miércoles, 16 de abril de 2014

España apoya el SG de la ONU y su enviado personal para el Sahara Occidental en la búsqueda de una solución pacifica que prevea el derecho a la autodeterminación del pueblo saharaui.

España ha evitado hacer suyo el reciente informe del secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki Moon, en el que aboga por establecer un mecanismo de "vigilancia imparcial e independiente" en el Sáhara Occidental, en vísperas de que el Consejo de Seguridad decida sobre la prórroga de la misión de la ONU en el Sáhara, Minurso.
En un comunicado difundido a última hora de la tarde por el Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación, el Gobierno español "toma nota" del contenido del informe del secretario general, al tiempo que "saluda las medidas adoptadas por las autoridades marroquíes" en relación con los Derechos Humanos.
El debate sobre la necesidad de ampliar el mandato de la Minurso para que tenga también capacidad de vigilar los DDHH es una cuestión recurrente por estas fechas, pero nunca ha salido adelante por la férrea oposición de Francia, en apoyo de Marruecos.
En años anteriores, España ha defendido en el seno del Grupo de Amigos del Sáhara en la ONU, quienes preparan un borrador de resolución sobre la renovación de la Minurso, la opción de dotar a la misión de competencias para vigilar los DDHH.
El año pasado, EEUU propuso un borrador de resolución que incorporaba esta opción, pero la iniciativa finalmente no salió adelante tras las presiones ejercidas por Marruecos. En esta ocasión, el rey Mohamed VI telefoneó a Ban Ki Moon tras conocer su informe.
En su comunicado de hoy, España reconoce la labor efectuada por la Minurso y apoya "plenamente" la renovación de su mandato, al tiempo que reconoce la "actitud constructiva" de las partes en materia de derechos humanos y mantiene su "pleno compromiso" con los refugiados en los campamentos de Tinduf, siendo el primer donante bilateral de ayuda humanitaria.
Igualmente, el Gobierno español dice que "mantiene constante su apoyo" a los esfuerzos de Ban Ki Moon y su enviado personal para asistir a las partes en la búsqueda "de una solución política, justa, duradera y mutuamente aceptable que prevea la libre determinación del pueblo del Sáhara Occidental en el marco de disposiciones conformes a los principios y propósitos de la Carta de las Naciones Unidas".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada