sábado, 9 de enero de 2010

Entrevista de Beatriz Mesa a Omar Azimán, embajador marroquí en España y presidente de la comisión para reginalización de Marruecos


PRESIDENTE DE LA COMISIÓN DE REGIONALIZACIÓN DE MARRUECOS Y EMBAJADOR EN ESPAÑA

OMAR AZIMÁN: «HABRÁ AMNISTÍA EN EL SÁHARA CUANDO SE PACTE LA AUTONOMÍA»

EL PERIÓDICO Beatriz Mesa Casablanca 07/01/2010

Omar Azimán (Tetuán, 1945) es el embajador de Marruecos en España desde el 2004. Desde el pasado domingo preside además la flamante comisión consultiva para la regionalización del país. El rey Mohamed VI les ha dado seis meses a él y a los otros 21 miembros para elaborar un modelo de descentralización. Empezando, claro, por la autonomía del Sáhara Occidental.

–¿Esta reforma territorial es una alternativa al plan de autonomía que ofrece Rabat para el Sáhara?
–Claro. Tenemos que negociar la autonomía para las provincias del sur [denominación que Marruecos emplea para el Sáhara Occidental] con el Frente Polisario, pero no podemos esperar años y años para alcanzar ese acuerdo. Por eso, proponemos una regionalización avanzada, que estará vigente hasta la aprobación del plan de autonomía. Este va mucho más lejos: se constituirá un Gobierno local, una justicia local y un Parlamento saharaui. Este plan es una buena opción para solucionar el conflicto, para que no haya ni vencedores ni vencidos y los saharauis de los campamentos de refugiados en Tinduf (Argelia) puedan regresar con la cabeza alta.

–¿No es contradictorio crear una comisión para la autonomía mientras se mantiene a la activista Aminatu Haidar en arresto domiciliario?
–Lo niego. Las leyes que se aplican en Marruecos son las mismas para todos. Nos esforzamos en mejorar el respeto de los derechos humanos y en la reparación de las víctimas. Lo estamos haciendo sin discriminación alguna. El problema en las provincias del sur es que hay una minoría que bajo el paraguas de los derechos humanos está sirviendo a la causa del Polisario y la de Argelia, y para nosotros eso significa torpedear las negociaciones. El Polisario quiere que el conflicto sea eterno. Por lo tanto, no está pensando en los refugiados.

–¿No cree que su propuesta ganaría credibilidad si se garantizara una plena democracia y el respeto de los derechos humanos?
–Cuando el plan de autonomía sea acordado, se ofrecerá una amnistía general. Los saharauis podrán votar cuando regresen del exilio, podrán ejercer plenamente la autonomía. Y cuando tengamos un Parlamento saharaui y este tenga una mayoría, se podrá constituir el Gobierno saharaui. A partir de aquí daremos más garantías, pero para que tengan efecto hay que negociar el plan de autonomía.

–¿Están relacionados la creación de esta comisión y el caso Haidar con el reciente relevo de los ministros de Interior y Justicia?
Yo no voy a entrar en si hubo o no un error político en el caso Haidar. No sé nada de eso.

–¿Qué ha cambiado en el Sáhara con Mohamed VI?
–Durante estos 10 años se han estado realizando importantes avances en distintas direcciones. Nos encaminamos hacia la consolidación de la democracia y de la sociedad, la ampliación del ámbito de las libertades, la construcción de un Estado de derecho y un mayor respeto de los derechos humanos. En el mundo económico, hay grandes signos de apertura y liberalización. Y dentro del proyecto que tenemos para las provincias del sur se encuentra todo esto. No hay ninguna discriminación entre el norte y el sur del país.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada