miércoles, 19 de febrero de 2014

Javier Bardem presentó en París su "patata caliente" sobre el Sáhara occidental

París — Francia tiene "grandísima responsabilidad" en el conflicto del Sáhara Occidental porque se niega a presionar a su aliado Marruecos para resolverlo, denunció el martes el actor español Javier Bardem al presentar en París su documental "Hijos de las Nubes".
"Francia apoya con los ojos cerrados, más allá de la lógica, a un país con el cual tiene una relación comercial, estratégica, económica y social, pero que está violando los derechos humanos básicos", declaró Bardem a la prensa.
El actor, galardonado en 2007 con un Óscar por su papel secundario en "No es país para viejos", recalcó que Francia "es un país de punta en la defensa de los derechos humanos", por lo que "tiene una grandísima responsabilidad" en la resolución de ese conflicto.
Pero "el tema es una patata caliente" para los franceses, reconoce el actor de 44 años. La cuestión del Sáhara "es un tema incómodo", subraya.
Marruecos controla actualmente el Sáhara Occidental, que hasta 1975 fue colonia española y donde viven menos de un millón de personas. Pero el Frente Polisario, apoyado por Argelia, exige un referéndum de autodeterminación.
Producido por Bardem y dirigido por Álvaro Longoria, el documental premiado con un Goya en 2013 muestra la situación en el Sáhara occidental y el rol tras bambalinas de las grandes potencias, especialmente Estados Unidos y Francia.
Junto con Bardem y Longoria llegó a la capital francesa una delegación integrada por Kerry Kennedy, activista de los derechos humanos y sobrina del presidente norteamericano asesinado.
Su intención era abogar por la causa saharaui, pero según Bardem varios de los encuentros con parlamentarios franceses --incluyendo una cita con el presidente del Senado, Jean-Pierre Bel-- fueron cancelados a último momento.
Como si fuera poco, el conflicto en Malí y la preocupación occidental de una extensión de la red Al Qaida en el Magreb complica las cosas a los defensores de la causa saharaui. Una razón de más, según Longoria, para resolver el conflicto en torno a este territorio desierto pero rico en fosfatos, recursos pesqueros y petróleo.
"El frente Polisario son islamistas moderados, totalmente enemigos de Al Qaida", advirtió Longoria. "El gran riesgo es que los jóvenes refugiados saharauis, frustrados tras años y años de estar esperando algo, recurran a la salida más fácil", agregó.
"Es cierto que Al Qaida está en la región, intentando captar saharauis para su causa, y el peor escenario posible sería que infiltrase lo que hasta ahora ha sido resistencia pasiva e islamistas moderados".
Según Omar Mansour, representante del Polisario en Francia, la película de Bardem es "una contribución importante para dar a conocer la situación del pueblo saharaui al pueblo francés, siempre solidario de las causas justas".
La activista saharaui y militante de los derechos humanos Aminatou Haidar --que presta testimonio en el filme--, aseguró por su parte en París que Francia "es capaz de resolver el problema mediante una solución pacífica y duradera para el pueblo saharaui".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada