miércoles, 21 de octubre de 2015

23 días de huelga de hambre de Bourial Mohamed, preso político saharaui del Grupo Gdeim Izik

Mohamed Bourial comenzó una huelga de hambre el pasado 28 de septiembre exigiendo atención médica adecuada.
Detenido en la cárcel de Sale1, Rabat, con una pena de 30 años de reclusión es uno de los presos políticos saharauis del grupo conocido como “Gdeim Izik”.
En abril 2015 Bourial fue trasladado en dos ocasiones al hospital debido a complicaciones cardíacas, pero los resultados de las pruebas nunca le fueron comunicados. Tiene intensos dolores por todo el cuerpo, en la columna vertebral, en el cuello y en las rodillas, la medicación que se le da no es la indicada para las quejas ni síntomas que presenta.
Nacido en 1976, Mohamed Bourial fue miembro del Comité de Negociaciones de Gdeim Izik, el campamento de protesta pacífica que reunió a más de 30.000 saharauis en las afueras de El Aaiún, en los territorios ocupados del Sáhara Occidental durante casi un mes antes de ser brutalmente desmantelado por las fuerzas de ocupación marroquíes, las mismas que detuvieron y torturaron a cientos de saharauis en los siguientes días.
El Grupo Gdeim Izik fue juzgado en 2013 por un tribunal militar en un proceso jurídiiiico reconocido como nulo e ilegal por la comunidad internacional, con sentencia que van desde los 20 años a cadena perpetua a los 21 detenidos en la actualidad y a Hassana Aalia, joven saharaui que se encuentra en España con solicitud de asilo político.
Después del desmantelamiento del campamento Mohamed Bourial fue detenido y torturado durante cuatro días, continuó siendo torturado durante meses. Una de las torturas denunciadas durante el juicio en Rabat, en 2013, fue haber sido atado a una “rejilla”, electrocutado durante 16 horas y rociado con agua fría en presencia del torturador Bou Astiya. Estuvo detenido cuatro meses en régimen de aislamiento.
Después de las torturas firmó confesiones de manera forzada, tal y como denunció ante los tribunales.
Durante la novena sesión del juicio, en 16 de febrero 2013, Mohamed Bourial declaró:
“Soy inocente, me solidarizo con todas las víctimas de Gdeim Izik. Estoy aquí porque defendemos la independencia. …. Somos inocentes !! Estamos detenidos porque luchamos por nuestra independencia de forma pacífica. Somos preso políticos!”
Los presos políticos saharauis son víctimas de un trato degradante e inhumano que no respeta ninguna de las convenciones internacionales. El Reino de Marruecos no se limita a detener y torturar hombres inocentes que solo reclaman su legítimo derecho a la independencia si no que los encarcela durante periodos largos de tiempo en condiciones medievales.
Es urgente la liberación inmediata de todos los presos políticos y la divulgación y denuncia de esta realidad.
Los últimos doce meses se llevaron a cabo más de 50 huelgas de hambre, siendo la del preso político Abdallahi Boukioud la más larga con 67 días, tras los cuales fue alimentado a la fuerza.
Mohamed Bourial necesita el apoyo y denuncia todos nosotros, 23 días en huelga de hambre, con bajadas considerables presión arterial comienza a mostrar los primeros síntomas de deterioro físico. La denuncia y la presión internacional son esenciales para que se cumplan sus justas demandas y la liberación de los presos políticos saharauis.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada