lunes, 11 de enero de 2010

El Polisario aplaude las diligencias abiertas por Garzón por crímenes contra la humanidad

El Polisario aplaude las diligencias abiertas por crímenes contra la humanidad

Garzón quiere interrogar en Argelia a testigos de la represión marroquí en el Sahara

LA RAZON. 11 Enero 10 - Madrid - M. Gutiérrez / F. Velasco

El Frente Polisario considera «muy importante que los verdugos sean perseguidos y se aclare la situación de los derechos humanos en el Sahara Occidental», Así lo explicó ayer a este periódico Khadad Mhamed, jefe negociador saharaui ante la ONU, en referencia a la petición del juez Baltasar Garzón de interrogar a 13 testigos que se encuentran en campos de refugiados y que podrían aportar datos relevantes sobre la presunta represión marroquí contra saharauies en la década de los 70.

Esta solicitud del magistrado español se enmarca dentro de las diligencias abiertas por un delito de genocidio y contra la humanidad, en relación con presuntas torturas y asesinatos de un total de 32 personas, en una causa donde figuran como imputados 13 altos o ex altos cargos y funcionarios del régimen alauí. Entre ellos, figura Dris Sbai, ex ministro del Interior, quien, presuntamente, habría comandado las operaciones de «detención, secuestros» e interrogatorios y torturas contra ciudadanos del Sahara.
Garzón realiza directamente la petición a Argelia tras la «imposibilidad» de realizar ese trámite «directamente» con la República Árabe Saharaui Democrática, a la que España no reconoce ni mantiene relaciones diplomáticas.

Los testigos a los que Garzón quiere interrogar se encuentran actualmente en campos de refugiados de Argelia, lo que también dificulta un eventual traslado a España para declarar. Por ello, el magistrado considera necesaria la correspondiente autorización de las autoridades argelinas para trasladarse a ese país e interrogar a los trece testigos.

Quitar el «velo de silencio»
Sobre esta iniciativa judicial, Mhamed señaló que «es una forma de elevar el velo del silencio sobre el calvario que lleva sufriendo el pueblo saharaui desde 1975», y añadió que espera que la querella prospere porque «las víctimas tenían DNI español, nacieron en una provincia española, la número 53».

Desde los campamentos de refugiados de Tinduf (Argelia), el veterano dirigente del Polisario Brahim Gali también se congratuló de que Garzón pretenda «realizar una visita a los campamentos para recoger testimonios que ayuden a aclarar lo que fue un genocidio contra la humanidad». Gali aseguró que a partir de 1976, año del «abandono» por parte de España de la colonia, «se contabilizaron un total de 500 desaparecidos civiles y 131 militares» que fueron capturados durante la guerra que enfrentó al Polisario y al Ejército de Marruecos. «Sus familias no tienen idea de dónde fueron a parar, nunca han sido informados y eran españoles», concluyo Gali.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada