viernes, 23 de enero de 2015

Denuncian la negación de asilo a un activista saharaui condenado cadena perpetua



La Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR-Euskadi) ha denunciado hoy públicamente que el Ministerio del Interior ha denegado la petición de asilo político al activista saharaui Hassanna Aalia, condenado por un tribunal militar de Marruecos a cadena perpetua.
"Queda claro que no puedo volver, porque me espera la cadena perpetua y las torturas", ha explicado este joven de 27 años durante una conferencia de prensa en Bilbao en la que ha asegurado que su activismo siempre ha sido pacífico en la denuncia de la vulneración de derechos del pueblo saharaui.
La solicitud de asilo estaba avalada por diferentes organismos internacionales, entre ellos la Acnur (agencia de la ONU para los refugiados), mientras que otros organismos como Amnistía Internacional y Human Rights Watch han denunciado que el juicio en el que se le condenó -y que se celebró sin su presencia- "ni fue justo, ni cumplía las garantías mínimas".
Así lo ha resaltado el abogado de CEAR-Euskadi, Javier Canivell, quien ha relatado que el Ministerio comunicó la denegación de asilo político el pasado día 19, y en la resolución también se da un plazo de quince días a Aalia para que abandone España.
En dicha resolución, según ha añadido, se reconoce que este joven cumple los requisitos para que le ofrezcan protección, pero se le deniega con el argumento de que tiene un proceso judicial en Marruecos.
El letrado, que ha anunciado que recurrirá dicha resolución, ha insistido en que numerosos organismos internacionales han criticado dicho juicio y han denunciado que las declaraciones inculpatorias se consiguieron bajo tortura.
Según ha terciado Hassanna Aalia, la denegación está relacionada con los intereses económicos de España y Marruecos, "y esos intereses están por encima de los derechos humanos y del pueblo saharaui".
Aalia también ha relatado que nació en la zona ocupada del Sahara Occidental y que es activista "pacífico", según ha reiterado, desde los 17 años.
"He sido detenido y torturado en numerosas ocasiones, y también participé en el 'campamento de la dignidad' de El Alaiaún", que fue asaltado y desalojado por las fuerzas de seguridad de Marruecos en 2010.

Tuvo conocimiento de que Marruecos había ordenado su busca y captura durante una estancia en Bilbao, donde participaba en un programa sobre derechos humanos, y en ese momento cursó la solicitud de asilo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada