martes, 27 de septiembre de 2016

La policía marroquí detiene a dos jóvenes cordobeses en la ciudad saharaui de El Aaiun ocupado


No tenían proyecto con ninguna organización y se espera su deportación a España para el fin de semana
ABC. LUIS MIRANDA Córdoba. 27/09/2016
Dos jóvenes voluntarios cordobeses, pertenecientes al Consejo Local de la Juventud, fueron detenidos en la noche del lunes cuando se encontraban realizando un trabajo de campo en el Sáhara Occidental, según informaron fuentes oficiales y confirmó después a ABC el coordinador del Consejo, Ricardo León. La Policía de Marruecos les detuvo en la ciudad de El Aaiún, la capital de esta antigua provincia española.
Según explicaron desde el Consejo Local de la Juventud, los dos jóvenes, Julia Prieto y Rubén Flores, militan en las Juventudes Comunistas y en el Sindicato Andaluz de Trabajadores respectivamente. No estaban en el Sáhara Occidental trabajando para una organización no gubernamental ni hacían ningún proyecto concreto, sino que se desplazaron allí para conocer la realidad del pueblo saharahui como parte del trabajo que desarrollan de la mano del Consejo Local de la Juventud en colegios e institutos, acercando a niños y jóvenes la situación que se vive en el Sáhara.
Se encontraban en una casa de acogida, donde iban a pasar su primera noche, cuando la Policía de Marruecos cercó la casa con el objetivo de detenerlos. Con la ayuda de la familia de acogida lograron huir a bordo de una furgoneta, pero los agentes terminaron por arrestarlos.
Según confirmó la Subdelegación del Gobierno de Córdoba ya han sido puestos en libertad y parece seguro que se les deportará a España en los próximos días. Su regreso a Córdoba podría ser este mismo fin de semana. Las mismas fuentes confirmaron que el Ministerio de Asuntos Exteriores se ha encargado de este asunto para su liberación y su vuelta a España lo antes posible.
EUROPA PRESS/ CÓRDOBA. 27/09/2016
La Policía de Marruecos ha liberado a los dos jóvenes cordobeses del Consejo Local de la Juventud de Córdoba tras detenerlos mientras realizaban un trabajo sobre el Sáhara en El Aaiún --ciudad que la autoproclamada República Árabe Saharaui Democrática considera su capital-- y se dirigen en un taxi hacia la ciudad marroquí de Agadir, con la intención de regresar "seguramente" este miércoles a Córdoba.
Así lo ha confirmado a Europa Press José Antonio Flores, padre de uno de los jóvenes, Rubén de 25 años, que junto a Julia, llegaron este lunes a El Aaiún para realizar "un trabajo de contacto con personas de la zona para saber su situación, cómo viven y luego difundirlo entre las asociaciones e institutos de Córdoba".
Al respecto, ha detallado que ha hablado con su hijo sobre las 10,30 horas de este martes y "los han soltado tras estar detenidos y ahora van para Agadir en un taxi sin Policía", que "los ha fichado", después de la detención de esta madrugada en una casa de acogida.
En este sentido, ha indicado que "la Policía los han mandado para Agadir", ciudad "hacia la que deportan algunas veces a los detenidos" para que de este modo estén "fuera de los territorios ocupados del Sáhara", ha comentado el padre, quien ha relatado que "no ha habido malos tratos por parte de la Policía".
No obstante, antes de que los detuvieran, "los amenazaron y estaban asustados y nerviosos", según ha explicado el progenitor, quien ha lamentado "la situación que hay en el Sáhara", por el hecho de que "no se pueda hablar con las personas".
Según ha precisado, los jóvenes llegaron este lunes a una casa de acogida y hablaron con saharauis, pero "al poco de entrar, llegó la Policía y pidió que salieran los españoles o entraban", si bien los dos jóvenes "se escaparon de la casa y fueron a otra casa saharaui", aunque "llegó un momento en el que los sacaron y los detuvieron", ha informado el padre de Rubén, quien cree que "los que tendrán problemas ahora son los activistas saharauis que los han acogido".
En todo momento, el padre ha estado "en contacto con el representante del Frente Polisario en Andalucía, que iba informando de la situación", a lo que ha añadido que "es una aberración deportar a una persona por simplemente hablar con otra", pero ha valorado que "afortunadamente no ha pasado nada en Comisaría".
GESTIONES DEL AYUNTAMIENTO Y SUBDELEGACIÓN
Mientras, fuentes municipales han resaltado que los jóvenes "se encuentran bien", pero "les han impedido hacer el trabajo", a la vez que han añadido que desde el Ayuntamiento de Córdoba "se hacen gestiones" para el regreso.
Igualmente, desde la Subdelegación del Gobierno en Córdoba se han puesto en contacto con la Delegación del Gobierno en Andalucía para "realizar distintas gestiones" y "actuar en consecuencia"

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada