viernes, 5 de diciembre de 2014

El bufete de abogados Leigh Day, de Western Sahara Campaign, amenaza con emprender acciones legales contra el Gobierno británico por importar ilegalmente de Marruecos productos del Sahara Occidental ocupado.

*Fuente. Western Sahara Campaign y Representación del Polisario en Reino Unido

COMUNICADO DE PRENSA

Un bufete de abogados que representa a un grupo con sede en el Reino Unido, que hace campaña en favor de los derechos del pueblo de Sáhara Occidental, amenaza con emprender acciones legales contra el Ministerio de Medio Ambiente, Alimentación y Asuntos Rurales (DEFRA, así como contra la Oficina británica de Recaudación y Aduanas (HMRC).

La Western Sahara Campaign Reino Unido (WSC UK) trabaja para proteger los derechos y los intereses del pueblo del Sáhara Occidental, en particular promover el respeto de sus derechos humanos además del derecho de pueblo saharaui a la autodeterminación. La WSC UK asegura que productos originarios del Sáhara Occidental se están importando al Reino Unido y tratados como marroquíes en el marco del Acuerdo UE-Marruecos. La WSC UK también afirma que puede que se hayan concedido licencias a pescadores británicos para faenar en los territorios del Sáhara Occidental en el marco del Acuerdo de Pesca entre la UE y Marruecos. Leigh Day ha asesorado a la WSC UK en que ambas actividades son ilegales.

El Sáhara Occidental, situado en el noroeste de África es objeto de disputa entre Marruecos y el pueblo saharaui desde hace décadas. En octubre de 1975, el Tribunal Internacional de Justicia rechazó las reivindicaciones territoriales sobre el Sáhara Occidental por parte de Marruecos y reconoció el derecho de los saharauis a la autodeterminación. Pese a este dictamen, Marruecos continúa ocupando el Sáhara Occidental y se le acusa de los continuos abusos de los derechos humanos contra los habitantes saharauis.

En cartas remitidas a ambos, DEFRA y HMRC, los abogados del grupo de campaña indicaron que la soberanía marroquí no incluye el territorio del Sáhara Occidental ni lo adyacente a sus aguas territoriales. Por consiguiente, los bienes y productos elaborados en el Sáhara Occidental no deberían ser tratados como originarios de Marruecos a los efectos de tarifas preferenciales o cualquier otro beneficio conferido por el Acuerdo de Asociación. Las compañías británicas tampoco deberían explotar los recursos naturales de un territorio ocupado bajo un acuerdo del que la población [de ese territorio] ocupado no es parte. Hacerlo socavaría el derecho de autodeterminación del pueblo saharaui y reconocería como legal una situación que es ilegal con arreglo al derecho internacional.

Rosa Curling, del bufete de abogados Leigh Day, que representa a la Western Sáhara Campaign, puntualizó que: "Parece ser que Marruecos actualmente se beneficia de la exportación de mercancías extraídas de la tierra y del mar que ocupa en el Sáhara Occidental, en contra del derecho internacional. Al pueblo saharaui se le está negando su derecho a la autodeterminación sobre sus tierras y sus recursos naturales. El Gobierno del Reino Unido, y en particular DEFRA y HMRC deben tomar medidas inmediatas para asegurarse de no ser cómplices de estos actos.

John Gurría de la WSC UK señaló que:" Pagar a Marruecos o compañías marroquíes por recursos naturales del Sáhara Occidental es un apoyo a la ocupación marroquí y socava el proceso de paz de la ONU".



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada