martes, 25 de octubre de 2011

Polisario pide al Consejo de Seguridad que no permita a Marruecos bloquear negociaciones

Naciones Unidas, 25 deoctubre de 2011 (EFE).- El Frente Polisario pidió hoy al Consejo de Seguridad que no permita que Marruecos bloquee una nueva ronda de conversaciones informales para tratar de impulsar el proceso de paz en el Sáhara Occidental, y advirtió nuevamente sobre la situación de los derechos humanos en la excolonia española.

En una carta enviada hoy a la embajadora nigeriana U. Joy Ogwu, presidenta del turno del Consejo de Seguridad, el representante del movimiento saharaui ante Naciones Unidas, Ahmed Bujari, considera "totalmente inaceptable" que Marruecos esté bloqueando una nueva ronda de conversaciones informales.

"El Frente Polisario está extremadamente preocupado porque el Consejo de Seguridad ha permitido a Marruecos obstruir los recientes esfuerzos del enviado especial de la ONU para el Sáhara Occidental, Christopher Ross, para dar un nuevo impulso al proceso de paz", afirma Bujari en la misiva, a la que tuvo acceso Efe.

El representante del pueblo saharaui ante la ONU envió la carta a la embajadora nigeriana un día antes de que se celebre una nueva reunión del Consejo de Seguridad en la que el embajador Ross informará a los miembros del organismo sobre la situación en el Sáhara Occidental.

El Frente Polisario insta al Consejo de Seguridad a reiterar a todas las partes la importancia de que se cumpla lo estipulado en la resolución 1.920 y demuestren "voluntad política" para seguir avanzando y permitir que la agenda de las negociaciones incluya "las posiciones de todos".

En su carta, Bujari consideró que "el actual bloqueo responde exclusivamente a la negativa de Marruecos a iniciar conversaciones que no partan de su propuesta de autonomía, una posición que busca eliminar la opción de la independencia y la autodeterminación" recogidas en resoluciones del Consejo de Seguridad y la Asamblea General.

Así, el Frente Polisario hizo un llamamiento al Consejo de Seguridad para que haga énfasis en las recomendaciones recogidas en el informe del secretario general en abril para que las partes busquen puntos de acuerdo en torno a la necesidad de "obtener la aprobación del pueblo saharaui sobre cualquier acuerdo".

Bujari aboga también en su carta por la celebración "lo antes posible" de una consulta popular a partir de las listas de votantes compiladas por la comisión de identificación de la Misión para el Referéndum en el Sahara Occidental (Minurso).

El Polisario recuerda que en los últimos meses los miembros del Consejo de Seguridad han apoyado las protestas de la "primavera árabe", una ejemplo claro, según el representante polisario de que cualquier solución política para el Sáhara Occidental debe reflejar la voluntad de su pueblo "si quiere ser creíble y duradera" a largo plazo.

Por otro lado, denunció que la situación de los derechos humanos "continúa deteriorándose", al tiempo que consideró que Marruecos "intensificó" el estado de sitio en El Aaiún.

Bujari se refirió también la necesidad de implementar un mecanismo para supervisar la situación de los derechos humanos en el Sáhara Occidental que sea "permanente, independiente e imparcial" y que recaiga en manos de la Minurso, tal como recomendó la Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos.

A finales de julio, Marruecos y el Frente Polisario concluyeron en Nueva York su octava ronda de conversaciones informales sobre el futuro del Sahara Occidental en la que quedó patente su imposibilidad para acercar sus posturas sobre el conflicto.

Marruecos, que ocupó el Sahara Occidental en 1975, sostiene que la autonomía para la zona dentro de su Estado es la única salida viable para el conflicto, mientras que el Polisario apuesta por la celebración de un referéndum en el que los saharauis puedan votar también por la independencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada