domingo, 5 de marzo de 2017

Editorial: El futurible caso de estallido de guerra en el Sahara Occidental. Bahia MH Awah

Unidades del 2º Regimiento  Blindado y de Artillería, fuerza élite del Ejercito Saharaui
Editorial: Diario La Realidad Saharaui, 05/03/2017. Foto: DLRS
Escribía el Coronel uruguayo Tilio Alberto, experto en defensa y autor de “La Investigación Científica en el ámbito de la Estrategia Nacional” que la “guerra justa” se emplea como medio de autodefensa o defensa contra una agresión, pero no siempre se cumplen algunas etapas o condiciones precedentes, como el agotar previamente los medios pacíficos y diplomáticos y el ajustar la proporción entre el “bien buscado” y el “mal causado”.
Posiblemente estos dos factores de la “teoría de la guerra”, innatos y aplicables a la situación de 41 años de ocupación del Sahara Occidental, que “la doctrina de la legalidad” mantiene congelada en status quo, vayan a ser los últimos cartuchos que podrían agotar los saharauis para la conquista de su legal derecho a recuperar su territorio.
Así podría derivarse en un conflicto bélico que trascendería a unas imprevistas consecuencias y alcances, sobre todo cuando el pueblo, sus dirigentes y los aliados en África y Latinoamérica están convencidos de que los saharauis lucharían avalados por una razón que le otorga la legalidad internacional y la organización regional de la que son miembro constituyente y cuyos principios se articulan por la libertad y la descolonización.
En tal caso la región noroeste de África, y por ende España y la Unión Europea con una nueva vuelta a las armas en el Sahara Occidental se verían afectados por una serie de nuevos factores que nunca se estimó que se darían. Pensamos en la tecnología que los saharauis usaron durante los dieciséis años de guerra contra Marruecos, pensamos en la maquinaria bélica que hoy está en sus manos y pensamos en su  frustración causada por la inoperancia de la comunidad internacional en su larga espera.
El gobierno saharaui y el Frente Polisario tendrán que valerse de todo cuanto cabe en su imaginación, legalidad y decisivas tomas de disposición para ganar su contienda nacional:
El día D en que esta nueva conflagración se diera realidad en la zona, varias importantes decisiones imperarían tomadas con “agudeza estratégica” por los saharauis. Cada generación a su tiempo, cada guerra a su tecnología, principios que serían los pilares de esa filosofía de una nueva guerra en el Sahara Occidental. Parafraseando a Napoleón Bonaparte “La sabiduría más verdadera es una resuelta determinación”.
-  La franja entre los paralelos 20º y 28º alrededor del Trópico de Cáncer será un espacio declarado como zona de guerra aérea y terrestre.
- Los 1.500 kilómetros de litoral, aguas de jurisdicción saharaui, serán declarados zona de guerra para la navegación marítima.
-  El estrecho embudo de tránsito de la zona de Guerguerat, que Marruecos abrió violando el acuerdo cese el fuego años después de su firma, será cerrado para el tráfico que fluía desde Marruecos pasando por los territorios ocupados saharauis hacia Mauritania y por ende a todos los países del Sahel.
- Ninguna ciudad saharaui ocupada por Marruecos o en el sur de Marruecos estarían a salvo del alcance de esa nueva guerra y las consecuencias de su contexto tecnológico y geoestratégico.
- El escenario de lucha pacífica en los territorios saharauis ocupados por Marruecos, inevitablemente cambiaría de rostro.
- Para este nuevo escenario los saharauis habrían revisado su nueva e inédita situación de lucha por sus derechos basándose, y con razón, en recientes precedentes sucedidos en el mundo.
Concluyo este pensamiento futurible haciendo una última reflexión a partir de esta frase de Mohandas Gandhi: “Nadie tiene el derecho a dominar por la fuerza al malvado; pero todos tenemos el deber de resistirle, separándonos de él cueste lo que cueste. Y cuando el enemigo se arrepienta, abrazarle”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada