sábado, 11 de julio de 2015

#JusticiaParaHaidala Takbar Haddi, una (otra más) madre coraje saharaui

Takbar Haddi es una mujer saharaui cuyo hijo murió asesinado en el Sahara Occidental ocupado. Los restos de su hijo fueron enterrados sin consentimiento de su madre, que exige una investigación independiente sobre este crimen. Para reclamar justicia inició una huelga de hambre que tuvo que suspender por el grave empeoramiento de su salud. Numerosas personas la han relevado en una huelga de hambre rotativa. Pero se ha cernido un espeso silencio mediático. Para romperlo varios periodistas argelinos han iniciado una campaña. Enfrente, el gobierno de Rajoy, se alinea con el majzen de Marruecos.@Desdelatlantico.
I. TAKBAR HADDI, MADRE DEL ASESINADO MOHAMED LAMÍN HAIDALLA
El día 4 de febrero de 2015 falleció en El Aaiún, capital del Sahara Occidental ocupado, el joven Mohamed Lamín Haidalla, el mayor de tres hermanos. Había muerto violentamente en circunstancias oscuras: cinco colonos marroquíes le acuchillaron, tras lo cual la policía marroquí detuvo a la víctima y lejos de darle la atención hospitalaria que podría haberle salvado la vida, le torturó. Un crimen por acción (de los colonos) y por omisión (de la potencia ocupante del territorio).
Takbar Haddi pidió una investigación independiente del crimen, pero en lugar de ello, las autoridades de ocupación enterraron el cadáver de su hijo, contra la voluntad expresa de su madre que solicitaba una autopsia llevada a cabo por un equipo médico independiente.
II. SILENCIO SOBRE EL CASO EN EL CONSEJO DE SEGURIDAD
Casi dos meses después, el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas se reunió para aprobar una resolución sobre el Sahara Occidental (la resolución 2218). En el debate subsiguiente a la aprobación de la resolución, ningún Estado miembro del Consejo denunció el caso del asesinato de Haidalla, como tampoco se denunciaron otras graves violaciones de derechos humanos, (como el asesinato del preso Hassana El Uali, en la prisión de Villa Cisneros, el 28 de septiembre de 2014 o las torturas, juicio farsa e injusto encarcelamiento de los presos de Akdeim Izik).
III. TAKBAR HADDI INICIA UNA HUELGA DE HAMBRE PARA PEDIR JUSTICIA
Takbar Haddi inició el 14 de mayo una huelga de hambre ante el consulado marroquí de Las Palmas para pedir justicia y que, al menos, se le entregue el cuerpo de su hijo. El consulado marroquí respondió cínicamente dos días después mostrando «su extrañeza» por la protesta de Takbar Haddi y asegurando que las autoridades marroquíes «le ofrecieron entregar el cuerpo de su hijo». Lo que no explican es por qué entonces no se lo entregan ahora que no queda duda de que quiere dicho cuerpo.
El día 20 de mayo fue invitada a exponer su caso en el Parlamento Europeo, mientras desarrollaba su huelga de hambre.
El día 19 de junio, Takbar Haddi suspendió su huelga de hambre ante el grave empeoramiento de su salud que obligaron a su hospitalización.
A partir del día siguiente, 20 de junio, varias asociaciones han organizado una huelga de hambre rotatoria para denunciar este caso. Entre quienes han tomado los relevos de esta huelga de hambre rotatoria se hallan los eurodiputados Teresa Rodríguez (Podemos) y Paloma López (IU) o el activista saharaui Hassana Aalia, condenado en rebeldía a cadena perpetua por un tribunal militar marroquí.
IV. EL CASO EN EL CONGRESO DE LOS DIPUTADOS Y EN EL CONSEJO DE DERECHOS HUMANOS DE LA ONU
El caso del asesinato del joven Haidalla y la huelga de hambre de Takbar Haddi fue ocasión de que el diputado nacional Cayo Lara (IU) presentara una pregunta parlamentaria que fue contestada por el ministro de Asuntos Exteriores José Manuel García-Margallo y Marfil asumiendo la versión de las autoridades de ocupación marroquíes.
Takbar Haddi también ha denunciado el caso en la sesión de junio del Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas, en Ginebra. A su regreso volvió a las cercanías del Consulado marroquí en Las Palmas de Gran Canaria para continuar con su protesta, dispuesta a retomar la huelga de hambre cuando termine el Ramadán. Pero en esta ocasión la policía ha impedido que la madre saharaui exponga las fotos de su hijo y los carteles con los que estuvo los 36 días de huelga de hambre y, según ha relatado, está siendo presionada apara que abandone el lugar.
V. ACCIÓN DE PROTESTA DE LOS PERIODISTAS ARGELINOS
En este contexto, se sitúa una acción de protesta promovida por varios periodistas argelinos de diversos medios y cuyo texto reproduzco a continuación
“¡Salvamos a la madre Takbar Haddi ! “
Un apagón político-mediático se ha impuesto sobre la cuestión del Sahara Occidental inscrita desde 1963 en la agenda de la Asamblea general de la ONU como un problema de descolonización.
La lucha del pueblo saharaui contra la ocupación militar y administrativa marroquí que dura desde 1975, apenas preocupa a los medios de comunicación en el mundo, sobretodo en Europa y en América del Norte, sometidos a la influencia de los grupos de presión pro-marroquíes que dominan el orden mediático universal. Las violaciones cotidianas de los Derechos Humanos en los territorios ocupados saharauis – desapariciones forzadas, juicios injustos de los tribunales militares, acosos, detenciones, encarcelamientos, torturas, violaciones y asesinatos, restricción de los derechos fundamentales como la libertad de opinión, de expresión y el derecho a la autodeterminación y a la independencia-, no encuentran ecos en los medios de comunicación en los países autoproclamados defensores de los derechos humanos.
El caso de Sra. Takbar Haddi, madre del Saharaui Mohamed Lamín Haidalla, el silencio y la indiferencia que que rodean su huelga de hambre ilimitada desde el 15 de mayo de este año, en Las Palmas de gran Canaria (España), muestra este desinterés. La madre Haddi reclama toda la verdad sobre la muerte de su hijo, exige sus restos a las autoridades coloniales marroquíes y que los responsables sean llevados ante la justicia. Este enésimo crimen, cometido por Marruecos, en los territorios ocupados del Sahara Occidental, amplía la larga lista de las violaciones de Derechos Humanos y de crímenes cometidos contra los Saharauis, ya denunciados por las ONG y reportados también por la Comisión de los Derechos Humanos de la ONU.
El silencio mantenido alrededor del asunto Haidalla y de la lucha heroica de la Sra. Takbar Haddi nos recuerdan de nuevo la pasividad cómplice de algunos miembros del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, especialmente la parcialidad de Francia, España y el silencio de los EE.UU. con la colonización marroquí.
Nosotros, un grupo de los periodistas argelinos solidarios con el pueblo saharaui, nos levantamos contra el embargo impuesto al “territorio no autónomo” del Sahara Occidental, que sufre desde hace 40 años una represión lejos de ningún tipo de supervisión o vigilancia de los derechos humanos.
- Denunciamos la política de aplicar doble rasero del Consejo de Seguridad de la ONU, encargado de culminar el proceso de descolonización en la última colonia de África a través de la organización de un referéndum de autodeterminación, al cual está comprometido desde 1991.
- Apoyamos la iniciativa de la Unión Africana que, en su última cumbre de Johannesburgo en Sudáfrica, ha reiterado su apoyo a su Enviado Especial en el Sahara Occidental, Joaquim Chissano, y ha pedido al Consejo de Seguridad que asuma sus responsabilidades y a la Asamblea General de Naciones Unidas que fije una fecha para la celebración del referéndum de autodeterminación.
- Hacemos un llamamiento a nuestros hermanos y hermanas y toda conciencia libre (intelectuales, artistas, defensores de los Derechos Humanos, militantes de movimientos asociativos, personalidades políticas, etc.), a través del mundo a romper la regla del silencio impuesta arbitrariamente a la lucha del pueblo saharaui, teniendo en cuenta la realidad trágica en los territorios ocupados del Sahara Occidental.
- Al unirse a este llamamiento, que será enviado a las Naciones Unidas, la Unión Europea, la Unión Africana, la Liga Árabe y la Organización de los Estados Latino Americanos, levantamos el velo que rodea la acción legítima y ciudadana de la madre Takbar Haddi, el secuestro y el encarcelamiento de Salah Lebsir así como el caso de 600 desaparecidos saharauis desde la invasión militar marroquí.
De este modo, la lucha por los Derechos Humanos, encontrará su significado y relevancia.
Hoy en día, NO TENEMOS EL DERECHO de guardar silencio ante el sufrimiento de todo un pueblo, mantenido en el tercer milenio bajo un sistema colonialista.
NO PODEMOS TAMPOCO consentir la omertà impuesta sobre los delitos cometidos contra los civiles saharauis.
Argel, el 21 de junio 2015
Para firmar la petición, enviar su nombre, apellido, la profesión y el país a la dirección siguiente:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada