sábado, 31 de octubre de 2015

Ban Ki-moon, Segovia y el Sahara. La reivindicación saharaui se cuela en su agenda

Foto:Carlos Álvaro
El Secretario General de Naciones Unidas, Ban Ki-Moon, ha visitado Segovia y la reivindicación saharaui se ha colado en su agenda. La parada segoviana se enmarca en la visita oficial a España del máximo dirigente de la ONU para participar en los actos conmemorativos del 60 aniversario del ingreso de España en dicha organización.
En torno a las 13:00 horas, Ban Ki-Moon ha llegado al Azoguejo envuelto en fuertes medidas de seguridad que no han podido impedir la entrega de una carta reivindicativa y un libro en favor del pueblo saharaui por el Presidente de la Asociación de Amigos del Pueblo Saharaui de Segovia, al tiempo que activistas de la asociación desplegaban una bandera saharaui. En la plaza segoviana, al pie del Acueducto, ha sido recibido por la alcaldesa de Segovia, Clara Luquero y otras autoridades. El Secretario General de la ONU ha recorrido parte de la Calle Real.
Leer carta entregada:
Ban Ki-Moon
Secretario General de Naciones Unidas
En 1963, el Sahara Occidental fue declarado por Naciones Unidas Territorio No Autónomo, hecho que pone de manifiesto que la invasión del Sahara Occidental por el Régimen marroquí en 1975 carece de cualquier efecto jurídico válido para el Derecho Internacional, implicando dicha actuación un mero ejercicio de violencia.
Durante 40 años el pueblo saharaui sufre el exilio en los campamentos de refugiados de Tindouf, mientras que en los Territorios Ocupados son víctimas de la represión política, la violación de Derechos Humanos, incluyendo desapariciones forzosas, detenciones arbitrarias, torturas, violaciones, ejecuciones extrajudiciales, uso excesivo de la fuerza que son los métodos empleados por la administración marroquí ocupante en contra de las justas reivindicaciones del pueblo saharaui.
El Frente Polisario decidió sustituir las armas por las urnas, en la confianza de que las Naciones Unidas serían capaces de llevar a buen término una descolonización inconclusa del Sahara Occidental, la última colonia de África.
Por ello, le instamos a:
Promover las iniciativas necesarias para lograr una solución justa y definitiva en defensa del Derecho legítimo del Pueblo Saharaui a la autodeterminación, mediante un referéndum libre, democrático y transparente como paso final al proceso de descolonización inacabado.
Exigir al Reino de Marruecos la inmediata puesta en libertad de todos los presos políticos, el cese de la violación de los Derechos Humanos, la anulación de los juicios contra los ciudadanos y las ciudadanas saharauis y el libre acceso de los observadores, medios de comunicación y organismos humanitarios al territorio del Sahara Occidental ocupado.
Denunciar el “muro de la vergüenza”, construido por Marruecos, que recorre más de 2.700 kilómetros separando el territorio de Sahara Occidental y supone una violación flagrante de los principios que rigen los Territorios Ocupados, que prohíben a las autoridades de ocupación emprender medidas para cambiar su configuración, capaces de influenciar en el futuro político de estos territorios.
Transformar la Misión de las Naciones Unidas para el Referéndum del Sahara Occidental (MINURSO) en una operación similar a la Administración Transitoria de Naciones Unidas para Timor Este (UNTAET), que fue investida de amplios poderes para la administración de Timor Oriental y facultada para ejercer la autoridad legislativa y ejecutiva, incluida la administración de justicia.
Instar a los donantes para que envíen ayuda urgente a la población saharaui refugiada que están sufriendo momentos de extrema gravedad debido a las recientes lluvias torrenciales.
Es prioritaria la búsqueda de una solución que garantice al pueblo saharaui el ejercicio pleno de su Derecho a la libertad e independencia conforme a las reiteradas Resoluciones del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas.
La celebración del referéndum de autodeterminación al que la ONU y Marruecos se habían comprometido y España reiteró su apoyo explícito no puede ser retrasado por más tiempo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada