sábado, 12 de abril de 2014

Nueva expulsión de la Federación de Derechos Humanos del Sáhara Occidental

El grupo, que pretendía realizar una visita para conocer el territorio y la situación de los derechos humanos ha sido expulsado del aeropuerto de El Aaiún esta mañana. No es la primera vez que las autoridades marroquíes impiden la entrada a la Federación de Asociaciones de Defensa y Promoción de los Derechos Humanos.
EL AAIÚN. 11/04/2014. Las autoridades marroquíes han denegado la entrada a una delegación oficial de la Federación de Asociaciones de Defensa y Promoción de Derechos Humanos que se disponía a visitar los territorios ocupados del Sáhara Occidental. A las 12:30 horas aproximadamente (hora española), tras su llegada a la ciudad de El Aaiún, las cinco personas de la delegación han sido obligadas por la fuerza a embarcarse en otro avión rumbo a Las Palmas de Gran Canaria.
El grupo, compuesto por Nuria Diaz (CEAR), Sarai Martín (Mundubat), Jose Taboada y Santiago Jiménez (CEAS-Sáhara), representantes de entidades miembro de la Federación, y Carmelo Faleh (AEDIDH), pretendía conocer sobre el terreno la situación que viven los y las activistas saharauis de derechos humanos. Las continuas denuncias de abusos ejercidos por Marruecos motivaron esta iniciativa de la Federación Española de DDHH, organismo con estatuto consultivo en el ECOSOC (Consejo Económico y Social) de Naciones Unidas. Su intención era permanecer durante cuatro días en los territorios ocupados manteniendo entrevistas con activistas como Aminetu Haidar, así como con las autoridades marroquíes y el personal de la misión de Naciones Unidas en el terreno, la MINURSO.
Precisamente uno de los objetivos de la visita era comprobar la situación de cara a la próxima renovación del mandato de la MINURSO, que se producirá antes de que acabe el mes de abril. Organizaciones independientes llevan años reclamando que dicha misión incorpore competencias en la vigilancia de los derechos humanos, a pesar de la oposición de las autoridades marroquíes. El año pasado EEUU apoyó inicialmente esa ampliación del mandato, que fue rechazada por Francia, Rusia, España
Los representantes de la Federación de DDHH que participaban en el viaje no han recibido ninguna explicación para justificar su expulsión del territorio. Está previsto que ofrezcan una rueda de prensa a su llegada a las Islas Canarias para dar testimonio de lo sucedido."
LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 11 de abril de 2014. (EUROPA PRESS) -
Los activistas que fueron retenidos este viernes en el avión a su llegada a El Aaiún, expulsados del territorio y devueltos al Aeropuerto de Gran Canaria han denunciado que la situación ha sido "humillante", puesto que las autoridades de Marruecos les retiraron los pasaportes, se los llevaron y luego les declararon 'persona non grata'.
"Ha sido humillante. Te cogen los pasaportes e ilegalmente te lo retiran. Hacen lo que quieren con ellos, luego te expulsan y te dicen que eres 'persona non grata'. ¿Por qué lo somos?", manifestó José Taboada de CEAS-Sáhara en declaraciones a Europa Press tras su llegada a Gran Canaria.
En este sentido, explicó que la delegación, formada por cinco personas --Nuria Díaz (CEAR), Sarai Martín (Mundubat), el propio Taboada y Santiago Jiménez (CEAS-Sáhara), y Carmelo Faleh (AEDIDH)-- había pedido una entrevista con el gobernador Saharaui en El Aaiún, con el alcalde de la ciudad y el Consejo de Derechos.
"Íbamos a hacer una visita con la parte marroquí y la parte saharaui para hacer un informe pero no nos permiten bajar del avión", insistió mientras comentó que hubo un momento de tensión porque los activistas no querían perder de vista los pasaportes. "Es ilegal quitarte un pasaporte sin tu estar presente", aseveró.
Taboada anunció aquí que van a denunciar esta situación ante Naciones Unidas para que se dé cuenta de que es "más necesario que nunca" el control de los derechos humanos por parte de algún sistema "que garantice que no haya esta impunidad marroquí y que gente pacífica, que no ha cometido ningún acto de ilegalidad sea expulsada como si fueran delincuentes o terroristas".
Destacó también que no tuvieron ninguna posibilidad de defensa y que enseñaron a los policías de Marruecos las cartas que tenían sobre las reuniones que habían concertado.
"PENSÁBAMOS QUE PODÍAMOS ENTRAR"
Por su parte, Sarai Martín, de Mundubat, declaró a Europa Press que los cinco activistas pensaban que podían entrar en El Aaiún, puesto que son personas legales y lo único que pretendían era ver la situación de derechos humanos del pueblo saharaui.
"No ha habido ningún motivo [de la expulsión]. El único motivo es que el Gobierno marroquí está haciendo una vulneración de derechos humanos y que no quiere que se visibilice internacionalmente", interpretó la activista.
De esta manera, indicó ellos simplemente son meros observadores que quieren contar la realidad de todos los saharauis. "Sin embargo, no nos han dejado", concluyó.
El grupo, formado por cinco personas pertenecientes a distintas ONG, quería vistar los territorios ocupados y conocer la situación en la que viven los activistas saharauis
Uno de sus objetivos era comprobar la situación de cara a la próxima renovación del mandato de la MINURSO
Efe - Las Palmas de Gran Canaria 11/04/2014
Marruecos ha denegado este viernes la entrada en el Sáhara Occidental a una delegación de cinco personas pertenecientes a distintas ONG españolas que pretendían interesarse por el estado de los derechos humanos en la zona, según ha denunciado la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR).
La CEAR asegura que estas cinco personas formaban parte de una "delegación oficial de la Federación de Asociaciones de Defensa y Promoción de Derechos Humanos", que llegó este viernes por la mañana al aeropuerto de El Aaiún con el propósito de visitar los territorios ocupados y conocer la situación en la que viven los activistas saharauis.
"A las 13.30 horas aproximadamente (hora española), tras su llegada a la ciudad de El Aaiún, las cinco personas de la delegación han sido retenidas por la fuerza y obligadas a tomar un avión rumbo a Gran Canaria", asegura esta organización.
El grupo estaba formado por Nuria Díaz, de CEAR; Sarai Martín, de Mundubat; Carmelo Faleh, de la Asociación Española para el Derecho Humano a la Paz (AEDIDH); y José Taboada y Santiago Jiménez, de Coordinadora Estatal de Asociaciones Solidarias con el Sáhara.
CEAR asegura que esta delegación viajaba al Sahara Occidental como respuesta a las "continuas denuncias de abusos ejercidos por Marruecos" y pretendía permanecer allí cuatro días, para entrevistarse con activistas como Aminetu Haidar, así como con las autoridades marroquíes y el personal de la misión de Naciones Unidas en el terreno, la MINURSO.
"Precisamente, uno de los objetivos de la visita era comprobar la situación de cara a la próxima renovación del mandato de la MINURSO, que se producirá antes de que acabe el mes de abril", añade el CEAR, que recuerda que varias organizaciones independientes llevan años reclamando que esa misión de la ONU "incorpore competencias en la vigilancia de los derechos humanos".
Los cinco miembros de esa delegación aseguran que no han recibido ninguna explicación de las autoridades marroquíes que justifique que se les deniegue la entrada en el Sáhara Occidental.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada