sábado, 27 de agosto de 2016

La ocupación del Sahara Occidental envenena las relaciones entre Suiza y Marruecos

Foto, archivo
Un informe publicado por el Ministerio de Asuntos Exteriores de Marruecos del que "Equipe Media," pudo obtener una copia, revela el nivel de aislamiento y presión que acecha a los políticos y diplomáticos marroquíes a causa de la continua ocupación de su país al Sahara Occidental.
El informe, titulado "las relaciones bilaterales entre Marruecos y Suiza" en el que la cuestión del Sahara Occidental recibe mayor atención cara a la opinión pública suiza debido a las crecientes actividades del Frente Polisario sobre el proceso saharaui y la firme postura de los dirigentes suizos que se mantiene sin cambios en su apoyo a los esfuerzos de las Naciones Unidas para encontrar una solución al conflicto del Sahara de conformidad con la legitimidad internacional.
El editor del informe destacó que Suiza mantiene su compromiso de brindar apoyo humanitario a los campamentos de refugiados de Tinduf, a pesar de lo que llamó las organizaciones no gubernamentales sesgadas.
Y por otra parte a nivel de las Naciones Unidas Suiza votó a favor de un proyecto de resolución presentado por Argelia en 2006 a la Cuarta Comisión y renovó su voto en la sesión plenaria de la Asamblea General su embajador acreditado en Rabat Bertrand Lewis quien llevó acabo una visita a la sede de la MINURSO en El Aaiun y a la Oficina del ACNUR de Ayuda al Refugiado en el mes de junio de 2010. Visita en la que  se reunió con el ex Representante Especial del Secretario general Hani Abdel Aziz, que es de nacionalidad suiza.
En cuanto a la importación de los productos de procedencia del Sahara Occidental el informe afirmó que la vicepresidenta del Partido Socialista presentó al Parlamento una moción en la exigió al gobierno  distinguir claramente entre los productos procedentes de Marruecos de los productos procedentes de los territorios ocupados del Sahara Occidental. También se refirió a que esta decisión se llevara a cabo teniendo en cuenta la movilización de los grupos de consumidores para pedirles que rastreen el origen de los productos especialmente (tomates y sandías) y la marca avisándoles de que la importación de estos productos  es una violación de intereses por parte de  Marruecos y que puede convertirse en una excusa y pretexto para otros países interesados en la separación de los productos procedentes de Marruecos y los de precedencia del Sahara occidental.
Tras varias visitas mutuas entre los funcionarios de ambos países y la creación de un grupo de amigos en el Parlamento suizo el informe Berna expresó su preocupación por la expulsión de una familia suiza compuesta de cinco miembros y que  lleva varios años viviendo en la ciudad marroquí de Oujda al este de Marruecos  y que fue expulsada culpándola de realizar actividades misioneras. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada