed en la mesa redonda “Un proyecto político para el Sáhara Occidental: referéndum y autodeterminación vs. autonomía”. I Jornadas de las Universidades Públicas Madrileñas. 8 de mayo de 2007. Recogido en el libro Universidad y Sahara Occidental. Reflexiones para la solución de un conflicto. p. 85.
[12] Dirigente y poeta integrante de la “Generación del 73 Saharaui”, caído en combate en los años ochenta contra la invasión marroquí.
[13] Intervención de Bujari Ahmed en “Diálogo a dos bandas: “¿qué soluciones para Sahara Occidental?”. Op. cit. p. 143.