viernes, 23 de septiembre de 2016

Marruecos, inmerso en elecciones legislativas, expulsa de los observadores el Centro Jimmy Carter, fundación del expresidente de EEUU



El régimen marroquí sigue mostrándose escéptico en su confianza hacia el mediador estadounidense de la ONU para el Sahara Occidental, el diplomático estadounidense Christopher Ross, cuestionando el papel de las Naciones Unidas en resolver la ocupación del Sahara Occidental y reconocer su derecho a la autodeterminación. Una postura que ha llevado el régimen marroquí a rechazar a cualquier movimiento y declaración estadounidenses, que esté relacionado con el proceso de descolonización del Sahara Occidental.
Marruecos está enfrascado en unas elecciones legislativas, cuyos sus resultados parecen cantados incluso antes de su inicio, según prevén todos los indicadores. Marruecos, ante la presencia de los observadores internacionales, tomó la decisión de excluir como observador el Centro Jimmy Carter, The Carter Center al mismo tiempo que concedió la licencia para los observadores europeos que han sido escogidos al gusto del régimen.
El Centro Carter es Premio Nobel de la Paz y ha supervisado elecciones en más de treinta y nueve países. El Centro Carter reclama la democracia en estos países donde los derechos son vulnerados. Parece que la posición de los Estados Unidos respecto al tema conflicto del Sahara Occidental se ha convertido en una pesadilla americana para Marruecos, tras la postura de diplomáticos como James Baker, John Bolton, Christopher Ross y el Centro Robert Kennedy dirigido por Kerry Kennedy. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada