jueves, 29 de septiembre de 2016

Llegan a Córdoba los dos jóvenes detenidos en Marruecos en un trabajo sobre el Sáhara

Los dos jóvenes cordobeses del Consejo Local de la Juventud de Córdoba que han sido detenidos y liberados a las horas este martes por la Policía de Marruecos, mientras realizaban un trabajo sobre el Sáhara en El Aaiún, llegan en la madrugada de este jueves a la capital cordobesa.
Los dos jóvenes cordobeses del Consejo Local de la Juventud de Córdoba que han sido detenidos y liberados a las horas este martes por la Policía de Marruecos, mientras realizaban un trabajo sobre el Sáhara en El Aaiún, llegan en la madrugada de este jueves a la capital cordobesa.
Así lo ha confirmado a Europa Press José Antonio Flores, padre de uno de los jóvenes, Rubén de 25 años, que junto a Julia, llegaron el lunes a El Aaiún para realizar "un trabajo de contacto con personas de la zona para saber su situación, cómo viven y luego difundirlo entre las asociaciones e institutos de Córdoba".
Según ha detallado, los jóvenes han salido en la mañana de este miércoles desde la ciudad marroquí de Agadir, a donde fueron trasladados en un taxi tras liberarlos la Policía, y se han dirigido a Marrakech, donde sobre las 18,00 horas han cogido un avión con destino a Madrid, ciudad en la que les espera la familia para su traslado a Córdoba.
Al respecto, el padre explicó este martes que la Policía "los ha fichado", después de la detención de madrugada en una casa de acogida, y los mandó para Agadir, ciudad "hacia la que deportan algunas veces a los detenidos" para que de este modo estén "fuera de los territorios ocupados del Sáhara".
Entretanto, el progenitor ha relatado que "no ha habido malos tratos por parte de la Policía", aunque antes de que los detuvieran, "los amenazaron y estaban asustados y nerviosos", al tiempo que ha lamentado "la situación que hay en el Sáhara", por el hecho de que "no se pueda hablar con las personas".
Los jóvenes llegaron el lunes a una casa de acogida y hablaron con saharauis, pero "al poco de entrar, llegó la Policía y pidió que salieran los españoles o entraban", si bien los dos jóvenes "se escaparon de la casa y fueron a otra casa saharaui", aunque "llegó un momento en el que los sacaron y los detuvieron", según informó el padre de Rubén, quien cree que "los que tendrán problemas ahora son los activistas saharauis que los han acogido".
En todo momento, el padre ha estado "en contacto con el representante del Frente Polisario en Andalucía, que iba informando de la situación", a lo que ha añadido que "es una aberración deportar a una persona por simplemente hablar con otra", pero ha valorado que "afortunadamente no ha pasado nada en Comisaría".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada