lunes, 25 de noviembre de 2013

Marruecos destruye el patrimonio arqueológico saharaui en las zonas ocupadas del Sahara Occidental






*Fuente: Activistas saharauis de derechos humanos / *Traducción: Poemario por un Sahara Libre
Destrucción del hallazgo arqueológico de la zona Asli Rish, política de genocidio cultural que practica la administración de ocupación marroquí en los territorios que ocupa del Sahara Occidental.
En el marco de su genocidio para destruir la cultura y la identidad de las regiones arqueológicas saharauis, el régimen marroquí ha procedido en la destrucción de una zona de la arqueología saharaui situada en la zona de la ciudad de Smara, en Asli  Rish. Con este macabro plan otra vez el régimen comete mas delitos de genocidio cultural contra el patrimonio cultural arqueológico saharaui, que realiza través de la concesión de licencias a las empresas que explotan estos lugares como la zona de Asli Rish, donde se encuentra una extensa área de canteras de rocas que están siendo explotadas por una empresa marroquí que ha destruido parte del hallazgo que consiste en grabados rupestres en esta zona de rocas planicies. El régimen marroquí ha autorizado su ejército para construir sus fortificaciones militares de entrenamiento y en algunas partes del Muro de la Vergüenza donde se acantona su ejército en la parte que ocupa del Sahara Occidental.
Defensores de derechos humanos y activistas de protección del patrimonio cultural saharaui han denunciado este saqueo y destrucción contra el patrimonio de la humanidad en lugares dispersos  en varios puntos del territorio saharaui bajo ocupación marroquí. Estos hallazgos datan de ocho mil años antes de Cristo y que los convenciones internacionales de la UNESCO, y de La Haya inscribe y llama a su protección en su convenio de 1954, cuando se trata de países o lugares de disputa. Estos convenios intentan declarar y proteger en el mundo para su conservación y estudio. También estos lugares patrimonios de la humanidad son contemplados en varias otros tratados internacionales como la Convención de Paris de 1972 y la Convención del 1948 relativas al genocidio cultural, que ahora en la parte ocupada del Sahara Occidental viola sistemáticamente Marruecos.
Los activistas saharauis citan otros lugares que Marruecos registró en diferentes puntos del Sahara para aprovechar y explotar como es el caso de el hallazgo de Lam El Asli, y otros en las cercanías de la ciudad de Smara, El Aaiun, Seluan, Erbeyeb Lemghader, Hauza y Leghsheiuat.
Varios grabados con inscripciones de la antigüedad de estos sitios fueron trasladados al interior de Marruecos, y otros fueron expoliados por particulares y expuestos al tráfico en algunas ciudades en el Este de Marruecos.
Ante este saqueo indiscriminado de la arqueología saharaui varias asociaciones, defensores de derechos humanos y ciudadanos denunciaron y condenaron estos hechos, pero las autoridades marroquíes siguen cometiendo hasta el momento su crimen contra el patrimonio cultural arqueológico nacional del Sahara Occidental.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada