martes, 25 de marzo de 2014

Aminetu Haidar defiende la causa saharaui ante el Congreso de EE.UU.


Washington, 25/03/2014, (SPS). – El Congreso de EE.UU. recibió el lunes en Washington a la militante saharaui de derechos humanos, la Sra. Aminatou Haidar, en visita a la capital federal americana para defender la causa del Sahara Occidental ocupado y denunciar las continuas violaciones de los derechos humanos saharauis por parte de Marruecos.
La Sra. Haidar compareció ante el Congreso en el marco de la “Conferencia Emir Abdelkader” (Emir Abdelkader Lecturer) organizada periódicamente por Defense Forum Foundation, una fundación americana registrada en el Congreso como asociación activa para la democracia y los derechos humanos así como las cuestiones de defensa nacional americana y es conocida, sobre todo, por sus foros realizados en beneficio de la institución parlamentaria americana para promover la libertad y los derechos humanos en el extranjero.
La conferencia “Emir Abdelkader Lecturer” designa anualmente una personalidad musulmana que obra por la libertad y los derechos humanos en el mismo espíritu y en referencia al Emir argelino Abdelkader Ben Mahieddine, para pronunciar una alocución ante el Congreso americano.
En su discurso titulado ”Justicia para la última colonia de África: la lucha por los derechos humanos y la autodeterminación en el Sáhara Occidental”, la Sra. Haidar explicó la génesis de la cuestión del Sáhara Occidental ocupado al mismo tiempo que abordaba el preocupante problema de las violaciones de los derechos humanos perpetradas por las autoridades marroquíes contra el pueblo saharaui.
Ante los participantes en este foro, describió la política de represión brutal y sangrienta llevada cabo por Marruecos, a través de las detenciones arbitrarias, palizas, actos de tortura, violaciones, ejecuciones extrajudiciales y desapariciones forzadas de los saharauis.
En este sentido, la activista saharaui declaró al Congreso que estas violaciones de los derechos humanos siguieron cometiéndose incluso después de la creación, en Marruecos, del Consejo Nacional para los Derechos Humanos, que se supone debe actuar para proteger a las sociedades marroquí y saharaui contra las violaciones de derechos humanos, y a pesar de los llamamientos para el respeto de estos derechos formulados en los informes del Departamento de Estado americano y de las ONG internacionales de derechos humanos y a pesar de las resoluciones del Consejo de Seguridad y de los informes del Secretario general de la ONU que apelan al respeto de los derechos humanos de los saharauis.
Llamado para un mecanismo de vigilancia de los derechos humanos en el seno de la MINURSO
Ante un público especialmente atento a su discurso, la Sra. Haidar señaló la importancia de la creación de un mecanismo de vigilancia de los derechos humanos de los saharauis en la Misión de las Naciones Unidas para el Referéndum en el Sáhara Occidental (MINURSO), que se convirtió, dijo Haidar, en una reivindicación unánime de las ONG internacionales de derechos humanos.
Sin embargo, lamentó la activista, que también es presidenta del Colectivo de Defensores de Derechos Humanos (CODESA), “son algunas grandes potencias miembros del Consejo de Seguridad que aún se oponen a la voluntad de la comunidad internacional que reclama la creación de tal mecanismo”.
Recordó que eso es lo que ocurrió en abril de 2013, cuando algunas potencias internacionales rechazaron apoyar, en el Consejo de Seguridad, el proyecto de resolución presentado por los Estados Unidos para la ampliación del mandato de la MINURSO a la vigilancia de los derechos humanos de los saharauis en el Sáhara Occidental ocupado.
Peor aún, lamentó Haidar, incluso con la resolución adoptada por el Consejo de Seguridad en abril de 2013, que llamó a la mejora de la situación de los derechos humanos de los saharauis y al establecimiento de “medidas independientes y creíbles” que garanticen el pleno respeto de estos derechos, “Marruecos recae y continúa violando esos derechos”.
Sobre este punto, indicó que nada más que durante el período comprendido entre la aprobación de la resolución del Consejo de Seguridad del 25 de abril 2013 hasta el 18 de marzo de 2014, la represión de las manifestaciones pacíficas afectó a 912 personas (458 mujeres, 399 hombres, 28 niños y 27 personas con discapacidad).
En este período también se registraron 52 secuestros de mujeres y niños, que fueron golpeados y / o torturados antes de ser liberados, al igual que defensores de derechos humanos y bloggers saharauis fueron agredidos y 197 casas fueron saqueadas.
En cuanto a las persecuciones judiciales, conciernen a 108 presos políticos saharauis durante el mismo período. Por ello, advirtió que el empeoramiento de la precariedad de las condiciones de vida y la alarmante situación de los derechos humanos en los territorios ocupados del Sáhara Occidental ” nutrirán la aparición entre los civiles saharauis, una sintiendo no sólo de pérdida de confianza, sino también la desesperación que podría ser, en el futuro, un catalizador para una respuesta violenta por parte de ellos que podría vulnerar la paz en el noroeste de África.”
Derecho del pueblo saharaui a la autodeterminación
Además de los derechos humanos, la Presidente de CODESA también evocó la cuestión fundamental de la autodeterminación recordando que “Marruecos, con el apoyo de algunas potencias mundiales, entre ellas Francia, todavía se niega a cumplir con la legalidad internacional que, sin embargo, otorga al pueblo saharaui el derecho a a la autodeterminación”.
Después de haber presentado esta situación, la Sra. Haidar llamó el Congreso, dado el compromiso de este último con la promoción de los derechos humanos en el mundo y dado su papel influyente en la política exterior de los Estados Unidos”, a preocuparse más por la situación de los derechos humanos de los saharauis y el problema de la explotación ilegal de las riquezas mineras y pesqueras del Sáhara Occidental sobre todo teniendo en cuenta que hay empresas estadounidenses que siguen realizando prospecciones mineras y petroleras, mientras que otros continúan importando fosfatos del Sáhara Occidental”.
Esto se sigue practicando, lamentó Haidar, a pesar de los términos del acuerdo de libre comercio entre Estados Unidos y Marruecos que excluye el Sahara Occidental de los territorios en los que se aplica este acuerdo.
La Sra Haidar pidió también al Congreso actuar más para una contribucion eficaz de los Estados Unidos en el Consejo de Seguridad de la ONU y en los esfuerzos de la comunidad internacional para garantizar el respeto de los derechos humanos en el Sáhara Occidental, con el fin de lograr la adopción por el Consejo de Seguridad de una resolución que decida no sólo la introducción de la vigilancia de los derechos humanos en el mandato de la MINURSO, sino también la aplicación de los convenios internacionales que prohíben el saqueo de recursos mineros y pesqueros saharauis y, sobre todo, para hallar una solución pacífica que garantice el derecho del pueblo saharaui a la autodeterminación.
Además de su discurso ante el Congreso, la Sra. Haidar intervendrá también el próximo jueves en la Representación de la Unión Africana en Washington, donde animará un panel de discusión con la señora Kerry Kennedy, la presidenta de la ONG estadounidense ”Centre Robert F. Kennedy para la Justicia y los Derechos Humanos” (RFKennedy Center) junto con la Sra. Amina Salum Ali, Embajador de la Unión Africana en los EE.UU.
Tras su estancia en Washington, la activista saharaui viajará la próxima semana a Nueva York, donde se reunirá con altos funcionarios de la ONU con motivo de la cercana reunión del Consejo de Seguridad sobre el Sáhara Occidental en abril.
ECOS DE LA PRENSA
LA VANGUARDIA
EFE
ALL AFRICA
EL DIARIO.ES
LA INFORMACION.COM

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada