lunes, 27 de abril de 2015

El Presidente de la República Saharaui recibe el Premio Gernika por la Paz y la Reconciliación





Gernika, País Vasco, 26/04/2015 (SPS)- Fotos: Juanjo Miera (facebook)
El Presidente de la República, Mohamed Abdelaziz ha sido galardonado, este domingo, con el IX Premio Gernika por la Paz y la Reconciliación, galardón que se ha recogido por el Presidente del Parlamento Saharaui, Jatri Adduh, en la localidad vizcaína de Gernika, País Vasco, en conmemoración del 78 aniversario del bombardeo que sufrió esta localidad.
En el discurso leído por Jatri Aduh, el Presidente de la República ha agradecido este reconocimiento, señalando que “este premio demuestra que no estamos solos y nos anima a seguir nuestra lucha y confirma, una vez más, que el pueblo Vasco nos ha acompañado siempre en los difíciles momentos de nuestro combate.”
Mohamed Abdelaziz ha señalado que “el bombardeo indiscriminado y criminal de Guernica aquella trágica tarde  del 26 de abril de 1937 por la aviación de guerra de la Alemania nazi, vertiendo muerte y desolación sobre una población civil desarmada, mientras dormía apaciblemente, sigue siendo el símbolo de la atrocidad y del desprecio a la humanidad.”
“El pueblo saharaui vivió en  carne propia lo que la población de Guernica vivió”, aseguró el Presidente, indicando que “treinta y nueve años después, al amanecer del 23 de febrero1976, otra población inocente, que había huido despavorida al desierto para buscar refugio frente al avance de las tropas invasoras marroquíes, fue bombardeada con bombas de  NAPALM y fósforo. Fue en Um Dreiga, la Guernica saharaui.”
“Marruecos sigue ocupando nuestro país, violando de forma sistemática los derechos humanos de una población saharaui rehén en su propio país, y saqueando de forma frenética y en contra del derecho internacional nuestros recursos naturales. Marruecos milita por seguir ganando tiempo, y en este propósito goza de la indulgencia cuando no de la connivencia de las Naciones Unidas.
“No sabemos cuánto camino queda por recorrer, pero sí sabemos que el pueblo saharaui, bajo el liderazgo de su único representante legal, el Frente POLISARIO, llegará al final del mismo, sean cuales  fueren los sacrificios que haya que consentir”, precisó el Presidente.
Texto Integral del discurso del Presidente Mohamed Abdelaziz, leido por el Presidente del Consejo Nacional Saharaui, Jatri Adduh en el acto de entrega del Premio Premio Paz y Reconciliación
Guernica, 26 de abril 2015
 Sr. José María Gorroño, Alcalde de Guernica
Amigas y amigos del Jurado
Amigas y amigos
Cuestiones de agenda previamente cerradas me privan del placer de estar hoy aquí con Ustedes para recibir en persona este simbólico Premio, que recibo como un honor personal y un reconocimiento al pueblo saharaui.
El bombardeo indiscriminado y criminal de Guernica aquella trágica tarde  del 26 de abril de 1937 por la aviación de guerra de la Alemania nazi, vertiendo muerte y desolación   sobre una población civil desarmada, mientras dormía apaciblemente, sigue siendo el símbolo de la atrocidad y del desprecio a la humanidad. Han pasado 78 años pero parece ayer.
Treinta y nueve años después, al amanecer del 23 de febrero de 1976, otra población inocente, que había huido despavorida al desierto para buscar refugio frente al avance de las tropas invasoras marroquíes, fue bombardeada con bombas de  NAPALM y fósforo blanco, ingenios de destrucción masiva prohibidas internacionalmente. Fue en Um Dreiga, la Guernica saharaui. Han pasado 39 años pero parece hoy.
El pueblo saharaui vivió en  carne propia lo que la población de Guernica vivió.
Un equipo de investigadores dirigidos por el Dr. Carlos Martín  BERISTAIN y su colega Francisco ETXEBERRIA, descubrió  en junio de 2014 las fosas comunes de ocho saharauis que habían desaparecido en febrero de 1976. Fueron ejecutados  por las fuerzas de ocupación marroquíes. En noviembre del mismo año, fueron descubiertas otras fosas.  No muy lejos del "muro de la vergüenza", erigido por el ejército marroquí, se hallaron los restos de al menos  60 cuerpos, incluidos niños. Sin embargo, todavía resta conocer el paradero de más de 400 saharauis, víctimas de desapariciones forzadas. Otros muchos  se encuentran desaparecidos desde los bombardeos de la aviación marroquí en Um Draiga, Guelta o Tifariti en 1976.
A pesar del tiempo transcurrido y del silencio oficial, estos crímenes, como el bombardeo de Gernika, saldrán a la luz y sus responsables serán señalados. Un paso importante en este sentido lo constituye el reciente auto del juez Pablo Ruz, de la audiencia nacional que ha concluido que en el Sahara Occidental se ha producido un auténtico  genocidio y ha puesto bajo orden de búsqueda y captura a significados funcionarios civiles y militares marroquíes implicados en la planificación y ejecución de masacres contra civiles saharauis.
Historiadores o artistas, todos han tratado de plasmar de forma efectiva la memoria histórica y colectiva del horror. Un gran mural, obra de un pintor saharaui, adorna una de las paredes de la sede provisional de la Presidencia de la Republica Saharaui, en memoria de las masacres de Um Dreiga y de otras localidades saharauis, como Guelta, Tifariti y Smara. Pero ni el mural saharaui, ni el inmortal lienzo de Picasso podrán nunca representar en toda su magnitud la barbarie de una acción premeditada contra niños, mujeres o ancianos que un 26 de abril en Gernika o un 23 de febrero en Um Dreiga, solo pretendían buscar algo de descanso en medio de la guerra.
Sin embargo el recuerdo quedará colgado en  la memoria  de generaciones enteras, no para la venganza, sino para la condena del horror, para combatir por la paz y la justicia.
El pueblo saharaui y el pueblo vasco somos hermanos por muchas cosas. Nos hermanó el sufrimiento en  Guernica y en Um Dreiga pero también estamos hermanados por nuestra  fe en la paz que simboliza este Premio. Nos habéis acogido como hermanos, con vuestra generosidad llana, simple, honesta; compartiendo vuestro sudor que transpira solidaridad  limpia, regalándonos vuestro tiempo invertido en esta causa, sustraído a vuestro merecido derecho al descanso, al sueño seguro.
El pueblo saharaui ha emprendido una marcha histórica por recuperar sus derechos a la vida, a la existencia, a la paz. Hemos pagado un alto precio, tanto en el campo de batalla de una  guerra impuesta, como en el largo combate pacifico desde que optamos por la vía diplomática y la ONU enviara a nuestro país a una misión llamada MINURSO, con el objetivo de organizar un referéndum que nos evite el horror de la guerra y contribuya así a consolidar vuestra y nuestra fe en la paz. Estamos todavía esperando. No dormidos, sino  en vigilia.
Marruecos sigue ocupando nuestro país, violando de forma sistemática los derechos humanos de una población saharaui rehén en su propio país, y saqueando de forma frenética y en contra del derecho internacional nuestros recursos naturales. Marruecos milita por seguir ganando tiempo, y en este propósito goza de la indulgencia cuando no de la connivencia de las Naciones Unidas.
Han transcurrido ya más de veinte y tres años desde la fecha fijada para la celebración del referéndum. Aun tenemos fe y estamos en todo caso preparados, con el indefectible apoyo de los amigos de la causa saharaui, para todas las eventualidades que pueda exigir la parte del camino que falta hasta la libertad, hasta la paz.
No sabemos cuánto camino queda por recorrer, pero sí sabemos que el pueblo saharaui, bajo el liderazgo de su único representante legal, el Frente POLISARIO, llegara al final del mismo, sean cuales  fueren los sacrificios que haya que consentir.
Este premio demuestra que no estamos solos. Nos anima a seguir nuestra lucha y confirma, una vez más, que el pueblo Vasco nos ha acompañado siempre en los difíciles momentos de nuestro combate.
Muchas gracias.
(SPS)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada