domingo, 8 de diciembre de 2013

Hach Ahmed: ONU ni siquiera es capaz de proteger los derechos humanos de los saharauis

Foto: RSS
Entrevistamos a un personaje que ha viajado nueve mil kilómetros para llegar al Perú. Es Hach Ahmed, ministro para América de la República Árabe Saharaui Democrática, un país que se encuentra en el norte de África y que gran parte de su territorio ha sido invadido por Marruecos, motivando que cerca de 200 mil de sus pobladores, los saharauis, huyan hacia Argelia y vivan en campos de refugiados en la localidad de Tinduf con la asistencia humanitaria internacional; mientras que más de 500 mil viven en los territorios ocupados.
- ¿A qué se debe su presencia en el Perú?
Nuestra presencia aquí se debe al interés de nuestra parte de restablecer las relaciones diplomáticas entre nuestro país y el Perú, que como se recuerdan fue suspendida en 1996 por el ministro Tudela. Tuve la oportunidad de entrevistarme con el vicecanciller Fernando Rojas a quien le entregué un mensaje dirigido al presidente Ollanta Humala y mis conversaciones con él versaron sobre un paso deseado para concretar ya la normalización de las relaciones porque no vemos ninguna dificultad objetiva que retarde más esa decisión, máxime cuando esta cuestión se ha tratado en diversas conversación con las máximas autoridades peruanas como el presidente Humala y el anterior canciller. A raíz de ello se envió una misión gubernamental por parte de Perú para normalizar esta situación y creemos que ya ha pasado suficiente tiempo para el estudio de ello. Particularmente soy optimista porque el compromiso del presidente Humala sigue en pie y evidentemente es una decisión política que la debe tomar él.
- ¿Qué mensaje le daría al presidente Humala?
Simplemente que cumpla lo prometido y creo en la firmeza del compromiso del presidente Humala.
-¿Qué argumentos jurídicos defienden al pueblo saharaui?
Los argumentos que respaldan la posición de la parte saharaui son infinitos. Hay innumerables resoluciones de la Asamblea General de la ONU, del Comité de Descolonización que se han aprobado desde la mitad de la década de los ´60 hasta el día de hoy, apoyando el derecho del pueblo saharaui a la autodeterminación y recordando que es un problema colonial, que sigue pendiente de conclusión y que mientras no se celebre un referendo de autodeterminación que le permita al pueblo saharaui expresar libremente su opinión, no se va a cerrar este conflicto. Por tanto, mientras esto no suceda la condición de Marruecos en el Sáhara Occidental (SO) seguirá siendo el de una potencia ocupante, invasora. Junto al arsenal de estas resoluciones, existen otras como organismos como la Unión Africana, No Alineados, parlamentos regionales como el europeo. Me gustaría hacer énfasis en una resolución con una carga jurídica descomunal, como el dictamen del Tribunal Internacional de Justicia de La Haya, que a petición de Marruecos, había examinado las supuestas reivindicaciones territoriales de Marruecos sobre el SO y en un dictamen emitido el 16 de octubre de 1975, dijo categóricamente que Marruecos no tenía ninguna base para reivindicar el territorio del SO y que lo que debe hacer Naciones Unidas es cumplir con su obligación de organizar un referendo de autodeterminación. Con todo este arsenal de resoluciones de decisiones, de dictámenes, el pueblo saharaui junto a los enormes sacrificios que ha consentido a lo largo de 40 años para defender su derecho a la libertad y autodeterminación que otra prueba con mayor carga se podría reclamar del pueblo saharaui para probar que el territorio es suyo y que Marruecos es simplemente un país agresor que no le asiste más argumentos que la fuerza bruta. Con todo el dinero e influencia propagandística Marruecos no ha logrado que ningún país del mundo, incluyendo sus más próximos aliados, le reconozca la autoridad sobre el SO. Tiene 170 mil hombres armados en el SO y un muro militar de 2720 kilómetros y yo me pregunto ¿si el territorio es suyo por qué construye murallas? Y otra pregunta que desarma los argumentos marroquíes ¿si el territorio saharaui es marroquí por qué aceptó su reparto con Mauritania en 1975? O hay ningún país del mundo que regale territorio a un país vecino. Marruecos nos ha robado el país. Tenemos toda la fuerza de la razón, pero no tenemos quizás la fuerza necesaria para y hemos hecho una gran apuesta en las NNUU y en la comunidad internacional cuando se presentó la posibilidad de resolver pacíficamente el conflicto, pensando que era una apuesta seria en el sentido que el sistema internacional era confiable cuando se nos formuló la idea de resolver pacíficamente el conflicto, hemos silenciado las armas y aceptado la intervención de la NNUU y no hemos escatimado esfuerzo alguno para colaborar con la ONU para que arregle pacíficamente el problema. Haciendo una retrospectiva nos dimos cuenta que fuimos excesivamente ingenuos al confiar en un sistema que es impotente al menos frente a una situación en que Marruecos claramente está al margen de la legalidad internacional.
- Van 38 años de la invasión marroquí al Sáhara Occidental y la ONU no avanza por la indiferencia de los países. ¿Qué les queda?
Nos queda continuar nuestra lucha… No queremos precipitarnos, hemos hecho una gran apuesta por Naciones Unidas, seguimos confiando en ella. No hay arrepentimiento de nuestra parte que hubo tiempo perdido. Hemos demostrado que tenemos la razón, que quién se niega a ir a una consulta democrática es que tiene miedo de algo. También lo que está a prueba es la propia credibilidad de Naciones Unidas. A nosotros nos gustaría que llegue el día que Naciones Unidas tire la toalla y diga “no podemos con Marruecos”. En ese momento estaremos mejor situados para saber la decisión que vamos a tomar, hoy estamos muy lejos de la capitulación…
- Hay saharauis, los jóvenes por ejemplo, que quieren ir a la guerra porque han perdido la esperanza en la ONU…
Eso es harina de otro costal. Nosotros tenemos un debate interno muy intenso que sustancialmente gira en torno al manejo de este proceso de paz de parte del gobierno saharaui y hasta este momento se ha salvado de la presión refugiándose en iniciativas para dar la apariencia que esto camina, pero el tiempo se está agotando y las voces de protesta y de desacuerdo con el manejo y la confianza en las NNUU está llegando a un punto que difícilmente el liderazgo saharaui lo pueda maniobrar con la comodidad con la que lo está manejando hasta ahora. La tiene muy difícil si de aquí al próximo congreso del Frente Polisario, el liderazgo saharaui no ofrece algo como resultado de esta gestión con NNUU que pueda calmar la frustración y desilusión justificada de una población que ha confiado en NNUU y que prácticamente no ha hecho nada, ni siquiera es capaz de proteger los derechos humanos.
De la misma manera que no podemos reescribir la historia, la geografía es una sola, no podemos cambiarla. Saharauis y  marroquíes somos vecinos inevitables. Hemos de cerrar el  largo y trágico episodio de  guerra y confrontaciones  para centrarnos en el futuro. Marruecos del siglo XXI no puede vivir en un estado de emergencia permanente  creando  tensiones y divergencias con todos sus vecinos. No puede seguir despilfarrando recursos  ingentes  que pueden ser destinados al desarrollo de nuestros pueblos y de nuestra región. Es uno de los estados poderosos del norte de África y tiene la obligación y la responsabilidad de velar por la estabilidad de la región y  convivir en paz con todos sus vecinos, sean pequeños  o  grandes. Ya no es la época de los muros y las fronteras minadas.  Con los saharauis ganarán mucho más pactando una solución justa y pacífica basada en el respeto  mutuo. Los saharauis están ansiosos por abrir una página nueva  con el Reino de Marruecos. Debemos aprovechar en serio y con honestidad la intervención de la ONU para hallar la salida  justa y honorable que nuestros pueblos merecen y esperan.
*************************
“Confío en la buena fe del Papa Francisco”
- ¿Cómo evalúa la relación de Estados Unidos con el pueblo saharaui?
Incipiente, pero de gran valor para nosotros. Nuestra confianza en el nuevo Secretario de Estado John Kerry es alta.
- ¿Qué le pediría a Francia?
Ser benigna con el pueblo saharaui
- ¿Y a España?
Tener gallardía. Que lea otra vez a Cervantes
- ¿Cuál es su opinión sobre el Papa Francisco?
Muy positiva por nuestra pertenencia al mundo latino y nuestra condición de ex colonia española. Pido que desde su altura incluso física y desde la altura de El Vaticano incluya en su espacio de visión al pueblo saharaui por muy pequeño que fuera. Confío en la buena fe del Papa Francisco y cuando conozca muy bien la naturaleza de este problema va a ser un activista de la causa saharaui.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada