miércoles, 11 de junio de 2014

ERC, ICV y CUP piden replantear relación con Marruecos por situación Sahara

Barcelona, 10 jun (EFE).- Una delegación catalana formada por diputados del Parlament y representantes de ERC, ICV-EUiA y CUP ha pedido una intervención "urgente" de la ONU en el Sahara Occidental por la "vulneración de derechos humanos", así como que Gobierno y Generalitat se replanteen las relaciones comerciales con Marruecos.
Esas son algunas de las conclusiones del informe sobre la situación del Sahara Occidental realizado presentado hoy en el Parlament, tras el viaje que entre el 13 y el 16 de abril pasados llevó a cabo la delegación catalana de observación del intergrupo "Paz y Libertad en el Sáhara" del Parlamento de Cataluña.
El informe constata la "vulneración de los derechos humanos" en el Sahara, donde se está produciendo un "etnocidio evidente con el conocimiento, e incluso la connivencia y tolerancia, de la ONU y la comunidad internacional".
Ante la "negación" de los derechos básicos individuales y colectivos, la delegación catalana ha alertado de que "es necesaria una intervención internacional urgente, dotando a la MINURSO -la misión de la ONU en ese territorio- de las competencias en observación y garantía de no vulneración de los derechos iguales".
También reafirma "la necesidad de finalizar los trabajos previos en la realización de un referéndum libre y vinculante para decidir el futuro del Sahara", ya que "hay que agotar esa vía pacífica de forma urgente", más aún porque "hay indicios de que la actual respuesta no violenta del pueblo saharaui ante las agresiones del gobierno marroquí se convierta en futuras respuestas con violencia".
Por ello, ante esta situación, la delegación catalana convocará al intergrupo parlamentario para presentar el informe y analizar con el resto de grupos esta situación, así como acordar acciones e iniciativas parlamentarias posteriores.
En el marco del intergrupo se planteará realizar una propuesta de moción para presentarla en el Parlament y los ayuntamientos, que los diputados de ERC, ICV y la CUP esperan que tenga el apoyo del resto de grupos parlamentarios.
En ésta, se pedirá al Gobierno español que "asuma sus responsabilidades de protección de la población saharaui" y "deje de ser cómplice de Marruecos", por lo que se insta a "replantear y, si es necesario, cesar la cooperación institucional" y "las operaciones comerciales públicas" con el gobierno norteafricano hasta que "se respeten los derechos humanos".
"La política exterior debe ser coherente, ambiciosa y valiente, y pediremos al Gobierno que se replantee esta política de cooperación y de acuerdos comerciales. Toda política exterior debe ir vinculada a políticas de defensa de derechos humanos y libertades que aquí no se está dando", ha explicado la diputada de ERC Marta Vilalta.
El informe se enviará también a todas las partes del conflicto, los organismos internacionales, instituciones catalanas y españolas, así como al cónsul de Marruecos en Barcelona, al que se pedirá una reunión para explicar las conclusiones del viaje; por otro lado, se enviará una carta al Consejo de Seguridad de la ONU pidiendo una ampliación de las competencias de la MINURSO.
La delegación catalana estaba formada por las diputadas Marta Vilalta (ERC) y Hortènsia Grau (ICV), los concejales de la CUP Jordi Escoda y Josep Casafont, el concejal de ERC Isidre Pineda -que es también representante de la coordinadora de Ayuntamientos Catalanes Amigos del Pueblo Saharaui-, así como por los máximos responsables de la Federación ACAPS (Asociación Catalana de Amigos del Pueblo Saharaui), Núria Salamé y Miquel Cartró.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada