martes, 26 de mayo de 2015

Participación de Zapatero en el Festival de Tantán, que reivindica la "marroquinidad" del Sáhara. El ex presidente se declara 'amigo de Marruecos' y apuesta por la “autonomía”

Moussem de Tantán, festival trampa
Acaba de participar en el festival de Tantán, que reivindica la "marroquinidad" del Sáhara
Asegura que las relaciones de Marruecos con España son "fundamentales"
El ex presidente del gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, declaró hoy ser "amigo de Marruecos", un país con el que España tiene unas relaciones que calificó de "fundamentales".
Zapatero, que el sábado y el domingo estuvo en el Moussem o festival de Tantán, donde se exalta la cultura saharaui y sirve para reivindicar la "marroquinidad" del Sáhara, fue invitado hoy por una universidad privada a impartir una conferencia sobre la Alianza de Civilizaciones.
Allí, y preguntado por su opinión sobre la soberanía que Marruecos reclama en el Sáhara y la persistencia del conflicto, Zapatero fue claro: "Es un tema que Marruecos tiene que liderar", para matizar que "tiene que intentar que haya acuerdo con respaldo de la comunidad internacional".
Se mostró convencido también de que "la comunidad internacional está por respetar la iniciativa de Marruecos (la de ofrecer un estatus de autonomía al Sáhara, pero nunca independencia) y llegar a un acuerdo".
En los últimos cinco meses, el expresidente ha sido invitado en tres ocasiones por Marruecos a eventos controvertidos -uno de ellos en Dajla, en el Sáhara Occidental, y otro sobre derechos humanos-, y subrayó hoy al término del acto universitario que siente "la gran hospitalidad del pueblo marroquí".
Durante su presencia en Tantán, en la que no pronunció ninguna palabra en público, Zapatero se fotografió con la vice ministra de Exteriores, Mbarka Buaida, que es de origen saharaui, además del vice ministro de Interior, Charki Drais, y del embajador marroquí en España, Fadel Benyaich.
Preguntado por cómo justifica su presencia repetida en estos foros, aun sabiendo las críticas que suscita, Zapatero resaltó su condición de "defensor de la alianza de civilizaciones del entendimiento y el acercamiento" entre las dos orillas del Mediterráneo, y añadió: "La cultura árabe es muy importante para nosotros".
Zapatero aprovechó además su conferencia en la Universidad Internacional de Casablanca para elogiar el modelo de islam que promueve el país magrebí, que calificó de "respetuoso y con ideas abiertas".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada