jueves, 24 de julio de 2014

Reporteros Sin Fronteras condena la detención del periodista saharaui Mahmoud Al-Lhaissan

MARRUECOS / SÁHARA OCCIDENTAL | Detenido el periodista saharaui Mahmoud Al-Lhaissan
Reporteros Sin Fronteras manifiesta su profunda preocupación por la detención del periodista y activista saharaui Mahmoud Al-Lhaissan, corresponsal en El Aaiún de RASD TV, del Frente Polisario. El periodista compareció el 21 de julio ante el juez de instrucción, quien debe decidir en los próximos días si mantiene o no las acusaciones contra el acusado.
El 4 de julio de 2014, varios coches de policía rodearon la casa del periodista en la ciudad de El Aaiún, antes de llevárselo a un lugar desconocido. Durante 48 horas, no hubo información sobre su paradero. Después, las asociaciones locales de defensa de los derechos humanos anunciaron su traslado a la cárcel Lakhal en El Aaiún. Está oficialmente acusado de "pertenencia a banda armada", "obstrucción de vía pública", "asalto a funcionarios en el desempeño de sus funciones" y "causar daños a la propiedad pública".
Laarbi Massoud, secretario general del colectivo de defensores de los derechos humanos -la ONG saharaui Codesa-, rechaza esta versión de los hechos. Según Massoud, la causa reside en la cobertura que Al-Lhaisan hizo de las manifestaciones pacíficas que, el 30 de junio, hicieron en El Aaiún los saharauis que habían llegado para celebrar el partido Argelia-Alemania en el Mundial de Brasil. Para los participantes, las manifestaciones se convirtieron enseguida en la ocasión de lanzar consignas políticas a favor de la independencia del Sáhara Occidental, antes de ser dispersada violentamente por la policía.
Según el Secretario General de Codesa, el reportaje de Mahmoud Al-Lhaisan, que daba cuenta de la excesiva de violencia que las fuerzas de seguridad emplearon para dispersar a los manifestantes saharauis, se difundió más tarde en RASD TV.
"El 10 de julio, intentamos en vano contactar con el Ministerio de Comunicación. Por tanto, hacemos un llamamiento a las autoridades de Marruecos para que aclaren las razones de la detención de Mahmoud Al-Lhaisan, así como las versiones sobre los motivos de la detención de la periodista y activista, cuya absoluta disparidad conducen a preguntas sobre la naturaleza política del caso", apunta Virginie Dangles, asistente de investigación de Reporteros Sin Fronteras.
"Reporteros Sin Fronteras recuerda que la detención de un periodista a causa de sus actividades profesionales es una violación de los compromisos internacionales de Marruecos de respetar la libertad de información. Además, las autoridades marroquíes también deben investigar las denuncias del abogado de Mahmoud Al-Lhaissan de malos tratos durante la detención".
De hecho, los miembros de la familia del periodista informaron que el día después de su orden de detención, Mahmoud Al-Lhaissan se presentó ante el fiscal, y fue encarcelado de inmediato. Por su parte, su abogado informó de haber visto contusiones en el cuerpo del periodista. El Secretario General de Codesa ha dicho a Reporteros sin Fronteras que Al-Lhaissan fue amenazado por agentes de policía durante la audiencia.
La Unión de Periodistas y Escritores Saharauis (UPES) ha condenado enérgicamente la detención, al tiempo que instó a las autoridades marroquíes a ponerlo en libertad.
Con base en el campamento de refugiados saharauis de Smara, cerca de la ciudad de Tinduf, en Argelia, el canal de televisión RASD TV fue creado en 2009 por el Frente Polisario, que lucha por la independencia del Sáhara Occidental, bajo control marroquí desde 1975.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada