martes, 12 de julio de 2016

Sahara Occidental: paisaje tras la batalla del Consejo de Seguridad (IV): Francia no respalda la aventura del majzen y la MINURSO se restablece íntegramente

El tiempo resuelve muchas incógnitas. Ahora ya sabemos por qué se suspendió la visita (de tres días) a Marruecos del ministro francés de asuntos exteriores prevista del 1 al 3 de julio. Hace unas horas, según una información en primicia de la Agencia Saharaui de noticias SPS, Marruecos ha aceptado el regreso del componente político-civil de la Misión de Naciones Unidas para el Referéndum del Sahara Occidental (MINURSO) que el majzen había expulsado a comienzos de marzo. Si la información de la SPS se confirma, quedaría claro que Francia se ha negado a apoyar al majzen en esta política aventurera, ante lo cual el majzen marroquí no tenía más opción que ceder ante la ONU.
I. LA VISITA DE BAN KI-MUN AL SAHARA OCCIDENTAL Y EL ESTALLIDO DE UNA CRISIS ENTRE MARRUECOS Y NACIONES UNIDAS
A pesar de todos los intentos del majzen para bloquearlo, el Secretario General de la ONU, Ban Ki-Mun, finalmente realizó a comienzos de marzo la visita que tenía pensado hacer al Sahara Occidental. Como tuve ocasión de decir en este blog, ante el intento del majzen de Marruecos de sabotear la visita, Ban tomó una decisión que fue una derrota para las pretensiones y la propaganda marroquí: viajó al Sahara Occidental yendo a su territorio liberado (a Bir Lehlu), es decir, al que está bajo control de la república saharaui y el Frente Polisario. Y, por si fuera poco, la ONU anunció ese viaje un 27 de febrero de 2016, cuando se cumplían 40 años de la proclamación de la república saharaui en el poblado al que iba a viajar a Ban. Y aún hubo más, porque en su visita por la región calificó la presencia marroquí en la parte del Sahara Occidental bajo su control como una "ocupación".
Ban destrozó así varios argumentos de la propaganda marroquí:
1) que la república saharaui no puede ser reconocida porque "carece" de los elementos de un Estado como el territorio;
2) que la presencia marroquí en la parte del Sahara Occidental bajo su control es "legal".
II. ESTALLIDO DE LA CRISIS MARRUECOS-ONU Y EXPULSIÓN DEL COMPONENTE CIVIL DE LA MINURSO
Esta visita de Ban Ki-Mun al territorio bajo control de la república saharaui y la calificación como "ocupación" (nunca retirada) de la presencia marroquí en la parte del Sahara Occidental bajo control del reino de Marruecos supuso el estallido de la crisis entre Marruecos y la ONU que llevaba muchos meses gestándose. Ese estallido se produjo cuando el majzen de Marruecos ordenó por su cuenta la expulsión del Sahara Occidental (territorio que no está bajo su soberanía y sobre el que no tiene título jurídico como potencia administradora) del componente civil de la MINURSO, Misión creada por, y bajo la autoridad exclusiva de, el Consejo de Seguridad de la ONU.
El conflicto se "oficializó" con el gravísimo (y silenciado en España con la complicidad de los medios) discurso de Mohamed VI en Ryad el 21 de abril anunciando su alineamiento junto a Arabia Saudí y enfrentándose a Occidente.
Pertenece al terreno de los arcanos si el estallido se debió SÓLO a la derrota que la visita y las palabras, en sí mismas,suponían para las pretensiones anexionistas marroquíes sobre el Sahara Occidental o si la causa real era más profunda.
A mi juicio, la expulsión de la MINURSO fue una operación de "diversión" para impedir la inminente presentación ante el Consejo de Seguridad del plan que el Enviado Personal del Secretario General de la ONU, Christopher Ross, lleva tiempo preparando y que no es otro que la celebración de un referéndum del pueblo del Sahara Occidental. Una operación de diversión para impedir una derrota definitiva, aunque fuera al coste de graves pérdidas para el majzen, como así ha sido.
III. EL CONSEJO DE SEGURIDAD INTENTA SALVAR LA CARA DEL MAJZEN DANDO UN AMPLIO PLAZO PARA EL RESTABLECIMIENTO DE LA MINURSO
En su resolución 2285 el Consejo de Seguridad dice que:
1. Decide prorrogar el mandato de la MINURSO hasta el 30 de abril de 2017;
2. Pone de relieve la necesidad urgente de que la MINURSO vuelva a funcionar a plena capacidad;
3. Solicita al Secretario General que en un plazo de 90 días lo informe de si la MINURSO ha vuelto a funcionar a plena capacidad y expresa su intención, en el caso de que la MINURSO no haya conseguido volver a funcionar a plena capacidad, de considerar la mejor forma de facilitar el logro de este objetivo.
Frente a quienes solicitaban una decisión contundente, Francia y España apoyaron una solución más suave que pretendiera tiempo para que el majzen "salvara la cara". Así se decidió dar un plazo de "90 días" que terminaban el 28 de julio, dos días antes de que Mohamed VI dé su discurso del trono.
IV. FRANCIA SE NIEGA A APOYAR LA AVENTURA Y EL MAJZEN CEDE
El digital del núcleo duro del majzen anunciaba el día 29 de junio una visita de TRES DÍAS del ministro francés de Asuntos Exteriores, Jean-Marc Ayrault a Marruecos.


Pero un día después, el 30 de junio, este mismo digital del núcleo duro del majzen anunciaba la suspensión de la visita "a petición de Francia"

Sin embargo... ese mismo día el portavoz de Ministerio francés dijo que el retraso se debía " a motivos de agenda de la parte marroquí".
La agencia argelina de noticias APS publicó el 2 de julio un artículo donde decía que la suspensión de esta visita se debía a una nueva bronca entre Francia y Marruecos por causa del Sahara Occidental. La agencia del majzen (MAP) y los medios marroquíes adictos "desmintieron" a la agencia argelina. Incluso, lo que es aún más llamativo, los medios del majzen reprodujeron unas supuestas palabras de desmentido del portavoz del Ministerio francés, Romain Nadal que ¡asombroso! sólo aparecían en los medios del majzen pero no en la prensa francesa ni en la página del ministerio francés.
No han tenido que pasar ni diez días para que sepamos la verdad. Si se confirma la información de la SPS sobre el retorno del personal civil de la MINURSO, la información de la APS sobre la bronca París-Rabat era cierta. En ese supuesto, se demostraría una vez más que la MAP y los medios afines del majzen intoxicaron y mintieron.
Insisto, si es cierto que Rabat ha autorizado el regreso del personal civil de la MINURSO la suspensión de la visita de Ayrault a Marruecos queda meridianamente explicada. Francia no estaba dispuesta a apoyar el aventurerismo del majzen contra la ONU. Sin el apoyo francés, para el majzen, dos días antes de la "fiesta del trono" de Mohamed VI hubiera sido humillante someterse a lo que estableciera el Consejo de Seguridad.
Una vez más, Mohamed VI ha cedido. Una vez más queda claro cuál es la única política que funciona para tratar con el majzen.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada