martes, 23 de marzo de 2010

Bujari Ahmed: "El mundo está dejando de hacer el avestruz con los Derechos Humanos en el Sahara"




ENTREVISTA A AHMED BUJARI, REPRESENTANTE DEL FRENTE POLISARIO EN LA ONU

"El mundo está dejando de hacer el avestruz con los Derechos Humanos en el Sahara"

GUINGUINBALI.COM J. NARANJO

Las Palmas de Gran Canaria 13/03/2010

Ahmed Bujari, representante del Frente Polisario ante la ONU, está convencido de que el plan de autonomía para el Sahara Occidental propuesto por Marruecos ha fracasado del todo y deposita todas sus esperanzas en el informe que emitirá el próximo mes de abril el secretario general de Naciones Unidas para “desatascar” el problema de la ex colonia española. Bujari acaba de participar en una conferencia sobre el Sahara en Güímar (Tenerife).


- Tras los intentos marroquíes de aprobar su plan de autonomía para el Sahara Occidental, ¿en qué momento del proceso se encuentra la descolonización pendiente del de este territorio?

- La situación está estancada. El intento de imponer la autonomía por parte de Marruecos no ha cuajado y yo diría que en este momento está totalmente fuera de la mesa. A partir de ahora veremos qué pasa con el informe de abril de la Minurso (Misión de Naciones Unidas para el Sahara Occidental). Otra cuestión son los Derechos Humanos en los territorios ocupados, donde parece que existe un consenso claro para que sean tenidos en cuenta.


- ¿Mediante la inclusión de esta competencia en el ámbito de la Minurso?

Esa es la fórmula que a nosotros nos gustaría, pero hay otra posibilidad que se está barajando, que sería que un equipo del Alto Comisionado para los Derechos Humanos se instalará en El Aaiún de manera estable. Nosotros preferimos la primera opción porque Minurso ya está allí y de esta manera no se multiplican las instancias. Lo evidente es que Marruecos está recibiendo mensajes directos e inequívocos de sus socios, como la UE, para que vele por esos derechos. Parece que con el caso Haidar la comunidad internacional ha llegado a la conclusión de que no puede seguir manteniendo la política del avestruz.


- La atención que se comienza a prestar a los Derechos Humanos de la población saharaui, ¿es un triunfo de la labor de los activistas en las ciudades ocupadas por Marruecos como El Aaiún, Dajla o Smara?

- Indudablemente. Este éxito es el reflejo de su duro combate. Pero el problema del Sahara no se puede reducir sólo a la cuestión de los Derechos Humanos. El problema es que la autodeterminación no se ha llevado a término y en esta línea debemos seguir trabajando.


- Citaba al caso Haidar, ¿ha cambiado la actitud del reino alauí tras la huelga de hambre de la activista saharaui en Lanzarote?

- Al contrario, parecen haber redoblado la represión. Hace tres días volvieron a las andadas, siguen sin hacer caso. Pero el culpable de todo, más incluso que Marruecos, es Francia.


- ¿Francia? ¿Por qué lo dice?

- Igual que ocurriera con Chile durante la dictadura de Pinochet, que era Washington quien decidía, en este asunto es Francia quien está detrás de todo.


- ¿No es un poco desesperante que estamos en el mismo sitio que hace casi veinte años, que no se haya avanzado nada hacia la resolución del problema? ¿Las conversaciones de los últimos años entre Marruecos y el Polisario no han variado un ápice las posturas?

- Lo que se puede decir de estas conversaciones es que no ha habido progreso en la dirección que pretendía Marruecos. A partir de ese fracaso, Marruecos ve la botella medio vacía y nosotros la vemos medio llena. Pero esperemos a ver en qué sentido se pronuncia el secretario general de Naciones Unidas en su informe de abril.


- Por último, ¿qué papel juega en todo esto la ex potencia colonizadora, España?

- El Gobierno español ha experimentado una aproximación muy directa hacia la posición marroquí en los últimos años. No sé cuál es la motivación que está detrás de esto, pero es evidente que tenemos una divergencia profunda respecto al futuro del Sahara Occidental. Pero España es un país soberano y él sabrá cuáles son las ramificaciones de este cambio estratégico en su política.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada