viernes, 23 de mayo de 2014

La creación del Frente Polisario fue recordada en un emotivo acto sindical en el Puerto de Buenos Aires


*Fuente RASD Argentina. 21 de mayo 2014. Fotos: María Torrellas (Resumen Latinoamericano)
El Embajador en Mision de la República Saharaui, Salem Bachir y el escritor y poeta saharaui Bachir Ahmed, fueron, este martes pasado, los oradores principales de un acto reivindicativo de la lucha del Frente Polisario, que se realizó en la Mutual de la Federación de Obreros Portuarios, Marítimos y Navales, cuyo máximo referente, Pancho Montier, ofició de anfitrión.
Convocados por la Secretaría de Derechos Humanos, de esa entidad portuaria, que preside Ana Gorría, y por la de Relaciones Internacionales de la CTA, a cargo de Fernando Cardozo, numerosos trabajadores del Puerto porteño desbordaron de entusiasmo y fervor internacionalista el recinto. Abrió el acto Cardozo, quien después de destacar la importancia de "este tipo de hermanamiento entre pueblos y trabajadores", agradeció a Pancho Montiel y el resto de los compañeros presentes por hacerse presentes en la solidaridad con los que resisten y pelean aquí y en cualquier parte del mundo".
“Aquí estamos demostrando”, contestó Montiel: “que todos aquellos que luchan por una  causa justa en el mundo, son nuestros compañeros. Por eso hoy respaldamos con firmeza el anhelo del pueblo saharaui de recuperar su libertad e independencia”.
Conmovido por las muestras de solidaridad, el embajador Bachir explicó a los trabajadores dónde está ubicado ese enclave colonial que es su nación invadida por Marruecos y el porqué de la lucha para independizarse. Criticó duramente al Estado español que fue quien en 1976 cedió ese territorio a Marruecos y Mauritania, situación que luego derivó en que éstos últimos decidieran ocuparlo en 1979. Evocó luego, como "un día como este, el 20 de mayo de 1973", el Frente Polisario, que es el movimiento de liberación nacional de los saharauis, iniciara la lucha armada con el propósito de alcanzar la independencia del territorio del dominio colonial español. Aclaró el embajador que: después de muchos enfrentamientos contra Mauritania y la monarquía marroquí, e innumerables  pulseadas diplomáticas, recién en 1991 se acordó un alto el fuego, y a partir de ese momento una Misión de la ONU (MINURSO) se comprometió a preparar un referéndum, que la monarquía marroquí ha saboteado impunemente hasta el presente, mientras sus fuerzas de ocupación cometen todo tipo de atrocidades con una velocidad vertiginosa contra los ciudadanos saharauis en las zonas ocupadas del Sahara Occidental, Bachir terminó reiterando que siempre que precisamos solidaridad, hemos tenido a nuestro lado a la CTA".
A su turno, el escritor y ex dirigente sindical Bachir Ahmed (llegado desde los campamentos saharauis) agradeció la posibilidad brindada por la Federación de trabajadores del Puerto como por la CTA Capital "para que podamos contarles las razones que mueven a hombres,mujeres y niños de mi tierra ocupada a no dejar ni un minuto de luchar". Agregó luego: "yo sé muy bien que no necesito hablar mucho para que ustedes, trabajadores argentinos que han sufrido la prepotencia de una dictadura militar, sepan reconocernos como hermanos, ya que tenemos las mismas ansias de libertad y los mismos enemigos imperialistas".
Por último, habló Ana Gorría, una de las grandes referentes de la lucha de los portuarios y de gran actividad en la defensa de los derechos humanos. Con su característico tono vibrante, esta mujer cuya familia (padre y hermano) fueron secuestrados y desaparecidos durante la dictadura militar, les reiteró a los invitados saharauis que "quienes estamos aquí, y que no dejamos ni una semana de movilizarnos por nuestras reivindicaciones, hoy les rendimos homenaje a vuestro pueblo luchador". "Les pido -dijo- que nos hagan llegar su bandera y nos comprometemos a que la llevaremos en cada una de nuestras manifestaciones en la calle". Luego, haciendo poner de pie  a todos los presentes, Gorría gritó: "Viva la lucha del pueblo saharaui", que fue contestada con una ovación. La consigna: "Libertad, libertad, a los pueblos por luchar", atronó en todo el salón.
Aplaudidos a rabiar, finalmente ambos oradores se abrazaron con los dirigentes de la Mutual y de la CTA, a la vez que estos últimos les entregaron sendos banderines recordatorios de su paso por Argentina.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada