martes, 3 de febrero de 2015

El alcalde Juan Karlos Izagirre se encuentra en Sahara Occidental, invitado por activistas de Derechos Humanos


Juan Karlos Izagirre, alcalde de Donostia, en respuesta a la invitación de activistas saharauis a favor de los derechos humanos, ha emprendido un viaje al Sáhara Occidental. El alcalde ha entrado a El Aaiún con la conocida activista saharaui pro derechos humanos Aminatou Haidar. En palabras de Aminatou, “Le hemos invitado para que conozca de primera mano la situación que vivimos las personas saharauis en el Sahara Occidental, en nuestro país, para que sea testigo de las vulneraciones de los derechos humanos que vivimos a diario”.
El viaje se emplaza dentro de la labor que está realizando el Ayuntamiento de Donostia/San Sebastián en el ámbito de los derechos humanos, dado que uno de los ejes de trabajo es conocer la realidad y los conflictos del mundo y abrir vías a la solidaridad y al conocimiento mutuo. El alcalde de Donostia ha subrayado que el objeto del viaje es conocer la realidad social y política de esa zona: “Tal y como nos hemos desplazado a otros países, en esta ocasión hemos venido a conocer in situ la situación del pueblo saharaui, a expresarles nuestra solidaridad y a realizar nuestra aportación en la vía de solucionar el conflicto, porque a pesar de las diferencias, es muy importante el conocimiento mutuo entre dos pueblos que han vivido un conflicto político. Hace años que el Ayuntamiento de Donostia ofrece ayudas a personas refugiadas del Sahara. Ha llegado la hora de conocer la situación de los y las saharauis en su lugar de origen.”
Proyecto de Memoria Histórica
Otro de los objetivos es recabar testimonios de primera mano para el proyecto sobre la memoria histórica que impulsa el Ayuntamiento de Donostia. El alcalde Izagirre se reunirá con algunos de los testigos relacionados con la investigación realizada por Carlos Martin Beristain y Francisco Etxeberria sobre las personas saharauis desaparecidas. Para realizar las investigaciones El Oasis de la Memoria (Memoria histórica y violaciones de derechos humanos en el Sahara Occidental) y Meheis, La esperanza posible (Fosas comunes y primeros desaparecidos saharauis identificados) recabaron los testimonios de 261 testigos saharauis. Esta investigación se presentó en el mismo Ayuntamiento Donostia.

En aquella ocasión, el alcalde recibió la invitación de Aminatou Haidar y El Ghalia Djimi, para conocer de primera mano los testimonios. El alcalde ha recordado que ese estudio de referencia constituye un documento histórico: “En todo proceso relacionado con la memoria histórica, resulta un paso imprescindible documentar las vulneraciones de los derechos humanos para poder hacer justicia, y los testimonios que recoge esta investigación han puesto de relieve una realidad que hasta ahora permanecía oculta”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada