martes, 8 de septiembre de 2015

Marruecos impide entrar en el Sahara Occidental a un abogado de observadores aragoneses. Viajaba junto con el fotoperiodista Gervasio Sánchez

Foto. El abogado Luis Mangrané y el periodista Gervasio Sánchez
Viajaba a El Aaiún desde Madrid. Al hacer escala en Casablanca fue interceptado por la Policía marroquí
El abogado Luis Mangrané denunció hoy que la policía marroquí le ha impedido viajar al Sáhara Occidental, formando parte de una delegación aragonesa de observadores de los derechos humanos, bajándolo de un avión y expulsándolo de Marruecos en otro avión que partirá mañana.
Mangrané, del Observatorio aragonés para el Sáhara Occidental, viajaba a El Aaiún con un vuelo desde Madrid que hacía escala en Casablanca, acompañado del fotógrafo y periodista Gervasio Sánchez, al que iba a introducir en el territorio saharaui, que Mangrané conoce desde hace siete años.
Sin embargo, una vez dentro del avión de Royal Air Maroc, unos policías marroquíes de paisano se presentaron ante él y le comunicaron que existe «una orden del gobierno marroquí que le impide la entrada en el país en aplicación de la Ley de Extranjería».
Conminado a abandonar el avión, la policía lo ha escoltado hasta un hotel donde pasará la noche para partir mañana martes en el primer vuelo a Madrid.
En cuanto a Sánchez, sobre quien no pesa ninguna orden de expulsión, abandonó voluntariamente el avión al no tener objeto su visita al territorio saharaui, y regresará mañana con Mangrané, según ha explicado.
El abogado mostró su extrañeza porque, si bien no esconde sus simpatías en favor del independentismo saharaui, sí ha podido viajar en los últimos siete años «sin mayores problemas» tanto al territorio saharaui como a ciudades marroquíes para asistir a saharauis enjuiciados en tribunales marroquíes.
Hasta el momento, ninguna fuente oficial marroquí ha dado su versión de los hechos, aunque expulsiones de este tipo de activistas extranjeros pro saharauis son relativamente frecuentes y no siempre se ofrecen explicaciones públicas.
El Observatorio Aragonés para el Sahara recuerda que Marruecos es «una fuerza ocupante ilegal e ilegítima en el Sahara Occidental desde 1975, con innumerables resoluciones de la justicia internacional y de Naciones Unidas en contra de las violaciones de Derechos Humanos y del expolio que esta potencia ocupante ejerce sobre el territorio no descolonizado del Sahara».
«Un pueblo que vive desde hace cuarenta años dividido por un muro que separa a su gente entre los Campamentos de Refugiados de Tindouf y los Territorios Ocupados del Sahara Occidental, donde la represión y las violaciones de Derechos Humanos están a la orden del día», concluyen.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada