lunes, 2 de abril de 2012

Intervención del activista saharaui Brahim Dahan en el Seminario de derechos humanos en Tenerife


En primer lugar quiero expresarles mis agradecimientos por organizar estas jornadas sobre el Sahara Occidental y darnos la ocasión de mantener nuestra causa actualizada en el estado español en general y en las Islas Canarias en especial, lo que vemos muy necesario y útil mientras seguimos nuestra lucha de liberación.
En cuanto al tema que voy hablar, que es la situación actual y las salidas posibles, voy a intentar trasladarles mi punto de vista, esperando que pueda hacer llegar mis ideas de una manera clara porque mi español es débil.
En primer lugar quería recordar la situación sobre el terreno, que sigue igual desde hace 21 años, el momento de la llegada de la misión de Naciones Unidas (la MINURSO) que de verdad ha dado muchas oportunidades a Marruecos de reservar más gastos de guerra  y controlando la mayoría del terreno, sobre todo, toda la costa, lo que le ha permitido concentrar más sobre el saqueo de los recursos naturales del Sahara y construir más infraestructuras  que le facilita hacerlo pero también traer más colonos marroquíes para modificar la base demográfica del territorio y vender las mismas infraestructuras al resto del mundo como un esfuerzo de desarrollo, incluso a veces ha podido sacar fondos de sectores financieros internacionales de ayuda al desarrollo, especialmente europeos. Lo mismo con los acuerdos de pesca, que no ha parado de incluir el Sahara en todos sus acuerdos comerciales internacionales y hasta hace poco tiempo estaba siguiendo con la misma propaganda que ha utilizado siempre, que dice que los refugiados saharauis están secuestrados y que la mayoría de los saharauis están en la zona ocupada y están orgullosos de su marroquinidad y muy atados al trono aluita, y con las cambios que se produjeron con el tiempo, comienza la orquesta de la autonomía, pero sigue violando los derechos humanos e intenta siempre negar los cambios de los vamos hablar más tarde.
Otra cosa, en el lado jurídico se mantienen las mismas resoluciones de apoyo al derecho de autodeterminación y los argumentos que sustentan este derecho, a pesar de todos los intentos de los marroquíes que a veces dicen que la cuestión de la autodeterminación es un cosa pasada y que puede tomar muchas formas y que la autonomía es una forma de la autodeterminación y que el Frente Polisario debía negociar a partir de esa base y que el Frente Polisario no es el representante único del pueblo saharaui y que está violando los derechos de los saharauis, que tiene secuestrados en la hamada, etc.y que ya no puede hacer la guerra. Está trabajando con el objetivo de debilitar el Polisario por dentro y empujar a centrar el conflicto entre saharauis en general y en especial en los campamento de los refugiados contando en toda su estrategia con apoyo incondicional francés y otros países árabes y europeos entre ellos desgraciadamente fuerzas políticas españolas .
Mientras tanto los saharauis están unidos bajo el liderazgo del Frente Polisario y además de seguir tratando el tema con Naciones Unidas y continuar el trabajo diplomático y defender las cosas que han ganado antes y reaccionar ante todas las maniobras marroquíes, continúan también la construcción de sus establecimientos, fortaleciendo su Estado, declarado el 27 de febrero de 1976, y reforzar sus capacidades institucionales civiles, de seguridad y hasta militar.
Ha habido también otras perspectivas, como poner sobre la mesa una propuesta antes que la marroquí de autonomía y han seguido trabajando para aclarar y denunciar a todo el mundo las violaciones sistemáticas que han sufrido los saharauis por parte del ocupante marroquí, contando en ese sentido con la masa solidaria y simpatizantes en todo el mundo y en su mayoría de Europa y especialmente en España, pero cuentan precisamente la sociedad civil saharaui y más de su parte en la zona ocupada por motivo de su existencia sobre el terreno y porque la mayoría de sus cabezas también fueron víctimas de la misma represión, lo que les dan una enorme credibilidad a su trabajo, además porque siguen viviendo bajo las mismas condiciones, amenazados siempre de ser torturados o metidos en la cárcel, esto lo demuestra el hecho de que siempre hay defensores de derechos humanos en las cárceles marroquíes. Gracia a este trabajo civilizado y no violento, los saharauis de la zona ocupada comienzan a participar de una manera más eficaz y han abierto un nuevo frente en el conflicto, que creemos que lo había tenido en cuenta el régimen marroquí, especialmente cuando comienza la Intifada en 2005 y hasta el comienzo de la primavera árabe en Gdeim Izik –aprovecho la ocasión para dar las gracias a los medios españoles que nos han acompañado siempre en nuestra lucha, pero en dos ocasiones de verdad sentimos que los periodistas españoles y ello a pesar de las actitudes de algunos políticos españoles, pero los periodistas han estado cercanos al pueblo saharaui,  las ocasión a las que me refería son la expulsión de Aminetu Haidar  y la de Gdeim Izik -, las dos ocasiones coinciden con mi última detención arbitraria con otros seis compañeros, que después de realizar una visita a los Campamentos de los refugiados saharauis, al haber recibido una invitación del Frente Polisario, fuimos detenidos y encarcelados. Con ese grupo y otros grupos que les han invitado otras veces, hemos podido romper otro muro de miedo de silencio, de los muchos que ha intentado levantar el régimen marroquí y construir a nuestro alrededor para mantenernos controlados, asustados y asimilados, pero gracias a aquellos pasos, la dirección del Frente Polisario ha convocado una cincuentena de sus militantes de la zona ocupada para participar el décimo tercer Congreso en diciembre pasado, en la zona liberada, en Tifariti, para cerrar el círculo de la participación de los saharauis de todas las partes donde existen. Esa fue la respuesta más eficaz y adecuada frente a los intentos marroquíes para crear dudas sobre la representación del Frente Polisario a los saharauis, a pesar de que Marruecos está negociando con el Frente Polisario en el marco de Naciones Unidas. Los saharauis, con todo ese trabajo, han podido mantener la naturaleza del conflicto (que un cuestión de descolonización) y han hecho fracasar todas las maniobras, que han puesto como objetivo la base jurídica del conflicto, y han conseguido, en lugar de permitir que el régimen marroquí debilitase el Frente Polisario (a partir de los campamentos de los refugiados y las zonas liberadas donde ejerce la República Árabe Saharaui Democrática su gobierno), han abierto un nuevo frente en la zona ocupada, donde el control militar, policial, mediático y económico, es marroquí y lo mismo lo han hecho en el sur de Marruecos donde vive una parte de los saharauis e incluso en las universidades marroquíes, donde hay estudiante saharauis y lo más simbólico de todo eso, desde mi ponto de vista, es que pueden llevar la lucha y defender hasta en las salas de los tribunales marroquíes y en las cárceles, oficiales y secretas, lo que va crear una presión moral muy fuerte sobre los servicios marroquíes que dirigen todo de la parte marroquí. Y además, con ese nuevo frente que han podido abrir los saharauis, han destruido una vez por todas la propaganda marroquí, ya no pueden decir que los saharauis bajo ocupación viven en un paraíso, ni pueden decir que los defensores de los derechos humanos son marionetas o poca gente aislada, después de Gdeim Izik se terminó la propaganda marroquí, con todo lo que significa eso. Y por eso están en camino de construir una nueva estrategia propagandística basada en que no tienen ningún problema con los saharauis y que van respetar incluso sus derechos, pero que el problema es la cúpula del Frente Polisario, que ya son del pasado, que ocupan solamente de ellos mismos y han cometido muchos errores y les culpan de los problemas que tienen los saharauis, etc…, con esta estrategia propagandística pretenden decir que los saharauis sois una buena sociedad y no tenemos ninguna problema con ustedes pero que queremos cortarles la cabeza, porque creamos que no es buena, pero la realidad es que es nuestra cabeza, entonces si es la nuestra, que os importa a vosotros y además si cortamos una cabeza de un cuerpo va a morir. En fin, su objetivo es buscar un golpe de KO como se dice.
Por último, otra cosa que es nueva también, es el trabajo realizado en relación al expolio de los recursos naturales en la zona ocupada y que podrá ser la llave de todo, porque la cuestión está relacionada con la comunidad internacional, que no domina otra lengua sino la de los intereses y como sabéis estamos trabajando con los amigos en ese sentido y hemos logrado tener buenos resultados hasta el momento, de los más importantes, para presionar sobre muchas compañas para retirarse del Sáhara, como Total Fina y otras, pero especialmente de sacar una opinión jurídica de Hans Corell, anterior vicesecretario general de asuntos legales y asesor legal de las Naciones Unidas, que manifiesta que es ilegal la explotación de los recursos naturales del Sahara, si no está probado que es el pueblo saharaui el beneficiado por dicha explotación y, en fin, quiero señalar que los norteamericanos han excluido el Sahara occidental de su acuerdo del libre comercio con Marruecos, también últimamente el Parlamento Europeo ha suspendido la prórroga del acuerdo pesquero con Marruecos. Ojala el gobierno español actual cumpla con su promesa electoral y niegue el Acuerdo Tripartito del 14/11/1975 y reconozca los errores que han cometido aquellos gobiernos y que causan un verdadero drama al pueblo saharaui y que será una salida ideal a nuestra drama y creo que los saharauis están dispuestos y serán siempre para ser tolerante si termina su tragedia.
Otra opción es el movimiento progresista marroquí, que podría llevar un cambio de fuerza dentro de Marruecos o también la primavera árabe puede influir sobre la visión de los países occidentales, para defender la legalidad internacional y la sociedad civil saharaui tiene que continuar y ser más eficaz e intentar llegar a todas las partes del mundo y especialmente utilizar todos los mecanismos de Naciones Unidas que hay, también deben continuar utilizando las manifestaciones y la presión en las calles y trabajar para romper el miedo al silencio que Marruecos está intentando mantenerlo sobre ellos. Por último creo que debemos estar atentos con lo que están haciendo los marroquíes y debemos estar siempre unidos alrededor de nuestros objetivos, con independencia de las personas, y mantener un frente sólido y eficaz y darle toda la confianza y el apoyo necesario a su cúpula para que esté concentrada sobre los objetivos comunes del pueblo. Yo no voy hablar sobre un punto que es el básico ahora y que es las negociaciones porque tenemos aquí uno de los máximos responsables del dossier por nuestra parte.
En fin muchas gracias por vuestra atención y espero que nuestras jornadas hayan alcanzado sus objetivos, gracias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada