lunes, 11 de noviembre de 2013

Inaugurada la primera Escuela de Arte y Derechos Humanos con sede en un campamento de refugiados


ARTifariti 2013 crea una plataforma internacional de universidades e instituciones que respaldarán la sostenibilidad del proyecto
Es impulsada por el Ministerio de Cultura de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD), la Asociación de Amistad con el Pueblo Saharaui de Sevilla (AAPSS) y la Agencia Andaluza de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AACID)
La defensa de los Derechos Humanos y el derecho de autodeterminación del Pueblo Saharaui, la protección de su Patrimonio Cultural y la creación de oportunidades formativas y laborales para la juventud refugiada, prioridades de la Escuela.
“No necesitamos tanques, ni kalashnikovs para construir el puente de la solidaridad, necesitamos plumas, guitarras, medios sencillos pero que nos puedan llevar a decir al mundo que existimos, mejor que un discurso político”, afirmaba la Ministra de Cultura de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD), Jadiya Hamdi, durante la inauguración de la Escuela Saharaui de Arte; un proyecto que impulsa su ministerio junto a la Asociación de Amistad con el Pueblo Saharaui de Sevilla (AAPSS) y la Agencia Andaluza de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AACID). Este evento tenía lugar en el marco de los VII Encuentros Internacionales de Arte y Derechos Humanos del Sahara Occidental, ARTifariti 2013, que acaban de finalizar en el campamento de refugiados de Bojador (Tinduf, Argelia) con la participación de artistas y docentes de Argelia, Estados Unidos, España, Italia y México; que han llenado este espacio de color, imágenes, música y propuestas de acción.
En el acto de clausura de los Encuentros se leyó un manifiesto donde se acuerda la creación de la “Plataforma Internacional de Apoyo a la Escuela Saharaui de Arte”, cuyo objetivo será respaldar la sostenibilidad del centro y sus líneas fundamentales de trabajo: la creación de oportunidades formativas y laborales para la juventud refugiada, la reivindicación del respeto a los Derechos Humanos y al derecho de Autodeterminación del Pueblo Saharaui y la protección de su Patrimonio Cultural. Para la firma del documento se habían trasladado hasta los campamentos junto al presidente de la AAPSS, Fernando Peraita, y el delegado saharaui para Andalucía, Abidin Bucharaya; representantes del ayuntamiento catalán de Gavá y de distintas universidades como la Autónoma y la Politécnica de Madrid, la de Sevilla, Nueva York, Adelphi (Nueva York) y las escuelas argelinas de Bellas Artes de Argel, Tipasa y Tlemcen. También habían confirmado previamente su compromiso con este proyecto la Escuela Nacional de Pintura, Escultura y Grabado “La Esmeralda” de México D.F. y la Universidad de Valencia.
La ministra Hamdi resaltó la importancia de la formación artística y cultural de la juventud para el futuro saharaui: “No disponemos de economía propia, pero somos dueños de una inmensa riqueza de hombres y mujeres jóvenes. Todas las instituciones tienen el deber de participar en esta política de formación. La puerta de la liberación llegará más pronto que tarde y debemos preparar a la juventud para que esté a la altura de un estado independiente saharaui”.
La Escuela Saharaui de Arte tiene su origen en los talleres organizados por ARTifariti a partir de 2007, que desde un principio despertaron la ilusión de la juventud saharaui refugiada, encerrada en un exilio sin alternativas de formación, trabajo y ocio que impide su normal desarrollo personal y colectivo. A raíz de esta experiencia, el Ministerio saharaui de Cultura promovió la creación con el apoyo de AAPSS y la Junta de Andalucía de un centro de formación sobre prácticas artísticas como herramientas de transformación social. La Escuela, como responde a la tradición del Gobierno saharaui de recordar a las personas que dieron la vida por su causa, llevará el nombre del “Mártir Salek Mulud Sidi Abdala”.
Jadiya Hamdi dedicó también este acto a las familias saharauis que se encuentran en los territorios ocupados y en las ciudades del sur de Marruecos, “que viven bajo el dominio y el control de la gendarmería marroquí”. “La cultura que hoy ejercemos es en beneficio de la liberación, la que trabaja los Derechos Humanos, cualquier cultura fuera de estos planteamientos no nos convence”, afirmó. Precisamente en esta edición de ARTifariti, cuyo nombre ha sido “La Intifada del Arte”, participó el integrante del Equipe Media, Abdati Foudache, que explicó las dificultades del trabajo clandestino que realizan chicos y chicas saharauis para filmar y poder difundir al exterior noticias de la represión que se vive en las zonas ocupadas. En su presencia, y para que transmitiera este mensaje tras su vuelta a El Aaiún bajo control marroquí, Fernando Peraita pidió “un minuto de silencio en honor a los luchadores al otro lado del muro y en solidaridad con los presos saharauis que están en las cárceles marroquíes”.
El edificio de la Escuela Saharaui de Arte, un proyecto moderno y funcional, ha sido construido bajo la dirección de la arquitecta Charo Escobar que ha utilizado tecnologías sostenibles y participativas para su diseño; un trabajo que ha sido valorado muy positivamente por las autoridades locales. El centro forma parte de un complejo educativo, “El oasis de la Cultura” como lo llama el Manifiesto de creación la Plataforma Internacional que trabajará en su apoyo, en el que ya está en marcha la Escuela de Música.
Antes de la finalización de los Encuentros se invitó a comisariar la próxima edición al artista argelino y curador de la Panafricana 2009, Zoubir Hellal; que finalmente aceptó y propuso la creación de una curadoría colectiva que realizó su primer encuentro acordando trabajar en torno al concepto de “derrumbar muros”, en relación al conocido por los saharauis como el “Muro de la Vergúenza”, el campo de minas más largo del mundo. El comisariado de ARTifariti 2014 está formado junto a Hellal por el artista argelino Walid Aidoud, profesor de la Escuela de Bellas Artes de Tipasa; el curador y profesor de la Universidad de Nueva York, Kirby Gookin; la norteamericana de origen egipcio Enas Al-Aaldin Elmohands, estudiante de Arte en la Universidad de Adelphi; el artista saharaui Moulud Yeslem, el antropólogo y profesor de la Autónoma, Juan Carlos Gimeno, y en representación de ARTifariti, los artistas y comisarios de las ediciones 2009 y 2010, respectivamente, Pamen Pereira y Federico Guzmán, y el presidente de la AAPSS, Fernando Peraita.   


Presencia de los poetas saharauis
Juan Carlos Gimeno, de la Universidad Autónoma de Madrid, y los poetas saharauis Hasin Brahim y Bonana Buseif presentan su trabajo sobre la poesía saharaui. Este proyecto busca la promoción internacional de la poesía saharauis, a través de la traducción al español y su difusión en Latinoamérica. Las traducciones están realizadas por poetas saharauis que escriben en español formados en Cuba a causa de la ocupación de su país.
El poeta saharaui Hassin habla de la importancia de la palabra para narrar al mundo el dolor del pueblo saharaui. Recita un poema dedicado a la lucha y el compromiso de Aminetu Haidar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada