lunes, 16 de diciembre de 2013

El acuerdo con Marruecos contó con el consenso del PP y el PSOE

TREINTA BARCOS CANARIOS PARTICIPARÁN EN EL EXPOLIO DE LOS RECURSOS PESQUEROS DEL SÁHARA
El pasado martes, la Eurocámara daba el visto bueno al acuerdo de pesca firmado entre la UE y Marruecos que otorga a los buques europeos un total de 126 licencias para faenar en el "caladero marroquí".  De ellas, un centenar serán para armadores de bandera española, principalmente andaluces y canarios.  Una treintena de barcos del Archipiélago se verán beneficiados por la aprobación de este convenio que supone un incremento del 33% de las posibilidades de pesca para la flota comunitaria.  A cambio, el reino marroquí recibirá una contrapartida de cuarenta millones.  Treinta aportados por la Unión Europea y otros diez por los propios armadores.
UN ACUERDO QUE LEGITIMA LA OCUPACIÓN COLONIAL MARROQUÍ
El acuerdo fue inmediatamente denunciado por el Frente Polisario y diferentes organizaciones defensoras de los DD.HH., ya que incluye las aguas territoriales del Sáhara Occidental, territorio pendiente de descolonización ocupado ilegalmente por Marruecos.
En este sentido, la Coordinadora Estatal de Asociaciones Solidarias con el Sáhara (CEAS-SÁHARA) ha responsabilizado a la UE de las consecuencias que el mismo pueda tener en el proceso de resolución del conflicto del Sáhara Occidental.
Y es que la entrada en vigor del nuevo convenio dará carta blanca a los armadores europeos para esquilmar los recursos pesqueros saharauis, con su exclusivo beneficio y el de la monarquía alauita.
Para tratar de guardar las apariencias ante lo que será un robo legalizado, el protocolo firmado establece una cláusula por la que -teóricamente - cualquier incumplimiento por parte de Marruecos de su obligación de respetar los Derechos Humanos acarrearía la suspensión del acuerdo.  Apenas unas horas después de que el acuerdo fuera votado en la Eurocámara, las autoridades marroquíes demostraban cuál será el valor de dicha cláusula, reprimiendo violentamente varias manifestaciones pacíficas en los territorios ocupados y dejando un saldo de cien heridos entre la población saharaui y siete activistas canarios detenidos.
"Hoy es un día triste para el pueblo saharaui.  Este es un acuerdo ilegal e injusto porque el Sáhara Occidental es un territorio autónomo y, por consiguiente, no se pueden explotar sus recursos naturales sin la aceptación del pueblo saharaui", señaló Mohamed Sidati, ministro delegado para Europa del Frente Polisario tras la aprobación del protocolo.
CON EL CONSENSO DEL PARTIDO POPULAR Y EL PSOE
Como en el resto de las fundamentales "políticas de Estado", el acuerdo entre el Partido Popular y el PSOE para la aprobación del protocolo fue total.
"En el mes de enero los armadores estarán en condiciones de pedir las licencias y de salir a faenar lo que hará que en un plazo de dos años se haya recuperado la normalidad en el caladero" - manifestó eufórico el ministro de Agricultura, Miguel Arias Cañete.
Pero no menos satisfecho se mostró el presidente de la delegación "socialista" en el Parlamento Europeo Juan Fernando López Aguilar.  "Todos lo hemos respaldado en bloque"- reconoció López.
El tratado - concluyó el eurodiputado del PSOE en un ejercicio de cinismo difícilmente superable- "no se pueden entremezclar con la cuestión histórica de la ocupación marroquí del Sáhara".

Entre los eurodiputados españoles votaron en contra del convenio Willy Meyer, de Izquierda Unida, Irazabalbeitia, de Aralar, y Romeva i Rueda, de ICV.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada