martes, 31 de marzo de 2015

Misión de observadores aragoneses en los territorios ocupados del Sahara Occidental. Encuentro con las madres del grupo de los quince desaparecidos

Diario de viaje de la Brigada Aragón-Sahara. El Aaiun, 30 de marzo de 2015.- 25 de diciembre de 2005. Desaparecen 15 activistas saharauis. Durante la Intifada del 2005 tienen lugar manifestaciones y protestas en todo el Sáhara Occidental contra la ocupación y la violación sistemática de derechos humanos. Ante el incremento de la resistencia, las fuerzas marroquís aumentan su nivel de represión. 15 nombres, 15 historias, 15 madres.
Esta tarde nos reunimos con Lakhlifi Nhabouha, Eddia Embarka, Salam Madkori, Boucha Krimon y Hadia El Aoud testimonios vivos de madres y hermanas de los desaparecidos saharauis. Acusan directamente a las autoridades marroquíes, exigen respuestas y un compromiso de la sociedad civil internacional. Su mensaje es sencillo ¿Dónde están nuestros hijos?
Tras varias manifestaciones en territorios ocupados durante el 2009 la lucha traspasa las fronteras del Sáhara Occidental y llega al Comité de Victimas de Desapariciones Forzosas de Ginebra. Este organismo dependiente de Naciones Unidas exige a las autoridades marroquíes que investiguen el caso. Marruecos en un ejercicio de cinismo presenta dos cadáveres encontrados en la playa como parte de los 15. Se niega a hacer autopsia y no esclarece el lugar, las fechas y las causas científicas de las muertes. Es una estrategia del gobierno marroquí para desmantelar la presión internacional.
Marruecos por su parte demuestra que lejos de amedrentarse va a continuar con la política de represión, así lo reafirma provocando la desaparición de un joven saharaui, Mohamed Krimon, el 27 de Septiembre de 2011.
Estas madres llevan 10 años esperando, piden que se hagan campañas de sensibilización y presión por los desaparecidos. Para ellas es muy difícil vivir con esta incertidumbre. Las numerosas estrategias que Marruecos ha empleado para acabar con su lucha (intentar comprarlas, ofrecerles un trabajo, violencia directa e intimidación) no han surgido efecto. A día de hoy siguen pidiendo justicia para saber donde están sus hijos.
Después de escuchar estos desgarradores testimonios, nos desplazamos a visitar a Lahcen Dail, activista y defensor de los recursos naturales en el Sáhara Occidental. Víctima de desapariciones forzosas durante 6 meses en Abril de 1992. Su trabajo se centra en una primera etapa de investigación sobre los recursos naturales del Sáhara Occidental y una segunda etapa de protestas y denuncia pública de su extracción ilegitima.
El Sáhara es un negocio importante: Fosfatos, arena, sal, pescado, algas rojas, minerales, tomate cherry, melón y pepino. Dail señala que el beneficio de las ventas de algas rojas es equiparable a las ayudas humanitarias destinadas a los Campamentos de Refugiados de Tinduff (Argelia). De igual manera, numerosas empresas violan el Derecho Internacional al pactar con Marruecos la explotación de recursos naturales en territorios en conflicto, sin que esto tenga una repercusión en la población autóctona que continúa viviendo en la escasez y la represión. Es fundamental que un pueblo que quiere ser libre tenga el control de sus propios recursos naturales y haga un buen uso de ellos respetando el Medio Ambiente.
Nos quedamos con la sensación de que Marruecos hace desaparecer el futuro del pueblo saharaui: sus jóvenes y sus recursos naturales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada