lunes, 9 de noviembre de 2015

El Frente Polisario exige a la ONU que obligue a Marruecos a descolonizar el Sáhara

Visita de Mohamed VI a El Aaiún para conmemorar el 40 aniversario de la Marcha Verde. EFE
Condena el "mensaje de intimidación, amenazas y la intransigencia" del discurso del rey Mohamed VI con motivo del 40º aniversario de la Marcha Verde
El monarca afirmó que no tiene intención de mejorar su plan de autonomía para Sáhara Occidental, a pesar de las peticiones de Naciones Unidas
El Frente Polisario ha condenado este domingo el "mensaje de intimidación, amenazas y la intransigencia" del discurso del rey Mohamed VI de Marruecos con motivo del 40º aniversario de la Marcha Verde.
En su comunicado, el Ministerio de Información de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD) ha rechazado la visita del monarca a la localidad de El Aaiún, en el Sáhara ocupado, afirmando que se trata de "un acto de provocación".
Así, ha expresado su repulsa al despliegue de las fuerzas de seguridad "que precedieron, acompañaron y acompañan a la visita", así como "la escalada de detenciones, represión, amenazas, provocaciones, acoso físico y psicológico a los ciudadanos indefensos saharauis".
El Frente Polisario ha reclamado a Naciones Unidas que "asuma sus responsabilidades y tome medidas para ejercer las presiones necesarias sobre Marruecos con el propósito de completar la descolonización de Sáhara Occidental, permitiendo al pueblo saharaui ejercer su derecho a la libre determinación y la independencia".
Por ello, ha pedido "que se aplique el derecho internacional, se ponga fin al saqueo de las riquezas naturales saharauis y se brinde protección a los saharauis dotando a la MINURSO (Misión de Naciones Unidas para el Referéndum del Sáhara Occidental) de un mecanismo para la protección de los Derechos Humanos".
El Frente Polisario ha renovado por último su compromiso "para cooperar de forma constructiva con el secretario general de la ONU (Ban Ki Moon) y los esfuerzos de su enviado personal (Christopher Ross) para completar el proceso de descolonización de la última colonia de África".
El monarca marroquí afirmó que no tiene intención de mejorar su plan de autonomía para Sáhara Occidental, a pesar de las peticiones de Naciones Unidas para proponer una nueva iniciativa que desemboque en "verdaderas negociaciones" con el Frente Polisario y las autoridades de la autoproclamada RASD.
"Esta iniciativa es lo máximo que Marruecos puede ofrecer. Hemos hecho todo lo que podíamos hacer y quien espere más concesiones por nuestra parte se está engañando a sí mismo. Marruecos, además, rechazará cualquier aventura de resultado incierto que pueda resultar potencialmente peligrosa", declaró el monarca alauí en su discurso.
Para el monarca, la puesta en marcha de este plan de autonomía –cuyos términos, rechazados por el independentista Frente Polisario, permanecen inamovibles desde que fueron presentados en 2007– "depende de que se alcance un acuerdo político definitivo con el respaldo de Naciones Unidas".
El monarca aprovechó la ocasión para criticar duramente al Gobierno argelino, aliado del Frente Polisario. "Durante 40 años no han construido, no han querido construir ni 6.000 casas para salvaguardar la dignidad de los saharauis. ¿Por qué Argelia permite que vivan en condiciones tan inhumanas?", planteó Mohamed VI.
El rey defendió, por último, sus planes de industrialización y desarrollo para la región como una de las principales vías para atajar los planteamientos independentistas del Polisario y aseguró que los informes sobre graves abusos de los derechos humanos de la población saharaui no son más que mentiras publicadas por fuerzas "hostiles" a Marruecos para dividir el país.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada