jueves, 28 de julio de 2016

Marruecos deberá repetir el macrojuicio de Gdaim Izik contra grupo saharaui

El macrojuicio contra 24 independentistas saharauis condenados por un tribunal militar marroquí a largas penas de cárcel por los sucesos de Gdaim Izik de 2010, en los que murieron once agentes marroquíes, tendrá que ser repetido por un tribunal civil marroquí.
Según dijeron a Efe fuentes de la organización saharaui pro derechos humanos Codesa, el Tribunal de Casación anuló hoy por defectos de forma el veredicto del Tribunal Militar de Rabat emitido en 2013 y ordenó repetirlo en fecha no precisa en otro tribunal civil en Rabat, en respuesta a una petición de la defensa de los saharauis.
Aquel juicio, visto como el último gran proceso al independentismo saharaui, se saldó con ocho condenas a cadena perpetua, cuatro a 30 años de cárcel y siete a 25, entre las penas más duras, y desde el primer momento los observadores en el juicio denunciaron que los presos fueron condenados sin pruebas y basándose solo en confesiones arrancadas bajo coerción o tortura.
Para el representante de Codesa, se trata de una nueva noticia y de "un paso de gigante" para Marruecos, que responde así a un requerimiento expreso de organizaciones pro derechos humanos y hasta del gobierno estadounidense.
Hace ahora dos años, el parlamento marroquí aprobó un proyecto de ley para terminar con la jurisdicción de los tribunales militares sobre civiles, pero la decisión no tuvo efectos retroactivos sobre el grupo de Gdaim Izik, que protagonizaron varias huelgas de hambre precisamente para reclamar un nuevo proceso por un tribunal civil.
El pasado noviembre un grupo de parlamentarios marroquíes del Partido Justicia y Desarrollo (PJD, islamista) pidieron al rey Mohamed VI que indultase a los presos de Gdaim Izik, pues su continuidad en prisión es fuente de "tensión y crisis" en el Sáhara.
Los sucesos de Gdaim Izik han supuesto el momento más crítico vivido en los últimos años en los territorios saharauis: en 2010, un campamento formado a las afueras de El Aaiún para reclamar mejoras sociales derivó en una protesta independentista y en la entrada del ejército marroquí para desmantelar el campamento.
En el desmantelamiento murieron asesinados once agentes del orden marroquíes y dos civiles saharauis [NOTA POEMARIO: Según la versión del gobierno de ocupación marroquí], convirtiéndose aquellos hechos en los más graves vividos en el Sáhara desde la proclamación del alto el fuego entre Marruecos y el Frente Polisario en 1991. EFE

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada