viernes, 13 de marzo de 2015

Zapatero arremete contra la legalidad internacional participando en el Foro en Dajla ocupado. Vacía y cínica intervención del expresidente español



José Luis Rodríguez Zapatero, durante su intervención en el Foro Crans Montana en Dajla. Javier Otazu EFE
*Fuente: Poemario por un Sahara Libre, 13 de marzo de 2015
Finalmente el ex presidente español José Luis Rodríguez Zapatero ha intervenido en el Foro Crans Montana, organizado por el lobby suizo marroquí, con sede en Mónaco y un presidente que alaba la grandeza del rey feudal Mohamed VI.
En El Mundo se nombran algunos invitados de muy bajo nivel: "Entre los invitados está el ex presidente chileno Ricardo Lagos (gran amigo de Felipe Glez) o el reverendo estadounidense Jesse Jackson (como recuerda el catedráticos Carlos Ruiz Miguel en su blog Desde el Atlántico: “La entrada de Jackson en el lobby marroquí coincide, casualmente, con la condena de su hijo, Jesse Jackson jr., a una pena de 30 meses de cárcel y a devolver los 750.000 dólares del fondo de su campaña electoral que se gastó en caprichos personales”. Jackson ha visitado más veces el Sahara ocupado invitado por Marruecos), así como el vicesecretario general de la ONU, el francés Phillipe Douste-Blazy (en realidad es su cargo es asesor personal del secretario general de la ONU para las formas innovadoras de financiación del desarrollo) y ex primeros ministros de varios países de Europa del Este y África (sin  precisar nombres).
No olvidemos que en este evento en el que participa Zapatero, Mohamed VI ha dado la bienvenida a los asistentes al “Sahara Marroquí”. Zapatero con su presencia muestra estar de acuerdo con la ocupación ilegal del Sahara Occidental. El mensaje del rey de Marruecos ha sido leído por el primer ministro marroquí, Abdelilá Benkirane, ya el rey no ha viajado a Dajla ocupada.
Zapatero en su intervención se ha referido en varias ocasiones a África, cuando la Unión Africana, a la que no pertenece Marruecos, ha condenado el encuentro y pedido su cancelación del foro al considerar que celebrar reuniones internacionales en territorios ocupados es "ilegal conforme al derecho internacional" y está "en contradicción con los esfuerzos de la comunidad internacional para resolver el conflicto del Sáhara Occidental".
Zapatero ha mostrado un discurso lleno de lugares comunes (solidaridad, paz, religión, el papel de la mujer, derechos humanos) y vacío de contenido. Un vergonzoso discurso en un territorio ocupado ilegalmente, militarizado, donde los observadores internacionales tienen muchas dificultades para hacer su trabajo, están prohibidas las asociaciones saharauis, las manifestaciones, se expolian los recursos naturales y la población civil saharaui sufre todo tipo de abusos y violaciones de derechos humanos, con especial violencia contra las mujeres (esas que tanto “preocupan” a Zapatero), con más de 500 desaparecidos, fosas comunes y con cerca de ochenta presos políticos saharauis sufriendo las cárceles marroquíes.
En definitiva, una muestra más de lo indigno y cínico que puede llegar a ser José Luis Rodríguez Zapatero, que fue presidente del gobierno español durante la huelga de hambre de Aminetu Haidar y el desmantelamiento del Campamento de la Dignidad saharaui- Gdeim Izik.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada