lunes, 16 de febrero de 2015

PNV y varios partidos del Mixto piden mañana en el Congreso que se conceda el asilo al saharaui Hassana Aalia

Izquierda Plural (IU-ICV-CHA), el PNV y gran parte del Grupo Mixto del Congreso (Amaiur, Esquerra Republicana, el BNG, Coalición Canaria-Nueva Canarias y Geroa Bai) solicitarán al Gobierno este martes, a través de una proposición no de ley en la Comisión de Interior del Congreso, que rectifique y conceda finalmente el asilo al activista saharaui Hassana Aalia, un joven de 27 años que fue condenado por un tribunal militar marroquí a cadena perpetua en febrero de 2013, tras un proceso cuestionado por diversos observadores internacionales.
Precisamente, hace un par de semanas, todos los grupos del Parlamento gallego, incluido el Grupo Popular, reclamaron al Ministerio del Interior que revisase su postura y concediera el asilo político al activista.
Además, el diputado de Amaiur Jon Iñarritu preguntará por este asunto al ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, el miércoles en la sesión de control al Gobierno. En concreto, quiere saber si piensa enmendar la denegación de protección internacional que ha dictado sobre el activista, una decisión esta que ha sido recurrida ante la Audiencia Nacional.
ESTE MARTES EN EL CONGRESO
Así, este martes, en la Comisión de Interior, se debatirá una iniciativa conjunta con la que los partidos firmantes pretenden que la Cámara muestre su apoyo y solidaridad a Aalia, y se inste al Gobierno a reconsiderar la solicitud su solicitud de asilo.
Aalia está en España desde 2011, año en que llegó a Bilbao para estudiar con una beca. Cuando le quedaban dos meses para volver a El Aaiún, Marruecos emitió una orden de busca y captura contra él por haber participado en 2010 en Gdeim Izik, el campamento de protesta pacífica que fue desmantelado por el Ejército marroquí de forma violenta en noviembre de aquel año. Y, en esa tesitura, decidió no volver a su tierra.
El joven activista ya había sido juzgado por sumarse a esa protesta, siendo condenado a cuatro meses de prisión sin ejecución, pero el 17 de marzo de 2013 el Tribunal Militar de Rabat emitió sentencia contra 25 civiles acusados de haber organizado el campamento, entre ellos Aalia quien, al estar en España, fue juzgado en rebeldía y condenado a cadena perpetua.
Varios organismos como la Comisión de Asuntos Exteriores del Parlamento Europeo, la Fundación Sahara Occidental, Human Rights Watch y Amnistía Internacional han denunciado que el juicio del tribunal militar no contó con las suficientes garantías y al Alto Comisionado de Naciones Unidas para los refugiados (ACNUR) ha pedido protección para Aalia.
ESPAÑA ASUME LA SENTENCIA MARROQUÍ
Sin embargo, el pasado 19 de enero el Ministerio del Interior denegó su petición de asilo y emitió una orden de salida del territorio nacional en un plazo máximo de 15 días. Esa resolución, según los partidos que han impulsado la proposición no de ley, reconoce que Aalia y a la Asociación Saharaui de Víctimas de violaciones de Derechos Humanos a la que pertenece desarrollan sus acciones de manera pacífica e incluso que ha sido maltratado en varias ocasiones por la Policía marroquí.
Pese a todo, Interior no cuestiona la sentencia del Tribunal Militar de Rabat y le deniega el asilo, una medida que los grupos firmantes de la iniciativa reclaman que sea reconsiderada puesto que si Aalia vuelve a su país "será duramente castigado por Marruecos y no volverá a salir de prisión en lo que le queda de vida".
Desde que trascendió la negativa de asilo se han multiplicado los gestos de apoyo al activista. Una plataforma creada 'ad hoc' mantuvo a varios activistas más de cien horas en huelga de hambre en el Aeropuerto Internacional Madrid Barajas. El Parlamento Vasco de forma oficial y un grupo de diputados del Parlamento Gallego instaron al Gobierno a dar marcha atrás.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada