martes, 11 de febrero de 2014

UN PASO MÁS. Tercer bibliobús del Bubisher en los campamentos de refugiados saharauis

Ayer a horas tempranas arrancó el nuevo Bubisherito, arrancó un nuevo y antiguo amigo de los niños saharauis, apenas se veía la luz de la mañana  Y en esas horas tan tempranas en que solo el imam de la mezquita está terminando su segundo y primer rezo de la mañana, nos embarcamos rumbo a Bojador. Una nueva esperanza y un nuevo lugar en los campamentos, éste era nuestro objetivo y nuestra meta. Apenas hace unas semanas que empezamos a preparar lo que otros han venido sembrando y éste era el momento: una mañana iluminada, una mañana llena de vida y esperanza, un mañana en la que viajaban el bubisherito y Ragueb junto con los 180 libros de cuentos y fantasía con rumbo a los(as) niños(as).
Nos han recibido con alegría y mucho amor; al poco tiempo de llegar ya empezaron las preguntas, eran muchas y las respuestas fueron las que han estado esperando. Poco tiempo compartido con niños, pero de gran imaginación y cuentos que nos han vuelto a recordar nuestra entrada y nuestras horas compartidas junto con las compañeras voluntarias que han estado ayudando: María e Inés (qué estuvo ocupada en darnos ánimo). También los compañeros de Ausserd que no dejaron aburrir al ambiente: un Alghailani que es un verdadero compa y un gran bibliotecario y un Hamad Mahmud que sólo nos da una sonrisa tras otra.
Es nuestro comienzo y nuestra meta…inch alah…
Crónica enviada desde los campamentos por Ragueb Salama. Monitor y conductor del BubisherIII

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada