jueves, 7 de enero de 2016

La República Saharaui y la República de Panamá restablecen relaciones diplomáticas

La Vicepresidenta y Ministra de Relaciones Exteriores de la República de Panamá, Isabel Saint Malo, recibe al canciller saharaui, Mohamed Salem Salek.
Primera visita oficial del presidente saharaui a la República de Panamá, 1982.
Panamá fue el primer país latinoamericano que reconoció a la República Árabe Saharaui Democrática (RASD) En la actualidad, la RASD cuenta con 8 embajadas en Latinoamérica.
*Fuente: Mundodiario. 07 de enero de 2016Por: Jalil Mohamed, Periodista. Adscrito al departamento de español en la televisión saharaui RASD-TV. Escribe en MUNDIARIO.   
En un comunicado emitido por la cancillería saharaui se anuncia que la Republica de Panamá y la República Árabe Saharaui Democrática (RASD) reanudan las relaciones diplomáticas al más alto nivel, con embajadores acreditados.
El ministerio de exteriores saharaui informa que “el embajador, Aaili Mahmud, reanudo sus funciones como embajador extraordinario y plenipotenciario de la RASD en la hermana República de Panamá”.
La cancillería saharaui muestra su total satisfacción por la reanudación de las relaciones, y recuerda que “La República de Panamá es el primer país latinoamericano en reconocer a la RASD y a la que le unen, desde hace casi cuatro décadas, históricos lazos de amistad, solidaridad y cooperación con la República Saharaui”.
Panamá reconoce e inicia relaciones diplomáticas con el estado saharaui el 23 de junio de 1978. Un hecho que otorgaría al país latinoamericano un lugar privilegiado en la historia y la lucha del pueblo saharaui, pero también sería el inicio de una dura batalla diplomática entre el Frente Polisario y el régimen marroquí en Latinoamérica.
En la actualidad el Estado Saharaui (RASD) mantiene relaciones diplomáticas con la mayoría de los estados latinoamericanos. En algunas capitales, como la de México, podemos encontrarnos con la embajada de la RASD y la de Marruecos.  
Las históricas relaciones entre los dos estados fueron congeladas unilateralmente, el 20 de noviembre de 2013, por el canciller Fernando Núñez Fábrega. La decisión del ex canciller panameño se llevó a cabo bajo presiones ejercidas por Marruecos y sus aliados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada