sábado, 21 de diciembre de 2013

ACAPS. Carta a la familia de Said Dambar

Apreciada Jamila y familia,
La Federació ACAPS recordamos siempre a Said Dambar, lo tenemos presente y mantenemos vivo su recuerdo en nuestras actividades de apoyo al pueblo saharaui. No podemos y no debemos olvidar, por dignidad y porqué estamos convencidos que algún día se hará justicia y se condenará a los culpables. Todos sabemos sus nombres, todos conocemos los asesinos y haremos lo imposible para que paguen por ello. No solo es culpable Marruecos, también lo es Francia, España, la MINURSO y la comunidad internacional que consiente.
Said, sin que él se lo pensase, se ha convertido en un símbolo de las víctimas de la atrocidad, de la represión, del genocidio que Marruecos ejerce contra el pueblo saharaui. Said es un mártir. El único “delito” que cometió fue ser saharaui y sentirse orgulloso de pertenecer a un pueblo con una gran historia, cultura y tradición. Un orgullo que los marroquíes nunca podrán entender porqué actúan como ratas: invaden, muerden, corrompen y no respetan ni la vida. Pero todos sabemos que las ratas, aunque sean una plaga, se pueden expulsar y desinfectar todo lo corroído.
No olvidamos y no queremos olvidar, por dignidad y justicia. No queremos la impunidad y estos actos tienen que ser castigados, condenados.
Francesc Verdugo, nuestro compañero, nos recuerda periódicamente a Said, con sus dibujos, ilustraciones, comentarios, … Se ha convertido en nuestra voz, vuestra voz, su voz, un grito en medio de tanto silencio cómplice y responsable.
En estos días tan dolorosos, la Federació ACAPS quiere hacerles llegar nuestro más sincero abrazo, con todo el cariño y estima del mundo, con todo nuestro compromiso de seguir luchando a favor de los derechos humanos y por el derecho de autodeterminación del pueblo saharaui, por un Sahara libre!
Un beso muy grande y fraternal.
Núria Salamé Real, Presidenta
Miquel Cartró Boada, Secretario
Barcelona, 21 de diciembre de 2013
*Ilustración: Francesc Dugo

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada