lunes, 13 de abril de 2015

Eduardo Galeano y el Sahara Occidental: algunos de los gestos de apoyo de un incondicional hermano de la causa saharaui

*Fuente: EIC Poemario por un Sahara Libre
Cuando la razón está de tu lado los hombres buenos están contigo. "El mundo se divide en indignos e indignados, ¿tú de qué lado estás?" (Eduardo Galeano)"
Con enorme pesar nos enteramos de la muerte del escritor y periodista uruguayo, Eduardo Galeano, en la mañana de hoy, 13 de Abril de 2015, a los 74 años de edad. Según informa la prensa, llevaba tres días hospitalizado y su fallecimiento se produjo en su ciudad natal, Montevideo, víctima de un cáncer de pulmón, que padecía desde hacía varios años.
Como nos sucede cuando nos dejan los amigos que han estado con nosotros nos sentimos tristes y vacíos. Con el adiós de Galeano, siempre al lado de la causa saharaui por su independencia y autodeterminación, nos sentimos mucho más huérfanos. Todas las voces suman pero estas voces valientes, transparentes y justas, con tanto talento, bondad y repercusión en todo el mundo, son más que imprescindibles.
Estos son algunos de esos gestos:
En noviembre de 2004 Eduardo Galeano firmaba junto con otros importantes personajes del mundo de la cultura, hasta 440 personalidades, además de más de tres mil firmas de ciudadanos, una carta entregada al entonces Presidente del gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero a favor del pueblo saharaui.
En agosto de 2005 Eduardo Galeano y Mario Benedetti encabezaban una carta abierta de intelectuales y políticos uruguayos a favor del reconocimiento de la República Saharaui por ese país. El texto fue redactado por el escritor uruguayo Eduardo Galeano y respaldado por 63 firmas de mucho peso político y cultural en el país. El reconocimiento se lograría por fin en diciembre de ese año.
Su acercamiento más directo a la realidad saharaui tuvo lugar en el FISAHARA 2006. En abril de ese año el escritor uruguayo viajó a los campamentos de refugiados saharauis en Tinduf, y participó en el festival de cine saharaui aquel año. Se celebraba entonces la tercera edición del festival. “El mundo se divide entre gente indigna e indignada. Indignos, dio a entender Galeano, son los políticos y magnates que mantienen la patria de la antigua colonia española en manos marroquíes. Indignados, quienes luchan para que acabe tan categórica injusticia, que pone en tela de juicio la autoridad y crédito de las mismísimas Naciones Unidas”, afirmó el escritor en la clausura.
La ocasión en que hemos podido estar más cerca del escritor uruguayo fue en mayo de 2008. Desde las Jornadas de las Universidades Públicas Madrileñas nos acercamos a la Casa de América, donde Galeano presentaba su libro ‘Espejos’. A una pregunta de la escritora saharaui Zahra Hasnaui (vestida con su melhfa) sobre su compromiso con la causa saharaui Galeano, que se lamentó de que “algunos muros sean tan altisonantes y otros muros sean tan mudos”, se declaró “internacionalista porque creo en la certeza de que podemos ser compatriotas de gentes que nacieron en otros lugares del mapa, por eso me siento tan identificado con un pueblo al que le robaron la patria”. Zahra y otros escritores saharauis pudieron luego saludar a Galeano y mostrarle su agradecimiento por su apoyo incondicional a la causa saharaui.
En noviembre de 2009 Galeano se incorporó a la campaña internacional a favor de la activista saharaui de derechos humanos Aminetu Haidar, durante su huelga de hambre en el aeropuerto de Lanzarote. Este fue su mensaje: “Mensaje de Eduardo Galeano para Aminetu Haidar: Somos muchos los que en todo el mundo estamos siguiendo, paso a paso, tu gesto de bravura. Y somos muchos los que creemos que estás siendo elogiada, día a día, por el odio de los que te odian. Personas como tú nos ayudan a vivir de acuerdo con lo que la conciencia nos dicta, sin obedecer a lo que la conveniencia nos manda. Personas como tú nos ayudan a confirmar que la lucha por otro mundo, el otro mundo posible que este mundo lleva en el vientre, no es, nunca será, una pasión inútil. Muchas gracias, compañera. Te amamos muchos, y yo soy uno de esos muchos. Eduardo Galeano; 22 de noviembre de 2009”.
El 6 de diciembre de 2009, mientras continuaba la huelga de Aminetu, se presentó un manifiesto de apoyo de 200 escritores, intelectuales y profesores saharauis, españoles, latinoamericanos y de otros países, encabezado por Eduardo Galeano. Entre los firmantes figuraban Antonio Muñoz Molina, Elvira Lindo, Rosa Montero, el propio Eduardo Galeano, Fernando Sánchez Dragó, Rosa Regàs, Maribel Verdú, Nativel Preciado, Limam Boisha o Mohamed Salem Abdelfatah Ebnu, según informaba Europa Press.
A finales de diciembre de 2009 Eduardo Galeano convocaba una movilización universal en favor de los activistas de DDHH en el Sáhara Occidental, entre ellos el llamado Grupo de los 7, encarcelados en ese momento, entre los que se encontraba el activista saharaui de derechos humanos Brahim Dahan, detenidos por el gobierno marroquí por haber viajado a los campamentos de refugiados saharauis.
En febrero de 2010 Galeano se reunía en Montevideo con el presidente de la República Saharaui Mohamed Abdelaziz, durante las jornadas de la toma de posesión del entonces presidente electo José Múgica.  “Eduardo Galeano ha sido un modelo para todos los ideales humanos de la libertad, la justicia y los derechos humanos en el mundo”, afirmó entonces el presidente saharaui, quien agradeció a Galeano que liderara una campaña internacional en contra de las violaciones de derechos humanos en el Sáhara Occidental y por la liberación de los presos políticos saharauis en cárceles marroquíes, junto con el Premio Nobel de Literatura José Saramago.
También en 2010 Eduardo Galeano realizaba el monólogo “MUROS”, sobre los muros que coexisten hoy en el mundo y de los que no se habla. Abordaba en él en profundidad y en su particular estilo y forma de contar, el problema de la autodeterminación del pueblo saharaui y el muro marroquí de la vergüenza. “Y nada, nada de nada, se habla del Muro de Marruecos, que desde hace 20 años perpetúa la ocupación marroquí del Sáhara Occidental. Este muro, minado de punta a punta y de punta a punta vigilado por miles de soldados, mide 60 veces más que el Muro de Berlín....”
https://www.youtube.com/watch?v=16mQ-jHdEqo&feature=youtu.be
A finales de diciembre de 2011 Galeano participaba en Celebración del 6º aniversario del reconocimiento de la RASD por el gobierno de Uruguay en la Embajada saharaui. Hubo poemas, no en vano el poeta saharaui Mohamed Salem Abdelfatah Ebnu es secretario de la Embajada saharaui. Con enorme emoción se recordó la fecha del 26 de diciembre de 2005, cuando el entonces Canciller, Reinaldo Gargano, anunciaba a la prensa la decisión que acababa de tomar el gobierno uruguayo de reconocer a la República Saharaui.
Siempre al lado de la causa saharaui en su vertiente política, de derechos humanos y cultural, Galeano encabezaba en abril de 2012 una carta firmada por escritores saharauis, españoles, latinoamericanos y guienoecuatorianos, solicitando al Instituto Cervantes la protección de la lengua española en el Sahara Occidental. Carta que, por cierto, nunca fue respondida por el Cervantes.
Y así en incontables ocasiones… Recientemente había firmado un nuevo manifiesto para la creación de una Plataforma Internacional de Escritores por el Sahara, en homenaje al viaje de escritores que se hizo en 1981 a los campamentos de refugiados saharauis.
Amamos a Galeano por su implicación en todas las causas justas del mundo, pero sobre todo por su incondicional e incansable apoyo a nuestra causa, a la del Sahara Occidental. Con él se nos va un incansable hermano, el hueco enorme que nos deja sabemos que será imposible de llenar.
Hasta siempre hermano. Eduardo Galeano vive.


Isabel Laguna. Efe, 3-04-2006
Eduardo Galeano dijo hoy que la población saharaui, que desde hace 30 años vive "despojada de su tierra y de sus derechos", es "víctima de la impotencia de la ONU" y calificó de "escándalo", que Europa, y especialmente España, no hayan reconocido la existencia de la República Arabe Saharaui Democrática.
El escritor uruguayo hizo estas declaraciones durante la clausura de la tercera edición del Festival Internacional de Cine del Sáhara, una "lindísima locura" que esta semana se ha celebrado en el campamento de refugiados saharauis de El Aaiun y que hoy dio su primer premio, una rosa del desierto y un camello real, al documental "La historia del camello que llora".
El festival, durante el que se han proyectado una veintena de películas, se han realizado talleres y otras actividades, se ha convertido sobre todo en un encuentro con la realidad saharaui para los trescientos invitados que han acudido a esta cita, entre ellos, gentes del cine como los españoles Jaime Chávarri, Emma Suárez, Carlos Bardem o Beatriz Rico.
Todos ellos han comprobado durante el festival, que ha dedicado esta edición a Cuba -entre sus invitados estaban los actores cubanos Vladimir Cruz o Yoima Valdés y la película "Fresa y Chocolate" recibió otra rosa del desierto- cómo "aquí, donde todo falta, sobra lo que hace falta en todo el mundo: energías de dignidad, libertad y solidaridad", gracias a una población que llegó a esta árida zona, conocida como "el desierto de los desiertos", tras la ocupación marroquí de sus lugares de origen.
En este desierto, con la inquebrantable esperanza de volver algún día a sus tierras, los cerca de 200.000 saharauis que habitan los cuatro campamentos de refugiados saharauis han reconstruido un modelo social, político y administrativo con el nombre de República Arabe Saharaui Democrática.
Pero "sólo 82 países del mundo han tenido el mínimo acto de sentido común de reconocer este gobierno, de decir que existe", recordó Galeano en la clausura, a la que asistió el presidente de la RASD, Mohamed Abdil Aziz y muchas otras de sus autoridades. "Es un escándalo que Europa no haya reconocido su existencia" y especialmente, dijo, en el caso de España, que "abrió la puerta a la invasión de Marruecos" de los territorios saharauis cuando en 1975 abandonó lo que hasta ese momento había sido su colonia.
El escritor señaló que este problema perdura mientras en el mundo se extiende "la cultura de la impotencia" y "la dictadura invisible del miedo". "Los saharauis son víctimas de la impotencia de la ONU que ha visto como mil y una resoluciones de apoyo a este pueblo no se cumplían".
Galeano explicó que "los cinco países con derecho a veto en la ONU, esos que velan por la paz mundial, son los cinco principales fabricantes de armas" y animó a "las personitas" a dejarle "puertas abiertas a la imaginación para horadar el muro de la incomunicación".
"El muro de Marruecos, que tiene por objeto perpetuar la ocupación del suelo saharaui, es sesenta veces más largo que el que dividía a Berlín, pero no tiene sesenta veces más de repercusión", añadió el escritor, quien dijo que no sabía si llevará a la literatura esta experiencia: "nunca le doy órdenes a la mano, a mí los libros me escriben", comentó.
La escritora Eugenia Rico leyó un manifiesto en el que los representantes del mundo de la cultura que han participado en este III Fisáhara reclaman a la comunidad internacional "el cumplimiento de las resoluciones de la ONU a favor de la autodeterminación del pueblo saharaui", piden al gobierno español la creación de un Instituto Cervantes en estos campos y se comprometen a mantener viva la solidaridad que ha ayudado a los refugiados a sobrevivir durante este tiempo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada