domingo, 14 de agosto de 2016

Llamado por la campaña nacional e internacional para investigar los crímenes cometidos por las autoridades marroquíes contra el Campamento saharaui de Gdeim Izik

Fuente: Bachir Ali uld Abderrahman, poeta y escritor, miembro de la Coordinadora saharaui de activismo social y de derechos humanos en los TTOO; integrante de los Foros de la Unidad Nacional y el Sahara Occidental.
Traducción: EIC Poemario por un Sahara Libre
En el año 2010 se produjo el desmantelamiento y destrucción por parte del régimen marroquí del campamento de protesta pacífica saharaui de Gdeim Izik. Hace dos años los saharauis se organizaron en diferentes foros para intentar esclarecer lo sucedido, llevar a la justicia universal a los verdaderos responsables y denunciar los hechos. Estos foros han llegado a unas conclusiones que se resumen en este comunicado, del que pretenden que salga un plan de acción a escala nacional e internacional.
Los Foros de la Unidad Nacional y el Sahara Occidental han tratado con especial atención y estudio todas las opiniones y reflexiones vertidas en las redes sociales durante cerca de dos años y que han abarcado análisis e investigación sobre la política del genocidio sistemático llevado a cabo por la ocupación marroquí contra los saharauis desde 1975.
Estos foros en sus discusiones e investigaciones y análisis han puesto en común toda la información sobre los crímenes cometidos por el régimen marroquí contra el pueblo del Sáhara Occidental, traducidos en política de tierra quemada con graves violaciones de derechos humanos como son el uso de napalm y fósforo blanco contra los civiles, la destrucción de poblados, la confiscación de bienes, el éxodo, el asesinato en masa, que ha afectado también a mujeres, niños y ancianos. Otras actuaciones practicadas por el ocupante contra la población saharaui son la detención y secuestro en las tristemente célebres cárceles marroquíes de Agdez, Tazmamart, Kenitra, Cárcel Negra de El Aaiun, Derb Moulay Cherif, etc. O los secuestros, las desapariciones forzosas y los asesinatos, de los que han sido víctimas un gran número de saharauis, sobre todo los jóvenes e intelectuales; los casos más recientes son los de Mohamed Lamin Haidala, Said Dambar, Hamdi Lembarki, Meishan Mohamed Lamin, Hasana Luali, Nayem Elgarhi, Hamadi Habad, Elgargar Badi, Ibrahim Daoudi, Rashid Shin, Lejlifi Aba Chej, Baba Jaya, Lekteif Husein Uld Abdesamad, Jadiyetu Abhah, Ibrahim Saika, Adnan Rahali y muchos otros. A estas violaciones de derechos humanos hay que añadir el sometimiento a las formas más terribles de torturas físicas y psíquicas, la tortura, los más de 500 desaparecidos saharauis, la violación y el aborto de mujeres, además de los intentos de aniquilar la identidad saharaui, sus costumbres, el expolio de sus recursos naturales, así como la política de intimidación y empobrecimiento.
Los Foros de la Unidad Nacional y el Sahara Occidental con su análisis han puesto especial énfasis en los crímenes cometidos por el Estado marroquí contra el campamento de Gdeim Izik, organizado por la población saharaui en los territorios ocupados del Sáhara Occidental, y que fue levantado en octubre de 2010 fuera del área urbana de El Aaiun como expresión pacífica y civilizada ante la extorsión, la violación, la represión, la intimidación y el continuo empobrecimiento de los saharauis en los territorios ocupados. Ante este levantamiento pacífico las autoridades marroquíes de ocupación actuaron de forma brutal y bárbara para desmantelar el campamento sin contemplaciones ni humanidad.
En la madrugada del 8 de noviembre de 2010 los militares marroquíes, unidades del ejército desplazados desde el muro de la vergüenza, fuertemente armados actuaron salvajemente destruyendo y prendiendo fuego a las jaimas, hostigando el campamento con helicópteros, empuñando a sus armas y usando cisternas de agua caliente contra los ciudadanos indefensos, especialmente mujeres, niños y ancianos, sin piedad ni compasión. La actuación se convirtió en un crimen atroz con varias víctimas, la destrucción de todos los bienes de los ciudadanos y la detención de numerosos militantes que fueron condenados injustamente y juzgados por tribunales militares. Las autoridades marroquíes no se detuvieron en este punto y prohibieron el símbolo de la cultura saharaui, la jaima, por temor a una repetición de lo sucedido, arremetiendo así contra uno de los factores esenciales de la identidad saharaui, que es la jaima y su significado cultural y de identidad. La prohibición del levantamiento de jaimas continúa hasta el día de hoy en todo el territorio saharaui ocupado.
Los Foros de la Unidad Nacional y el Sahara Occidental consideran este crimen un acto atroz de guerra y un capítulo de la política de genocidio sistemático que ha cometido la monarquía de Marruecos, quien debe asumir toda su responsabilidad. Estos foros hacen un llamado a todas las organizaciones internacionales políticas, de derechos humanos y de conciencia, a todos los activistas, juristas y abogados, con el fin de proteger al pueblo saharaui, al que se le ocupó su territorio injustamente, se violó su dignidad, sus legítimos derechos, se saquearon sus riquezas, se desterró, se empobreció, se reprimió y se aterrorizó con la fuerza. Y hace un llamamiento de solidaridad y de colaboración para el éxito de la campaña nacional e internacional creada con el fin de esclarecer las circunstancias del crimen de Gdeim Izik y presentar ante la justicia internacional a quienes están detrás del desmantelamiento y destrucción del campamento.
Los Foros de la Unidad Nacional y el Sahara Occidental hacen un llamado a proteger las vidas y derechos del pueblo saharaui, que está luchando por su legítimo derecho a la libre determinación y la independencia, y apela a simpatizar con el pueblo saharaui y a abogar por los hechos más que las palabras, considerando que en los Objetivos de Desarrollo del Milenio de Naciones Unidas se definieron también muchos compromisos en materia de derechos humanos, buen gobierno y democracia. Por ello, esclarecer lo que ha ocurrió en Gdeim Izik es una responsabilidad internacional. Desvelar la verdad supondrá dejar en evidencia al régimen marroquí en su política colonial y expansionista e inhumana contra los saharauis.
El envío de una comisión internacional para investigar las circunstancias de la matanza de Gdeim Izik por ahora es la máxima prioridad, y sin duda va a conducir al descubrimiento de otras violaciones derechos humanos. Partiendo de esto los crímenes cometidos contra el Campamento de Gdeim Izik son una responsabilidad que caerá con su peso sobre la Comunidad Internacional mientras que no se esclarezcan los hechos.
Los Foros de la Unidad Nacional y el Sahara Occidental destacan y valoran el esfuerzo realizado por las y los activistas saharauis estén donde estén. Y consideran y valoran altamente sus preocupaciones y entrega a fin de lograr ámbitos idóneos que conllevarán al éxito de la campaña y poner otra vez al descubierto las viles políticas de Marruecos encaminadas a exterminar al pueblo saharaui.
Apelamos a que el crimen de Gdeim Izik esté presente en vuestra conciencia, en vuestras preocupaciones diarias, en vuestros escritos, en vuestras inspiraciones artísticas y de pensamiento intelectual, en vuestras protestas políticas y sociales, en vuestros manifiestos, discursos, en vuestras fiestas, conciertos y festejos.
Foros de la Unidad Nacional y el Sahara Occidental, I Campaña Nacional e Internacional para investigar los crímenes del campamento saharaui Gdeim Izik, destruido por el régimen marroquí el 08 de noviembre de 2010.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada