miércoles, 20 de febrero de 2019

Sáhara Occidental: la doble vara de medir

Delegación europarlamentarios, octubre 2017

*Fuente: Faro de Vigo. Fito Álvarez Tombo. Ponteareas. 20.02.2019 |
El pasado 15 de febrero todos los medios de comunicación se hacían eco de la expulsión de Venezuela del grupo de eurodiputados encabezado por Esteban González Pons y acompañado por Esther Lange, José Ignacio Salafranca, Paulo Rangel, Juan Salafranca y el miembro de la Asamblea Europarlamentaria Latinoamericana Gabriel Mato.
Las reacciones de condena no tardaron en aparecer. Francia y España rápidamente salieron al paso con sendas condenas criticando duramente la medida adoptada y el presidente de la Eurocamara también se apresuró a reclamar la adopción de medidas al respecto. Incluso el eurodiputado González Pons llegó a reclamar la retirada de las credenciales a los embajadores de la Administración de Maduro y la confiscación de sus bienes.
Sería de agradecer, y de justicia, la adopción de tal fuerza en las condenas y petición de medidas cuando esto ocurre en otros territorios como puede ser los territorios ocupados del Sáhara Occidental. Territorios estos ocupados ilegalmente por Marruecos desde el abandono del por parte de las autoridades españolas en 1975, dejando en manos de Marruecos y Mauritania lo que hasta la fecha era su provincia número 53.
El cerrojo impuesto por Marruecos a los territorios ocupados del Sáhara Occidental incluye, entre otras artimañas, la expulsión de abogados, juristas, periodistas, investigadores, profesores universitarios, activistas de DD HH, miembros de organizaciones y, como no podía ser de otra manera, a políticos tanto a nivel local como nacional e internacional.
A modo de muestra quisiera destacar la expulsión de los eurodiputados Jytte Guteland (S&D) Paloma López Bermejo (IU), Josu Juaristi (EH Bildu), Lidia Senra (Alternativa Galega de Esquerdas) y Bodil Valero (Verdes/EFA) delegación que tenía como objetivo realizar reuniones con la sociedad civil saharaui, con víctimas de violaciones de derechos humanos y con activistas en la ciudad además de comprobar de cerca la situación bajo ocupación marroquí. También fue expulsado el entonces eurodiputado de Izquierda Unida Willy Meyer, llegando este a ser agredido por las autoridades de ocupación marroquíes.
Al igual que los eurodiputados también son víctimas de esta práctica miembros de los parlamentos regionales como en su momento lo fueron los diputados del Parlamento Gallego Montse Prado (BNG), Xabier Ron (AGE - En Marea), Noela Blanco (PSOE) y Consuelo Martínez (Grupo Mixto) y Gonzalo Trenor (PP) que viajaban acompañados de dos periodistas y los miembros de SOGAPS, Maite Isla y Henrique Porto, y concejales de diferentes corporaciones municipales de España y otros países europeos.
Ante estas deleznables prácticas por parte de las autoridades de ocupación marroquíes, las administraciones europeas no solo guardan silencio si no que celebran diferentes acuerdos económicos y de colaboración con el reino alauita, como la reciente aprobación del acuerdo de pesca entre la UE y Marruecos, a pesar de ser este declarado ilegal por el Tribunal de Justicia de la propia Unión Europea.
Mientras a Maduro se le exige respeto a Mohamed VI se le rinden honores, como por ejemplo con la reciente visita de los Reyes de España a Marruecos.
Repugnante hipocresía y doble vara de medir la de las administraciones europeas.

Ahmed Brahim Ettanji: “El destino de los saharauis en la zona ocupada es incierto, siempre podemos ser detenidos, torturados e incluso asesinados”


Ahmed Brahim Ettanji ha viajado a Navarra para contar hoy en el Parlamento las vulneraciones de derechos que comete Marruecos en el Sáhara Occidental
*Fuente: Noticias de Navarra. UNAI YOLDI HUALDE PATXI CASCANTE - 20/02/2019,
PAMPLONA- Ahmed Brahim Ettanji (El Aaiún, Sáhara Occidental, 1988) es un periodista de esos que se forman a pie de calle y de esos a los que su trabajo le ha llevado a sufrir detenciones y torturas. Su activismo en favor de los derechos humanos y de la autodeterminación del pueblo saharaui lo ejerce desde la presidencia de Equipe Media, un medio de comunicación saharaui que nació en 2009 para romper el bloqueo informativo y mostrar al mundo las injusticias que Marruecos comete en los territorios ocupados del Sáhara Occidental. A finales de enero, Ahmed y sus compañeros acogieron en El Aaiún a María Pérez de Larraya, Iratxo Bakedano y Alberto Jolis, tres activistas navarros que acudieron para conocer y denunciar las vulneraciones de derechos que cometen las fuerzas de ocupación contra los saharauis y que fueron expulsados por el Ejército marroquí. Ahora, ha viajado hasta Iruña para participar hoy en una mesa de trabajo en el Parlamento de Navarra.
¿Cómo han sido estas semanas después de la expulsión de María, Iratxo y Alberto?
-Tras su expulsión yo me vine al Estado español, así que ha ido bien. Pero la verdad es que mi destino y el de mis compañeros siempre es incierto y oscuro. No sabemos que va a pasar con nosotros, siempre podemos ser objeto de detenciones, de torturas e incluso de asesinato.
En su caso, ha estado detenido por su actividad, ¿cómo es el trato de las fuerzas marroquíes?
-Pues no te ponen la alfombra roja. Desde el minuto 0 empieza el proceso: golpes, malos tratos y te ponen una venda en los ojos para que no sepas a dónde te llevan. A veces también te desnudan y te van interrogando, te pueden hacer todo tipo de torturas.
¿Cómo es vivir en los territorios ocupados del Sáhara Occidental?
-Es una cárcel grande. Los saharauis siempre vivimos con la sensación de que estamos encarcelados. Tenemos una libertad condicional, porque podemos movernos pero cuando deciden meterte en la cárcel lo hacen.
¿Y en lo relativo al día a día?
-La marginación que sufrimos es absoluta. Pasan de nosotros completamente, nos tratan como ciudadanos de tercera. Por ejemplo, si caemos enfermos y vamos a un hospital tenemos que pagar, recibimos malos tratos y seguro que ocurre alguna negligencia médica. Pero la discriminación afecta a todos los ámbitos.
Sobre todo al laboral, ¿no?
-Sí. El acceso al trabajo para los saharauis es complicado. En los grandes sectores como la pesca o las minas de fosfato no trabajan saharauis, solo colonos marroquíes.
Hace poco, un joven saharaui se prendió fuego para denunciar la represión que se sufre, tiene que ser una situación límite, ¿no?
-Este joven que se quemó es un ejemplo de la impotencia y rabia que sienten los jóvenes que viven bajo la opresión y la violencia. Cuando un joven decide quemarse vivo es porque está viviendo un infierno y mientras tanto la comunidad internacional y la Unión Europea miran para otro lado.
A eso iba a entrar, ¿qué puede hacer la comunidad internacional?
-Muy fácil, que el Consejo de Seguridad de la ONU apruebe una resolución para organizar un referéndum en el Sáhara Occidental y se acabó. Ya se estableció uno para 1991, pero todavía la MINURSO (Misión Internacional de Naciones Unidas para el Referendo en el Sáhara Occidental) no lo ha organizado. Además, en su día no se celebró porque Marruecos puso muchos obstáculos y porque cuenta con el apoyo de Francia y España.
Y esos apoyos le hacen fuerte, ¿tienen esperanzas de que algún día Marruecos acepte un referéndum?
-Sí. La historia ha demostrado a lo largo del tiempo que los pueblos alcanzan su libertad ya sea a corto o a largo plazo. Tenemos la esperanza de que vamos a ganar y para ello abogamos por la lucha no violenta.
El Sáhara tiene industria pesquera, minas de fosfato..., es difícil que estos países dejen de tener relaciones con Marruecos, ¿no?
-Después de la sentencia del Tribunal de Justicia de la UE -que dictaminó que ningún acuerdo comercial puede incluir el Sáhara Occidental sin el consentimiento de los saharauis- empresas, fondos de inversión y barcos han decidido cancelar actividades en el Sáhara. Sin embargo, ahora se ha renovado el acuerdo de pesca entre la UE y Marruecos, ante el que el Frente Polisario va a presentar un recurso. Va a ser la trampa en la que caiga Europa, porque el Tribunal le obligará a indemnizar a los saharauis por firmar un acuerdo ilegal.
Aunque luchen de manera no violenta, llegará un punto en el que haya saharauis que se harten, ¿no?
-Hay jóvenes saharauis que han perdido la confianza en la ONU y han pedido al Frente Polisario volver a la lucha armada. Pero nosotros abogamos por la no violenta, por la guerra diplomática y económica y el boicot.
En definitiva, presionar para que se consiga hacer el referéndum...
-Sí. La lucha no violenta requiere tiempo pero da resultados. La ONU reunió al Frente Polisario y Marruecos en diciembre y en marzo habrá segunda ronda de diálogo.
¿Y cree que esto servirá de algo?
-Mientras haya voluntad sí y parece que el nuevo enviado especial de la ONU, Horst Kohler, tiene mucha por solucionar el conflicto.

La Comunidad de Desarrollo de África Austral (Southern African Development Community, SADC) prepara una conferencia de apoyo a la República Saharaui y al F.Polisario en Sudáfrica y Namibia



South African Consulate general New York City. La ministra sudafricana de Relaciones Internacionales y de Operación, Lindiwe Sisulu, anunció el miércoles pasado 13/02 la fecha de la Conferencia Internacional de la Comunidad Económica de Estados de África Austral, SADC, sobre el Sahara Occidental.
La ministra de Relaciones Internacionales y de Operación, dijo “Sudáfrica sigue comprometida con su posición de principios, en apoyo del derecho inalienable del pueblo saharaui a su autodeterminación e independencia, una posición basada en las resoluciones y decisiones expresadas por la SADC, la UA y las Naciones Unidas. Al demostrar nuestro compromiso continuo con la lucha del pueblo saharaui, Sudáfrica y Namibia serán los anfitriones de la Conferencia de Solidaridad de la SADC sobre el Sahara Occidental en Sudáfrica del 25 al 26 de marzo de 2019” afirmó la jefa de la diplomacia sudafricana.
Ciryl Ramaphosa en el 107 aniversario del Congress National African, ANC, recordó que "la lucha del pueblo saharaui por la libertad y la independencia es nuestra lucha". 
La SADC celebró una reunión el 6 de febrero para debatir la agenda de la cumbre de la Unión Africana y prepararse para la conferencia de apoyo a la República Saharaui, que será una circunstancia para movilizar el apoyo a la cuestión del Sahara Occidental y fortalecer la posición de la República Saharaui en los niveles africanos e internacionales.
La SADC convocará a varios países, en particular a la República Saharaui, a participar en la conferencia internacional, que será distinguida y reflejará la solidaridad del continente africano con el pueblo saharaui, que lucha por su libertad y soberanía.
Según fuentes consultadas espera que el resultado de la conferencia internacional se presente a la Comisión de la Unión Africana.
La Comunidad de Desarrollo del Sud Africano (SADC) tiene 16 estados miembros: Angola, Botswana, Comoras,  República Democrática del Congo, Eswatini,  Lesotho, Madagascar, Malawi, Mauricio, Mozambique, Namibia, Seychelles, Sudáfrica,   Tanzania, Zambia y Zimbabwe.

sábado, 16 de febrero de 2019

Dos periodistas expulsados del Sahara Occidental ocupado por presuntos vínculos con activistas saharauis


*Fuente: Equipe Media. 16 de febrero de 2019
El sábado 16 de febrero de 2019, las autoridades de ocupación marroquíes detuvieron a una periodista española y su colega italiano en la casa de un activista saharaui en El Aaiun y los sometieron durante 2 horas a una largo interrogatorio, asalto y tratamiento inhumano.
Ana Cortés y Giovanni Cortceli llegaron a El Aaiun el sábado por la mañana para informar sobre la situación política y económica en que viven los saharauis bajo la ocupación marroquí.
En la tarde del mismo sábado, los periodistas comenzaron su primera reunión con el grupo de desempleados saharauis Al K'assam, pero las fuerzas de ocupación rodearon el lugar donde se estaba celebrando dicha reunión e intimidaron a sus participantes antes de arrestar a los dos periodistas. Fueron interrogados sobre sus contactos con Equipe Media y el grupo Al K'assam.
Los periodistas han sido deportados en un taxi a Agadir, Marruecos, después de haber sido agredidos y maltratados.

jueves, 14 de febrero de 2019

“África Occidental Española en los Libros”, el Sahara Occidental, (República Saharaui) del historiador Pablo Ignacio Dalmases


 SAHARA OCC/LIBROS
Diario La Realidad Saharaui, Madrid jueves 14/02/2019-El historiador Pablo Ignacio de Dalmases uno de los expertos en la historia colonial española en el Sahara Occidental, lanza un nuevo libro a través de la Editorial Athenaica sobre el Sahara Occidental, “África Occidental Española en los Libros”. Esta nueva obra de Dalmases aparecerá próximamente, el día 20 de febrero y será presentada en Madrid con la presencia del autor y académicos vinculados a este país del África Occidental.
Del prólogo de esta obra se desprende que “La asendereada descolonización ha despertado, en cambio, un extraordinario interés tanto en los investigadores, como en los creadores literarios, no sólo españoles, sino también de otros países. África Occidental Española en los libros trata de registrar y comentar la producción bibliográfica, ensayística o narrativa, publicada entre el siglo XIX y nuestros días, cuyo contenido tenga relación con cualquier aspecto general o específico de los territorios que permanecieron bajo administración española, es decir, el Sáhara Occidental, el enclave de Ifni y el Draa, que fue conocido como zona sur del protectorado español. Las referencias bibliográficas, y en algún caso hemerográficas o documentales, incluyen textos publicados en diferentes idiomas, aunque en su mayoría en español, y con la única excepción de los escritos exclusivamente en árabe, merecedores de un estudio específico.
He aquí, pues, una obra adecuada para la orientación, consulta e información de todos aquellos lectores interesados en cualesquiera de los temas referidos a esta área geográfica.

martes, 12 de febrero de 2019

Declaración del Ministro Delegado del POLISARIO para Europa, Mohamed Sidati sobre el voto por el PE de los acuerdos UE-Marruecos


ESTRASBURGO, 12 febrero 2019 (SPS)-. Estamos llegando al término de un proceso iniciado por la UE, y en el que están implicados Comisión, el Consejo, y finalmente el mismo Parlamento europeo.
Este proceso culminó con la adopción de acuerdos comerciales entre la UE y Marruecos, acuerdos que adolecen de ilegalidad, y que terminan con la firma del acuerdo de pesca, que será votado hoy por el Parlamento, dando así por concluida la labor.
El forcejeo ha durado largos meses, y durante los cuales la UE ha impedido, en varias ocasiones, que tenga lugar un debate sereno sobre dichos acuerdos. Similar actitud adoptó hoy rechazando la idea de someter el acuerdo de pesca a la consideración del propio Tribunal de Justicia para asegurarse de la validez del mismo.
Si bien es cierto que el Tribunal dejó bien establecido que ningún acuerdo entre la UE y Marruecos pueda ser aplicable a los territorios del Sahara Occidental, salvo si se obtiene previamente el consentimiento claramente expresado del pueblo saharaui a través de su representante legítimo el Frente POLISARIO, reconocido por la ONU. Por el contrario, en lugar de respetar la decisión del Tribunal, la Comisión ha intentado hacer aprobar el acuerdo sustituyendo el consentimiento del pueblo saharaui por un burdo andamiaje de falsas consultas.
En su carta dirigida a los miembros del PE el 11 de febrero 2019, la ONG HRW Human Rights Watch recuerda que este acuerdo no cumple con los requisitos del derecho internacional, incluso el derecho internacional humanitario, subrayando « que hay discusiones sobre el Sahara Occidental, territorio non autónomo sobre lo cual no se reconoce la soberanía de Marruecos. HRW recordó  a la Unión Europea que el artículo 21 del Tratado de de la UE establece que » en sus actividades externas la UE debe velar por el respeto de la carta de las Naciones Unidas y al derecho internacional, Incluso cuando se supo que la ponente de la comisión INTA, junto con otros eurodiputados, estaban implicados hasta el cuello en un claro conflicto de intereses, pues obraban abiertamente en favor de los intereses de Marruecos, se vio como el comisario Moscovici recorría frenéticamente los pasillos del Parlamento para forzar que se vote a favor del acuerdo agrícola!
Esta actitud de deslealtad a los principios que rigen las labores de la respetable institución europea llegó incluso hasta cambiar, en el último momento, la fecha de votación que estaba debidamente inscrita en el orden del día del parlamento europeo para precipitar- por temor o por cinismo- la adopción de un acuerdo u otro.
Por otra parte, no resulta fortuito que el día programado para la votación sobre el acuerdo de pesca con Marruecos coincida con la visita, pospuesta por enésima vez, de los reyes de España a ese país.
Resulta difícil no interpretar la oportunidad de esta visita como una gratificación real a la sistemática violación de los DD.HH del pueblo saharaui, y al desenfrenado saqueo de los recursos naturales de los territorios saharauis.
Pero lo peor llegó con el voto anunciado del acuerdo de pesca, pues es de dominio público que dicho acuerdo concierne casi exclusivamente las aguas saharauis. ¿Acaso no había precisado el abogado general de la CJUE, Melchior Wathelet, en enero de 2018, que 91,5% de las capturas de los barcos europeos se hacían en aguas saharauis?
Como se ha podido ver, la UE hace caso omiso de las decisiones de su propio Tribunal de Justicia, pero al mismo tiempo viola el derecho del pueblo saharaui a la autodeterminación siendo este uno de los principios básicos del derecho internacional que establece la soberanía del pueblo saharaui sobre sus recursos naturales. La actitud de la Unión Europea hace prevalecer la lógica de la fuerza en detrimento de los principios que han presidido su fundación.
Denunciamos dichos acuerdos por considerar que constituyen operaciones de bandidaje para la esquilma de nuestros recursos naturales. Francia y España capitanean la responsabilidad de la UE en esta labor que no honra a la respetabilidad de esta institución.
Está demás decir que el pueblo saharaui y el Frente POLISARIO se opondrán con todas sus energías a la aplicación de tan injustos acuerdos. Es de nuestra incumbencia proteger nuestro territorio y nuestros recursos naturales de la codicia y el saqueo organizado por la conexión Marruecos-UE.
Dirigimos este mensaje a la opinión pública europea y a la comunidad internacional para que sepan en qué medida, estos acuerdos alientan la ocupación marroquí de nuestro país y constituyen una clara violación del derecho fundamental de nuestro pueblo a la autodeterminación.
Procediendo de esta manera, la UE favorece la persistencia del conflicto del Sahara Occidental con la consecuente inestabilidad e inseguridad en la región. Por otra parte, esta actitud no solo alimenta la intransigencia de Marruecos sino que hipoteca también la misión de paz de la ONU y la labor del Enviado Personal del Secretario, el Señor Horst Kohler.
La UE, por su complicidad con Marruecos, se convierte en responsable de una grave situación. Sin dicha complicidad es seguro que el conflicto del Sahara Occidental ya hubiera encontrado solución por parte de comunidad internacional.
Una vez más, el pueblo saharaui y su representante legal, el Frente POLISARIO no se quedaran con los brazos cruzados, y se opondrán a estos acuerdos con todos los medios necesarios ante las instancias judiciales e internacionales
Por su carencia de fundamentos jurídicos ni morales estos acuerdos guardan claros resabios de baja política .
F. POLISARIO

La europarlamentaria española, Marina Albiol Guzmán, se interesa por la deportación del joven saharaui Huseín Bachir Brahim


*Fuente: Espacios Europeos (12/2/2018)
La europarlamentaria española, Marina Albiol Guzmán, del Grupo Confederal de la Izquierda Unitaria Europea/Izquierda Verde, se dirige a la Comisión y Pregunta con solicitud de respuesta escrita  E-000374/2019 , Artículo 130 del Reglamento, por la deportación del activista saharaui,  Huseín Bachir Brahim, desde la isla de Lanzarote (España) a Marruecos.
La Pregunta es la siguiente:
“Huseín Bachir Brahim es un activista saharaui de veintisiete años. El pasado 11 de enero huyó a Lanzarote y solicitó asilo ante la persecución que sufría por parte de las autoridades marroquíes. La comunidad saharaui de Lanzarote denuncia su posterior deportación sin haber podido acceder a los trámites para su demanda, y el pasado día 21 entró en la cárcel marroquí de Luidadya, acusado de «actividades políticas ilegales». Se trataría de una deportación contraria a la normativa internacional y europea, violándose el derecho al asilo y los procedimientos para acceder al mismo establecidos en la Directiva 2013/32/EU, así como el principio de no devolución.
1) ¿Considera la Comisión que el Estado español viola la normativa comunitaria e internacional en esta materia, deportando a un demandante de asilo a un país dónde su integridad está en peligro, sin permitirle el acceso a los procedimientos?
2) ¿Se interesará la Comisión ante las autoridades marroquíes por la situación de Huseín Bachir Brahim?
3) Teniendo en cuenta las denuncias de violación del principio de no devolución por parte de las autoridades españolas, ¿va la Comisión a iniciar un proceso contra las autoridades españolas para garantizar que no sigan incumpliendo la legislación de forma sistemática?”

¡No seremos cómplices! Por Florent Marcellesi (EQUO)


*Fuente: Página de Facebook del eurodiputado Florent Marcellesi (EQUO), 12 de febrero de 2019
El Parlamento Europeo ha votado hoy a favor del acuerdo de pesca entre la UE y Marruecos que incluye al Sáhara Occidental incumpliendo la legislación europea e internacional, tal y como advierte Human Rights Watch, una de las organizaciones de derechos humanos más prestigiosas del mundo.
He pedido a los eurodiputados que antes de hacerlo escuchen lo que la Justicia europea tenga que decir, pero han hecho caso omiso. Siento verdadero estupor ante la actitud de partidos como el PP, PSOE o Cs que aplican un doble rasero a la hora de pedir el respeto del Estado de derecho.
Votando a favor del acuerdo, acaban de convertir a los consumidores europeos en rehenes y cómplices de esta irresponsabilidad. La Comisión Europea ha reconocido que no va a poder diferenciar productos marroquíes de los saharauis, ya que en el etiquetado de ambos aparecerá como lugar de procedencia “Marruecos”. Por lo tanto, a partir de ahora, los consumidores tenemos dos opciones: hacer como si nada y ser cómplices de la ocupación ilegal del Sáhara Occidental o dejar de comprar productos marroquíes hasta que la Comisión nos pueda asegurar que no están manchados de ocupación.

CEAS-SAHARA: ¿Defenderá Felipe VI el respeto a los derechos humanos del Pueblo Saharaui ante Mohamed VI en su próximo viaje?


CEAS-SAHARA, 12 febrero, 2019
Don Felipe, como Rey de España y Jefe del Estado nos dirigimos a Ud., una vez más, con la esperanza de que, en la medida de sus posibilidades, contribuya a la búsqueda de una solución definitiva de un conflicto que el Estado español creó y que, por responsabilidad histórica y obligación legal, debe contribuir a solucionar: la descolonización del Sahara Occidental.
Hace 44 años, ante la “Marcha Verde” marroquí sobre el Sáhara Occidental se vivió algo inesperado en El Aaiún: la visita del príncipe Juan Carlos, Jefe de Estado en funciones ante la grave enfermedad del dictador Franco. Dijo entonces a los mandos militares que el Ejército español iba a conservar intacto su prestigio y honor, que cumplirían con las promesas hechas a los saharauis para que decidieran libremente su destino, y que como ciudadanos españoles que eran, con representación en las Cortes, no estaban solos. Pero sus palabras duraron poco, casi dos semanas después les encerramos en sus barrios entre alambradas y les entregamos al invasor marroquí.
La vergüenza por la traición y abandono a un pueblo que tenía DNI español continúa, que vivían en la 53 provincia española. Es hora ya de que el Jefe del Estado repare el daño que España ha causado a un pueblo que habla nuestro idioma, que quiere a nuestro país y al que nosotros también queremos. El drama del Sahara Occidental, la última colonia de África, es cosa nuestra, son nuestros refugiados y tenemos con ellos una gran responsabilidad. El conflicto saharaui encontrará una vía de solución si el Estado español y Europa no cierran los ojos a la ocupación, a la intransigencia y a la impunidad marroquí. Hay que exigir el respeto de los derechos humanos; respetar las sentencias del Tribunal de Justicia de la Unión Europea y el Derecho internacional se debe anteponer a los intereses económicos.
En su viaja a Marruecos con un gran número de empresarios españoles, es una gran ocasión para defender ante el Rey Mohamed VI los derechos humanos de activistas saharauis que están presos en cárceles marroquíes, como los condenados de Gdeim Izik, con penas de hasta cadena perpetua. Ud, que ha aludido en numerosas ocasiones a la defensa de los derechos humanos, tiene ahora la oportunidad de referirse al Sahara Occidental, donde se violan sistemáticamente con el silencio cómplice de España.
Exigimos que no se utilicen los derechos del pueblo saharaui como “moneda de cambio” para llevarnos bien con Marruecos. Los intereses de las empresas españolas no pueden ser una excusa ante esta grave e injusta realidad. Se debe cumplir la sentencia firme del Tribunal de Justicia de la Unión Europea de 21 de diciembre de 2016 y las dos posteriores del 2018, donde se establece “habida cuenta del estatuto separado y distinto reconocido al territorio del Sáhara Occidental en virtud de la Carta de Naciones Unidas y del principio de autodeterminación de los pueblos…” que los Acuerdos de Asociación y Liberalización entre Marruecos y cualquier otro país no se pueden aplicar al territorio del Sahara Occidental, en referencia a la explotación de sus recursos naturales, sin consentimiento de su pueblo, convertido de esta forma en mero expolio, ilegal y tremendamente cruel, atendiendo a la situación humanitaria del Pueblo Saharaui.
El derecho internacional respalda al Pueblo Saharaui, que en 1991 relegó su legítimo derecho a la lucha armada y confió en las promesas de las Naciones Unidas para hacer un referéndum y decidir libremente su futuro, referéndum acordado que aun no se ha celebrado por la oposición e intransigencia de Marruecos. Mientras, la Misión de NNUU en el territorio, establecida para la organización del referéndum, sigue sin tener entre sus competencias la vigilancia de los derechos humanos.
En su anterior viaje a Marruecos, no hizo referencia alguna a los derechos humanos del Pueblo Saharaui, que sufre la represión del régimen marroquí y está dividido por un muro de más de 2.700 kilómetros plagado de minas.
¿Tendrá el valor de hacerlo en esta nueva ocasión y reparar la promesa incumplida de don Juan Carlos hace 43 años? Se lo debemos a la justicia, pero, sobre todo, a nuestra propia dignidad y al Pueblo Saharaui.
Madrid, 11 de febrero de 2019. CEAS Sahara

Ante acuerdos comerciales UE y Marruecos, manifestantes saharauis en Estrasburgo rechazaron las maniobras de la Comisión Europea destinados a continuar saqueando los recursos saharauis


Estrasburgo, 12 de febrero de 2019 (SPS) -. La manifestación de manifestantes de la comunidad saharaui en Francia y Bélgica se concentra en la sede del Parlamento Europeo en la ciudad francesa de Estrasburgo.
La concentración coincide con la votación del Parlamento Europeo sobre el acuerdo de pesca entre la UE y Marruecos, que incluye al Sahara Occidental ocupado en la violación de derecho internacional. Allí están las decisiones del CJEU de 2016 y 2018.
Los manifestantes con pancartas y banderas saharauis denunciaron las maniobras de la Comisión Europea para seguir explotando de forma ilegal los recursos naturales saharauis en complicidad con el régimen de ocupación marroquí. Además han exigido al Parlamento Europeo que desempeñan su papel y corrija los errores del Comisión y del Consejo de Europa en lugar de apoyar la ocupación de su riqueza en las riquezas saharauis.
Los participantes en la concentración enviarán mensajes a Europa y al mundo donde se recuerdan "que el pueblo saharaui no cederá su soberanía permanente sobre su territorio y recursos naturales". Nadie mantiene la posición de negociar en número de pueblo saharaui, salvo con su único y legítimo representante, el Frente POLISARIO.

El Parlamento Europeo vota un acuerdo de pesca entre la UE y Marruecos que desafía el derecho internacional al incluir al Sáhara Occidental


La Eurocámara decide este martes, y los reyes de España viajan a Marruecos el miércoles acompañados por cinco ministros
El Parlamento Europeo ya avaló en enero que Bruselas y Rabat incluyan al Sáhara en un acuerdo comercial con Marruecos en contra del Polisario
El Gobierno español media con Bruselas para desbloquear ayudas a Rabat para las fronteras, mientras niega la vulneración de derechos humanos de los migrantes en Marruecos
Eurodiputados dan luz verde al nuevo acuerdo de pesca con Marruecos
Vista del patrullero "Lundy Sentinel" de la Agencia Europea de Control de la Pesca. EFE
El Parlamento Europeo vota este martes un nuevo acuerdo de pesca con Marruecos, que incluye la región del Sáhara Occidental. Eso sí, sin contar con el visto bueno del polisario y concediendo a Rabat la capacidad de negociar en nombre de un territorio pendiente de descolonización.
Es más, el Tribunal de Justicia de la UE dictaminó en diciembre de 2016  que ningún acuerdo de comercial puede incluir el Sáhara Occidental sin el consentimiento de la población saharaui y sin una mención explícita al territorio en el texto del tratado.
Pero ya en enero, el Parlamento Europeo, con los votos mayoritarios de populares, socialdemócratas y liberales, dieron su visto bueno a que el acuerdo entre la UE y Marruecos incluya al Sáhara Occidental, si bien su población no ha sido consultada ni ha podido expresar su consentimiento, en tanto que ha sido negociado con Rabat.
La organización humanitaria Human Rigths Watch, se ha pronunciado este lunes en contra del acuerdo que se vota este martes. En una carta enviada a los eurodiputados, afirma que Marruecos es la potencia de ocupación en el Sahara y que hay que aplicar allí el derecho internacional humanitario, por lo que los acuerdos comerciales entre la UE y Marruecos que incluyen el Sáhara Occidental (como el de pesca que se vota este martes) no respetan este derecho internacional.
Así, HRW llama a los eurodiputados a pedir la opinión del Tribunal de Justicia Europeo antes de votar cualquier cosa.
"Es evidente que los eurodiputados no estamos por encima de las leyes", afirma el eurodiputado de Equo, Florent Marcellesi (Verdes): "El llamamiento de Human Rights Watch no deja lugar a dudas: nuestro deber desde el Parlamento Europeo es de respetar el derecho europeo e internacional. Cualquier eurodiputado que hiciera lo contrario se convertiría en cómplice de la ilegalidad y del no respeto de las leyes europeas e internacionales".
Tanto la votación de enero como la de este martes se produce mientras el Gobierno español media con Bruselas para desbloquear ayudas a Rabat para reforzar la frontera sur de Europa y, de paso, niega la vulneración de derechos humanos de los migrantes en Marruecos.
Además, los reyes, invitados por Mohamed VI, llevarán a cabo los próximos miércoles y jueves la visita de Estado a Marruecos que estaba pendiente desde hacía tres años y en la que estarán acompañados por cinco ministros para "reflejar al más alto nivel la excelencia e intensidad de las relaciones bilaterales y el compromiso de seguir profundizando y diversificando una relación calificada de estratégica por ambas partes", según la nota del ministerio de Exteriores.
El viaje coincide con el "extraordinario momento" que atraviesan las relaciones bilaterales, como lo calificó Sánchez cuando estuvo en Rabat, quien destacó, en particular, "la sintonía y satisfacción plena" en el esfuerzo de Marruecos por agilizar los retornos de inmigrantes que llegan a España de forma irregular.
Hace apenas tres semanas, la secretaria de Estado de Migraciones, Consuelo Rumí, viajó a Bruselas para desbloquear partidas por valor de 140 millones de euros para ayudar a Marruecos en su lucha contra la migración ilegal. Y plantear que hace falta más dinero para Marruecos, al "nivel de Turquía [6.000 millones], para combatir la migración ilegal pero también para gestionar la migración legal".
Y es que Europa está viendo cómo los flujos migratorios se están desplazando del Mediterráneo Occidental al Mediterráneo Central y Oriental.
¿Y los derechos humanos? "Nosotros estamos aquí para desbloquear ese dinero que está esperando Marruecos", ha insistido Rumí. Pero hay ONG que denuncian el trato a los migrantes: "¿Quién dice eso?" Hay informes: "¿Qué informes? Eso lo dirá usted".
Hace apenas unos meses eldiario.es, publicaba que Marruecos estaba impulsando las redadas para alejar a los migrantes de la frontera española tras la promesa de fondos europeos, algo que ponía en riesgo los derechos humanos en el país: persecuciones, redadas, detenciones y traslado de migrantes en buses desde Tánger y Nador.
Pero hay multitud de casos, informes y testimonios.  Khadiya Ryadi, activista marroquí y Premio Naciones Unidas 2013,  decía recientemente en eldiario.es que "el Gobierno de Marruecos no tiene ninguna voluntad de cambio en favor de los derechos humanos", y la activista española Helena Maleno ha pasado un calvario al ser procesada en Marruecos por sus avisos a Salvamento Marítimo para rescatar inmigrantes en el mar.
La propia ONG Médicos sin Fronteras (MSF)  decidió hace unos años cerrar sus proyectos en Marruecos denunciando el aumento de la violencia hacia los migrantes subsaharianos "atrapados" en ese país por el endurecimiento de las políticas migratorias y la pasividad de los gobiernos en la defensa de los derechos humanos.
Pero, según Consuelo Rumí, no es algo que esté sobre la mesa porque, a su juicio, no existe. Lo que sí quiere meter el Gobierno en la agenda es más dinero para Marruecos: "Pero no sólo para equipamientos de vigilancia, como hasta ahora, sino para programas en el país, para gestionar la migración legal y para desincentivar la ilegal. Ahí están las cifras que se han dado a Turquía [6.000 millones]. La migración ha venido para quedarse y no vale con el viejo concepto de la cooperación, hay que dar mucho dinero para tratarla en origen, en las rutas primarias, porque sólo nos estamos ocupando de las rutas secundarias".
Más informes sobre el acuerdo de pesca
El Observatory of Business and Human Rights in the Mediterranean también ha difundido este lunes un informe contrario al acuerdo que se vota este martes en Estrasburgo: "La Unión Europea está tomando decisiones que tan sólo benefician los intereses privados de ciertos lobbies, entre ellos lobbies marroquíes y españoles de pesca industrial", afirma el texto: "Las poblaciones europeas no se benefician en realidad de un sector poco transparente y que pone en riesgo, además, la sostenibilidad medioambiental y social del sector pesquero artesanal".
"Está orientado al extractivismo exportador", explica la entidad humanitaria, "no a desarrollar la soberanía alimentaria de la población. La población saharaui, en realidad, apenas puede permitirse el pescado, por su elevado precio como producto de exportación. Este modelo contribuye a perpetuar y profundizar la ocupación, así como el desequilibrio demográfico de la región con la atracción de población trabajadora de Marruecos para la ocupación civil ilegal".
Así, la organización entiende que "la aprobación del nuevo acuerdo pesquero la UE y de los Acuerdos Comerciales con Marruecos se está perpetuando la ocupación del Sáhara Occidental, la represión del pueblo saharaui y el enquistamiento de un conflicto regional. El modelo extractivo y explotativo que implica una estructura y agentes transnacionales en el negocio, en concreto de la pesca, contribuye a hacer cómplices a muchas empresas y gobiernos a nivel internacional, afianzando así la impunidad de la ocupación".
Según el Parlamento Europeo, "el texto establece las condiciones legales, medioambientales, económicas y sociales para el acceso de los barcos europeos a las aguas marroquíes, así como exigencias para garantizar una pesca sostenible, e incluye el territorio del Sáhara Occidental, a la luz de las conclusiones del Tribunal de Justicia de la UE. En el mismo se declara de manera explícita que el acuerdo beneficia a la población local saharaui y alude al proceso de consulta llevado a cabo por el Servicio europeo de acción exterior y la Comisión en el territorio, que mostró que la mayoría de la población es favorable. Precisa, no obstante, que el Frente Polisario rechazó participar en la consulta al oponerse al acuerdo pesquero en su conjunto".
"El valor total de las oportunidades pesqueras", dice el Parlamento Europeo, "asciende a 153,6 millones de euros para cuatro años (48,1 millones para el primer año, 50,4 millones para el segundo y 55,1 millones para los dos últimos)".
Antes de pronunciarse sobre el acuerdo, los eurodiputados votarán una propuesta para preguntar al Tribunal de Justicia de la UE si el texto es compatible con la los tratados de la UE.

lunes, 11 de febrero de 2019

El presidente de la República Saharaui B. Ghali se entrevista con Antonio Guterres en la 32 Cumbre Unión Africana en Addis Abeba


 Fuente: APS y foto de MAE Republica Saharaui
Traduccion: Diario La Realidad Saharaui
El presidente de la República Saharaui B. Ghali se entrevista con Antonio Guterres en la 32 Cumbre Unión Africana en Addis Abeba.
ADDIS-ABABA – Agencia oficial de Argelia APS. El presidente de la República Saharaui (RASD), Brahim Ghali, sostuvo conversaciones el domingo 10 con el secretario general de las Naciones Unidas, Antonio Guterres, en Addis Abeba, en el marco de consultas entre las autoridades saharauis y La Secretaría de la ONU.
La reunión se llevó a cabo al margen de la 32ª Sesión Ordinaria de la Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno de la UA, también contó con la presencia, en el lado de la ONU, de John-Pierre Lacroix, Secretario General Adjunto de Operaciones de mantenimiento de la paz y Bience Gawanas, asesor especial del Secretario General para Asuntos Africanos.
Del lado saharaui, participaron en estas conversaciones el Ministro de Relaciones Exteriores y miembro de la Secretaría Nacional del Frente Polisario, Mohamed Salem Uld Salek y la Secretaria General de la Unión de Mujeres Saharauis, la Sra. Fatma Mehdi.
La fuente dijo que las conversaciones entre las dos partes se centraron en el proceso de paz liderado por las Naciones Unidas en el Sáhara Occidental y los esfuerzos de las Naciones Unidas.
El secretario general y su enviado personal, Horst Koehler, para encontrar una solución justa y duradera al conflicto saharaui sobre la base de la legitimidad internacional ", agregó la misma fuente.

domingo, 10 de febrero de 2019

Celebrada la primera reunión del mecanismo africano para el Sahara Occidental


Algerie Patriotique 09/02/2019- El mecanismo africano en el Sáhara Occidental celebró este domingo en Addis Abeba, capital etíopie, su reunión constitutiva a nivel de los presidentes para proceder al examen de la cuestión saharaui y al establecimiento de una concepción que permita a la ONU alcanzar una solución a este conflicto.
La Unión Africana (UA) decidió celebrar, el sábado, la primera reunión del Mecanismo Africano sobre el Sáhara Occidental, conocida políticamente como "la Troika Africana" creada por la UA en virtud de su decisión adoptada en la 31 Cumbre de la Unión Africana en Nuakchot celebrada el año pasado.
La UA busca a través de este mecanismo dar mayor importancia al conflicto que ha persistido y "contribuir de manera efectiva a una solución pacífica, justa y permanente del conflicto saharaui que garantice el derecho del pueblos saharaui a la autodeterminación". Indico la fuente.
La UA planea la activación de la Troika para "coronar los esfuerzos de la ONU para alcanzar una solución rápida", dijeron fuentes de la UA, agregando que el mecanismo impulsará el papel del enviado africano para el Sáhara Occidental, Joachim Chissano, en paralelo con los esfuerzos realizados por el enviado de la ONU, Horst Kohler.
Como recordatorio, la Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno de la UA aprobó el establecimiento de un mecanismo africano que permita a la unión brindar un "apoyo efectivo" al proceso dirigido por la ONU basado en las resoluciones relativas al Consejo de Seguridad para otorgar al pueblo saharaui el derecho a la libre determinación. Este mecanismo fue aprobado luego del informe sobre el tema del Sahara Occidental preparado por la Presidenta del Comité de la UA, Moussa Faki Mahamat, como parte de la implementación de la Decisión 653 del 29º período de sesiones de la Cumbre de los jefes de Estado y de Gobierno de la UA celebrada en julio de 2017 en la que recuerda que el Sahara Occidental y Marruecos están llamados a reanudar las negociaciones bajo el patrocinio del Secretario General de la ONU.

Los periodistas saharauis presos ignorados por Reporteros Sin Fronteras en su informe anual


*Fuente: Contramutis. Por Alfonso Lafarga / 10 de febrero de 2019
Seis periodistas saharauis en cárceles marroquíes con penas de cuatro años a cadena perpetua
“Silencio mediático”, única referencia de RSF al Sáhara Occidental ocupado por Marruecos en su Informe anual 2018
En 2019 continúa el hostigamiento a los periodistas saharauis
Una breve alusión. Esa es toda referencia de Reporteros Sin Fronteras (RSF) a la situación de la prensa en el Sáhara Occidental ocupado por Marruecos, donde seis periodistas se encuentran encarcelados cumpliendo severas condenas y se impide la libertad de prensa.
En su “Informe anual 2018”, RSF cita de pasada a la excolonia española, incluyéndola en el capítulo dedicado a Marruecos, y lo hace para indicar que “el mismo silencio mediático que se impone al Sáhara Occidental” existe en el RIF, “otro territorio que mediáticamente ha caído en el olvido”. Eso es todo.
Reporteros Sin Fronteras, que tiene como principales misiones trabajar por la libertad de prensa en todo el mundo, luchar contra la censura y apoyar y proteger a periodistas, se refiere al Sáhara Occidental como “un territorio que según la ONU está pendiente de descolonización y que desde mediados de los años 70 administra Marruecos, que a su vez lo considera sus provincias del sur”, sin especificar que está ocupado militarmente desde finales de 1975.
Los informes anuales de RSF analizan “los asesinatos de informadores, encarcelamientos, agresiones a periodistas, ataques a medios, y los casos de censura y represión, así como las represalias, detenciones y procesos judiciales contra periodistas, profesionales o ciudadanos, cuyo único delito fue ejercer su derecho a informar”, algo que podría referirse a lo que ocurre en el Sáhara Occidental, donde no se permite la presencia de periodistas internacionales y los informadores saharauis luchan contra el bloqueo informativo marroquí, lo que les supone detenciones y cárcel.
Como consecuencia de su trabajo seis periodistas saharauis se encuentran presos en cárceles marroquíes a más de 1000 kilómetros del Sáhara Occidental y a los que, igual que en anteriores informes, no cita RSF: son Abdalahi Lekfuani, detenido en noviembre de 2010 y condenado a cadena perpetua; Hassan Dah, detenido en diciembre de 2010, con una pena de 25 años; Mohamed Lamin, preso desde noviembre de 2010, condenado a 25 años; El Bachir Khada, en prisión desde diciembre de 2010, con 20 años de condena; Mohamed Banbari, detenido en agosto de 2015,  condenado a 6 años de cárcel, y Saleh Lebsir, encarcelado en junio de 2015 y condenado a 4 años.
Intervención de la ONU
El caso de Mohamed Banbari mereció la atención del Grupo de Trabajo sobre Detenciones Arbitrarias de Naciones Unidas, que pidió su inmediata libertad al considerar que está en prisión por su trabajo como periodista en la ciudad saharaui de Dajla, donde era corresponsal del grupo periodístico Equipe Media e informaba sobre violaciones de los Derechos Humanos. Filmó en 2011 los graves incidentes que se produjeron en Dajla después de un partido de futbol y cuatro años después fue detenido y acusado de participar en los altercados.
Kerry Kennedy, presidenta de la Fundación Robert F. Kennedy Human Rights (RFKC) dijo que Marruecos encarceló a Banbari por atreversea ejercer su derecho a la libertad de expresión y que hay muchos más como él en el Sáhara Occidental; para Maran Turner, director ejecutivo de la organización estadounidense Freedom Now, la detención de Banbari fue arbitraria e ilegal e indica como Marruecos silencia la libertad de expresión en el Sáhara Occidental.
Durante 2018 continuó la persecución a periodistas en los territorios ocupados del Sáhara Occidental, pero estos casos tampoco aparecen en el informe de RSF: en marzo fueron detenidos Mohamed Salem Mayara y Mohamed El Joumayi, de Smara News y corresponsales de RASD TV, y se le impuso una condena de dos años de cárcel; se encuentran en libertad desde el 27 de septiembre pendientes de la resolución del Tribunal de Casación.
La policía marroquí detuvo en mayo al fotógrafo y editor del Bentilli Center Laaroussi Ndour, en junio a las periodistas Zahara Essin y Khadi Essin, en diciembre a la corresponsal de RASD TV Nazha ElKhalid, que ya sufrió otra detención en agosto de 2016, y también en ese mes al fotógrafo Brahim Dihani, en todos los casos mientras realizaban labores profesionales.
El acoso a los periodistas saharauis continua en 2019. El 13 de enero Mohamed Mayara, coordinador de Equipe Media, es agredido por la policía en el aeropuerto de El Aaiún tras llegar de los campamentos de refugiados saharauis de Tinduf e interrogado por las actividades de EM; Mayara y su familia han recibido amenazas repetidas veces.
Otro miembro de Equipe Media, Mohamed Barkan, es detenido en el aeropuerto de El Aaiún el 16 de enero tras llegar de Suecia; el 26 vuelve a ser detenido e interrogado durante ocho horas por unas manifestaciones desarrolladas en 2013 y sobre el cortometraje “Tres cámaras robadas”, producido en 2017. El 31 comparece en el juzgado de El Aaiún acusado de incitar y participar en manifestaciones no autorizadas y queda en libertad sin cargos.
Y el 4 de febrero Hammoud al-Laili, corresponsal de la  RASDTV, es detenido cuando cubre una sentada en El Aaiún; la policía le confiscó dos cámaras e interroga durante más de cuatro horas.
La presentación en Madrid del Informe de Reporteros Sin Fronteras corrió a cargo del presidente de la sección española, Alfonso Armada, y tuvo lugar el 8 de febrero en la sede de la Asociación de la Prensa madrileña (APM), que fue definida por su presidenta, Victoria Prego, como la casa “no solo de los periodistas de Madrid, ni de los de España, sino de todo el mundo”.
Periodistas de todo el mundo menos del Sáhara Occidental, cuyo territorio aparece en el mapa del informe de RSF sin nombre y separado de Marruecos con una línea apenas perceptible.
Para una información detallada sobre el acoso sufrido por periodistas saharauis en 2018, según fuentes periodísticas saharauis y organizaciones de defensa de los Derechos Humanos, pinchar periodistas saharauis

La República Saharaui participa en la 32 Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Africana

Addis Abeba, 10 de febrero 2019 (SPS)-. El Presidente de la República Saharaui, Brahim Gali en Addis Abeba al margen de la Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno llegó esta mañana a la sede de la Unión Africana en Addis Abeba con una importante delegación para tomar parte en la Cumbre que comenzó este domingo y que por dos días estará sesionando en la nación africana con el tema de los refugiados y desplazados internos como uno de los puntos más importantes de la agenda de esta cumbre.
La agenda de la Cumbre incluye una serie de temas que son esencialmente centrales para el desarrollo, la paz y la seguridad, así como mecanismos de actualización para la implementación de la reforma institucional y estructural de la Unión Africana.
En la cumbre se produjo el traspaso al presidente egipcio Abdel Fattah al-Sisi la presidencia de la UA de su ex presidente, el presidente de Ruanda, Paul Kagame.
El Jefe del Estado saharaui lo acompaña una importante delegación saharaui  integrada por el Ministro de Relaciones Exteriores, Mohamed Salem ULD Salek; el Ministro Delegado de Asuntos Africanos, Hamdi Jalil Mayara; la Secretaria General de la Unión Nacional de Mujeres Saharauis, Fatma El Mehdi; Mohamed Salem Beisat, Consejero del Ministerio de Relaciones Exteriores; Lam-man Abaali, Embajador saharaui en Etiopía y ante la Unión Africana; Sidi Mohamed Omar, Representante del POLISARIO ante la ONU; Malainin Lakhal, Embajador; Abdati Breika, Consejero de la Presidencia de la República;  Mohamed Omar Fneidu, Primer secretario de la embajada de la RASD en Etiopia, y Uaddadi Salek, agregado de la prensa y cultural de la misión saharaui ante  la Unión Africana. 

Marruecos fracasa en su relación con la Administración de Donald Trump por el Sahara Occidental


Diario La Realidad Saharaui, DLRS. Domingo 10/02/2019
Un comunicado del Departamento de Estado publicado en su web el 6/02/2019 indicó que “El Secretario de Estado americano, Mike Pompeo, recibió el pasado 6 de enero en Washington al ministro de exteriores marroquí, Nasser Bourita”. Vano intento de la diplomacia marroquí para cambiar la firma postura de la administración republicana sobre el conflicto del Sahara Occidental. Un tímido encuentro que fue calificado por la propia prensa marroquí como “encuentro muy ordinario, que no refleja la relación estratégica de la que presume Marruecos”, según subrayó el portal Lakome.
La fuente escribió que “La recepción se llevó a cabo el miércoles en Washington y que no se trata de una cumbre entre las dos partes, sino de una recepción rutinaria y ordinaria. No tardó mucho tiempo y no dio lugar a acuerdos firmados en varios campos, excepto agradecimientos y deseos.
La frase “una autonomía creíble” que solía usar la anterior administración, esta vez no se mencionó ni verbal ni en el comunicado final.
La prensa marroquí interpreta que “La ausencia de cualquier referencia al plan de autonomía marroquí viene definido por la visión de la Asesor de Seguridad Nacional John Bolton sobre el tema del Sahara Occidental, una postura que ha comenzado a influir en las resoluciones del Consejo de Seguridad sobre la naturaleza del conflicto saharaui.
La prensa marroquí lamenta que “La ayuda económica y militar de los Estados Unidos a Marruecos ha disminuido, y el Acuerdo de Libre Comercio no ha podido desarrollar relaciones”.  Todo indica la perdida de relaciones estratégicas entre Marruecos y los Estados Unidos”.

sábado, 9 de febrero de 2019

La represión (silenciada) en el Sáhara occidental


Equipe Media y la Plataforma Valenciana de Solidaridad con el Sahara denuncian el ataque a periodistas por parte de Marruecos
*Fuente: Rebelión. Enric Llopis. 9 de febrero de 2019
 “Golpéale”, ordena un miembro del ejército marroquí durante una protesta en el Sáhara Occidental ocupado. “Hacen todo lo posible para que la situación no se difunda, la policía de Marruecos robó la primera cámara en 2009”, cuenta el activista de Equipe Media que graba la manifestación, escondido en una azotea; es descubierto por las fuerzas de seguridad, que le empujan por el borde. La secuencia aparece en el cortometraje de 17 minutos “Tres cámaras robadas”, producido en 2017 por los periodistas de Equipe Media y el colectivo de cineastas y activistas suecos RaFILM. La película tiene como referente un documental sobre la resistencia del pueblo palestino -“Cinco cámaras rotas”-, de los realizadores Edmat Burnat y Guy Davidi. Los productores de “Tres cámaras robadas” han denunciado las presiones del Reino de Marruecos para que la película no se proyecte; de hecho, fue censurada en Líbano, en octubre de 2017, aunque después se haya seleccionado y premiado en festivales como el de Cine y Derechos Humanos de Barcelona o el de Slemani, en el Kurdistán iraquí.
El presidente y cofundador de Equipe Media, Ettanji Ahmed, presentó el audiovisual el 4 de enero en el Casal Obrer i Popular de Valencia, en un acto organizado por la Plataforma Valenciana de Solidaridad con el Pueblo Saharaui (PVSPS). El grupo de activistas surgió en 2009 para romper el bloqueo informativo que impone Marruecos. “Filmamos manifestaciones y difundimos información en árabe, inglés, francés y castellano para que el mundo sepa qué está ocurriendo; hemos ido aprendiendo sobre el terreno, por necesidad”, explica el redactor y fotógrafo.
Los comunicadores denuncian que han sido objeto de detenciones, encarcelamientos y torturas por parte de la ocupación marroquí. Ettanji Ahmed realiza tareas de sensibilización y difusión en el exterior; informa que el 28 de enero las fuerzas militares expulsaron a tres activistas de Pamplona, miembros de la Asociación Navarra de Amigos del Sáhara, que se hallaban en los territorios ocupados; y añade que la policía marroquí impidió el pasado 15 de enero al abogado Luis Mangrané –miembro del Observatorio Aragonés para el Sáhara Occidental- entrar en El Aaiún (en 2015 Mangrané ya fue expulsado cuando se dirigía al Sahara Occidental junto al fotógrafo Gervasio Sánchez).
En la lista de saharauis perseguidos figura Mohamed Barkan, periodista detenido e interrogado por la policía marroquí a finales de enero; a este miembro de Equipe Media se le acusa de participar en una manifestación no autorizada en mayo de 2013. En la nómina de informadores represaliados está Mohamed Bambary, para quien el Grupo de Trabajo sobre Detenciones Arbitrarias de Naciones Unidas ha pedido la puesta en libertad; un tribunal de El Aaiún condenó al periodista a 12 años de prisión en 2015, pena reducida a seis en apelación. Al-Bambary fue detenido ese año en la comisaría de Dajla, donde se dirigió para renovar la cédula de identidad. Tras la celebración del juicio, en el que se denunciaron numerosas irregularidades, el activista inició una huelga de hambre.
El pasado 30 de octubre otro periodista de Equipe Media, El Bachir Kadda, decidió suspender una huelga de hambre que ya duraba 43 días; condenado a 20 años por participar en la resistencia de Gdeim Izik (2010), sus familiares afirmaron que estaba sufriendo humillaciones y malos tratos en la prisión marroquí de Tiflet-2. Del colectivo Equipe Media forma parte asimismo Lekhfaouni Abdaiahi, otro de los 23 saharauis condenados -en julio de 2017- en el juicio por las movilizaciones en los campamentos de Gdeim Izik, al este de El Aaiún, reprimidas por la policía y el ejército de Marruecos con balas y gases lacrimógenos.
En septiembre de 2018 la represión en los tribunales marroquís tuvo como víctimas a un periodista -Mohamed Salem Mayara- y un fotógrafo -Mohamed Aljomayaai-, los dos del Smara News; unos meses antes de la condena fueron encerrados en la llamada “prisión negra” de El Aaiún, por una supuesta participación en altercados; pero Equipe Media recogió, citando al activista Salek Batal, otra explicación: “Es una represalia contra el Smara News, ya que este medio ha podido –a pesar del cerco policial y militar- mostrar al mundo la realidad de la ciudad ocupada”.
“Nos siguen, nos espían, nos amenazan y acosan a nuestras familias, nos roban nuestros equipos y nos agreden”, resumió el periodista saharaui Bachar Hamadi el tres de mayo, fecha en que la UNESCO celebra el Día Mundial de la Libertad de Prensa. Un día antes de la conmemoración, la policía de Marruecos detuvo a Laroussi Ndour, editor y fotógrafo de Bentili, uno de los medios que trabaja en el Sáhara Occidental además de Equipe Media, Smara News, Red de Activistas, Saharawi Center for Media (SCMC), Red Maizirat, Salwan Media o los corresponsales de la radio y la televisión nacionales.
Sobre la represión y las persecuciones se impone la espiral del silencio. El informe de Equipe Media “Bocas y manos atadas en el Sáhara” constata, entre las numerosas detenciones, la de cuatro periodistas de este medio independiente y la del fotógrafo catalán, Bernat Millet, el 9 de febrero de 2017; tras practicar las cinco capturas en El Aaiún, las autoridades marroquíes expulsaron al fotoperiodista de los territorios ocupados. Así, tal vez las circunstancias cambien según el caso, pero no el trasfondo del conflicto. A finales de diciembre la agencia oficial Sahara Press Service (SPS) dio cuenta del traslado del periodista y activista saharaui, Salah Eddine Lebsir, a la prisión marroquí de Bouzakarn. Su detención se produjo en 2015, por participar en manifestaciones pacíficas en la ciudad de Smara, y fue condenado a cuatro años de prisión, informa el comunicado. Durante los años de encarcelamiento, ha protagonizado varias huelgas de hambre.
Pero no sólo se trata de la persecución de comunicadores. La Coordinadora Estatal de Asociaciones Solidarias con el Sáhara (CEAS), que reúne a más de 200 organizaciones del estado español, contabiliza y hace un seguimiento de los presos (políticos) saharauis: 51 reclusos repartidos en 11 cárceles de Marruecos en septiembre de 2018; en octubre el Colectivo de Defensores Saharauis de Derechos Humanos (CODESA) informó de la huelga de hambre iniciada por un grupo de presos “para protestar por la terrible y miserable situación en que se hallan, y a la que se suman los continuos malos tratos por parte de las autoridades de las prisiones”.
En el acto organizado por la plataforma valenciana, Ettanji Ahmed informó de la muerte el 6 de febrero de un joven saharaui, Ahmed Salem Lamghaimad, tras prenderse fuego con gasolina en la zona de Guerguerat; en este paso fronterizo -entre el Sahara ocupado por Marruecos y Mauritania- prolifera el pequeño comercio, “del que son discriminados los comerciantes saharauis; de hecho, un oficial de aduanas marroquí le confiscó a Ahmed Salem las mercancías”, explica. Una semana antes, el joven comerciante “había organizado una ‘sentada’ para protestar por los maltratos policiales a los que fue sometido”, según informó la agencia SPS.
La discriminación y los ataques se perpetran de diferentes modos. Ettanji Ahmed apunta que un colono marroquí mató a puñaladas –este mes de febrero- a un ciudadano saharaui en Dajla (cerca de esta ciudad ocupada, unos 50 ciudadanos saharauis han iniciado una protesta, acampados en jaimas, contra el “empobrecimiento” y la “marginación” al que les somete, según denuncian, las autoridades de Marruecos). “Continúa la represión de manifestantes saharauis en las zonas ocupadas”, tituló SPS una información del 5 de febrero sobre la “intervención brutal” de la policía marroquí frente quienes reivindicaban el “cese al bloqueo” de El Aaiún; la agencia añade que al activista Hammoud al-Laili, corresponsal de la televisión nacional saharaui, le fueron requisadas dos cámaras con las que pretendía grabar la movilización; fue detenido y “sometido a interrogatorio y hostigamientos” durante más de cuatro horas, remata la nota informativa.
Fuente de la imagen: Equipe Media