domingo, 25 de enero de 2015

Valladolid pide asilo político para el activista saharaui Hassanna Aalia

La Asociación de Amigos del Pueblo Saharaui de Castilla y León se ha concentrado en Fuente Dorada para exigir que el Gobierno reconsidere su decisión de expulsión
Hassana Aalia es el nombre del joven saharaui que está condenado a cadena perpetua por el Gobierno de Marruecos. En 2010 participó junto a otros activistas en el campamento de la dignidad (Gdeim Izik). Fue juzgado por un tribunal militar. El pasado 19 de enero, el Gobierno español denegó su petición de asilo y le ha dado 15 días para que abandone el país. Su regreso a Marruecos se traducirá en un encarcelamiento de por vida no exento de torturas.
Así lo han explicado esta tarde en la Plaza de la Fuente Dorada de Valladolid los integrantes de la Asociación de Amigos del Pueblo Saharaui de Castilla y León en el transcurso de una concentración a las que han asistido varias decenas de personas para mostrar su solidaridad con Hassanna “que nunca ha dejado de luchar pacíficamente por el derecho a la autodeterminación de su pueblo, una lucha que ya le ha costado detenciones y torturas en numerosas ocasiones”.
A la espera de conocer si da o no resultado la petición de asilo que en solidaridad ha tramitado el Gobierno Vasco, los concentrados esta tarde noche en Valladolid han exigido a la autoridad competente que reconsidere su última decisión para que “las oscuras cárceles marroquíes” no acaban tragándose a “la cara visible de los activistas saharauis que organizaron el campamento de la dignidad”.
Durante la concentración de esta tarde se han podido escuchar distintas consignas. “¡Sáhara libertad, Polisario vencerá!”; “No es un delincuente, es un luchador!”; “Marruecos culpable, España responsable”; “España las vente, Marruecos las dispara”; “No más muertes en el Sáhara” o “Que viva la lucha del pueblo saharaui”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada