domingo, 16 de noviembre de 2014

AMINETU HAIDAR, ACTIVISTA SAHARAUI DE LOS DERECHOS HUMANOS: "Tenía que agradecer a los canarios su solidaridad durante 32 días"

El Día, S/C de Tenerife 16/nov/14
El 13 de noviembre de 2009, la activista saharaui de Derechos Humanos, durante años presa sin cargos ni juicio en las conocidas como "cárceles secretas" marroquíes, era detenida en el aeropuerto de El Aaiún, Sahara Occidental, una vez más, cuando regresaba de Nueva York con escala en Madrid y Las Palmas, y expulsada sin su pasaporte ni sus teléfonos móviles a Lanzarote después de varios interrogatorios. Su delito, haber escrito en la casilla correspondiente a su nacionalidad de la documentación de entrada al territorio "Sahara Occidental" y no "Marruecos".
Después de 32 días de huelga de hambre en el aeropuerto lanzaroteño de Guacimeta, temiéndose por su vida, esta mujer de aspecto frágil que todavía sufre las secuelas de la tortura y las palizas, merecedora de premios internacionales por su labor en defensa de los Derechos Humanos como el de la Fundación Robert Kennedy, en dos ocasiones, el Solidar Silver Rose Award o el Premio al Coraje Civil de la Fundación Train y candidata al Premio Sájarov a propuesta del Parlamento Europeo, el Premio Fondo Ginetta Sagan a iniciativa de Amnistía Internacional y nominada al Premio Nobel de la Paz en 2008, regresaba al Sahara en un avión medicalizado.
Ahora, justo cinco años después, Aminetu Haidar pisa de nuevo suelo canario para iniciar una gira por las Islas que le llevará a Gran Canaria, Lanzarote, Tenerife y Fuerteventura, hasta el 21 de noviembre, y en la que ofrecerá conferencias abiertas al público, mantendrá reuniones con responsables políticos y se encontrará con los medios de comunicación.
¿Qué le trae a las Islas de nuevo precisamente en una fecha tan significativa?
Vengo por varios motivos y el primero es ese. Tenía un compromiso moral, que siempre iba conmigo desde mi vuelta a casa después de la huelga de hambre, el de agradecer a todos los canarios su solidaridad y su acogida durante esos 32 días en Lanzarote. Pero también vengo para movilizar y sensibilizar a la sociedad y las autoridades de las Islas, vecinas y amigas de mi pueblo, sobre la grave situación de los Derechos Humanos de los ciudadanos saharauis en el territorio del Sahara Occidental ocupado por Marruecos.
¿Qué situación se vive ahora mismo en las ciudades saharauis?
Todas las familias saharauis, todas sin dejarse una, tienen o han tenido hijos en las cárceles marroquíes condenados por diversas penas. Hay heridos, detenidos, muertos, desaparecidos y la represión de las protestas pacíficas no cesa.
Hace también unos días, el 8 de noviembre, se cumplía el aniversario de la toma violenta y el desmantelamiento por las fuerzas armadas marroquíes de lo que los saharauis llamaron "el Campamento de la Dignidad", Gdeim Izik, en el que miles de civiles instalados en más de 2.000 jaimas a las afueras de El Aaiún protestaron durante 28 días por su situación, ¿qué supuso Gdeim Izik para la lucha del pueblo saharaui?
Gdeim Izik ha sido el acto de protesta más grande y de mayor participación durante todos los años de lucha pacífica del pueblo saharaui en los territorios ocupados por Marruecos. Su toma violenta y armada reveló una vez más la verdadera cara del ocupante marroquí, pero su dimensión y resistencia también sirvió para mandar un mensaje muy claro a la comunidad internacional de que los saharauis están dispuestos a sacrificarlo todo por recuperar sus derechos sociales, económicos y políticos. Además, fue un acontecimiento muy doloroso para muchas familias saharauis cuyos hijos fueron encarcelados y siguen presos o fallecieron por disparos.
Parece que la presencia de Marruecos en las Islas se ha incrementado a través de diversas iniciativas, especialmente económicas, pero también culturales y las visitas a las Islas de ministros del Gobierno marroquí son habituales...
No estamos en contra de que haya convenios o acuerdos entre los canarios y los marroquíes, ellos son vecinos de las Islas como nosotros aunque no han tenido la misma relación, todo si no es en detrimento de los derechos del pueblo saharaui, no abunda en su sufrimiento y tampoco supone una violación del Derecho Internacional.
¿Y qué le parece el anuncio del Gobierno marroquí de explotar ya cimientos petrolíferos en las aguas que le separan de Canarias?
No podemos estar a favor de acuerdos que afecten a los recursos naturales en territorio del Sahara Occidental, ni terrestre ni marítimo, porque el pueblo saharaui no está informado y todos tienen que respetar el derecho legítimo que tiene a disfrutar de sus recursos naturales, que es lo que reconocen las leyes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada