miércoles, 4 de enero de 2017

El gobierno de Estados Unidos no reconoce la pretendida soberanía de Marruecos sobre el Sahara Occidental. La agencia

Foto. Aps
WASHINGTON - La lista de los países dependientes, que incluye a los territorios con soberanía específica, establecida por el Departamento de Estado de los Estados Unidos de América ratifica una vez más que el gobierno de Estados Unidos no reconoce la supuesta soberanía de Marruecos sobre el Sahara Occidental.
El Departamento de Estado, que introdujo a finales de 2016 algunos cambios en esta lista mantuvo su posición respecto al territorio saharaui, afirmando que su soberanía está aún "por determinar".
No podía ser más claro sobre este tema el gobierno de Estados los Unidos que ha rechazado categóricamente las falsas reivindicaciones de Marruecos sobre los territorios saharauis ocupados.
En la información proporcionada por la Oficina de Inteligencia e Investigación del Departamento de Estado, el gobierno de los Estados Unidos ratifica que no reconoce "ningún poder administrativo en este territorio”, una negación mordaz a la tesis marroquí sobre el Sahara occidental que Rabat quiere imponer por la fuerza.
El Departamento de Estado ya había rechazado en 2016 una medida del Congreso sobre la destinación de una controvertida ayuda financiera al Sahara Occidental de la que se iba a beneficiar Marruecos. Sin embargo fue rechazada porque equivalía a un reconocimiento indirecto a Marruecos como Potencia administradora del territorio.
La posición de Estados Unidos es consistente con la de las Naciones Unidas que consideran el Sahara Occidental como un territorio no autónomo pendiente de descolonización.
Washington, de hecho se ha desmarcado varias veces del plan de autonomía presentado por Marruecos, dejando el trabajo de la ONU seguir trazando su camino.
Marruecos ya ha tenido que echar por tierra los esfuerzos de los dos enviados de Estados Unidos al Sahara Occidental en 2004 cuando rechazó el plan de paz propuesto por el Enviado Personal del Secretario General de la ONU, James Baker, quien mantuvo el principio de la autodeterminación y en su plan contemplaba la celebración de un referéndum después de cinco años de la aplicación de su plan de arreglo.
En 2012, las autoridades marroquíes han decidido unilateralmente retirar su confianza a Christopher Ross, quien ha sido injustamente acusado por Marruecos de llevar a cabo "un trabajo sesgado".
La decisión se produjo justo después de que Ross presentó un informe al Secretario General de la ONU señalando sin contemplación a Marruecos por erigir obstáculos al funcionamiento de la Misión de las Naciones Unidas para el Referéndum en el Sahara Occidental (MINURSO).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada