sábado, 23 de noviembre de 2013

Decepcionante resultado para Marruecos en Washington

Por Haddamin Moulud Said
El Rey de Marruecos, acompañado por una retahíla larga de vasallos, se ha trasladado a Washington para ver si, entre todos, podían modificar la postura de USA respecto del Sahara Occidental.
Tenemos que recordar a los lectores que desde 1991, cuando Marruecos decidió obstaculizar el referéndum en el Sahara Occidental, su objetivo principal ha sido, exactamente ese. Es decir, modificar la posición USA. En ese sentido, a finalísimos de los años noventa, la monarquía alauita gastó ingentes sumas de dinero en las distintas empresas de lobbying en Estados Unidos. Para su desgracia, la conclusión unánime de todas esas empresas de lobbying ha sido:
“La posición USA respecto del Sahara Occidental es inalterable y se ajusta, con precisión, al Derecho Internacional. Es decir, se trata de un TNA donde Marruecos carece de soberanía y al que es de aplicación toda la doctrina de NN.UU relativa al derecho de autodeterminación”.
Pero Marruecos no escarmienta. Y esta vez se ha dispuesto a cruzar el charco con todo el peso de su Rey. Y, sin embargo, el resultado ha sido una auténtica decepción.
Washington no se ha movido ni un milímetro de su posición tradicional. Sobre la cacareada Propuesta de Autonomía, USA, ha repetido, exactamente, la misma expresión que ya aburre en las sucesivas Resoluciones del Consejo de Seguridad.
La declaración del portavoz de la Casa Blanca, se puede resumir en estos 5 puntos:
Obama seguirá apoyando los esfuerzos para encontrar una solución pacífica, sostenible y mutuamente acordada;
La política de EE.UU. hacia el Sáhara Occidental se ha mantenido constante durante muchos años;
El plan de autonomía es serio, realista y creíble;
Seguimos apoyando las negociaciones llevadas a cabo por las Naciones Unidas, incluida la labor del Enviado Personal Embajador Christopher Ross del Secretario General de la ONU, e instar a las partes a trabajar hacia una resolución;
Los dos líderes reafirmaron su compromiso compartido con la mejora de las vidas de la gente del Sáhara Occidental y acordaron trabajar juntos para continuar la protección y promoción de los derechos humanos en el territorio.
En consecuencia, sólo hay 2 novedades en esta declaración, ambas, amargas para Marruecos:
Washington sigue apoyando a la ‘Bestia Negra’ de Marruecos, el Sr. Christopher Ross; y
Obama habrá tirado de las orejas a Mohamed VI, para arrancarle algún compromiso en materia de protección y promoción de los DD.HH en el territorio.
Consciente de su posible fracaso, Marruecos, ha preparado otros platos por si fuera necesario. Así, la reciente suspensión de relaciones diplomáticas entre Panamá y la RASD, ha sido programada, precisamente, para este momento para, así, dar la impresión de ser un resultado de la actividad del Rey en el exterior.
Por lo demás, el ingente ruido creado por los medios de comunicación marroquíes, revela que, no encontrando un gol que les permita ir a Brasil, han pretendido hacer de tripas corazón, presentando los pírricos resultados obtenidos en Washington como un auténtico viraje de la posición USA. Y, en estas cosas, Obama es mucho más práctico. Si hubiera optado por seguir a Marruecos, habría salido, él mismo en persona, y lo habría anunciado. Eso es lo que buscaban los marroquíes. Lo malo, es que han tenido que rumiar las frases de un simple portavoz de la Casa Blanca.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada