sábado, 18 de octubre de 2014

Prensa marroquí. El Sahara Occidental y los nuevos miembros no permanentes en el Consejo de Seguridad de la ONU

Fuente. http://alifpost.com/ prensa marroquí; 17 de octubre de 2014
El Consejo de Seguridad de la ONU ha conocido nuevos acontecimientos con  la elección de los nuevos miembros que comenzarán sus funciones a partir de enero del próximo año. Los ajustes son importantes para Marruecos, debido a que el Consejo de Seguridad trata dos veces al año el tema del Sahara. Entre los nuevos miembros que apoyan al Polisario están Venezuela y Angola, mientras que España adoptará una posición moderada manteniendo sus relaciones actuales con Marruecos.
Las Naciones Unidas vivieron el jueves de esta semana las votaciones para la renovación de la mitad de los miembros del Consejo de Seguridad no permanentes. Las votaciones se han realizado para elegir representantes de grandes alianzas regionales y continentales.  En este marco Asia ha sido representada por Malasia, un país que no es crítico con  Marruecos en el conflicto del Sahara y que tal vez  puede entender sus posiciones.
Y con respecto a América Latina el Estado de Venezuela ganó el papel de Argentina. Este último entendía la postura de  Marruecos en el conflicto del Sahara, y la presidenta Cristina Fernández tiene buenas relaciones con el Rey Mohammed VI. Venezuela es considerada un firme partidario del Frente Polisario, que llevó a Marruecos a retirar a su embajador de Caracas en protesta hace años sobre este apoyo. Venezuela reconoce la República del Polisario desde 1992.
En el continente africano Angola fue elegida miembro, y es considerada uno de los más destacados apoyos del Frente Polisario. Le permitió abrir una embajada el año pasado. Angola también es un estado que adopta fuertes posiciones contra Marruecos en el conflicto del Sáhara Occidental, hecho que fue demostrado en la 69 sesión de trabajos de la Asamblea General, así como en los debates de la IV Comisión de la Descolonización.
España fue votada en representación de los países europeos. Marruecos se muestra ante esta elección relativamente optimista, siempre y cuando Madrid no hable de la cuestión de las ciudades ocupadas de Ceuta y Melilla. Madrid se niega a tomar cualquier decisión que afecte a la estabilidad de Marruecos, lo que podría reflejarse en algo negativo para él. España es la antigua potencia colonial en el Sáhara Occidental, y las Naciones Unidas la consulta en la búsqueda de una solución a este conflicto. España ha ocupado los escaños en los años 2003-2004, y luego convenció a la administración estadounidense en no imponer el plan de James Baker, que había previsto una autonomía por un período de cuatro años para los saharauis y posteriormente pasar a la implementación del referéndum de autodeterminación. Operación que estuvo bajo la batuta del Enviado Personal del Secretario General de las Naciones Unidas, siendo James Baker un exsecretario de Estado estadounidense. Se espera que España adopte una posición moderada en el conflicto del Sáhara Occidental y no abandone la clásica posición en apoyar la autodeterminación, pero sin imponer ninguna solución a Marruecos.
Y de los otros países que integran al Consejo, Nueva Zelanda, un país que va a seguir los pasos de Australia con el apoyo de la libre determinación y adoptar la posición de Gran Bretaña, si los anglosajones se inclinar por votar  la autodeterminación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada