jueves, 5 de diciembre de 2013

El Presidente del Parlamento Panafricano insta a su homólogo del PE a la no ratificación del acuerdo de pesca con Marruecos

Pretoria, 04/12/2013 (SPS).- El presidente del Parlamento Panafricano, H.E Hon Bethel Nnaemeka Amadi ha instado este miércoles a su homólogo del Parlamento Europeo, PE, Martin Schulz a que su institución no ratifique el acurdo de pesca entre la Unión Europea y Marruecos "por su negativo impacto político, legal y ético sobre la soberanía, la independencia y la integridad territorial del Sahara Occidental".
"Hago un llamamiento a vuestra excelencia para no ratificar el nuevo acuerdo de pesca entre la Unión Europea y Marruecos por su negativo impacto político, legal y ético sobre la soberanía, la independencia y la integridad territorial del Sahara Occidental", escribió el Presidente del Parlamento Panafricano en su carta a su homólogo europeo.
"Bajo estas circunstancias, la ratificación del protocolo de pesca con Marruecos, serviría como una recompensa a Marruecos por su continua violación de los derechos fundamentales del pueblo saharaui que ha sido probada por muchas organizaciones de derechos humanos tanto internacionales como de países africanos", añade la misiva.
El Presidente del Parlamento Panafricano ha considerado que dicho acuerdo puede también "socavar" los esfuerzos llevados a cabo por las Naciones Unidas y la Unión Africana para hallar "una solución pacífica y definitiva del conflicto, sobre la base del ejercicio por el pueblo saharaui de su inalienable derecho a la autodeterminación".
"Legitima también la ocupación marroquí del territorio y prolonga los sufrimientos del pueblo saharaui", ha proseguido H.E Hon Bethel Nnaemeka Amadi, quien ha recordado el dictamen de la Haya, la opinión de Hans Corell, adjunto del secretario general de la ONU y encargado de Asuntos Jurídicos, las resoluciones de la ONU, la Unión Africana y el PE.
A continuación el texto integro de la carta:
"Su excelencia:Martin Schulz
Presidente del Parlamento Europeo
Bruselas, Bélgica
Su Excelencia:
El nuevo acuerdo de asociación entre La Unión Europea y Marruecos en materia de pesca constituye una violación de la soberanía territorial del pueblo saharaui
En nombre del Buró y de los miembros del Parlamento Panafricano, permítame una vez más, darle las gracias, por habernos honrado con su presencia durante la segunda sesión ordinaria del Parlamento Panafricano, celebrada en mayo de 2013, y esperamos poder seguir colaborando mutuamente para preparar juntos la próxima cumbre africano –europea que tendrá lugar en abril de 2014, no obstante me urge dirigirle esta carta para llamar vuestra atención sobre la peligrosa evolución de los acontecimientos en relación con el Sahara Occidental.
Hemos sido informados de que el Parlamento Europeo está a punto de votar sobre un nuevo Protocolo de pesca entre la Unión Europea y Marruecos que no excluye explícitamente las aguas territoriales del Sahara Occidental, la última colonia en África. Como sabéis, el nuevo protocolo fue propuesto por la Comisión Europea para reemplazar al segundo acuerdo de pesca entre LA UE y Marruecos que fue rechazado por el Parlamento Europeo el 14 de diciembre de 2011.Es bien sabido que el territorio no autónomo del Sahara Occidental que figura en la agenda de las Naciones Unidas como una cuestión de descolonización y es considerado la última colonia del continente africano, no forma parte del Reino de Marruecos, país que sigue ocupando ilegalmente una gran parte del Sahara Occidental desde 1975.
La Corte Internacional de Justicia de la Haya dictaminó el16 de octubre de 1975, en su histórica opinión consultiva sobre el Sahara Occidental que no existe “ningún vínculo de soberanía territorial entre el territorio del Sahara Occidental de un lado y el Reino de Marruecos o el conjunto mauritano de otro.”.Ha respaldado también “la descolonización del Sahara Occidental” por medio del ejercicio “del derecho de autodeterminación a través de la expresión de la genuina voluntad del pueblo del territorio”. Las Naciones Unidas, la Unión Africana y todos los países miembros nunca han aprobado la ocupación marroquí del Sahara Occidental ni han reconocido la legalidad de la anexión por la fuerza del territorio, como confirman las resoluciones 34/37/ (1979) y 35/19 (1980), por tanto el Reino de Marruecos es una potencia ocupante y no está reconocido por la ONU como fuerza administradora del territorio, y como tal, no ostenta ningún derecho para explotar los recursos naturales de los territorios ocupados del Sahara Occidental ni firmar acuerdos con terceros sobre estos recursos puesto que la soberanía de los mismos será siempre y únicamente del pueblo saharaui. El Parlamento Panafricano ha aprobado también varias resoluciones y recomendaciones sobre la ilegal ocupación por el Reino de Marruecos del territorio del Sahara Occidental. En vista a la situación jurídica del Sahara Occidental como territorio no autónomo y teniendo en cuenta las repercusiones legales, políticas y éticas del acuerdo de pesca entre la Unión Europea y el Reino de Marruecos, el Parlamento Europeo puede, sencillamente, excluir las aguas saharauis del marco geográfico de este protocolo de asociación, tal como han obrado otros gobiernos en sus tratados comerciales con Marruecos. El 20 de julio de 2004, el representante comercial de los Estados Unidos en las negociaciones sobre el Tratado de Libre Comercio con Marruecos declaró que “los Estados Unidos y otros países no reconocen la soberanía de Marruecos sobre el Sahara Occidental”.
El nuevo acuerdo de pesca que no excluye de manera clara las aguas del Sahara Occidental se contradice de plano con las posiciones firmes que han mostrado algunos países miembros de la Unión Europea, tampoco toma en consideración la opinión de la mayoría expresada por el Parlamento Europeo y su consultoría jurídica que estableció en julio de 2009 que los barcos que formaban la flota de pesca europea, en efecto, faenaban y pescaban, en aguas saharauis como parte del acuerdo de pesca suscrito con Marruecos. Los servicios jurídicos han subrayado también que el pueblo del Sahara Occidental nunca fue consultado ni tampoco se ha beneficiado de la explotación de sus recursos y que el acuerdo marco de asociación con Marruecos será suspendido, o aplicado en otra variante que excluya del mismo las aguas del Sahara Occidental.
Esta clara indiferencia ante los intereses y deseos del pueblo saharaui es una evidente vulneración de los principios del Derecho Internacional aplicables al Sahara Occidental, y que figuran en la opinión jurídica que fue presentada ante el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas por el adjunto del secretario general de la ONU y encargado de Asuntos Jurídicos, el embajador Hans Corell.
Corell expresó en su opinión que “si los trabajos de prospección y explotación se llevasen a cabo sin la aceptación de los intereses y deseos del pueblo saharaui estarían violando los principios del Derecho Internacional aplicables a las actividades mineras en los territorios no autónomos”. Respecto a la legalidad del Acuerdo Marco de Asociación entre la Unión Europea y Marruecos y desde la perspectiva del Derecho Internacional, Corell subrayó en diciembre de 2004 que “es evidente que un acuerdo de este tipo que no distinga entre las aguas territoriales del Sahara Occidental y las aguas marroquíes estaría en contradicción con el Derecho Internacional”.
Bajo estas circunstancias, la ratificación del protocolo de pesca con Marruecos, serviría como una recompensa a Marruecos por su continua violación de los derechos fundamentales del pueblo saharaui que ha sido probada por muchas organizaciones de derechos humanos tanto internacionales como de países africanos. Puede también socavar los esfuerzos llevados a cabo por las Naciones Unidas y la Unión Africana para hallar una solución pacífica y definitiva del conflicto, sobre la base del ejercicio por el pueblo saharaui de su inalienable derecho a la autodeterminación. Legitima también la ocupación marroquí del territorio y prolonga los sufrimientos del pueblo saharaui.
Teniendo en cuenta todo lo anterior, hago un llamamiento a vuestra excelencia para no ratificar el nuevo acuerdo de pesca entre la Unión Europea y Marruecos por su negativo impacto político, legal y ético sobre la soberanía, la independencia y la integridad territorial del Sahara Occidental.
Además, insto a vuestra excelencia, llevar este asunto a la atención de los demás miembros del Parlamento Europeo para su consideración.
Ruego acepten las muestras de mi consideración y respeto.
H.E Hon Bethel Nnaemeka Amadi, MP
Presidente del Parlamento Panafricano". (SPS)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada